Sania Salazar

A pesar de ser un fervoroso defensor del proceso de paz, Mauricio Lizcano, presidente del Congreso, se equivocó al afirmar que las Farc ya no tendrán las armas en su poder al momento de la votación del Plebiscito.

La iniciativa de la que habla Carlos Antonio Lozada, integrante de las Farc, no hace parte de lo acordado en la mesa de diálogos. Pero la firma de los acuerdos dejaría el terreno fértil para que la propuesta prospere.

Un empresario que participa de la iniciativa califica la experiencia como 99% positiva. Las compañías comprometidas reciben incentivos tributarios.

De ganar el no habría otras opciones para darle continuidad al proceso que pretende desarmar a las Farc, pero sería un duro golpe a la legitimidad del mismo.

Son un poco más de la mitad de los colombianos y son mayoría en el Registro Único de Víctimas. La Corte Constitucional considera que el conflicto las afecta de manera agudizada y diferencial. Colombiacheck verificó lo que dijo el vocero de Marcha Patriótica.

Los colombianos que viven en grandes urbes tienden a pensar que el conflicto no es con ellos. Nada más alejado de la realidad. Los centros altamente poblados son los mayores receptores de desplazados y meca del reclutamiento.

El Representante a la Cámara Rodrigo Lara relacionó el incremento en ambos delitos con el accionar de las Farc, pero hay otras causas.

Es el cuarto departamento con más víctimas del conflicto y el primero en cultivos de coca. Por eso su gobernador, Camilo Romero, pide que sea protagonista durante el posconflicto.

 

No es cierto que las mujeres representan el 80% de la delegación del Gobierno en los diálogos. Este porcentaje solo se cumplió en uno de los seis puntos del acuerdo. En ambos lados de la mesa, hace falta la visión femenina.

El Presidente entregó cifras sueltas que no dicen mucho sobre cómo va la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, pero al indagar por las metas propuestas inicialmente, el balance no pinta tan bien.

Página 5 de 6