Pasar al contenido principal
Martes, 17 Septiembre 2019

No, hijo de Francisco Santos no falsificó su título de abogado

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Un artículo del portal Pluralidad Z retoma un informe de Caracol Radio y lo titula desacertadamente. Es cierto que el congresista Santos no se ha graduado de derecho, pero afirmar que falsificó el título es inexacto.

Hace dos semanas Caracol Radio publicó la primera entrega del informe “¿Mienten o no los congresistas en sus hojas de vida?”. Según el medio, “luego de revisar las hojas de vida de 278 congresistas, tanto privadas como públicas, 6AM Hoy por Hoy encontró inconsistencias en al menos 40”.

En esta primera entrega, la emisora reveló inconsistencias en la información académica de los congresistas Carlos Alberto Cuenca, Óscar Villamizar, John Jairo Cárdenas y Gabriel Santos García. Este último es el hijo del ex vicepresidente y actual embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos.  

El portal Pluralidad Z retomó la información de Caracol radio y publicó, una semana más tarde, un artículo titulado: “Hijo de Pacho Santos terminó falsificando su título de abogado”.

Captura de pantalla

El primer párrafo del artículo dice: “Se descubrió que Gabriel Santos, el hijo de Pacho Santos (Francisco Santos Calderón), ostenta un título de abogado sin tener más que el de bachiller. Dicha noticia se descubrió después de una investigación rigurosa de varios funcionarios del gobierno donde se sacaron a luz sus títulos falsificados”. Y continúa mencionando el informe de la emisora. 

Esto fue lo que publicó Caracol Radio sobre Gabriel Santos: “En el portal del SIGEP [Sistema de Información y Gestión del Empleo Público] el representante Santos aparece como abogado, también dan a entender que tiene esa profesión su propia página web y Congreso Visible”. 

El informe continúa con una entrevista que le hicieron al congresista en la cual este señala que estudió nueve semestres de derecho en la Universidad de los Andes, pero nunca terminó la carrera y que después se fue un año a estudiar a la Universidad de Virginia, en Estados Unidos. De ninguna de las dos instituciones obtuvo título alguno.

“Representante, ¿pero por qué en todos los perfiles que veo usted aparece como abogado junior… en el SIGEP?”, le pregunta el periodista. A lo que Santos responde: “No, yo presenté todo en el SIGEP, presenté los títulos y ahí está todo lo mío digamos hasta noveno”. 

“Pero también en su página web, en la página de Congreso Visible… dice que usted es abogado”, contrapregunta el periodista y el representante dice: “No, yo puse que estudié derecho. Sí trabajé en Gómez Pinzón Zuleta y en Holland and Knight. Lo que pasa es que ahí a veces le dan a uno ese título o de asistente o algo así”. Se refiere al cargo de asistente junior que aparece en la captura de pantalla que adjunta la emisora:

Érika Cepeda, monitora de investigación de Congreso Visible, le dijo a Colombiacheck que durante la pasada campaña al Congreso la organización desarrolló una investigación en la que se basó parte del informe de Caracol Radio. En esa primer investigación, Congreso Visible tomó datos de las páginas oficiales de los candidatos. 

Así quedó registrado en la página de Congreso Visible un párrafo en relación a los estudios de Gabriel Santos: “Decidí dedicarme a terminar mis estudios en derecho y posteriormente estuve vinculado a firmas de abogados, espacio donde trabajé en temas minero-energéticos”.

A excepción de este párrafo (que fue modificado y ahora dice “tengo estudios en derecho”), toda la biografía de Santos aparece en su página web tal cual como la tomó Congreso Visible.  

En una segunda etapa de la investigación de Congreso Visible, cuenta Cepeda, hicieron la actualización a través de entrevistas e información del directorio legal para realizar una base de datos. Y en esta base de datos, Congreso Visible no registra nivel educativo para el representante Santos. Esta fue la imagen de la misma que nos remitió Cepeda:

Por su parte, en el directorio legal de Gabriel Santos dice que no tiene títulos académicos.

Efectivamente el representante Santos da a entender que es abogado, porque indica que tiene estudios en derecho, pero no ha afirmado que los haya culminado y tenga el título. Y, hasta donde Colombiacheck pudo averiguar, no ha falsificado título alguno. En cualquier caso, de acuerdo con Érika Cepeda, no es requisito tener un título de universitario para ser congresista, “es más”, dice, “ni siquiera hay una clase de estándar mínimo de educación”.

De modo que calificamos la nota de Pluralidad Z como cuestionable, pues utiliza la información disponible para llegar a una conclusión errónea.

Lunes, 22 Enero 2018

Con mentira sobre la JEP, un senador del Centro Democrático busca su reelección

Por David Tarazona

El senador Carlos Felipe Mejía está buscando reelegirse en la jornada electoral del 11 de marzo. En plena campaña, Colombiacheck encontró que un señalamiento suyo contra la JEP es falso.

Carlos Felipe Mejía es un senador del uribismo perteneciente a los sectores cercanos a Oscar Iván Zuluaga. Como sus copartidarios, ha sido un férreo opositor a la implementación del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las FARC en La Habana. Fue así que el pasado 9 de enero tuiteó: “@JuanManSantos anuncia que posesionará a los "magistrados" de la JEP antes del 15 de enero, pero ya se han gastado 4,7 millones de dólares sin mover un dedo”.

Colombiacheck contrastó con documentos públicos y pudo establecer que la declaración del senador y candidato a repetir como congresista, Carlos Felipe Mejía, es falsa.

La Justicia Especial para la Paz (JEP) es administrada por su Secretaría Ejecutiva, ambas creadas por el acuerdo de paz de La Habana. La JEP se encargará de juzgar a quienes cometieron crímenes en el marco del conflicto armado, tanto miembros de las FARC como de la fuerza pública. En 2017 todos los ingresos que tuvo la Secretaría provinieron del Fondo Multidonante financiado por Canadá, Reino Unido, Suecia, Noruega, Alemania, Suiza e Irlanda. No hubo dineros públicos en la operación de la Secretaría de la JEP en 2017. Solo desde este año habrá fondos estatales en esta materia, según nos dijeron desde el equipo de comunicaciones de la Secretaría.

Aunque el senador Carlos Felipe Mejía diga que la Secretaría de la JEP se gastó 4,7 millones de dólares, lo cierto es que como lo demuestra un comunicado de la entidad y una charla que tuvo Colombiacheck con distintos miembros de la Secretaría de la JEP, en realidad solo se usaron 3,7 millones de dólares de los 4,7 recibidos. Es decir que se la Secretaría de la JEP gastó aproximadamente 1 millón de dólares menos de los que menciona el congresista. Ese millón sobrante, que no se ha gastado, ni está comprometido, será invertido este año en diversos programas como la contratación de personal.

El senador Mejía, además, dijo que la Secretaría de la JEP se gastó este dinero “sin mover un dedo”. Otra falsedad. En realidad, el presupuesto ejecutado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), tuvo fines específicos: 1,4 millones de dólares para gastos de personal, 1,3 millones para el diseño del funcionamiento de la JEP, entre otros rubros. Así que es falso que el dinero se gastó “sin mover un dedo”, como demuestran los siguientes resultados que declara la Secretaría de la JEP en 2017:

  1. Contrataron 110 personas
  2. Se realizaron más de 6.000 actas
  3. Se respondieron más de 12.000 derechos de petición para tramitar solicitudes de información sobre la JEP
  4. Se tramitaron 815 tutelas
  5. Se organizaron jornadas informativas
  6. Se establecieron 12 oficinas en el país

Para aclarar la veracidad de la frase, y con el fin de saber de dónde sacó la información el senador Carlos Felipe Mejía, buscamos contactarlo. Su jefe de prensa nos explicó que el servidor público basó su tuit en noticias. Cuando le preguntamos si podíamos mencionar esto en nuestro chequeo, se negó. Procedimos a solicitarle un medio de contacto con el senador, pero no quiso darlo, alegando que lo quería proteger de Colombiacheck. Al cierre de esta publicación, el senador Mejía no se había pronunciado.