Pasar al contenido principal
Miércoles, 10 Abril 2019

Maritza Martínez acierta en cifras sobre acceso al agua

Por Colombiacheck Regional

La senadora acierta en el número de personas que no tienen agua, pero se olvida aclarar que las cifras reportan acceso a "agua potable" y no a "agua limpia".

Este 22 de marzo, el día mundial del agua, la senadora del Partido de la U Maritza Martínez, publicó este mensaje: 

Al revisar, encontramos que las cifras coinciden con los datos disponibles. 

Primero, buscamos en UNWater (u ONU-Agua), la fuente que cita Martínez, que es el mecanismo de las Naciones Unidas para trabajar sobre el acceso al agua en todo el mundo.

Encontramos que, según una publicación de ONU-Agua del 28 de diciembre de 2017, en el mundo existen "2,1 billones de personas que carecen de acceso a servicios de agua potable gestionada de manera segura (OMS/UNICEF 2017)". 

Sin embargo, esto no tendría sentido, teniendo en cuenta que, de acuerdo con el último informe demográfico de Naciones Unidas, en el mundo existen 7.600 millones de habitantes. Es decir que, de ser verdad la cifra de ONU Agua, habría más personas sin acceso a agua potable, que personas vivas. 

Entonces, buscamos la fuente de ONU-Agua: la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF. En un informe de estas organizaciones se reporta que “2.100 millones de personas carecen de agua potable en el hogar…”.

Así que el error de cifras de ONU-Agua parece venir de un error de traducción en su página, pues en inglés "billion" se traduciría como "mil millones" en español.

Incluso, podemos ver que en sus cuentas de Twitter la ONU sí reportó las cifras bien tanto en inglés, como en español:

Por otro lado, la senadora Martínez hace referencia al término “agua limpia”. Pero, al investigar en la Organización Mundial de la Salud, encontramos que en sus múltiples definiciones de agua no cuenta con una exacta para ‘agua limpia’, pero sí para "agua potable" y "agua potable salubre". 

Según la OMS, "agua potable": es el "agua utilizada para los fines domésticos y la higiene personal, así como para beber y cocinar". Por otra parte, "agua potable salubre" es el agua "cuyas características microbianas, químicas y físicas cumplen con las pautas de la OMS o los patrones nacionales sobre la calidad del agua potable". 

Por esta precisión, calificamos el trino de la senadora Martínez como "Verdadero, pero".

Por:

Johan Sebastián Moreno Hurtado (Docente e Investigador UNIMINUTO, Villavicencio)
 
Johan Solano Torres, @jmmedios (Corresponsal Red+ Noticias, Yopal)

Orlando Correa Rivera, @diariodelllano (El Diario del Llano, Yopal)

Este chequeo fue el trabajo ganador del taller "¿Cómo chequear mentiras y verdades electorales?" realizado en Yopal, Casanare, el 6 y 7 de abril.

Viernes, 04 Noviembre 2016

La Canciller, ¿desinforma sobre Misión de la ONU para verificación?

Por Sania Salazar

Según María Ángela Holguín, la ONU puede quedarse en Colombia solo hasta diciembre, pero esa organización, por el contrario, ha reiterado que se quedará hasta que su presencia sea de utilidad en la implementación del fin de la guerra.

“El tiempo apremia: canciller Holguín sobre nuevo acuerdo con las Farc”. Así tituló Blu Radio una nota del pasado 29 de octubre en la que la Canciller de Colombia aseguró, además, que las Naciones Unidas (ONU) solo podrían estar en Colombia hasta diciembre.

“La situación de las Farc en el terreno, armados, sin unas Naciones Unidas que han dicho que pueden estar hasta diciembre y no mucho más, luego yo sé que no les gusta que uno diga que el tiempo apremia, pero el tiempo es importante en esta coyuntura", esto fue específicamente lo que María Ángela Holguín le dijo a la emisora.

Después de revisar el comunicado de la ONU sobre la Misión de verificación y de consultar con la organización, Colombiacheck califica esta afirmación como falsa.

El primer paso fue comunicarnos con Sandra Cardona, jefe de prensa de la cancillería, a quien le explicamos que queríamos saber la fuente de la afirmación de Holguín. La contactamos el pasado 1 de noviembre, pero hasta el momento de la publicación de esta nota no ha respondido.

Luego revisamos el comunicado de la Misión de la (ONU) en Colombia fechado el 31 de octubre en el que se informa que su Consejo de Seguridad dio luz verde para que se “verifique el cese al fuego y de hostilidades, de acuerdo con el pedido del Gobierno de Colombia y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP)". Cabe recordar que esta verificación se realizará a pesar de que el Acuerdo Final, donde están establecidos los objetivos de la misma y el tiempo en el que se desarrollará, no se ha aplicado porque el Acuerdo está en proceso de revisión y renegociación. Lo que se verificará, por ahora, será el cese al fuego bilateral y definitivo que pactaron Gobierno y Farc el pasado 23 de junio en La Habana mientras se llega a un nuevo Acuerdo Final.

Si bien en el comunicado el Representante Especial del Secretario General de la ONU y Jefe de la Misión en el país, Jean Arnault, dijo que el anuncio es “un apoyo a la búsqueda de un consenso nacional en torno a un Acuerdo Final a la brevedad posible”, no se fija fecha límite de la misión en el país.

“Nunca dimos fecha límite, al revés”, le dijo a Colombiacheck la Jefe de Comunicación de la ONU en Colombia, Carolina Azevedo, cuando le consultamos al respecto.

El General Javier Pérez Aquino, Jefe de Observadores Internacionales de la Misión de la ONU en Colombia, anunció en rueda de prensa que el Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación empezará a funcionar el próximo lunes, 7 de noviembre, y se espera que en enero esté funcionando al ciento por ciento, “no hay fecha límite. Naciones Unidas va a estar en Colombia hasta que sea útil”, reiteró.

Una inexactitud que puede costar caro

No solo Holguín ha llamado la atención sobre que en la actual coyuntura el tiempo apremia. Para Carlos Medina Gallego, profesor de la Universidad Nacional y miembro del Centro de pensamiento y seguimiento al proceso de paz, no se puede pretender tener a la misión de la ONU que hace parte del mecanismo tripartito de verificación (en el que también están representantes del Gobierno y de las Farc) indefinidamente en el país.

Además, algunos sectores han advertido sobre las consecuencias que puede tener la incertidumbre en los guerrilleros que están concentrados en zonas de preagrupamiento temporales. El Presidente Santos dijo durante su visita al Reino Unido que “una chispa podría hacer saltar por los aires el proceso de paz”.

Ese “ambiente inestable” del que habla Santos es el escenario en que la misión de la ONU cobra aún mayor relevancia.

“La importancia es que hay una comunidad internacional capacitada para hacer el monitoreo y la verificación del cese bilateral, que esa comunidad va a estar en las distintas partes del territorio y que será el garante de que ese cese al fuego se cumpla de manera absolutamente rigurosa. Es una organización internacional que tiene un nivel de credibilidad”, precisó Medina Gallego, quien además recordó que las comunidades y los organismos de Derechos Humanos que están en los territorios juegan un papel primordial en esta verificación.

Pero, ¿por qué la Canciller usa un dato inexacto para llamar la atención sobre la celeridad que hay que imponer al proceso? ¿No sería mejor explicar detalladamente sobre el peligro de dilatar la situación? Es necesario que la sociedad colombiana entienda la importancia de un pronto acuerdo, pues es la llamada a exigir soluciones prontas.

Gobierno y Farc pactaron el cese al fuego bilateral y definitivo, compromiso que quedó enmarcado en el Acuerdo. Ambas partes mantienen su voluntad de paz y del lado del Gobierno es el presidente Santos quien puede prorrogarlo cuantas veces se necesite, según lo aclaró el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. En este momento la fecha límite fijada es el 31 de diciembre, por lo que al parecer la Canciller se refirió a ese mes como el plazo perentorio.

La declaración de Holguín pudo ser un error, pero la opinión pública le ha cobrado al Gobierno esos pasos en falso que ha tenido al momento de comunicar sobre el proceso de negociación con las Farc. Recordemos solo el episodio en el que el Presidente aseguró que si ganaba el No en el plebiscito la guerra se reactivaría y llegaría incluso a las ciudades. O que no se podía renegociar.