Pasar al contenido principal
Viernes, 19 Octubre 2018

Hay más de 8.000 venezolanas embarazadas registradas en Colombia

Por Sania Salazar

Un funcionario de la Cancillería redondeó la cifra en ocho mil, pero hay que aclarar que la fuente es un registro de migrantes que realizó el Gobierno, por lo que es posible que haya más mujeres embarazadas que no se registraron.

En el programa Hora 20 de Caracol Radio, el Director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza de Cancillería, Víctor Bautista, aseguró que en Colombia hay 8.000 venezolanas en embarazo.

La oficina de prensa de la Cancillería le explicó a Colombiacheck que esa cifra sale del Informe final del Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos en Colombia (realizado entre el 6 de abril y el 8 de junio de 2018), en el que, exactamente, se cuentan 8.209 mujeres embarazadas.

En una entrevista con el programa radial venezolano En Compañía Radio, Lucía Ramírez, abogada de la ONG Dejusticia, aclaró que la cifra de las 8.209 mujeres es un registro administrativo que hizo Migración Colombia para toda la población venezolana que hubiera entrado sin documentación, por lo que es posible que algunas mujeres no se hayan registrado y que haya una mayor cantidad de mujeres en esa situación. Por lo anterior, Colombiacheck califica la frase como Aproximada.

En el Ministerio de Salud y Protección Social le suministraron a Colombiacheck la misma cifra, 8.209 migrantes venezolanas en estado de embarazo (atendidas entre marzo de 2017 y julio de 2018).

El informe sobre el registro de migrantes venezolanos indica, además, que de las 8.209 mujeres venezolanas embarazadas, 6.304 no han tenido control prenatal y 8.045 no tienen seguridad social. Según el Ministerio de Salud, además, hay 7.496 mujeres lactantes.

La nacionalidad de los bebés, otro problema

La ONG Dejusticia evidencia otro problema derivado de las migrantes venezolanas que están dando a luz en Colombia: los bebés no tienen ninguna de las dos nacionalidades, por lo cual corren el riesgo de ser apátridas (es decir, no ser reconocidos por ningún estado como ciudadanos).

En el caso de Colombia, no solo basta haber nacido dentro del país para obtener la ciudadanía. Dejusticia recuerda que la nacionalidad por nacimiento en Colombia se adquiere solo cuando alguno de los padres es colombiano o, cuando siendo extranjeros, al menos uno de ellos esté domiciliado en Colombia.

“El gobierno colombiano no ha sido claro en definir si el hecho de tener el Permiso Especial de Permanencia les sirve a las madres y padres venezolanos para cumplir con el requisito de tener un domicilio en Colombia y, por ende, acceder a la nacionalidad colombiana”, señala Dejusticia en en el artículo titulado Los bebés sin patria que podría dejar el éxodo venezolano en Colombia.

Dejusticia explica que las leyes del país vecino le dan la nacionalidad a los hijos de venezolanos nacidos en el extranjero, para lo cual se debe acudir a la misión diplomática y cumplir con un serie de trámites, pero que hay diversos obstáculos para que los migrantes realicen esas gestiones que van desde el desconocimiento hasta trabas de funcionarios de los consulados de ese país.

Además, la ONG indica que Colombia ha tomado medidas para prevenir que los menores se queden sin nacionalidad, como la expedición de la Circular 168 de 2017 de la Registraduría Nacional de Estado Civil, que establece un procedimiento frente a los casos de niños nacidos en Colombia a quienes ni Colombia ni ningún otro estado les reconoce la nacionalidad.

No tener nacionalidad implica para estos bebés no poder acceder a servicios básicos como salud y educación. “La falta de protección de un estado deja a las personas apátridas en situación de indefensión y vulnerabilidad. Ser apátrida es como ser invisible”, sentencia el artículo de Dejusticia.

Martes, 18 Octubre 2016

Ministro del Interior, entre una verdad y una exageración

Por Sania Salazar

Juan Fernando Cristo tiene razón en que el Acuerdo Final no incluye ideología de género, pero exageró en cifra de mujeres víctimas de la violencia en Colombia.

En el afán de desmentir otro de los grandes mitos en contra del Acuerdo Final entre Gobierno y Farc el Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, exageró en el porcentaje de mujeres víctimas de la guerra en Colombia.

 

 

Colombiacheck revisó esta afirmación de Cristo y encontró que es verdadera la parte en que asegura que la ideología de género no se incluyó en el Acuerdo Final, pues lo que se incorporó fue la equidad de género. Pero es inflada la que se refiere a que las mujeres víctimas de la violencia son el 80%.

Como siempre lo hacemos, el primer paso fue contactar al ministro Cristo para saber en qué basa su afirmación.

“El acuerdo de paz nunca incluyó la ideología de género, se habla de equidad de género con el fin de buscar que las mujeres tengan igualdad de oportunidades, y si miramos más allá, las familias han sido destruidas por cuenta de los 52 años de conflicto armado con las Farc y no serán destruidas por una supuesta ideología de género que el acuerdo jamás incluyó y como lo quisieron hacer ver", indicó el jefe de la cartera.

Buscamos la palabra ideología en el Acuerdo Final y no está.

A las cosas por su nombre

Margarita Martínez, investigadora del área de género del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, Dejusticia, explica que la ideología de género y el enfoque de género son dos conceptos distintos:

“La ideología de género fue un término acuñado por la iglesia católica, principalmente por Juan Pablo II y Benedicto XVI, para referirse a la idea de que los roles de género y la sexualidad son realidades socialmente construidas. Sin embargo este término ha ido mutando y ha sido apropiado por varios sectores de la sociedad de muchas maneras, por lo que su significado se ha vuelto poroso. El enfoque de género es una perspectiva metodológica y teórica para explicar cómo hombres y mujeres experimentamos y estamos en el mundo de maneras diferentes”, precisó.

Martínez indicó además, que este enfoque de género ha sido aplicado ampliamente a los conflictos armados en el mundo, lo que ha evidenciado que hombres y mujeres experimentan los conflictos de manera diferente y que los impactos son distintos en el cuerpo masculino y en el femenino.

Para la investigadora, en el caso del conflicto armado colombiano los hombres han sido las víctimas mortales mayoritarias por el rol que se les ha asignado históricamente de combatientes y guerreros, pero las mujeres han sido mayoritariamente víctimas de delitos como el desplazamiento o la violencia sexual por su rol de protección del hogar y del significado atribuido al cuerpo de las mujeres como botín de guerra.

“El Acuerdo incluye el enfoque de género, pero no la ideología de género porque en el Acuerdo hay un reconocimiento explícito de que a hombres y mujeres nos impacta de manera diferente el conflicto armado y como parte de ese reconocimiento el Acuerdo establece mecanismos institucionales para diagnosticar cómo ha sido ese impacto diferenciado en razón del género”.

¿Las mujeres son el 80% de las víctimas?

En un chequeo de agosto pasado Colombiacheck ya había encontrado que según las cifras del Registro Único de Víctimas (RUV), las mujeres eran el 50,1% de las víctimas. Actualizamos las cifras al 1 de septiembre de 2016, última información publicada en dicho portal, y encontramos que las mujeres son el 49.7% y los hombres el 49.4% de las 8.190.451 personas registradas como víctimas. Esto sin contar los 62.902 que suman los registros de personas declaradas como LGBTI y un ítem titulado “no informa”.

Acá hay que aclarar que las cifras de afectados por género resulta de la suma de declaraciones administrativas y por vía judicial, las dos formas que hay para registrar víctimas en el RUV.

"Las mujeres han sido quienes más han padecido esta violencia en Colombia, ellas son quienes han tenido que sacar adelante los hogares sin sus esposos, han tenido que huir de la violencia”, concluye Cristo.

Según las cifras las mujeres son la mitad de las víctimas registradas en el país, pero han sufrido de manera diferenciada la guerra por su condición, según le han explicado los expertos a Colombiacheck en este chequeo y en el que mencionamos antes.

Aunque no es cierto, como lo dijo el Ministro Cristo, que el 80% de las víctimas del conflicto sean mujeres, vale la pena preguntarse: ¿No es justo que el Acuerdo Final las reconozca, busque repararlas y pretenda también que se les trate con igualdad?