Pasar al contenido principal
Lunes, 16 Abril 2018

Gaviria y De la Calle, un mes sin foto juntos

Por Sania Salazar

El expresidente César Gaviria aseguró que siempre ha respaldado la candidatura de Humberto De la Calle. Sin embargo, chequeamos y durante más de un mes el director del liberalismo lo dejó solo.

Después de un mes de no verse juntos en actos públicos al expresidente y jefe único del Partido Liberal, César Gaviria Trujillo y al candidato presidencial de ese partido, Humberto De la Calle, reaparecieron uno al lado del otro y con el liberalismo en pleno a sus espaldas.

Fue el pasado 10 de abril, al término de una reunión de bancada, en la que Gaviria leyó un comunicado titulado: “Todos somos De La Calle”, con el que quería ponerle punto final a los rumores de un distanciamiento con el que fuera su ministro de Gobierno y que lo estaba dejando solo en su candidatura presidencial. El expresidente aseguró que el apoyo a De la Calle era total.

“Me he dedicado día y noche, y eso lo pueden decir los parlamentarios, a trabajar con ellos en la elección parlamentaria, yo me recorrí todo el país defendiendo las acciones del partido y a nuestro candidato. Eso de que no he hecho campaña no resiste análisis”, dijo Gaviria días antes en entrevista con el periódico El Tiempo el pasado 8 de abril.

A pesar del compromiso y de que Gaviria ha respaldado a De La Calle, hubo un periodo de incertidumbre en que al candidato se le vio solo.

La publicación se conoció dos días antes de la reunión de bancada y causó polémica porque Gaviria deja la impresión de un posible giro hacia la campaña del Centro Democrático para la segunda vuelta presidencial.

Lo que dice Gaviria es parcialmente cierto, por lo que Colombiacheck.com califica la afirmación como aproximada. En redes sociales tanto de De La Calle como del Partido Liberal hay fotos y videos que muestran que Gaviria estuvo en varias regiones del país haciendo campaña con los candidatos de ese partido a Senado y Cámara y en algunas de esas correrías compartió tarima con De La Calle.

Colombiacheck corroboró que esas fotos fueron de actividades realizadas antes del 11 de marzo, día de las votaciones legislativas. Se preguntó a la campaña por imágenes del candidato presidencial y Gaviria juntos en actividades de campaña luego del 11 de marzo, pero aunque aseguraron que sí se reunieron en ese periodo, no tienen una que evidencie lo que ha dicho el expresidente.

Todas las fotos que enviaron son de actos de campaña previos a esa fecha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pasado 1 de abril Noticias Uno había publicado una nota periodística en la que dejó en evidencia que De La Calle y Gaviria no habían aparecido en ningún evento público. Pero desde la cuenta de Twitter del Partido Liberal respondieron con fotos de actividades de campaña legislativa, pero no hay ninguna que evidencie una actividad de campaña posterior a las elecciones del 11 de marzo.

 

 

Liberales confirman distanciamiento

Pero aunque Gaviria zanjó los rumores de un posible distanciamiento con De la Calle, lo cierto es que el episodio dejó al descubierto fracturas al interior del liberalismo.

“Lo único que puedo decir es que yo voy todos los días a la sede de campaña y nunca lo he visto”, aseguró Luis Ernesto Gómez, exviceministro del Interior, quien está apoyando la campaña de De La Calle, refiriéndose a Gaviria.

Al preguntarle a Olga Lucía Velásquez, representante a la Cámara y vocera de la campaña de De La Calle, sobre los motivos del distanciamiento entre el candidato y el jefe del partido calificó la situación como normal.

La congresista la justificó indicando que después de las legislativas los diferentes candidatos al Congreso fueron llamados de otros grupos políticos, pero que al final Gaviria “unirnos alrededor de Humberto De La Calle”, concluyó Velásquez.

Mario Castaño, actual representante a la Cámara por Caldas y electo al Senado, reconoció que hubo diferencias en la relación entre De la Calle y los dirigentes liberales. Esto se debió a que la bancada liberal en el Congreso esperaba a que De La Calle buscara a las bases y a su vez el candidato a que el partido actuara.

“Esperábamos que nos acompañara en el proceso electoral que culminó el 11 de marzo y De La Calle, de una manera extremadamente respetuosa, no quiso entender que esos escenarios eran propicios para promover sus idearios, pero ya se subsanó la crisis”, aseguró Castaño, quien reiteró que todos en el partido acompañarán al candidato.

Castaño fue uno de los congresistas de la bancada liberal que tuvieron acercamientos con Iván Duque, el candidato del Centro Democrático. Intentos de “fuga” que se dieron luego del café entre De La Calle y Fajardo.

Para Mauricio Gómez Amín, la bancada de Senado y Cámara siempre ha estado al lado de De La Calle, pero reconoció que no le gustó el “coqueteo” entre el exnegociador con las FARC y Fajardo.

Según él, no es que Gaviria hubiera dejado solo a De La Calle, sino que la campaña parlamentaria “opacó a la presidencial en algún momento, el presidente Gaviria se dedicó a acompañar a sus candidatos en plaza pública para sacar un buen resultado”, indicó.

Las razones

Una de las posibles hipótesis de la falta de fotos conjuntas es que después de las elecciones a Congreso se celebró la Semana Santa, periodo en el que las campañas desaceleraron el ritmo y que Gaviria estuvo fuera del país.

Además, que en la semana de Pascua, De La Calle se tomó el famoso café con Sergio Fajardo, candidato presidencial de la Coalición Colombia, para explorar la posibilidad de una alianza, de la que Gaviria no ha estado acuerdo.

A esto hay que sumarle que al interior del liberalismo, a algunos congresistas tampoco les sonó y empezaron a escuchar propuestas de otras campañas. Gaviria frenó el proceso con Fajardo y empezó a trabajar para lograr la unidad de bancada para primera vuelta.

Todo lo anterior hizo que la campaña entrara en una etapa de incertidumbre en la que De La Calle se vio solo esperando los resultados de las gestiones de Gaviria.

En la entrevista con El Tiempo Gaviria dijo que son sus contradictores los que han dicho que él no está comprometido con la campaña presidencial del partido, pero aseguró que dentro de esa colectividad no existe esa idea. “Me preocuparía que lo dijera De la Calle”, confesó Gaviria.

De La Calle ratificó en un trino el acompañamiento de Gaviria “en los actos de campaña para el 11 de marzo”.

 

 

Juan Fernando Cristo, exministro del Interior, ha sido el principal contradictor de Gaviria después de que perdió en la consulta interna del partido para elegir candidato, precisamente porque asegura que este no ha respaldado sólidamente a De La Calle, quien ganó esa consulta.

Cristo critica que Gaviria se demoró en organizar una reunión de bancada con De La Calle, como se lo dijo hace poco en una entrevista a la revista Semana.

En el artículo, Cristo asegura que Gaviria se dedicó a “armar una rosca personal y familiar”, en alusión a los rumores que hay sobre que a Gaviria lo que le interesa es trazar el camino a la presidencia de su hijo Simón.

A la salida de la reunión de la bancada liberal, De La Calle reiteró la unificación de fuerzas, para lo que nombró como director nacional de la campaña al senador Rodrigo Villalba. También se coordinó un cronograma para que senadores y representantes a la Cámara actuales y electos lo acompañen en actos en el país, en los que también estará el director del partido.

De La Calle queda en manos de las verdaderas intenciones de un partido a la cabeza de Gaviria, de quien ha sido cercano y quien ha destacado en especial dos méritos del candidato, el liderazgo de la Constituyente del 91 (quién él mismo le encargó luego de nombrarlo ministro del Interior) y la negociación del acuerdo de paz con las Farc. Pero quien también tiene en mente el futuro político de su hijo.

Jueves, 22 Marzo 2018

¿Qué pasa si aparecen armas y dineros escondidos por las Farc?

Por Sania Salazar

Iván Duque insistió en que en el acuerdo de paz no quedaron sanciones en caso de que el inventario de bienes de las Farc quede incompleto; pero la versión final del acuerdo sí lo incluye. Les contamos de qué trata.

En entrevista con RCN Radio Iván Duque, candidato presidencial por el Centro Democrático, reiteró sus críticas a algunos puntos del Acuerdo Final entre Gobierno y Farc.

“No dejaron con precisión las sanciones ejemplarizantes para la cúpula de las Farc cuando aparezcan armas y dineros escondidos. . . esas cosas hay que modificarlas”, aseguró Duque.

Después de revisar el Acuerdo Final y las precisiones que la Corte Constitucional le hizo al acto legislativo que crea la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, Colombiacheck califica la frase como Falsa, pues dichos ajustes se incluyeron en la segunda versión del Acuerdo Final, en las normas de implementación del mismo y también las delimitó la Corte Constitucional. Es decir, las modificaciones que Duque dice que hay que hacer, ya se hicieron.

Hay que recordar que los sectores que estaban en desacuerdo con lo pactado entre el Gobierno y las Farc, conocidos como los del NO al plebiscito, incluyeron entre sus críticas la solicitud de que las Farc debían entregar bienes y dinero para reparar a las víctimas. Esta solicitud, en particular, fue del expresidente Andrés Pastrana.

Este punto se incluyó en la última versión del Acuerdo así: “Durante el tiempo que las FARC-EP permanezcan en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización en el proceso de Dejación de Armas, representantes autorizados de esta organización acordarán con representantes del Gobierno Nacional los procedimientos y protocolos para inventariar todo tipo de bienes y activos incluidos en lo que se ha venido denominando recursos para la guerra e informar sobre los mismos”.

Colombiacheck contactó al equipo de prensa de Duque para saber por qué el candidato insiste en que no se definieron esos castigos y respondieron que lo único que hay en el Acuerdo Final acerca de esto es la frase que dice que “los bienes y activos que no hayan sido inventariados una vez concluido el proceso de dejación de armas, recibirán el tratamiento que establece la legislación ordinaria”.

Esto significa que la entrega de recursos de la guerra es una condición que deben cumplir los excombatientes para acceder a los beneficios penales de la JEP, así como seguir gozando de ellos. Por ahora, las normas lo establecen como un requisito y serán los magistrados de la JEP quienes resolverán qué consecuencias hay, en cada caso. Si el incumplimiento de esta condición implica la pérdida de todos los beneficios, el respectivo caso debe ser resuelto por los jueces ordinarios. Diana Isabel Güiza, investigadora de Dejusticia, explicó que el hecho de que este tipo de casos queden en manos de la justicia ordinaria quiere decir que en cada caso se determinarán las sanciones a imponer según el código penal.

La Corte Constitucional le hizo ajustes al acto legislativo que crea la JEP en lo relacionado con lo que señala Duque:

Estableció que le corresponderá a la Jurisdicción ordinaria investigar y juzgar los delitos “de que trata el libro segundo, capítulo quinto, título décimo del Código Penal cuando ellos se cometan sobre bienes o activos que no hayan sido incluidos en el inventario definitivo acordado y elaborado durante el tiempo que las FARC-EP permanezcan en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización en el proceso de Dejación de Armas, y siempre que se hayan realizado actos de ejecución después de la entrega definitiva de ese inventario”.

Esos delitos son lavado de activos, testaferrato y enriquecimiento ilícito de particulares, que están entre los que refiere Duque. Es decir, a quienes estén sujetos a la JEP (entre ellos los integrantes de la cúpula de la exguerrilla) y se les comprueben hechos como estos, pasarán a ser juzgados por la justicia ordinaria y perderán los beneficios de la JEP, lo que quiere decir que podrán ir a la cárcel.

Hay que recordar que el Acuerdo Final dice que la JEP, “se aplicará únicamente a conductas cometidas con anterioridad a su entrada en vigor”, lo que quiere decir que los delitos cometidos después de diciembre de 2016 los juzgará, también, la justicia ordinaria.