Pasar al contenido principal
Lunes, 16 Abril 2018

Gaviria y De la Calle, un mes sin foto juntos

Por Sania Salazar

El expresidente César Gaviria aseguró que siempre ha respaldado la candidatura de Humberto De la Calle. Sin embargo, chequeamos y durante más de un mes el director del liberalismo lo dejó solo.

Después de un mes de no verse juntos en actos públicos al expresidente y jefe único del Partido Liberal, César Gaviria Trujillo y al candidato presidencial de ese partido, Humberto De la Calle, reaparecieron uno al lado del otro y con el liberalismo en pleno a sus espaldas.

Fue el pasado 10 de abril, al término de una reunión de bancada, en la que Gaviria leyó un comunicado titulado: “Todos somos De La Calle”, con el que quería ponerle punto final a los rumores de un distanciamiento con el que fuera su ministro de Gobierno y que lo estaba dejando solo en su candidatura presidencial. El expresidente aseguró que el apoyo a De la Calle era total.

“Me he dedicado día y noche, y eso lo pueden decir los parlamentarios, a trabajar con ellos en la elección parlamentaria, yo me recorrí todo el país defendiendo las acciones del partido y a nuestro candidato. Eso de que no he hecho campaña no resiste análisis”, dijo Gaviria días antes en entrevista con el periódico El Tiempo el pasado 8 de abril.

A pesar del compromiso y de que Gaviria ha respaldado a De La Calle, hubo un periodo de incertidumbre en que al candidato se le vio solo.

La publicación se conoció dos días antes de la reunión de bancada y causó polémica porque Gaviria deja la impresión de un posible giro hacia la campaña del Centro Democrático para la segunda vuelta presidencial.

Lo que dice Gaviria es parcialmente cierto, por lo que Colombiacheck.com califica la afirmación como aproximada. En redes sociales tanto de De La Calle como del Partido Liberal hay fotos y videos que muestran que Gaviria estuvo en varias regiones del país haciendo campaña con los candidatos de ese partido a Senado y Cámara y en algunas de esas correrías compartió tarima con De La Calle.

Colombiacheck corroboró que esas fotos fueron de actividades realizadas antes del 11 de marzo, día de las votaciones legislativas. Se preguntó a la campaña por imágenes del candidato presidencial y Gaviria juntos en actividades de campaña luego del 11 de marzo, pero aunque aseguraron que sí se reunieron en ese periodo, no tienen una que evidencie lo que ha dicho el expresidente.

Todas las fotos que enviaron son de actos de campaña previos a esa fecha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pasado 1 de abril Noticias Uno había publicado una nota periodística en la que dejó en evidencia que De La Calle y Gaviria no habían aparecido en ningún evento público. Pero desde la cuenta de Twitter del Partido Liberal respondieron con fotos de actividades de campaña legislativa, pero no hay ninguna que evidencie una actividad de campaña posterior a las elecciones del 11 de marzo.

 

 

Liberales confirman distanciamiento

Pero aunque Gaviria zanjó los rumores de un posible distanciamiento con De la Calle, lo cierto es que el episodio dejó al descubierto fracturas al interior del liberalismo.

“Lo único que puedo decir es que yo voy todos los días a la sede de campaña y nunca lo he visto”, aseguró Luis Ernesto Gómez, exviceministro del Interior, quien está apoyando la campaña de De La Calle, refiriéndose a Gaviria.

Al preguntarle a Olga Lucía Velásquez, representante a la Cámara y vocera de la campaña de De La Calle, sobre los motivos del distanciamiento entre el candidato y el jefe del partido calificó la situación como normal.

La congresista la justificó indicando que después de las legislativas los diferentes candidatos al Congreso fueron llamados de otros grupos políticos, pero que al final Gaviria “unirnos alrededor de Humberto De La Calle”, concluyó Velásquez.

Mario Castaño, actual representante a la Cámara por Caldas y electo al Senado, reconoció que hubo diferencias en la relación entre De la Calle y los dirigentes liberales. Esto se debió a que la bancada liberal en el Congreso esperaba a que De La Calle buscara a las bases y a su vez el candidato a que el partido actuara.

“Esperábamos que nos acompañara en el proceso electoral que culminó el 11 de marzo y De La Calle, de una manera extremadamente respetuosa, no quiso entender que esos escenarios eran propicios para promover sus idearios, pero ya se subsanó la crisis”, aseguró Castaño, quien reiteró que todos en el partido acompañarán al candidato.

Castaño fue uno de los congresistas de la bancada liberal que tuvieron acercamientos con Iván Duque, el candidato del Centro Democrático. Intentos de “fuga” que se dieron luego del café entre De La Calle y Fajardo.

Para Mauricio Gómez Amín, la bancada de Senado y Cámara siempre ha estado al lado de De La Calle, pero reconoció que no le gustó el “coqueteo” entre el exnegociador con las FARC y Fajardo.

Según él, no es que Gaviria hubiera dejado solo a De La Calle, sino que la campaña parlamentaria “opacó a la presidencial en algún momento, el presidente Gaviria se dedicó a acompañar a sus candidatos en plaza pública para sacar un buen resultado”, indicó.

Las razones

Una de las posibles hipótesis de la falta de fotos conjuntas es que después de las elecciones a Congreso se celebró la Semana Santa, periodo en el que las campañas desaceleraron el ritmo y que Gaviria estuvo fuera del país.

Además, que en la semana de Pascua, De La Calle se tomó el famoso café con Sergio Fajardo, candidato presidencial de la Coalición Colombia, para explorar la posibilidad de una alianza, de la que Gaviria no ha estado acuerdo.

A esto hay que sumarle que al interior del liberalismo, a algunos congresistas tampoco les sonó y empezaron a escuchar propuestas de otras campañas. Gaviria frenó el proceso con Fajardo y empezó a trabajar para lograr la unidad de bancada para primera vuelta.

Todo lo anterior hizo que la campaña entrara en una etapa de incertidumbre en la que De La Calle se vio solo esperando los resultados de las gestiones de Gaviria.

En la entrevista con El Tiempo Gaviria dijo que son sus contradictores los que han dicho que él no está comprometido con la campaña presidencial del partido, pero aseguró que dentro de esa colectividad no existe esa idea. “Me preocuparía que lo dijera De la Calle”, confesó Gaviria.

De La Calle ratificó en un trino el acompañamiento de Gaviria “en los actos de campaña para el 11 de marzo”.

 

 

Juan Fernando Cristo, exministro del Interior, ha sido el principal contradictor de Gaviria después de que perdió en la consulta interna del partido para elegir candidato, precisamente porque asegura que este no ha respaldado sólidamente a De La Calle, quien ganó esa consulta.

Cristo critica que Gaviria se demoró en organizar una reunión de bancada con De La Calle, como se lo dijo hace poco en una entrevista a la revista Semana.

En el artículo, Cristo asegura que Gaviria se dedicó a “armar una rosca personal y familiar”, en alusión a los rumores que hay sobre que a Gaviria lo que le interesa es trazar el camino a la presidencia de su hijo Simón.

A la salida de la reunión de la bancada liberal, De La Calle reiteró la unificación de fuerzas, para lo que nombró como director nacional de la campaña al senador Rodrigo Villalba. También se coordinó un cronograma para que senadores y representantes a la Cámara actuales y electos lo acompañen en actos en el país, en los que también estará el director del partido.

De La Calle queda en manos de las verdaderas intenciones de un partido a la cabeza de Gaviria, de quien ha sido cercano y quien ha destacado en especial dos méritos del candidato, el liderazgo de la Constituyente del 91 (quién él mismo le encargó luego de nombrarlo ministro del Interior) y la negociación del acuerdo de paz con las Farc. Pero quien también tiene en mente el futuro político de su hijo.

Viernes, 23 Febrero 2018

550.000 migrantes venezolanos no son 550.000 pobres

Por Karina Judex, Jhon Jairo Jácome, David Yesid Escobar, María Isabel Naranjo, Olga Behar, Offray Luna y Ana María Saavedra

El senador que encabeza la lista de La U, Roy Barreras, expresó su preocupación por el ingreso de venezolanos, pero se equivocó al comparar las cifras de migrantes de ese país con las de pobreza y desempleo. Este es el chequeo ganador de la hackatón Colombia Chequea.

En una rueda de prensa en la ciudad de Cúcuta, el pasado 16 de enero, el senador y aspirante a un nuevo periodo en el Congreso, Roy Barreras, sostuvo que “más de 500 mil migrantes [venezolanos] en cifras oficiales -que pueden ser muchos más- no solamente generan una crisis en la región, sino que alteran los indicadores de pobreza y echan atrás los indicadores sociales de empleo, nutrición e inseguridad ciudadana, desvirtuando los logros que ha tenido Colombia en los últimos años. 700 mil personas son ni más ni menos que el 10% de todos los pobres que había en Colombia en el 2010 y acrecentar esa población que está toda por debajo de la línea de pobreza, implica una atención humanitaria urgente y prioritaria”.

Esta frase fue dicha en el marco de una visita del congresista a la región, que vive, desde agosto de 2015, una crisis migratoria que inició con el cierre de la frontera por parte del presidente venezolano Nicolás Maduro, y que ha generado, a su vez, una llegada masiva de venezolanos al país, como lo han evidenciado ampliamente varios medios de comunicación.

Tras confrontar las cifras y revisar el análisis de Barreras, Colombiacheck califica su frase como Ligera, pues la comparación que hace sobre las cifras de pobreza es incorrecta y no existe suficiente sustento para afirmar que la migración venezolana está alterando los indicadores sociales.

Por un lado, la primera cifra mencionada por Roy Barreras coincide con la información que transmitió Migración Colombia en el reporte titulado Radiografía Migratoria Colombia - Venezuela, con corte a 31 de diciembre de 2017, según la cual, para esa fecha, “más de 550 mil ciudadanos venezolanos se encontraban dentro del territorio nacional”.

Inmediatamente después, el senador, quien encabeza de lista del partido de La U, eleva su cifra inicial a 700 mil personas, lo cual se puede explicar por la cantidad de venezolanos que ingresaron al país en 2017, que según Migración fue de 796 mil, de los cuales el 34% regresó a su nación natal.

El problema empieza cuando Barreras afirma que este número equivale “ni más ni menos”, que al 10 por ciento de todos los pobres que había en Colombia en el 2010. Sin embargo, teniendo en cuenta que ese año la población en el país se calculaba en 45.509.584 (según el 'Reloj del Dane') y que para dicho año, el índice de pobreza, según la misma fuente, ascendió a 13.834.913 (30,2%), el 10% de dicho total equivaldría a 1.383.491 y no a 700.000 como afirma el senador.

En materia de seguridad, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, le dijo al diario El Tiempo que “si bien durante el tiempo de cierre total de la frontera la tasa de delitos por parte de ciudadanos venezolanos era baja, una vez se dio la apertura fronteriza, se incrementó. En el 2016 fueron capturados (en Cúcuta) en actividades delictivas 316 ciudadanos venezolanos, con un incremento del 40 por ciento respecto del 2015 (226)”. En este apartado, podría decirse que la migración venezolana sí ha incidido de manera directa en un aumento de ciertos delitos de impacto en la región (porte de armas, porte de estupefacientes, hurto, homicidio).

Un problema de interpretación

Para los siguientes años, el índice de pobreza, contrario a lo afirmado por Barreras, ha disminuido. Si bien en el 2010 era de 30,2%, en el 2015 fue de 20,2 y en el 2016 de 17,8. En materia de desempleo, los índices sí aumentaron entre 2015 (8,6%), 2016 (9,2%) y 2017 (9,4%). No obstante, atribuir este incremento a la llegada masiva de venezolanos al país, es algo que, por el momento, no se puede probar.

Jhon James Mora, director del doctorado de Economía de Icesi y Coordinador de la Mesa de Empleo del Observatorio Económico y Social del Valle del Cauca, explicó que esa llegada masiva puede afectar las cifras de informalidad, pero aún no hay registros. “Se puede distorsionar el mercado laboral sobre todo en el caso de la educación porque se encuentran personas altamente calificadas en oficios como lavadores de carros o manicuristas. Pero puede ser una migración que se adapte rápidamente al mercado”.

Finalmente, asegurar que los 700.000 venezolanos que el senador cree que han entrado al país van a engrosar directamente la “población que está toda por debajo de la línea de pobreza”, significa desconocer que muchos de ellos también han llegado a invertir en el país y a ubicarse en el mercado laboral, cifras que, por el momento, no se pueden precisar.

Otro de los analistas consultados, Ronald Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, indicó que “sin lugar a dudas el gran número de ciudadanos venezolanos y de colombo-venezolanos que han llegado al país tienen una serie de demandas en salud y educación y esto si genera una afectación y va a ser un peso en los sistemas sociales. Pero no es un efecto que se refleje en los indicadores inmediatamente y no se puede decir que todos los indicadores vayan a ser negativos. No se les puede responsabilizar de la crisis que vive actualmente Colombia. Y tampoco se puede decir que los 550.000 venezolanos entren a formar parte de los pobres”.

Los periodistas que desarrollaron este chequeo durante la hackatón Colombia Chequea intentaron contactar al senador para conocer su respuesta frente a los datos que encontraron, pero en ese momento no hubo respuesta de su parte. Sin embargo, por redes sociales sí mostró interés en el tema, una vez terminado el ejercicio, que consistió en múltiples chequeos express realizados en una tarde de arduo trabajo. Aquí la conversación:

 

 

* Este chequeo fue el que resultó ganador durante la hackatón Colombia Chequea, que organizaron Consejo de Redacción y Colombiacheck el pasado 16 de febrero, en alianza con Datasketck, Chicas Poderosas, Hacks/Hackers y la MOE; gracias al apoyo de la Universidad Javeriana, National Endowment for Democracy, AGEIH y Google Colombia. El trabajo contó con el acompañamiento y edición de Colombiacheck.