Pasar al contenido principal
Viernes, 21 Diciembre 2018

[Actualización] No hay consenso de que el de 2019 sea el aumento real más significativo del salario mínimo en 25 años

Por Sania Salazar

Expertos coinciden en que hay varias formas de hacer el cálculo y que solo la que usa el Gobierno da el resultado anunciado por Duque.

Al anunciar que el salario mínimo en Colombia para 2019 subirá un 6% el presidente Iván Duque aseguró que es “el aumento real del salario mínimo más significativo de los últimos 25 años”.

Calificamos esta afirmación como Cuestionable, pues no es posible saber el verdadero impacto sin las cifras completas de la inflación de 2018 y las de 2019.

 

Colombiacheck consultó a tres expertos que nos dieron diferentes visiones del asunto. El primero, Alejandro Barrera, de la Cámara de Comercio de Manizales, explicó que hay que diferenciar entre el aumento nominal (que es el incremento del salario mínimo de un año a otro) y el aumento real del que habla Duque (que es la diferencia entre el incremento del salario mínimo y la inflación, es decir qué tanto cambia el poder adquisitivo de quienes reciban un salario mínimo).

Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, le explicó a Colombiacheck que el Gobierno de Duque calculó la cifra del aumento salarial del 2019 con una proyección del IPC (Índice de Precios al Consumidor) al cierre del año en curso (2018), método con el cual las cifras cuadran. Con esta metodología, el aumento real del salario mínimo para 2019 se calculó en 2,64%, efectivamente el más alto en los últimos 25 años.

Pero Arias llamó la atención sobre este cálculo. Explicó que, a pesar de ser técnicamente correcto, el efecto concreto en los bolsillos de los colombianos puede dar sorpresas en 2019, especialmente con el número de reformas tributarias en curso, que pueden disminuir drásticamente el valor real del aumento del salario mínimo.

Esta metodología, que resulta en una proyección, es la que utilizan la mayoría de los países.

Aumento salario minimo real

 

Por otra parte, los datos de la inflación de 2018 no están completos (puesto que el año no ha terminado y no están los datos finales de diciembre), por lo que no se puede hacer una comparación directa con años anteriores. Si bien, por lo general, el cálculo se hace con el aumento del salario mínimo del año que se termina y la inflación del año siguiente, los dos economistas que consultamos nos aseguraron que “no es incorrecto hacerlo de esta manera, sobre todo en años, como en el actual, donde la expectativa de inflación para el próximo año es muy similar a la inflación del año que está concluyendo”, indicaron.

Así que decidimos explorar otra metodología válida, pero menos usada por los economistas, para ver el efecto práctico en los bolsillos de los colombianos de la inflación sobre el aumento del salario mínimo año a año.

Esta metodología compara el aumento nominal del salario mínimo de un año con el IPC del mismo año, para ver cómo fueron afectados cada año quienes reciben un salario mínimo por su aumento y por la inflación.

Miramos entre 2017, último año para el que hay cifras disponibles de inflación del año completo, y 1993 (los últimos 24 años). Encontramos que, con esta metodología, el aumento del salario mínimo real más alto se registró en 1999, con un 6,77%.

Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, le explicó a Colombiacheck que hay varias formas de hacer el cálculo, todas válidas, pero que la afirmación de Duque no es del todo cierta, porque no todas las fórmulas concluyen que es el salario mínimo real más alto de los últimos 25 años.

Jiménez nos recomendó otra fórmula, dividir el aumento del salario mínimo entre la inflación anual y restarle 1. Ese método arroja que el mayor incremento real de la tasa del salario mínimo fue de 2,84 veces y se dio en 2009. 

En los últimos 25 años los aumentos nominales más altos fueron de 25,00% para 1994 y 21,10% para 1995 (hay que recordar que en estos años la inflación también fue muy alta, por eso los incrementos altos también).

En 2016 y 2017, el aumento nominal fue de 7%. En 2018 de 5,9%

Hay que aclarar que en el análisis Colombiacheck no tuvo en cuenta el aumento del auxilio de transporte por la dificultad de acceder a datos históricos al respecto.

En la tabla a continuación se pueden ver los resultados de los cálculos relacionados en este artículo.

calculos salario

Actualización (diciembre 22 de 2018)

Este artículo originalmente calificó la afirmación de Iván Duque como “Falsa”. Sin embargo, tras mensajes de nuestros usuarios que nos hicieron ver fallas en nuestros cálculos originales, consultamos con Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, y con Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, para hacer varias aclaraciones. Actualizamos esta nota con otra metodología matemática para analizar la frase de Duque y con los nuevos resultados encontrados, cambiamos nuestra calificación. Ofrecemos disculpas a nuestros lectores por nuestra equivocación y les agradecemos por sus precisiones.

Miércoles, 11 Julio 2018

Ayuda económica de Estados Unidos a Colombia no es por Duque

Por Carlos González

De acuerdo con el portal El Nodo, el Senado de Estados Unidos aprobó 391 millones de dólares en auxilios para Colombia debido al triunfo de Iván Duque en las elecciones presidenciales.

Sin embargo, esta afirmación es engañosa, pues en marzo la Cámara de Representantes de Estados Unidos ya había aprobado este presupuesto. Pero, además, los niveles de ayuda que Estados Unidos ha aprobado para Colombia han estado a la baja desde hace varios años.

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos empezó una lucha global contra el terrorismo, dentro de la cual Colombia recibió, durante el gobierno de Álvaro Uribe, cerca de 630 millones de dólares anuales. Este nivel se mantuvo hasta 2010, año en el que asumió Juan Manuel Santos y en el que empezaron a reducirse los fondos.

Según Diana Marcela Rojas, investigadora de la Universidad Nacional, después de algunos resultados mostrados por la política de seguridad democrática de Uribe, el gobierno estadounidense decidió empezar a reducir los aportes hacia Colombia y bajaron a “520 millones de dólares en 2010, 464 millones en 2011, 400 millones en 2012 y 328 millones en 2013”.

Para 2014, cuando empezó el segundo periodo de Santos, el presupuesto de ayuda de Estados Unidos destinado a Colombia fue de 319 millones de dólares, distribuidos así: 142 millones a programas antinarcóticos, 28,5 millones en respaldo al Ejército y 140 millones dedicados al Fondo de Apoyo Económico, que financia diversos programas de desarrollo y fortalecimiento institucional, aclaró Rojas.

Por lo tanto, la reducción del apoyo, hasta ese momento, fue de cerca del 50%, o 311 millones de dólares, entre 2002 y 2014. Sin embargo, Rojas dice que “el análisis de las relaciones entre los dos países durante el gobierno Santos evidencia que Estados Unidos sigue jugando un papel central en el proyecto de pacificación nacional. Mientras durante la década pasada los esfuerzos y recursos se concentraron en la guerra contrainsurgente y la lucha contra las drogas, ahora la política de Washington hacia Colombia se ha orientado a crear las bases para una situación de postconflicto”.

Según el portal El Nodo, la confianza de Estados Unidos volvió a Colombia con la elección de Iván Duque como presidente, pues en 2017 Donald Trump había pedido que se redujeran a 245 millones de dólares los recursos destinados a Colombia, pero el Congreso de ese país aprobó una ayuda de 391 millones tan solo cuatro días después de que se conocieran los resultados de las elecciones presidenciales en Colombia.

Sin embargo, cabe mencionar que en marzo pasado la Cámara de Representante ya había aprobado este presupuesto de 391 millones de dólares en ayuda para Colombia. Lo que ocurrió después de las elecciones presidenciales colombianas fue que el Senado de Estados Unidos ratificó la aprobación de dicho monto.

Aunque parece un triunfo del nuevo presidente de los colombianos, lo cierto es que en 2016 Santos recibió 376 millones de dólares en ayuda de Estados Unidos. Al año siguiente, ya con Trump como presidente de Estados Unidos insistiendo en girar únicamente 250 millones para Colombia, el legislativo norteamericano decidió aumentar el apoyo económico y aprobó recursos por 450 millones. Este fue el único año en el que Estados Unidos aumentó su ayuda.

“Espaldarazo bipartidista de EE.UU.: Congreso aprobó presupuesto con partida de US$450 millones para Paz Colombia. US$74 millones más que en 2016”, trinó el presidente Santos desde su cuenta de Twitter, pues en ese momento se esperaba una reducción del presupuesto.

Nota engañosa sobre ayuda económica de EE.UU. a Colombia

Mauricio Jaramillo, internacionalista de la Universidad del Rosario, explicó que la ayuda de Estados Unidos a Colombia ya la había asegurado el presidente Santos y se iba a dar indiferentemente de quién fuera electo jefe de Estado. “Aunque con Petro hubiera existido un poco de incertidumbre, Estados Unidos no va a dejar solo al país”, manifestó el experto.

Sin embargo, Jaramillo afirmó que el incremento de cultivos ilícitos y los asesinatos de líderes sociales pueden condicionar la ayuda del Congreso norteamericano al país en el futuro, ya que para los republicanos es muy importante la lucha antidrogas y para los demócratas la defensa de los derechos humanos.

Según explicó en diferentes medios Mark Feierstein, quien se desempeñó como administrador adjunto de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para la región, "lo que hacemos en Colombia no es un proyecto de desarrollo típico, es más bien asistencia para una situación de posconflicto, porque Colombia no es un país pobre en comparación de otros. Lo que hacemos aquí es apoyar una transición en las zonas más conflictivas".