Pasar al contenido principal
Miércoles, 13 Marzo 2019

Petro no ha quedado fuera del Senado por “hacerse el loco”

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

En Facebook se ha estado difundiendo una publicación que afirma que supuestamente el excandidato presidencial Gustavo Petro salió del Congreso luego del escándalo que se generó por la incapacidad psiquiátrica que presentó.

La página Vanguardia 24 publicó una nota el pasado 28 de febrero que se ha hecho viral en redes sociales. Esta se titula “#ULTIMAHORA Por hacerse el ‘loco’ Gustavo Petro queda fuera del Senado (+DETALLES)” (sic.).

Captura de pantalla

Aunque en el cuerpo del artículo no se menciona nada de lo reseñado en el título, calificamos la publicación como falsa, pues el excandidato presidencial y actual senador Gustavo Petro no ha sido removido de su curul en el Congreso.

La nota usa unos hechos del mes pasado para confundir a sus lectores. El 26 de febrero,  Petro y la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, estaban citados a una audiencia de conciliación en la Corte Suprema de Justicia por un trino que el senador publicó en el que asegura que Ramírez tuvo responsabilidad en el resultado de la Operación Orión durante su gestión como Ministra de Defensa

El senador no acudió al juzgado y envió con su abogado una incapacidad médica de cuatro días (a partir del 24 de febrero) firmada por un psiquiatra, que dice: “El paciente en mención valorado por mí se encuentra incapacitado por enfermedad médica bajo mi responsabilidad y cuidado por cuatro días a partir de la fecha y hasta el próximo 27 de febrero de 2019. Salvo complicaciones”.
 

Esto no tiene ninguna relación con que Petro haya quedado, supuestamente, “fuera del Senado”.

Cuando un congresista es separado de su cargo, porque se considera que no merecen ejercer las funciones de representante del pueblo, se le llama “pérdida de la investidura”.

Beatriz Gil, coordinadora del programa Congreso Visible, explica que la pérdida de investidura para un congresista solo se puede dar por violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades, entre otras razones, estipuladas en el artículo 289 de la ley 5 de 1992.

En ninguna de ellas se incluye motivos de salud. A este respecto, el artículo 276 de la misma ley habla sobre la incapacidad física permanente y señala que en ese caso: “cada una de las Cámaras, observados los informes médicos certificados por el Fondo de Previsión Social del Congreso, podrá declarar la incapacidad física permanente de alguno de sus miembros”. Pero este no es el caso, pues para Petro se trató de una incapacidad de cuatro días nada más.

Sobre la incapacidad que presentó Petro, Álvaro Rodríguez, profesor de psiquiatría de la Universidad Nacional, afirma que en las enfermedades psiquiátricas la mayor parte de las incapacidades son transitorias, y en ese sentido, como todas las incapacidades leves, pueden ser otorgadas por un médico no especialista. “Enfermedades más graves, sin embargo, incapacitan por más tiempo y se salen del manejo de los médicos, por eso toca remitirlas a medicina laboral”, según el profesor.

Por otro lado, una incapacidad psiquiátrica no implica locura, “ese es uno de los problemas y estigmas que tiene la psiquiatría”, dice Rodríguez y señala que los psiquiatras atienden muchas situaciones de ansiedad, depresión, conflictos de pareja o trastornos en el sistema nervioso como epilepsia. “Sí hay enfermedades psiquiátricas graves, como esquizofrenia. Pero la acción del psiquiatra es muy amplia y sirve incluso para dar orientación a parejas, familias y comunidad”, concluye el profesor.

En cualquier caso, ningún empleado puede ser despedido en estado de incapacidad sea cual sea la causa de esta, como ha quedado en la sentencia T-320 de 2016 de la Corte Constitucional y en la resolución 0244 del 27 de diciembre de 2013 del Ministerio de Trabajo. Por lo cual, a Petro no habrían podido “sacarlo” del Senado por la incapacidad.

Miércoles, 27 Febrero 2019

Video de empanadas con clorox es real

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Tiene que ver con un procedimiento normal que hace la Secretaría de Salud en caso de encontrar alimentos cuyo consumo considera un riesgo.

El sábado pasado a través de WhatsApp nos llegó una cadena que decía “Peñalosa y la policía están persiguiendo a los vendedores ambulantes, y le están rociando Clorox a las empanadas que venden en las calles... Mientras tanto el gobierno nacional dizque brindabdo ayuda humanitaria a tros paises” (sic).

El texto iba a acompañado de un video que rápidamente se hizo viral en redes sociales. La exsenadora Claudia López, por ejemplo, fue una de las personas que lo compartió.

Colombiacheck consultó a la Alcaldía de Bogotá por la veracidad del video y nos remitió a la Secretaría de Salud y la Alcaldía Local de Suba; la primera por ser la entidad encargada de este tipo de operativos y la segunda porque en esa localidad fue donde ocurrieron los hechos.

Ambas entidades confirmaron los hechos y nos enviaron un comunicado de prensa.

Aclaración sobre procedimiento en operativo de recuperación de espacio público en Suba by Anonymous PlhYbUE on Scribd

El comunicado dice que el martes 19 de febrero de 2019 “la Alcaldía Local de Suba realizó un operativo de recuperación del espacio público entre las calles 182 y 174 con Autopista Norte, en el sentido occidental”.

También dice que durante el operativo “se encontró que un vehículo ambulante de venta de comida, contenía alimentos que no eran aptos para el consumo humano, según el concepto técnico que emitió la Secretaría de Salud que acompañó el procedimiento”, por lo cual procedieron a hacer la “desnaturalización del producto”; “nombre técnico que consiste en la desinfección del producto alimenticio que no se encuentra en condiciones salubres para el consumo humano”.

De acuerdo con el comunicado, este hecho se enmarca en la Ley 9 de 1979, “por la cual se dictan medidas sanitarias” y el Decreto 3518 de 2006 que en su artículo 50 se refiere a la “destrucción o desnaturalización de artículos o productos”.

Revisamos tanto la ley como el decreto mencionados y encontramos que la información contenida en ellos sí se corresponde con lo dicho por la Secretaría de Salud.

Por otro lado, consultamos a esta misma entidad sobre el concepto técnico emitido por la Secretaría de Salud que se menciona en el comunicado y las razones por las cuales se consideró que los alimentos “no eran aptos para el consumo humano”. Pero el jefe de prensa de la entidad nos dijo: “El único pronunciamiento que se dio sobre el tema es lo que se dijo a través del comunicado”, y que “el concepto técnico es que no eran aptas para el consumo humano”.

Finalmente, hablamos con Alexander Durán, exsecretario de salud de la Alcaldía de Cali (y precandidato a esta corporación) quien nos dijo que “este tipo de procedimientos es normal y hace parte de los protocolos de desactivación de alimentos perecederos”. Durán también dijo que el hipoclorito de sodio (principal componente del Clorox) se usa para que todo el tejido vegetal de los alimentos se vuelva un tejido estéril y no propicie enfermedades.

De acuerdo con Durán, cualquiera que tenga un negocio de comidas en Colombia debe tener un carné que tramita la Secretaría de Salud y que garantiza que se tiene un entrenamiento adecuado para manipular alimentos.

Y que por lo general, hechos el del video se realizan en el marco de operativos de recuperación del espacio público (algo que confirma el comunicado de la Alcaldía). Además que de antemano, las autoridades suponen que cuando los alimentos son expendidos en ventas callejeras y no hay cadena de frío ni las condiciones para procesar los alimentos (uso de tapabocas, gorro y guantes por parte de quien manipula la comida), estos pueden generar riesgo para quienes lo consuman.

Por lo cual, solicitan al vendedor el carné y en caso de no tenerlo proceden a la confiscación y ‘desnaturalización’ de los alimentos.