Pasar al contenido principal
Martes, 06 Noviembre 2018

Colombia no tiene en La Macarena “la fosa más grande de Latinoamérica” y la foto que lo asegura fue tomada en Bosnia

Por Ana María Saavedra

Una foto de una fosa común en Srebrenica, Bosnia está siendo usada para confundir a usuarios de redes sociales diciendo que se trata de una foto tomada en Colombia.

El 13 de octubre comenzó a rotar en Facebook una publicación que dice:

“Ahi tienen esta huaca (como ninguna otra) pa q se hagan ricos los defensores del PROCESO DE PAZ” (sic)

La nota es acompañada por una imagen en la que se ve un pantallazo de una nota de Radio Santa Fe titulada “Hallan la fosa común más grande de Latinoamérica en Colombia”, junto a la leyenda: “Escalofriante, triste y doloroso hallazgo. Dos mil cuerpos sepultados cerca a un campamento de las Farc”.

Publicación falsa sobre supuesta fosa común de las Farc

La misma noticia ha sido compartida en twitter, pero allí le cambiaron las palabras “campamento de las Farc” por “cuartel militar”.

Publicación falsa sobre supuesta fosa común en cuartel militar

 

En Colombiacheck verificamos estas cadenas y te explicamos por qué son falsas.

La foto

Esta fotografía, en efecto, fue usada por Radio Santa Fe (y otros portales) para ilustrar una noticia en 2010.

Pero la foto, en realidad, es de una fosa común hallada en 1996 en Srebrenica, Bosnia, tras una de las masacres más grandes de la historia moderna europea.

 

Tras hacer una búsqueda inversa de imagen, Colombiacheck encontró que la fotografía fue tomada en 1996 por Kevin Coombs, un fotógrafo de la agencia de noticias internacional Reuters.

En los resultados de esa búsqueda inversa, también encontramos que la foto ha sido usada decenas de veces para ilustrar noticias (tanto falsas como verdaderas) de otras fosas comunes encontradas en el mundo.

La fosa de La Macarena

La noticia de la fosa hallada en el municipio de La Macarena, Meta, fue publicada en julio de 2010 por diferentes medios de comunicación.

La información se daba por declaraciones de la entonces senadora Piedad Córdoba, quien asistió a una audiencia en esta población junto con una delegación de políticos de Europa y Estados Unidos, encabezada por seis eurodiputados.

 

 

 

 

Algunos medios, como Radio Santa Fe, publicaron que esta era la “fosa común más grande de Latinoamérica” y replicaron algunos comentarios de Córdoba en los que aseguraba que los cadáveres pertenecían a víctimas de ejecuciones extrajudiciales, también llamadas “falsos positivos”.

En realidad, no había una fosa común, sino una parte del cementerio de La Macarena en la que estaban algunos cadáveres enterrados sin identificar.

Luego de estas informaciones, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos realizó inspecciones en el cementerio y encontró “indicios de una gran cantidad de cadáveres no identificados enterrados individualmente en el cementerio municipal de La Macarena”.

Según esta misma entidad, “hasta la fecha, la Oficina no ha encontrado indicios de la existencia de una fosa común, ni de enterramientos clandestinos en la cabecera municipal, pero no descarta la posibilidad de recibir nuevas informaciones que puedan servir para precisar, enriquecer o ajustar su contenido”.

Según el informe, “la falta de transparencia sobre la procedencia, identidad y las circunstancias de la muerte de las personas enterradas como no identificadas en el cementerio de La Macarena son de particular preocupación frente a la práctica extendida de las ejecuciones extrajudiciales en el país reportada por la Oficina en sus informes anuales desde el año 2004”.

Martes, 19 Septiembre 2017

El conflicto dejó 260.000 muertos de los cuales el 80% era población civil

Por Óscar Felipe Agudelo B.

La frase es de Humberto de la Calle, aspirante a la Presidencia, y según datos del informe ¡Basta ya! y el Registro Único de Víctimas, resulta aproximada pues mencionan cifras cercanas a lo expresado por el exnegociador de paz.

En entrevista con el periódico Publimetro Humberto de la Calle, aspirante a la Presidencia de Colombia, habló de las propuestas que ejecutará en caso de convertirse en el próximo inquilino de la Casa de Nariño. Sin titubeos defendió el Acuerdo de Paz con las Farc en el que tuvo gran relevancia como jefe del equipo negociador del gobierno.

No es la primera vez que De la Calle pretende llegar a la Presidencia de la República, en 1993 aspiró al anhelado cargo mediante el Partido Liberal pero perdió la consulta popular con Ernesto Samper, de quien finalmente fue su vicepresidente en 1994 pero, debido al escándalo por los dineros del narcotráfico que infiltraron la campaña de Samper, decidió renunciar en julio de 1996.

Tras 27 años en el sector público y después de haber ocupado cargos como Registrador Nacional, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Ministro de Gobierno y del Interior, entre otros, De la Calle pretende ser la cabeza del Estado colombiano y para ello muestra, como gran logro en su carrera política, el Acuerdo Final firmado entre el Gobierno y las Farc en 2016.

En la entrevista mencionó distintas propuestas que tiene como aspirante a la Presidencia y una de ellas está enfocada en defender el Acuerdo de Paz. Para recordar el saldo que dejaron cinco décadas de conflicto armado, el aspirante presidencial sostuvo que dicho conflicto dejó “260.000 muertos de los cuales el 80% era población civil”, una afirmación que Colombiacheck decidió verificar.

Para evaluar la veracidad de lo manifestado lo contactamos con el objetivo de conocer el origen de sus aseveraciones pero pese a que lo buscamos en reiteradas ocasiones el aspirante no respondió a nuestra solicitud.

Emprendimos de manera propia la búsqueda de fuentes de información que permitieran verificar los datos expuestos por De la Calle y encontramos el informe ¡Basta Ya! coordinado por el Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh, que tiene información sobre el conflicto armado con corte hasta 2012.

Según ¡Basta Ya!, el número de personas muertas que dejó el conflicto desde 1958 a 2012 fue de 218.094. De esa cifra 177.307 fueron civiles y 40.787 combatientes.

Las anteriores cifras permiten expresar que de los muertos en el conflicto armado colombiano, en términos porcentuales, el 81.2% se trató de civiles y el 18.7% restante de combatientes.

Todo indica que el aspirante a la Presidencia se fundamentó en estos datos a la hora de su entrevista con Publimetro, sin embargo, no lo podemos afirmar porque De la Calle no atendió el llamado de Colombiacheck.

Este medio consultó al Cnmh para obtener cifras más actualizadas sobre los muertos por el conflicto armado pero nos explicaron que esas cifras se encuentran en sistematización y que se darán a conocer públicamente la última semana de octubre próximo.

Con el objetivo de conocer cifras más actualizadas este medio consultó al Registro Único de Víctimas, RUV, coordinado por el gobierno nacional por medio de la Red Nacional de Información sobre las víctimas.

De la entidad gubernamental nos remitieron el siguiente cuadro y nos explicaron que solo enviaron información sobre muertos de la Fuerza Pública y civiles. Es decir, no incluyeron los combatientes de grupos organizados al margen de la ley como guerrilleros o paramilitares.

Víctimas del conflicto civiles vs de la Fuerza Pública

Según explicó a Colombiacheck Luis Camilo Cárdenas de la subdirección del RUV, la exclusión de los combatientes se presenta porque la entidad gubernamental sólo maneja información de víctimas y no de victimarios. Según Cárdenas los combatientes ajenos a la Fuerza Pública (en este caso de grupos armados) se consideran victimarios.

Con la información aportada por el RUV (con corte a agosto 1 de 2017), los muertos que dejó el conflicto armado corresponden a 270.502 personas, el 99.5% civiles y el restante 0.5% miembros de la Fuerza Pública.

En definitiva, calificamos la afirmación de Humberto de la Calle como aproximada porque las dos cifras oficiales que encontró Colombiacheck son cercanas a lo que él expresó.

La del Cnmh relaciona 218.094 muertos por el conflicto, 41.906 menos de las mencionadas por De la Calle, pero en cuanto al porcentaje mencionado de los civiles muertos por el conflicto el aspirante presidencial solo erró por dos décimas: No se trata del 80% sino el 81.2% de los civiles que perdieron la vida.

En cuanto las cifras del RUV, más actualizadas, De la Calle falla por 10.502. Es decir, el número de muertos que dejó el conflicto no son 260.000 sino 270.502 de acuerdo al RUV. El porcentaje de civiles muertos en los datos del RUV es mayor en relación al informe ¡Basta Ya!, de 99.5% en buena medida porque el RUV no toma en cuenta los muertos que dejó el conflicto por parte de combatientes ajenos a la Fuerza Pública.