Pasar al contenido principal
Miércoles, 25 Julio 2018

¿Vuelve la confianza inversionista con Duque?

Por Carlos González

Antes de que Iván Duque se asegurara el triunfo en las elecciones presidenciales, mercados, analistas e inversionistas sentían preocupación de que Gustavo Petro fuera el primer mandatario de los colombianos, lo cual llevó a algunos, como Guillermo Botero, presidente de Fenalco, a señalar que, le tenían pánico a sus propuestas económicas, otros mencionaron que no harían las inversiones previstas, lo cual hubiera creado un caos en la economía, por todo lo que eso hubiera representado en empleo y crecimiento.

En su cuenta de Twitter, el expresidente Álvaro Uribe ha mencionado una y otra vez que con Duque empezó a mejorar la confianza y que ahora Colombia tiene mejores posibilidades económicas. En Colombiacheck revisamos y encontramos que asegurar que la confianza inversionista regresó con la victoria electoral de Duque es ligero.

Revisamos qué tanto efecto positivo tuvo para los mercados la elección de Duque. Antes de las votaciones del 17 de junio, por ejemplo, el dólar se cotizaba en $2.859 por unidad, luego de conocerse el triunfo de Duque, el dólar volvió a superar los $2.900 y llegó a cotizarse incluso a $2.944.

Aunque factores externos pueden influir en la devaluación de una moneda, como lo menciona el diario Portafolio, cabe mencionar que esta noticia tendría que haber hecho bajar el precio del peso o mantenerlo, en vez de subirlo, pues eso puede indicar desconfianza de los inversionistas. Incluso, Alberto Bernal, analista de la firma XP Securities, afirmó que si ganaba Duque, el precio del dólar podría bajar hasta los $2.700, mientras que si el triunfo era de Petro, el cambio se ubicaría más allá de $3.000, incluso de $5.000.

Sin embargo, Diego Franco, director de la firma comisionista Franco Group, señaló que el impacto no se dio porque se daba por hecho que Duque sería el presidente, así que el efecto se fue perdiendo en los días anteriores.

El experto mencionó que, a pesar de eso, Duque le da confianza a los inversionistas, ya que es un candidato pro mercado, que no le va a dar un gran giro a la política económica. Además, el exsenador “toma una economía en plena recuperación, con buenos precios del petróleo, más recaudo fiscal y una inflación estable”, así que se espera que Colombia tenga unos buenos próximos años.

Pero además del dólar, el comportamiento de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) tampoco ha sido el mejor. Desde que Iván Duque fue elegido presidente, el índice Colcap, en el cual están las acciones con mayor movimiento de la BVC, ha caído varios puntos.

El expresidente Uribe ha señalado que, con mejores salarios y menos impuestos, el rumbo de la economía va a mejorar y, aunque Duque aún no se ha posesionado, como afirmó Jaime Humberto López, presidente de Asobolsa, “la economía y los mercados no se mueven con la confianza del mercado, sino de conciencia que las cosas van por buen camino”.

 

El dirigente explicó que en este momento no se ha dado el impacto que se preveía debido a otros temas de carácter externo, como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, pero ahora mismo Colombia tiene un resultado ligeramente mejor que los demás países en estos aspectos de cambio frente al dólar y cotización de la Bolsa de Valores, y eso es gracias a la elección de Duque. Según él, “la pregunta es en dónde estaríamos con el otro candidato”.

Si se compara el desempeño de las monedas de algunos países de la región, como México, Perú, Brasil o Chile, la moneda local no tiene el mejor desempeño, la que mayor valor le ha recortado al dólar es la moneda mexicana, que ha subido 8,73% en el último mes, mientras que el peso colombiano ha perdido 0,06% de su valor desde que Duque es presidente.

 

“Con Duque llegó la tranquilidad a los mercados. Es un muro de contención de lo que pudo haber pasado”, expresó López.

Como lo evidencia el comportamiento del Colcap, esto tampoco es cierto, ya que incluso, ha bajado su cotización desde el pasado 17 de junio.

Calificadoras internacionales

Al día siguiente de que se conoció el resultado, una de las calificadoras de riesgo más importantes del mundo, Fitch Ratings, manifestó su preocupación de que Duque baje los impuestos, como lo propuso en campaña, pues eso no le permitirá a Colombia cumplir con sus metas de gasto y deuda, lo cual puede afectar la confianza de los inversionistas.

Para la firma es muy importante que se dé continuidad a la política económica y fiscal del gobierno actual, para dar un mensaje de responsabilidad. En el mismo sentido, Fitch está preocupada por el acuerdo de paz con las Farc, pues de llegar a modificarse puede crear incertidumbre a la hora de invertir en el país.

Según López, la llegada de Alberto Carrasquilla le da confianza a las calificadoras, pues es una persona prudente con los impuestos y con otras medidas.

Miércoles, 11 Julio 2018

Ayuda económica de Estados Unidos a Colombia no es por Duque

Por Carlos González

De acuerdo con el portal El Nodo, el Senado de Estados Unidos aprobó 391 millones de dólares en auxilios para Colombia debido al triunfo de Iván Duque en las elecciones presidenciales.

Sin embargo, esta afirmación es engañosa, pues en marzo la Cámara de Representantes de Estados Unidos ya había aprobado este presupuesto. Pero, además, los niveles de ayuda que Estados Unidos ha aprobado para Colombia han estado a la baja desde hace varios años.

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos empezó una lucha global contra el terrorismo, dentro de la cual Colombia recibió, durante el gobierno de Álvaro Uribe, cerca de 630 millones de dólares anuales. Este nivel se mantuvo hasta 2010, año en el que asumió Juan Manuel Santos y en el que empezaron a reducirse los fondos.

Según Diana Marcela Rojas, investigadora de la Universidad Nacional, después de algunos resultados mostrados por la política de seguridad democrática de Uribe, el gobierno estadounidense decidió empezar a reducir los aportes hacia Colombia y bajaron a “520 millones de dólares en 2010, 464 millones en 2011, 400 millones en 2012 y 328 millones en 2013”.

Para 2014, cuando empezó el segundo periodo de Santos, el presupuesto de ayuda de Estados Unidos destinado a Colombia fue de 319 millones de dólares, distribuidos así: 142 millones a programas antinarcóticos, 28,5 millones en respaldo al Ejército y 140 millones dedicados al Fondo de Apoyo Económico, que financia diversos programas de desarrollo y fortalecimiento institucional, aclaró Rojas.

Por lo tanto, la reducción del apoyo, hasta ese momento, fue de cerca del 50%, o 311 millones de dólares, entre 2002 y 2014. Sin embargo, Rojas dice que “el análisis de las relaciones entre los dos países durante el gobierno Santos evidencia que Estados Unidos sigue jugando un papel central en el proyecto de pacificación nacional. Mientras durante la década pasada los esfuerzos y recursos se concentraron en la guerra contrainsurgente y la lucha contra las drogas, ahora la política de Washington hacia Colombia se ha orientado a crear las bases para una situación de postconflicto”.

Según el portal El Nodo, la confianza de Estados Unidos volvió a Colombia con la elección de Iván Duque como presidente, pues en 2017 Donald Trump había pedido que se redujeran a 245 millones de dólares los recursos destinados a Colombia, pero el Congreso de ese país aprobó una ayuda de 391 millones tan solo cuatro días después de que se conocieran los resultados de las elecciones presidenciales en Colombia.

Sin embargo, cabe mencionar que en marzo pasado la Cámara de Representante ya había aprobado este presupuesto de 391 millones de dólares en ayuda para Colombia. Lo que ocurrió después de las elecciones presidenciales colombianas fue que el Senado de Estados Unidos ratificó la aprobación de dicho monto.

Aunque parece un triunfo del nuevo presidente de los colombianos, lo cierto es que en 2016 Santos recibió 376 millones de dólares en ayuda de Estados Unidos. Al año siguiente, ya con Trump como presidente de Estados Unidos insistiendo en girar únicamente 250 millones para Colombia, el legislativo norteamericano decidió aumentar el apoyo económico y aprobó recursos por 450 millones. Este fue el único año en el que Estados Unidos aumentó su ayuda.

“Espaldarazo bipartidista de EE.UU.: Congreso aprobó presupuesto con partida de US$450 millones para Paz Colombia. US$74 millones más que en 2016”, trinó el presidente Santos desde su cuenta de Twitter, pues en ese momento se esperaba una reducción del presupuesto.

Nota engañosa sobre ayuda económica de EE.UU. a Colombia

Mauricio Jaramillo, internacionalista de la Universidad del Rosario, explicó que la ayuda de Estados Unidos a Colombia ya la había asegurado el presidente Santos y se iba a dar indiferentemente de quién fuera electo jefe de Estado. “Aunque con Petro hubiera existido un poco de incertidumbre, Estados Unidos no va a dejar solo al país”, manifestó el experto.

Sin embargo, Jaramillo afirmó que el incremento de cultivos ilícitos y los asesinatos de líderes sociales pueden condicionar la ayuda del Congreso norteamericano al país en el futuro, ya que para los republicanos es muy importante la lucha antidrogas y para los demócratas la defensa de los derechos humanos.

Según explicó en diferentes medios Mark Feierstein, quien se desempeñó como administrador adjunto de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para la región, "lo que hacemos en Colombia no es un proyecto de desarrollo típico, es más bien asistencia para una situación de posconflicto, porque Colombia no es un país pobre en comparación de otros. Lo que hacemos aquí es apoyar una transición en las zonas más conflictivas".