Pasar al contenido principal
Martes, 27 Noviembre 2018

Ley de financiamiento, ¿le pone IVA a los libros y no a las armas?

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Ahora solo algunos libros pagan IVA y con la reforma tributaria todos pasarían a pagarlo. Las armas ahora no pagan el impuesto y con la reforma perderían beneficios tributarios.

Colombiacheck sigue revisando las propuestas de la ley de financiamiento que generan polémica entre los colombianos (lea: Las pensiones tendrán un impuesto con la ‘Ley de financiamiento’).

Esta vez decidimos mirar qué tanto de cierto hay detrás de las publicaciones en Twitter y Facebook que señalan que, con la reforma tributaria, los libros sí tendrían que pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), mientras que las armas no.

Estos son algunos de los comentarios que encontramos en las redes:
 

Antes de empezar con las explicaciones sobre la propuesta tributaria, Erick Behar, decano de la Facultad de ciencias económicas, administrativas y contables de la Universidad Central, advierte que en este caso no se puede “mezclar peras con manzanas” al meter dentro de un mismo canasto artículos tan dispares como los libros y las armas. 

Cada uno merece un análisis por separado para poder comprender lo que implica su tributación en el marco de una propuesta de reforma económica.

Algunos libros ya pagan IVA (y la reforma haría que todos pagaran)

Para revisar cómo está definida la tributación de los libros dentro de la ley de financiamiento hay que seguir algunos pasos.

Revisamos los artículos 424 y 476 del Estatuto Tributario vigente, en los que se especifican los productos libres de IVA, y encontramos que no se hace mención a los libros.

Colombiacheck contactó a Paola Andrea Gómez, quien trabajó como abogada tributarista en la dirección de arte del Ministerio de Cultura, y nos explicó que actualmente, sin la ley de financiamiento, igual los libros ya pagan IVA.

Esto se debe, de acuerdo con Gómez, a que la última reforma tributaria (Ley 1819 de 2016) les quitó a los libros la exención en el pago de impuestos que traía desde que se promulgó la ley del libro (la 98 de 1993).

No obstante, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) determinó quitarles el IVA únicamente a los libros que fueran de carácter científico y cultural, “según calificación que hará el Gobierno Nacional”, asunto que quedó establecido en el artículo 478 del Estatuto Tributario.

Los libros que están por fuera de esa categoría, como comics, historietas o libros álbum, actualmente deben pagar un IVA del 19%.

La modificación que propone la ley de financiamiento, en su artículo 87, es precisamente derogar el artículo 478 del Estatuto Tributario. De modo que todos los libros, sin excepción alguna, empezarían a pagar un IVA del 18%, según la modificación de tarifa propuesta por el gobierno Duque. 

Esto incluye también los libros académicos que hacen parte de los útiles escolares de niños y jóvenes.

Las armas perderían beneficios tributarios con la reforma

El tema de las armas es más complejo. Lo primero a tener en cuenta es que dentro de la categoría “armas” no solo entran las pistolas y revólveres. Se trata también de armas de uso militar: sistemas de defensa e inteligentes de orientación militar, cañones, fusiles, lanzacohetes, granadas, bombas, misiles, entre otros. 

En Colombia, el Estado es quien ostenta el monopolio de la fuerza; lo que quiere decir que es el único que puede comprar y vender armas en el país. Lo que entonces también quiere decir que es, casi exclusivamente, el único comprador de armas del país.

Si algún particular o una empresa privada de seguridad quisiera adquirir un arma (de forma legal), tiene que acudir a Indumil, la empresa de producción y venta de armas del Estado colombiano.

Entonces, volviendo al tema tributario, actualmente las armas están completamente exentas del pago de IVA. Desde su producción (porque Colombia produce armas) hasta su comercialización. Esto fue posible gracias, también, a la última reforma tributaria. 

Para el decano Behar, no es un asunto que debiera generar tanta polémica, pues si el Estado es quien ostenta el monopolio de la fuerza y es casi exclusivamente el único comprador de armas en el país, sería un absurdo que se clavara impuestos a sí mismo.

Además, ponerse impuestos tendría dos grandes consecuencias, según el decano. La primera, que el precio de las armas subiera tanto que hiciera más rentable importarlas en lugar de fabricarlas (con todo y lo que esto implica en materia de producción, rentabilidad y empleos). 

Y segundo, que entonces el presupuesto asignado al Ministerio de Defensa tendría un menor rendimiento frente a la adquisición de estos productos. Lo que para Behar produciría, a la larga, que el presupuesto en defensa subiera, ya que el país no va a dejar de adquirir ni producir armamento para su producción.

Ahora bien, la ley de financiamiento lo que propone es mantener sin IVA las armas de guerra de uso privativo de las fuerzas Militares y la Policía Nacional, con excepción de los revólveres, pistolas y armas blancas. Así está escrito en el artículo 2 de la reforma. Y aplica exactamente de la misma manera según la partida 93.01 del artículo 424 del Estatuto Tributario vigente al día de hoy.

La ley de financiamiento, sin embargo, modifica la manera en que estas están libres del pago de IVA, pues pasa su tributación de exenta a excluida.

Erick Behar publicó una columna de opinión en la revista Dinero donde explica un poco más a fondo el tema y esclarece cuál es la diferencia entre exento y excluido:

“Un bien exento causa el IVA con una tarifa del 0%, y sus productores pueden solicitar devoluciones por el IVA que se pagó para insumos en la producción... Un bien excluido, en cambio, no causa el IVA y no permite devoluciones”.

Esto lo que quiere decir, de acuerdo con Behar, es que al contrario de lo que se está diciendo en las redes sociales, lo que hace la ley de financiamiento es quitarle beneficios a quienes producen armas, pues ya no se les hará una devolución del IVA que pagaron por la compra de materias primas para su manufactura.

Además, si un privado o un particular quisiera adquirir un revólver, una pistola o un arma blanca, sí tendría que pagar el IVA, ya que estos productos no están incluidos dentro de la exclusión del pago hecha por el gobierno.

Viernes, 01 Diciembre 2017

Ecopetrol en Bermudas

Por David Tarazona

Tras la publicación de los Paradise Papers en Colombia y los hallazgos de El Espectador y Connectas, sobre la presencia de Ecopetrol en jurisdicciones offshore, Felipe Bayón, el presidente de la compañía salió al paso el 8 de noviembre en la W Radio y negó que la petrolera invirtiera en paraísos fiscales. “No tenemos compañías en paraísos fiscales”, aseguró Bayón.

Cuando el periodista de la W Radio, Félix de Bedout, le insistió en que Bermudas, uno de los principales destinos offshore escogido por Ecopetrol para invertir, se parece mucho a los paraísos fiscales, Bayón le respondió “sí, pero no es un paraíso fiscal”.

Cortesía: W Radio

Colombiacheck consultó documentos, comunicados de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), Ecopetrol y a un analista tributario para verificar si es cierto que Bermudas no es un paraíso fiscal. El resultado es que la declaración del presidente de Ecopetrol es Ligera.

Los Paradise Papers en Colombia revelaron una realidad poco conocida por los colombianos: que más de la mitad de la estructura empresarial de Ecopetrol está ubicada en las jurisdicciones con beneficios tributarios de Bermudas, Suiza y Delaware (EE.UU.). Aunque invertir en sociedades en jurisdicciones offshore es legal, el tema es de interés público, ya que el secretismo de estos destinos puede ser utilizado por algunas empresas y personas para evadir impuestos y la fuga de capitales de organizaciones criminales.

En Bermudas, Ecopetrol tiene sociedades offshore como Andean Chemicals, que tiene el 51 % de las acciones en la Refinería de Cartagena, su reaseguradora Black Gold Re y tuvo las extintas Ecopetrol Pipelines International Limited (EPI) y Ecopetrol Transportation Company Limited (ETI), que fueron accionistas en el Oleoducto Central (Ocensa). En Suiza tiene lo que muchos llaman su ‘banco’: Ecopetrol Capital AG, una compañía que solo puede prestar a empresas de la petrolera colombiana. Por ejemplo, bajo la sociedad AG fue que Ecopetrol le prestó 2.000 millones de dólares a la Refinería de Cartagena, Reficar, recordada en el país por incurrir en sobrecostos de 14 billones de pesos.

Ecopetrol también está en Delaware (EE.UU.), en el que participa en la sociedad Offshore International Group (OIG), figura empresarial con la que adquirió el 5 % de la peruana Petro-Tech, en una transacción que fue investigada por el Congreso peruano a solicitud del expresidente Alan García por haber pagado presuntamente pocos o nulos impuestos.

Cuando Colombiacheck quiso dialogar con Ecopetrol para conocer los fundamentos de su declaración sobre sus sociedades en presuntos paraísos fiscales, nos remitieron al comunicado difundido tras la publicación de los Paradise Papers. Este decía que escogieron Bermudas por su experiencia en el negocio de reaseguradoras cautivas, dado que este país es el tercer mercado en este rubro después de Londres y Nueva York. El reaseguramiento vía cautivas consiste en que una empresa colombiana crea una reaseguradora (cautiva) para cubrir sus propios riesgos y así optimizar costos, pues no todo el costo de las primas se transfiere a empresas aseguradoras, sino a una que es propiedad de la asegurada.

Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol
Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, dijo en la W Radio: "No tenemos compañías en paraísos fiscales". Crédito: Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Ecopetrol dijo a El Espectador y Connectas que “sin esta opción [la estructura offshore] no podrían invertir en muchos países”. La petrolera agregó que la flexibilidad y la protección a la inversión extranjera de estas jurisdicciones es necesaria para competir a nivel mundial.

Colombiacheck consultó cuándo un lugar se constituye o no en paraíso fiscal y encontró que esta denominación es potestad de cada país o comunidad regional, porque se trata de acuerdos entre países en los que hay compromisos de intercambio de información fiscal. Por eso, las listas ‘negras’ de los paraísos fiscales varían tanto.

En el caso colombiano, la potestad es del Ministerio de Hacienda y se trata de clasificaciones en constante cambio, que dependen, en muchos casos, de decisiones económicas y políticas entre países.

Si hacemos un viaje al pasado, encontraremos que en 2014, el Gobierno colombiano declaró a Panamá como paraíso fiscal cuando el vecino país se negó a firmar el acuerdo de intercambio de información fiscal. Es así como mediante el Decreto 1966 del 7 de octubre de 2014, el país también incluyó a Barbados, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar. En cambio, excluyó a Anguila, Isla de Man, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Jersey, Andorra, Chipre, Leichtenstein y Guernesey. Desde entonces una buena parte de estos países, como Panamá y Barbados, han sido excluidos de la lista tras la firma de acuerdos de transferencia de información.

De esta manera, ni Bermudas ni Suiza están en la lista de paraísos fiscales declarados por el Gobierno colombiano, ni en la de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). En el 2014, el director de la DIAN, Santiago Rojas explicó a Caracol Radio cuando se da una irregularidad tributaria: “No es prohibido tener plata en otro país, pero hay que declararla, lo que queremos es cerrar el cerco a la gente que esconde plata en otros países”.

La pregunta que nos hacemos y que Colombiacheck quería hacerle a Rojas es: ¿Ecopetrol declara los dineros que mueve con sus offshore en Bermudas, Suiza y Delaware? La DIAN nos dijo que no es posible dar esta información, pues está protegida por la reserva tributaria en cumplimiento del artículo 583 del Estatuto Tributario.

En Colombia, Bermudas y Suiza nunca fueron considerados como paraísos fiscales, ya que tal etiqueta solo existió desde 2013 con el primer listado, en el que no fueron incluidos. En el caso de Bermudas porque ya estaba en marcha la negociación del acuerdo de intercambio de información que se concretó en 2014. Pero esto varía según el país o la región.

¿En dónde es considerada Bermudas un paraíso fiscal?

Por ejemplo, en 2015 la Comisión Europea incluyó a Bermudas en una lista ‘negra’ de paraísos fiscales o jurisdicciones no cooperantes en el intercambio de información. Según anunciaron medios internacionales, el próximo martes 5 de diciembre de 2017 la Unión Europea emitirá una lista de paraísos fiscales. El Gobierno de Bermudas se ha declarado amenazado ante la posibilidad de que su país sea incluido.

También desde que tiene vigencia la Ley 17 de 1991, España ha considerado a Bermudas como un paraíso fiscal. En total, según la primera investigación académica que analizó las listas de paraísos país por país y que fue publicada en abril de 2017, Bermudas está catalogada como paraíso fiscal en ocho listas ‘negras’. Según el mismo estudio, Suiza, otra de las jurisdicciones seleccionadas para invertir por Ecopetrol, aparece en tres listas ‘negras’ como un paraíso fiscal.

“Por fuera del control fiscal”

Para el ente de vigilancia fiscal del país, este tipo de jurisdicciones también genera molestias a la hora de ejercer control. Así lo ha manifestado la Contraloría General desde 2012 cuando dijo que la red de sociedades offshore de la petrolera colombiana Ecopetrol le “impide el seguimiento al manejo e inversión de los recursos de [la propia] Ecopetrol S.A.”. Hoy la Contraloría aún considera que este esquema deja “por fuera del control fiscal” más de la mitad de la estructura empresarial de la petrolera colombiana, según dijo a El Espectador y Connectas.

Hablamos con el analista económico José Roberto Acosta sobre la presencia offshore de Ecopetrol. Crédito: Justicia Tributaria
Hablamos con el analista económico José Roberto Acosta sobre la presencia offshore de Ecopetrol. Crédito: Justicia Tributaria

Colombiacheck consultó al analista tributario José Roberto Acosta, director de la ONG Justicia Tributaria, para analizar el papel que juegan Bermudas y Suiza cuando se les asocia con los paraísos fiscales. “Si bate la cola como un perro, ladra como un perro, pues es un perro” dijo Acosta. Según el economista, lo que los caracteriza como paraísos son: primero, el tratamiento fiscal preferente que consiste en ir hasta el cargo de cero impuestos y segundo, la legislación permisiva en lo contable y lo societario que garantiza secretismo en las transacciones. Sobre la firma de acuerdos de información con estas jurisdicciones, Acosta fue más allá y dijo que “no dejan de ser paraísos porque se firme un papel”.

Acosta comprende que Ecopetrol haya adquirido muchas de estas empresas offshore cuando compró operaciones petroleras en Colombia a multinacionales como Maurel & Prom y British Petroleum, pero lo que no comparte es que sigan bajo un esquema opaco en el extranjero. “Han decidido mantener su estructura offshore a pesar de poderla trasladar a acá” dijo a Colombiacheck.

El analista de Justicia Tributaria también nos dijo que para el Gobierno y la DIAN no es fácil declarar a Bermudas como paraíso fiscal sabiendo que la empresa nacional que más le genera ganancias al país –con un 88 % de capital estatal– invierte, presta y mueve dinero a través de sus offshore con exenciones fiscales. “La DIAN es evasiva sobre las prácticas elusivas de tributos de Ecopetrol en zonas de distensión tributaria o paraísos fiscales”, dijo Acosta.

Otros especialistas, entre estos, el economista Salomón Kalmanovitz dijeron a Colombiacheck que más allá de la presencia en un paraíso fiscal, lo relevante es declararla. “Lo importante no es el sitio en el que esté [el dinero], sino si usted lo declara o no”, afirmó Kalmanovitz. Según Felipe Bayón, el presidente de Ecopetrol, la petrolera ha declarado sus transacciones ante la DIAN y el Banco de la República. En la W Radio también dijo que “Ecopetrol es el mayor contribuyente del país” y que sus operaciones en Colombia pagan impuestos. Pero sus compañías registradas en Bermudas están exentas del pago de impuestos.

A pesar de que, en el papel, las jurisdicciones desde donde invierte Ecopetrol como Bermudas y Suiza no son paraísos fiscales para el Gobierno colombiano, en la realidad el debate está lejos de terminar, pues el secretismo y los beneficios tributarios de estos destinos siembran inquietudes entre autoridades, tanto nacionales como internacionales. Además, porque en múltiples listas ‘negras’, estas jurisdicciones sí son paraísos fiscales.

Según los parámetros de Colombiacheck para calificar una declaración, la del presidente de la petrolera, Felipe Bayón, de que “Ecopetrol no tiene compañías en paraísos fiscales” es Ligera. De acuerdo a nuestros lineamientos, ligero significa que “cuando al verificar los datos de una afirmación estos se alejan de la realidad por haber sido dichos con prisa y sin fundamento”. Dado que Bermudas aparece en ocho listas como paraíso fiscal, Suiza en tres y que las ‘listas negras’ varían por país y con el tiempo, para Colombiacheck la declaración se aleja de la realidad por haber sido dicha a prisa y sin suficiente reflexión.