Pasar al contenido principal
Miércoles, 08 Agosto 2018

La verdad, ausente en discurso de Farc sobre implementación

Por Sania Salazar

Ninguno de los siete integrantes del nuevo partido Fuerza Alternativa que chequeamos dijo frases absolutamente verdaderas.

De las 11 frases que Colombiacheck le ha chequeado a los integrantes de la antigua guerrilla de las Farc en los dos años que ha existido nuestro medio, ninguna es verdadera.

Cuatro frases resultaron falsas, tres engañosas, tres aproximadas y una inflada.

Todas las frases revisadas son sobre el Acuerdo Final que firmó esa guerrilla con el gobierno de Juan Manuel Santos para dejar las armas y participar en política, pero siete de esas frases se chequearon en los primeros siete meses de 2017, cuando estaba empezando la implementación de lo pactado.

Julián Gallo (alias “Carlos Antonio Lozada”), quien fue comandante del Frente Urbano Antonio Nariño y ahora es senador, fue el más chequeado con tres frases, dos de las cuales fueron engañosas y una aproximada.

En el segundo lugar de los más chequeados están empatados Rodrigo Londoño Echeverri (alias “Timochenko”), máximo líder del nuevo Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común en el que se convirtió la guerrilla de las Farc, y Luciano Marín Arango (alias “Iván Márquez”), ex jefe negociador de las Farc en La Habana, con dos frases cada uno.

Encontramos que una de las frases de Rodrigo Echeverri era aproximada y la otra falsa. En el caso de Luciano Marín, encontramos una frase falsa y una inflada.

Después de ellos están Jaime Alberto Parra (alias “Mauricio Jaramillo”), conocido como “El Médico”, con una frase falsa. Jorge Torres Victoria (alias “Pablo Catatumbo”), ahora senador, apareció con una frase aproximada. Luis Alberto Albán (alias “Marcos Calarcá”), representante a la Cámara, tuvo una frase falsa y Seuxis Paucias Hernández Solarte (alias “Jesús Santrich”), pedido en extradición por supuesto intento de tráfico de drogas hacia Estados Unidos, tuvo una frase engañosa en nuestros chequeos.

Este es el último de tres artículos que Colombiacheck publicará sobre las frases que le chequeó en sus dos años de existencia al Gobierno Santos, al Centro Democrático (que se configuró como su principal fuerza opositora) y al nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, en el que se convirtió la guerrilla de las Farc.

Domingo, 16 Septiembre 2018

Es engañoso decir que Santos liberó a Rodrigo Granda

Por Ana María Saavedra

Un portal de noticias dice que el expresidente Santos fue quien liberó al jefe de las Farc Rodrigo Granda. Esto es engañoso, pues Granda, aunque ahora se beneficia del proceso del paz con el gobierno de Santos, originalmente fue liberado en 2007 por orden de Álvaro Uribe.

“Santos dejó en libertad a este delincuente de las FARC”, titula el portal Oiganoticias. Sin embargo, dentro de la nota sólo hay tres fotos (una de Granda, una del político peruano Vladimiro Montesinos y otra de un fusil) acompañadas por un texto.

En el texto se dice que “el terrorista Rodrigo Granda Restrepo, alias Ricardo Téllez, fue acusado de tener vínculos y negocios con Vladimiro Montesinos, el ex asesor presidencial de Perú y quien está actualmente condenado a una pena de 20 años de prisión por traficar armas para las Farc”.

En efecto, Montesinos está condenado por vender armas a las Farc y Rodrigo Granda fue señalado como su contacto. Pero, al analizar el contexto del titular de la noticia, encontramos que es engañoso.

Granda fue arrestado en Venezuela en 2004 en una polémica operación que generó un lío diplomático. Pero en 2007 fue liberado por el entonces presidente Álvaro Uribe, quien lo nombró “gestor de paz” en las negociaciones para la liberación de Ingrid Betancourt.

En 2012, Uribe aseguró en una entrevista con Blu Radio, reproducida por El Espectador, que él liberó a Granda por petición del entonces presidente francés Nicolás Sarkozy.

El mismo Uribe, en 2015, reconoció que su gobierno alcanzó “a liberar 120, 130” miembros de las Farc (con la condición de que no volvieran a delinquir) y que uno de ellos fue Granda (con la condición de que fuera gestor de paz).

De todas maneras, en 2008 el gobierno de Uribe le pidió a la Interpol emitir una circular roja por la recaptura del jefe guerrillero. Según El Espectador, en ese entonces, el vicepresidente Francisco Santos dijo que “el Gobierno ya estaba cansado de que Granda no estuviese haciendo nada para buscar acercamientos entre las Farc y la administración Uribe”.

Pero Granda no fue arrestado y, en cambio, reapareció para las negociaciones con el gobierno de Santos, primero en Oslo, Noruega, en 2012, y luego en La Habana, Cuba. Por eso, si se acoge a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), aprobada por el gobierno de Santos, Granda no tendría que volver a la cárcel.