Pasar al contenido principal
Viernes, 30 Noviembre 2018

En Colombia sí han bajado los homicidios, el secuestro y el desplazamiento

Por Sania Salazar

Las cifras generales muestran las reducciones, pero hay zonas del país que no se han visto beneficiadas con el desarme de la exguerrilla de las Farc y en los que estos delitos han aumentado, pues en esos territorios persisten otros grupos armados al margen de la ley.

A dos años de la firma del Acuerdo Final entre el Gobierno y la exguerrilla de las Farc, el exministro del Interior Guillermo Rivera, aseguró: “las cifras de homicidios han caído de manera dramática, las cifras de secuestro han caído de manera dramática y el desplazamiento forzado ha caído de manera dramática, este país es, indudablemente otro”, aseguró en el programa Semana en Vivo.

Rivera le dijo a Colombiacheck que se basó en las cifras oficiales que presentó el anterior gobierno al terminar el periodo, pero se excusó por no proporcionarlas, pues dijo no tenerlas a la mano. Además, aclaró que cuando califica de dramáticas las reducciones, quiere decir significativas. 

Colombiacheck revisó las cifras del Ministerio de Defensa y de la Unidad para las Víctimas y encontró que aunque Rivera tiene razón en que las cifras de esos delitos han caído, hay organizaciones como la Fundación Ideas para la Paz y la Fundación Paz y Reconciliación que han llamado la atención sobre el deterioro de la seguridad en algunas zonas del país, por lo que calificamos la frase del exministro con un Verdadero, pero.

Las cifras del Ministerio de Defensa indican que los homicidios y los secuestros vienen en una disminución continua desde 2012, año en el que se inició la fase pública de conversaciones entre el Gobierno y la exguerrilla de las Farc.

En 2012 se registraron en Colombia 15.551 homicidios de civiles. En 2017 los asesinatos fueron 11.847, es decir 3.704 muertos menos. La tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes bajó de 33,4 en 2012 a 24,0 en 2017.

Datos del Ministerio de Defensa

En 2012 se registraron en total 305 casos de secuestro en el país, mientras que en 2017 se reportaron 195, lo que indica una reducción de 110 casos. Ese delito bajó en un 36%.

Datos del Ministerio de Defensa

Según la Unidad de Víctimas, las cifras de desplazamiento empezaron a disminuir en 2014, cuando 248.791 personas fueron expulsadas de los territorios donde vivían. En 2017 hubo 87.340 desplazados. La reducción es de 161.451 casos, un 64%. A noviembre de 2018 se contabilizaban 63.772 desplazados.

Pero no todo es color de rosa

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, le dijo al programa radial Rompecabezas, del Centro de Investigación y Educación Popular, Cinep, que la acción militar y gubernamental se demoró mucho en llegar a zonas como Tumaco (Nariño) e Ituango (Antioquia), donde se sabía que la situación de orden público iba a empeorar cuando la antigua guerrilla de las Farc saliera de esos territorios, también dijo que los asesinatos de líderes sociales se deben a multiplicidad de causas pero concluyó: “es cierto que tenemos dificultades, pero si usted voltea a mirar hacia atrás esto es mucho mejor que antes”.

La Fundación Ideas para la Paz, FIP, también llamó la atención del Estado sobre la situación de algunos territorios del país a donde no han llegado los efectos del proceso de paz con las Farc, lo hizo a través del documento “La estabilización en la fase de transición ¿cómo responder a la situación de crisis y fragilidad estatal?”, publicado en octubre pasado.

“Mientras que en algunas regiones del país los niveles de violencia y afectación de la población han tenido una relativa mejora, en otras el Estado enfrenta una verdadera crisis. El aumento en la tasa de homicidios, el incremento del asesinato de líderes sociales y excombatientes, así como el alza en el número de desplazamientos forzados, son una señal clara del deterioro en las condiciones de seguridad”, indica el documento.

Según Ávila, los homicidios han aumentado en municipios como Convención (Norte de Santander), Ituango (Antioquia), Puerto Milán (Caquetá), Puerto Concordia (Meta), La Montañita (Caquetá), Tierra Alta (Córdoba), Tarazá (Antioquia) y San Andrés de Tumaco (Nariño).

Según la Defensoría del Pueblo, los departamentos en los que se han registrado desplazamientos en 2018 son Norte de Santander, Antioquia, Córdoba, Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Risaralda, Guaviare, Arauca y Meta.

Lunes, 29 Abril 2019

MinDefensa sí dijo 'si hubo un homicidio ha tenido que haber alguna motivación'

Por Pablo Medina Uribe

A pesar de la incredulidad de algunos comentaristas, Guillermo Botero sí dijo esta frase textual en una entrevista con Caracol Radio.

Esta mañana, el ministro de defensa, Guillermo Botero, dio una entrevista a Caracol Radio sobre el paradero de alias "El Paisa" y la polémica sobre la muerte de Dimar Torres.

El viernes pasado, la Sala de Reconocimiento de la JEP ordenó la captura de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, un exjefe de las Farc conocido como "El Paisa", por considerar que había incumplido los compromisos del acuerdo de paz.

Por otra parte, la muerte el pasado 22 de abril, Dimar Torres, un exintegrante de las Farc, en la vereda Campoalegre de Convención, Norte de Santander, causó polémica por las versiones encontradas que dio Botero al respecto. El ministro de defensa primero dijo que esta muerte había sido el resultado de un disparo accidental de un miembro del Ejército.

Tras los hechos, miembros de la Comisión de Paz del Congreso fueron a la zona a investigar lo sucedido. La Comisión concluyó que “el homicidio del desmovilizado Dimas Torres no solo es un crimen, sino una violación al Acuerdo de Paz que exige garantizar la vida de quienes dejaron las armas y perseguir y desmontar grupos sucesores del paramilitarismo, lo que no está garantizado en el Catatumbo”.

El 27 de abril, el general Diego Villegas, comandante de la Fuerza de Tarea Vulcano, le pidió perdón a la comunidad del Catatumbo diciendo: "mataron a un miembro de la comunidad, lo mataron miembros de las Fuerzas Armadas y por lo tanto el comandante debe poner la cara y aquí estamos. Lo lamento en el alma”.

En este contexto, Botero dio la entrevista en Caracol. Al minuto 3:10 del audio que Caracol colgó en su página, la periodista Darcy Quinn le pregunta a Botero: "¿se tiene ya indicio de las motivaciones que tiene el cabo para asesinar a este hombre desmovilizado? Y además también ... se habla de una castración, ¿eso sí ocurrió? Y además participaron más personas en ese crimen?".

Botero comienza su respuesta diciendo: "efectivamente fue un homicidio, como lo explicó el Fiscal ... quien nos notificó ayer". Luego, el ministro de Defensa explica que estuvo en Chiribiquete y por eso no había corregido su versión inicial sobre los hechos.

Y, al minuto 4:20 del audio, Botero dice: "si hubo un homicidio ha tenido que haber alguna motivación, a menos que haya sido uno de esos actos de intemperancia, o alguna cosa, vaya uno a saber por qué, ya estamos en un escenario diferente".

Luego, dice que, según el Fiscal, no hubo castración.

Caracol publicó esta entrevista en su página con el título "MinDefensa: 'Si hubo un homicidio ha tenido que haber alguna motivación'" y la frase se volvió viral en redes sociales. Sin embargo, algunos comentaristas, como Daniel Coronell y Matador, la compartieron incrédulos de que el ministro se hubiera podido expresar de esa manera.

Aún así, como ya mostramos, Botero sí la pronunció.