Óscar Felipe Agudelo B.

La afirmación se publicó en la cuenta de Twitter del presidente Santos, pero luego eliminaron el trino. En realidad pasamos de 13 a 28 millones de hectáreas.

Ante la posibilidad que EEUU descertifique a Colombia en su lucha contra las drogas, el expresidente Andrés Pastrana se refirió a la situación y dio cifras falsas. Nada de lo que dijo es cierto.

La cifra fue revelada por Rodrigo Rivera, alto comisionado para la paz, y resulta imprecisa porque en realidad desde ese año se han desmovilizado individualmente 21.523 integrantes de las Farc, según el Ministerio de Defensa.

Colombiacheck verificó a Juan Camilo Restrepo, jefe del equipo negociador del gobierno en sus conversaciones con el ELN, quien se refirió al número de presos de esa guerrilla. Le faltó precisión.

La afirmación de Alfredo Rangel, senador del Centro Democrático, es imprecisa porque en realidad en estos territorios hay sembrada más coca, en total se trata del 94.5% de los cultivos ilícitos basados en esta planta.

Ángela Robledo, congresista del partido Verde, padeció un enorme ‘tsunami’ de críticas por un tuit en el que comparó las muertes violentas de Medellín con Venezuela y que resultó engañoso luego de ser verificado por Colombiacheck.

La frase es de Humberto de la Calle, aspirante a la Presidencia, y según datos del informe ¡Basta ya! y el Registro Único de Víctimas, resulta aproximada pues mencionan cifras cercanas a lo expresado por el exnegociador de paz.

Efraín Cepeda, nuevo presidente del Senado, se pifió en su discurso de posesión pues dijo que casi la mitad de los colombianos hemos padecido trastornos mentales en algún momento de la vida. Las cifras oficiales lo desmienten. ¿Se enloqueció o se equivocó?

En un solo trino Ernesto Samper dijo dos cosas falsas. No es cierto que en Colombia murieran dos campesinos al día por minas antipersonal, ni que haya terminado el desminado de 10.000 kilómetros cuadrados. En este último caso replicó, sin verificar, una información de El Tiempo.

Lo dijo María Fernanda Cabal refiriéndose a la propiedad de la tierra rural. Según datos oficiales al sumarlos, estos dos grupos étnicos sí tienen mayor cantidad que el resto de los colombianos.

Página 1 de 7