Pasar al contenido principal
Jueves, 19 Abril 2018

El trino de Vargas Lleras destapa la división conservadora

Por Ana María Saavedra

El candidato presidencial trinó que había sido apoyado por el partido Conservador, tras una votación entre los parlamentarios, pero lo cierto es que la decisión no es de todo el partido, que se encuentra dividido.

A menos de dos meses de la primera vuelta presidencial, Germán Vargas Lleras repuntó en las encuestas y las adhesiones le han dado un impulso a su campaña. La semana pasada, el político anunció en su twitter la firma de un acuerdo programático con el partido de La U y el miércoles, tras una reunión de la bancada parlamentaria azul, los conservadores votaron en mayoría por apoyarlo.

El mismo Vargas dio la noticia con este trino:

 

 

Esta afirmación fue ratificada momentos después por la cuenta oficial del partido @soyconservador y por su presidente.

 

 

Pero ante el triunfalismo de Vargas Lleras, que celebraba la adhesión de los azules, varios líderes conservadores salieron a las redes sociales a aclarar que para que el partido elija candidato debe hacerse en una convención y no en una reunión de la bancada.

Colombiacheck encontró que la información divulgada por el político es Ligera, ya que, aunque la votación de la junta partamentaria fue de 31-21 a favor de Vargas Lleras, los conservadores como partido no han definido a quien respaldar. Y las reacciones ante este anuncio evidenciaron la división entre los godos.

Una de las voces que mostró esa división fue la del exministro del interior, Carlos Holguín Sardi, quien difundió un mensaje de voz en el que aseguró que la decisión fue de los parlamentarios y no del partido, “la única que puede tomar la decisión de apoyar un candidato que no es del partido llámese Vargas o Duque es la convención nacional y esta ni siquiera ha sido convocada”, se escucha.

Holguín Sardi es el director nacional de la campaña de Marta Lucía Ramírez, como vicepresidenta de Duque. En el Valle los azules han sido cercanos a Ramírez y ya habían anunciado su apoyo al Centro Democrático, como lo publicó La Silla Vacía, que contó de un acto de campaña el martes pasado en Cali, en el que participó el ex gobernador Ubeymar Delgado.

Pero la división en el partido no solo toca a los grupos del Valle, mientras los conservadores de la Costa, liderados por los senadores Efraín Cepeda (117.059 votos en las elecciones), David Barguil (139.147 votos) y Nora García (96.926 votos), apoyaron a Vargas Lleras, otras fuerzas anunciaron que continúan apoyando a Duque.

Estos bandos se mostraron especialmente en las redes sociales, toda una tribuna de los seguidores de las diferentes campañas.

Los vargaslleristas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los duquistas o uribistas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos mensajes de reconocidos dirigentes azules y de parlamentarios evidenciaron la división que hay en este partido y dejan ver que no todos apoyarán a Vargas Lleras.

Para el director del Observatorio de Procesos Electorales, Yann Basset, esta división del conservatismo también se presentó en las elecciones entre Juan Manuel Santos y Jorge Iván Zuluaga.

“Estos apoyos son simbólicos por la debilidad de los partidos en Colombia, aunque le dan un poco de ventaja. El Conservador da la sensación de ser un agrupamiento de personalidades más que de un partido”, dijo el politólogo.

Viernes, 23 Febrero 2018

550.000 migrantes venezolanos no son 550.000 pobres

Por Karina Judex, Jhon Jairo Jácome, David Yesid Escobar, María Isabel Naranjo, Olga Behar, Offray Luna y Ana María Saavedra

El senador que encabeza la lista de La U, Roy Barreras, expresó su preocupación por el ingreso de venezolanos, pero se equivocó al comparar las cifras de migrantes de ese país con las de pobreza y desempleo. Este es el chequeo ganador de la hackatón Colombia Chequea.

En una rueda de prensa en la ciudad de Cúcuta, el pasado 16 de enero, el senador y aspirante a un nuevo periodo en el Congreso, Roy Barreras, sostuvo que “más de 500 mil migrantes [venezolanos] en cifras oficiales -que pueden ser muchos más- no solamente generan una crisis en la región, sino que alteran los indicadores de pobreza y echan atrás los indicadores sociales de empleo, nutrición e inseguridad ciudadana, desvirtuando los logros que ha tenido Colombia en los últimos años. 700 mil personas son ni más ni menos que el 10% de todos los pobres que había en Colombia en el 2010 y acrecentar esa población que está toda por debajo de la línea de pobreza, implica una atención humanitaria urgente y prioritaria”.

Esta frase fue dicha en el marco de una visita del congresista a la región, que vive, desde agosto de 2015, una crisis migratoria que inició con el cierre de la frontera por parte del presidente venezolano Nicolás Maduro, y que ha generado, a su vez, una llegada masiva de venezolanos al país, como lo han evidenciado ampliamente varios medios de comunicación.

Tras confrontar las cifras y revisar el análisis de Barreras, Colombiacheck califica su frase como Ligera, pues la comparación que hace sobre las cifras de pobreza es incorrecta y no existe suficiente sustento para afirmar que la migración venezolana está alterando los indicadores sociales.

Por un lado, la primera cifra mencionada por Roy Barreras coincide con la información que transmitió Migración Colombia en el reporte titulado Radiografía Migratoria Colombia - Venezuela, con corte a 31 de diciembre de 2017, según la cual, para esa fecha, “más de 550 mil ciudadanos venezolanos se encontraban dentro del territorio nacional”.

Inmediatamente después, el senador, quien encabeza de lista del partido de La U, eleva su cifra inicial a 700 mil personas, lo cual se puede explicar por la cantidad de venezolanos que ingresaron al país en 2017, que según Migración fue de 796 mil, de los cuales el 34% regresó a su nación natal.

El problema empieza cuando Barreras afirma que este número equivale “ni más ni menos”, que al 10 por ciento de todos los pobres que había en Colombia en el 2010. Sin embargo, teniendo en cuenta que ese año la población en el país se calculaba en 45.509.584 (según el 'Reloj del Dane') y que para dicho año, el índice de pobreza, según la misma fuente, ascendió a 13.834.913 (30,2%), el 10% de dicho total equivaldría a 1.383.491 y no a 700.000 como afirma el senador.

En materia de seguridad, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, le dijo al diario El Tiempo que “si bien durante el tiempo de cierre total de la frontera la tasa de delitos por parte de ciudadanos venezolanos era baja, una vez se dio la apertura fronteriza, se incrementó. En el 2016 fueron capturados (en Cúcuta) en actividades delictivas 316 ciudadanos venezolanos, con un incremento del 40 por ciento respecto del 2015 (226)”. En este apartado, podría decirse que la migración venezolana sí ha incidido de manera directa en un aumento de ciertos delitos de impacto en la región (porte de armas, porte de estupefacientes, hurto, homicidio).

Un problema de interpretación

Para los siguientes años, el índice de pobreza, contrario a lo afirmado por Barreras, ha disminuido. Si bien en el 2010 era de 30,2%, en el 2015 fue de 20,2 y en el 2016 de 17,8. En materia de desempleo, los índices sí aumentaron entre 2015 (8,6%), 2016 (9,2%) y 2017 (9,4%). No obstante, atribuir este incremento a la llegada masiva de venezolanos al país, es algo que, por el momento, no se puede probar.

Jhon James Mora, director del doctorado de Economía de Icesi y Coordinador de la Mesa de Empleo del Observatorio Económico y Social del Valle del Cauca, explicó que esa llegada masiva puede afectar las cifras de informalidad, pero aún no hay registros. “Se puede distorsionar el mercado laboral sobre todo en el caso de la educación porque se encuentran personas altamente calificadas en oficios como lavadores de carros o manicuristas. Pero puede ser una migración que se adapte rápidamente al mercado”.

Finalmente, asegurar que los 700.000 venezolanos que el senador cree que han entrado al país van a engrosar directamente la “población que está toda por debajo de la línea de pobreza”, significa desconocer que muchos de ellos también han llegado a invertir en el país y a ubicarse en el mercado laboral, cifras que, por el momento, no se pueden precisar.

Otro de los analistas consultados, Ronald Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, indicó que “sin lugar a dudas el gran número de ciudadanos venezolanos y de colombo-venezolanos que han llegado al país tienen una serie de demandas en salud y educación y esto si genera una afectación y va a ser un peso en los sistemas sociales. Pero no es un efecto que se refleje en los indicadores inmediatamente y no se puede decir que todos los indicadores vayan a ser negativos. No se les puede responsabilizar de la crisis que vive actualmente Colombia. Y tampoco se puede decir que los 550.000 venezolanos entren a formar parte de los pobres”.

Los periodistas que desarrollaron este chequeo durante la hackatón Colombia Chequea intentaron contactar al senador para conocer su respuesta frente a los datos que encontraron, pero en ese momento no hubo respuesta de su parte. Sin embargo, por redes sociales sí mostró interés en el tema, una vez terminado el ejercicio, que consistió en múltiples chequeos express realizados en una tarde de arduo trabajo. Aquí la conversación:

 

 

* Este chequeo fue el que resultó ganador durante la hackatón Colombia Chequea, que organizaron Consejo de Redacción y Colombiacheck el pasado 16 de febrero, en alianza con Datasketck, Chicas Poderosas, Hacks/Hackers y la MOE; gracias al apoyo de la Universidad Javeriana, National Endowment for Democracy, AGEIH y Google Colombia. El trabajo contó con el acompañamiento y edición de Colombiacheck.