Pasar al contenido principal
Domingo, 02 Abril 2017

Pifia del Presidente revela incumplimiento en dejación de armas

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Según el Acuerdo Final, ya debería estar en manos de la ONU el 60% de las armas de las Farc. Hasta la fecha solo han entregado 140, lo que genera incertidumbre. Colombiacheck verificó que el cronograma de la dejación se incumplió y encontró que aún no existe uno nuevo.

La dejación de armas ha sido un tema que ha permitido unir a defensores y opositores del proceso de paz, los ha unido en torno a la confusión. Primero fue la senadora uribista Paloma Valencia quien con vehemencia sostuvo que las Farc no entregarían las armas, algo que Colombiacheck desmintió en “La Dejación de armas despalomó a la senadora Valencia”.

El turno luego fue para el senador Roy Barreras, quien se pasó de optimista y por medio de un trino (que después borró) manifestó que la dejación de armas de las Farc sería mucho más rápido de lo que inicialmente se pactó. Colombiacheck también desmintió esa afirmación por medio del chequeo “Roy Barreras mete y saca la pata en Twitter”.

Pasó el tiempo y nuevos personajes se refirieron al tema, pero el más importante fue Juan Manuel Santos, el presidente de los colombianos, quien trinó algo tan descabellado y falso, que en breve tuvo que eliminar el tuit de su cuenta de Twitter.

Tuit del presidente Santos sobre entrega de armas de las Farc

El 17 de marzo el Presidente se dejó llevar por la premura de las redes sociales y trinó que 14.000 armas de las Farc ya estaban en poder de la ONU, algo que resultó totalmente falso por lo que el primer mandatario tuvo que eliminar su tuit, claro está, sin retractarse por la avalancha desinformativa que generó. Se limitó a borrar el tuit y a publicar uno nuevo en el que manifestó:

 

 

El Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) de la ONU negó tajantemente que haya recibido ese número de armas, aunque claro, lo hizo de manera diplomática por medio de un comunicado, el mismo 17 de marzo, después del trino eliminado.

“La Misión de la ONU tendrá el número total del inventario de las armas de las Farc cuando se concluya el proceso de registro e identificación, que está en curso. Grupos de observadores de la Misión ya se encuentran en campamentos de las Farc para la observación de las armas allí presentes. En estos sitios, la Misión recibirá progresivamente las armas bajo el monitoreo de sus observadores”.

En la misiva el MM&V aseveró que están trabajando en el inventario de las armas de las Farc y que hasta ahora solo tienen 140 armas dejadas por los farianos.

Colombiacheck, más allá de desmentir lo que el propio mandatario eliminó de su cuenta de Twitter o de advertir de la imprecisión de Santos, lo que ya realizó Las Dos Orillas, aprovecha este error para aclarar cómo va el panorama de la dejación de armas por parte de la guerrilla de las Farc y, sobre todo, señalar que en este tema en particular, se viene incumpliendo abiertamente con el Acuerdo Final.

¿Incumpliendo lo pactado?

“La Misión de la ONU en Colombia ha recibido 140 armas individuales de hombres y mujeres de las Farc quienes integran el Mecanismo de Monitoreo y Verificación. Ello corresponde a las etapas anunciadas el 28 de febrero”, dice uno de los apartes del comunicado.

Esa fecha, el 28 de febrero, pasará a la historia porque fue el día en que el Gobierno y las Farc decidieron realizar la dejación de armas de manera diferente a como quedó planteado en el Acuerdo Final promulgado en el Teatro Colón.

Según lo pactado en el Acuerdo Final, el día D+90 las Farc tendrían que dar el primer 30% de las armas en su poder. Ese D+90 ya pasó, era el 1 de marzo, la misma fecha que el MM&V señaló para iniciar “el proceso de verificación de la dejación de armas de las Farc”.

El primer plazo para entregar el 30% de las armas de las Farc venció el 1 de marzo y el segundo plazo para entregar otro 30% también se cumplió ayer, 1 de abril. Sin embargo, por diferentes inconvenientes de ambas partes solo hasta el 1 de marzo se logró un consenso “para iniciar sin más demora el proceso de dejación de armas”. Por eso se puede afirmar que ambas partes incumplieron el literal 3.1.7.1 concerniente al procedimiento para la Dejación de las Armas que sin ambigüedades estableció:

“La recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual que permanece en poder de los (as) integrantes de las Farc dentro de los campamentos en las zonas se hace de manera secuencial y en tres fases así: Primera Fase: D+90, el 30% (1 de marzo), Segunda Fase: D+120, el 30% (1 de abril) y Tercera Fase: D+150, el 40% (1 de mayo), según la hoja de ruta del cronograma de eventos acordada por el Gobierno Nacional y las Farc que guía el proceso del Fin del Conflicto luego de la firma del Acuerdo Final”.

Aunque se incumplió con la primera fecha para la dejación de las armas, lo que sino cambió en la hoja de ruta señalada ese 28 de febrero es que sí habrá una dejación de armas de manera escalonada y que se mantiene el plazo del día D+180 como fecha máxima para la dejación de todas las armas de las Farc, “ la Misión empieza el proceso de verificación de la dejación de armas de las Farc que debe concluir, por acuerdo entre las partes, el día D+180, es decir el próximo 29 de mayo”, sentenció el comunicado del Mecanismo de Monitoreo y Verificación de la ONU .

¿De dónde surgió la confusión presidencial?

En un mundo ideal esta pregunta la tendría que responder el primer mandatario de los colombianos, lo buscamos pero no fue posible obtener una respuesta.

Santos o la persona que le gestiona sus redes sociales, podrían haberse dejado llevar por cifras parecidas pero muy muy diferentes. Según el MM&V, las primeras armas que se entregaron fueron solo 140 y no 14.000 como sostuvo el Presidente. Sumarle dos ceros al 140 resulta fatal a la hora de hablar de armas o de cualquier cosa.

Las 140 armas a las que se refirió el MM&V son de 140 integrantes de las Farc que hacen parte del comité de verificación y ya trabajan en distintas labores de monitoreo, por ende dejaron las armas.

De acuerdo al informe del secretario general sobre la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, con corte al 24 de marzo de 2017, además de las 140 armas que entregaron estos farianos miembros del MM&V, lo que sigue es que “en breve” los demás integrantes de las Farc designados para promover actividades relacionadas con la paz, dejen sus armas en la Misión de la ONU. Pero eso todavía no ocurre.

¿Se cambió el cronograma de la dejación?

La respuesta es sí. Como ya lo mencionamos anteriormente las fechas pactadas para la dejación de armas se han incumplido abiertamente, de acuerdo con la ONU, el hecho de no tener listos los campamentos y las zonas a donde llegaron las Farc, contribuyó en gran manera al retraso de varios puntos del acuerdo, como la dejación de armas.

Si se incumplió con el cronograma, ¿hay listo uno nuevo para la dejación de armas? Respecto al tema Jean Arnault, director de la Misión de la ONU en Colombia, explicó en rueda de prensa del 29 marzo que “en los próximos dos días vamos a acordar con las Farc y en coordinación con la fuerza pública un cronograma detallado de este proceso de recolección y traslado de las armas en caletas a los contenedores”.

Hasta la fecha de publicación de este chequeo no se ha conocido el nuevo cronograma pero lo cierto es que sí habrá uno nuevo y que la fecha del D+180 (29 de mayo) para la dejación de la totalidad (100%) de las armas es un plazo que ambas partes quieren cumplir.

 

Actualización

En comunicado del 4 de mayo el MM&V anunció que el 5 de mayo ya tendría 1.000 armas más provenientes de las Farc, lo que sumaría unas 1.140 armas dejadas por los farianos. Sin embargo, el MM&V no se pronunció en lo absoluto sobre el incumplimiento en el Acuerdo Final referente a que el día D + 150 (1 de mayo) ya las Farc deberían haber dejado la totalidad de la armas. En entrevista con Red Más Noticias Iván Márquez, miembro de las Farc, sostuvo que la organización guerrillera solicitaría formalmente al MM&V una extensión para permanecer en las Zvtn y así poder culminar con la dejación de las armas. La extensión sería hasta el día D + 270, es decir, contrario a como se planteó en el Acuerdo Final en el que se estableció que los farianos estarían en las Zvtn hasta el D + 180 ó 29 de mayo.

Respecto al tema, el vicepresidente de los colombianos, Óscar Naranjo, sostuvo que "el plazo de dejación de armas no se va a modificar".

Miércoles, 22 Noviembre 2017

Juan Carlos Pinzón: La Farc está haciendo política sin entregar todas las caletas

Por Sania Salazar

Al precandidato presidencial Juan Carlos Pinzón se le olvidó decir que la extracción de las caletas está en manos del Gobierno y que hay seis meses más para desmantelarlas.

“No es posible que las Farc sigan haciendo política sin haber cumplido siquiera sus compromisos con la JEP, o entregado todas las caletas”. De eso se quejó el exministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, que recoge firmas para lanzarse a la Presidencia, en una entrevista publicada en el portal La Silla Vacía.

Colombiacheck calificó la afirmación como Engañosa porque la Farc cumplió con el compromiso de entregar las coordenadas de las caletas en marzo pasado. Es importante aclarar que, por decreto, el desmantelamiento le corresponde desde octubre pasado al Gobierno. Además, la participación política, cuestión distinta de las caletas, quedó en manos de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que se encargará de evaluar la viabilidad de la misma según las sanciones impuestas.

En cuanto a la mención de Pinzón sobre que “las Farc no han cumplido con sus compromisos ante la JEP”, hay que recordar que esa jurisdicción no ha empezado a funcionar, razón por la que los excombatientes no han sido llamados a comparecer todavía ante la justicia transicional para que respondan, según el caso, por los delitos graves que hayan cometido.

Colombiacheck averiguó en la Misión de Observación de las Naciones Unidas en Colombia, organismo encargado de verificar la entrega de armas y allí informaron que la exguerrilla entregó información sobre la ubicación de 1.027 caletas, de las cuales ya se extrajeron 750 y quedan pendientes 277.

Esa tarea de la Misión terminó el 26 de septiembre luego de un aplazamiento, ya que la primera fecha pactada había sido el 1 de septiembre.

En la Misión informaron que el proceso de extracción se retrasó por la cantidad de caletas (1.027) y, sobre todo, por la dificultad para hallarlas. Indicaron, además, que no había mapas georreferenciados para llegar a los puntos exactos reportados por las Farc, que a veces se demoraban hasta dos semanas para llegar a los sitios donde estaban enterradas y que debían desplazarse acompañados de un cordón de seguridad del Ejército y, por ejemplo, movilizar personal en helicóptero, a pie o en lancha. “Era más fácil la extracción que la ubicación de las caletas”, concluyeron.

¿Y las que faltan para cuándo?

El decreto 1716 de 2017 firmado el pasado 20 de octubre extendió el plazo seis meses más, a partir de ese día, para terminar con la extracción de las caletas. Eso quiere decir que el proceso terminará en abril de 2018, un mes después de las elecciones legislativas en las que la Farc tiene asegurados cinco cupos para el Senado y cinco para la Cámara de Representantes, según se pactó en el Acuerdo Final entre el Gobierno y esa exguerrilla.

El pasado 14 de noviembre Colombiacheck quiso saber, a través de un correo electrónico enviado a la oficina de prensa del ministerio de Defensa, sobre el avance de la extracción de caletas, sin obtener respuesta hasta ahora.

El viernes 17 de noviembre, en entrevista con Blu Radio, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, habló sobre la extracción de caletas, de donde tomamos la información. Villegas aseguró que se han hecho operaciones para extraer alrededor de 970 caletas y que “faltan menos de 100 operaciones para caletas, de las que dieron información, porque esas son las que se van a apuntar a las Naciones Unidas; las que se encuentren sin información que provenga de Farc-Naciones Unidas serán puestas a disposición de la justicia”.

Con lo anterior el ministro se refirió a la información que la antigua guerrilla de las Farc le dio a la ONU y al Gobierno sobre la ubicación de ese material de guerra. El decreto 1716, que extiende el plazo, indica que la extracción de las caletas que no sean encontradas dentro del plazo de los seis meses se debe llevar a cabo bajo procedimientos ordinarios y no dará lugar a entrega de recompensas.

Participación política

En el Acuerdo Final quedó pactado que las sanciones impuestas por la JEP no inhabilitan la participación política de los exguerrilleros y que esa participación se puede dar incluso antes de que pasen por la JEP.

Lo anterior ha causado un fuerte debate. En el Congreso, partidos políticos como el opositor Centro Democrático y Cambio Radical rechazan esa posibilidad porque consideran que los excombatientes deben pagar sus deudas con la justicia antes de participar en política. En el mismo sentido se ha pronunciado, también, la congresista y candidata presidencial Claudia López, de la Alianza Verde.

Para armonizar ambas situaciones, Rodrigo Uprimny y Diana Isabel Güiza, de Dejusticia, propusieron lo siguiente en un blog publicado en La silla Vacía el pasado 12 de noviembre:

“Aunque es claro que las penas impuestas por la JEP no generan inhabilidades políticas, es también claro que la elección a cargos públicos no puede inhibir el cumplimiento de las sanciones, cuya aplicación prevalece. Las sanciones, una vez impuestas por la JEP, deben ser ejecutadas rigurosamente, sin que la persona pueda alegar que ocupa un cargo público para abstenerse de cumplirla”.

Lo anterior va muy en la línea de lo que definió la Corte Constitucional al declarar exequible la reforma constitucional que creó la JEP:

“Corresponderá a la Jurisdicción Especial para la Paz determinar la compatibilidad con la participación en política de las sanciones que ella imponga a los excombatientes”.

En síntesis, la Farc entregó la información para encontrar y desmantelar las caletas. Por la demora del proceso no se puede culpar a alguien en específico, pues se debe a problemas logísticos para llegar a los lugares remotos donde está el material, dificultad que admitió la ONU.

La Farc, reconocida ya como un partido político legal y con candidatos a la Cámara de Representantes, al Senado y a la Presidencia, está haciendo campaña. Pero el futuro judicial de quienes resulten elegidos estará en manos de la JEP, que deberá decidir, en cada caso, si las sanciones impuestas les permiten participar en política.

Colombiacheck llamó en varias ocasiones a Pinzón y le dejó un mensaje vía Whatsapp preguntándole en qué fuente basaba su frase, pero no ha respondido.