Pasar al contenido principal
Martes, 21 Mayo 2019

No hay una cifra única de cuántos excombatientes de las Farc han sido asesinados

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Las cifras varían dependiendo la organización a la cual se le pregunte. Tiene que ver con la metodología usada y las fuentes de información usadas por cada organización.

A través del WhatsApp de Colombiacheck nos pidieron verificar la publicación que difundió el Facebook de la cuenta ‘FARC Occidente’ en relación al número de excombatientes de esta exguerrilla asesinados después de su desmovilización.

De acuerdo con Camilo Fagua, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del partido Farc, al 16 de mayo de 2019, van 125 excombatientes asesinados, “pero puede que exista un subregistro”, advierte.

Consultamos a la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía para saber la cifra con la que cuenta esta entidad, pero al momento de publicar esta información no nos habían dado respuesta.

Sin embargo, a finales de enero de este año le hicimos a la Fiscalía una petición similar para el chequeo ‘Excombatientes de las Farc, ¿los matan por haber sido guerrilleros?’ (cuando el conteo iba en 85). Lo que nos respondieron vía correo electrónico, el 8 de marzo, es que para ese momento el número de asesinados iba en 103.

Cifra cercana a la que señala el Informe trimestral al consejo de seguridad de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia (102), que abarca el período comprendido entre el 27 de diciembre de 2018 y el 26 de marzo de 2019.

Alejandro Jiménez, investigador a cargo del Observatorio de Violencia Política de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), publicó un artículo en Razón Pública el 28 de abril de este año en el que refiere que “entre el 24 de noviembre de 2016 y el día de hoy, la Fundación Paz & Reconciliación ha registrado el asesinato de 91 excombatientes y 26 de sus familiares”.

Pero, de acuerdo con lo que le dijo Jiménez a Colombiacheck el pasado 16 de mayo, tienen registrados 93 excombatientes asesinados, incluyendo a Dimar Torres.

Debido a que no hay unanimidad en las cifras calificamos el chequeo como Cuestionable.

¿Por qué difieren las cifras?

Cuando publicamos el ‘Explicador: ¿Qué es un líder social?’ aclaramos que, “como cada organización, e incluso el Gobierno Nacional, utilizan una definición y una metodología distintas de recopilación de datos, como explicaba [Alejandro] Jiménez, el número de líderes sociales asesinados varía para cada conteo”.

Para este caso, aunque no se trata de líderes sociales, ocurre algo similar. De acuerdo con Jiménez las diferencias radican en el acceso a la información. “Farc y Fiscalía tienen conocimiento de fuente en terreno y es información de primera mano”, dice y explica que en el caso de Pares “lo que hacemos es cruzar fuentes, triangular esos datos. Cruzamos también las bases provistas por la Fiscalía, Naciones Unidas, Farc y el levantamiento de información que hacemos nosotros en territorio y de prensa”.

En todo caso, como señaló Fagua, el foco no debería centrarse tanto en la cifra como en la falta de garantías de seguridad para los excombatientes de las Farc, situación que ha llevado a la muerte de muchos de ellos.

Viernes, 08 Febrero 2019

Que Simón Trinidad siga preso no es un incumplimiento al acuerdo de paz

Por Sania Salazar

Omaira Rojas Cabrera, alias “Sonia”, exguerrillera de las Farc, se equivoca al asegurar que el primer incumplimiento del Gobierno al acuerdo de paz es que Simón Trinidad siga preso en Estados Unidos, pues no se pactó nada relacionado con él.

En una de sus primeras declaraciones a medios de comunicación tras recuperar su libertad, Omaira Rojas Cabrera, alias “Sonia”, exguerrillera de las Farc, le dijo al diario El Espectador que el hecho de que “Simón Trinidad” siga preso en Estados Unidos es el primer incumplimiento del Gobierno al acuerdo con esa guerrilla.

“Mire el caso de Simón, quien sigue preso a partir de montajes y a pesar de que ya firmamos la paz y dejamos las armas. Es el primer incumplimiento del Gobierno al Acuerdo. Pero seguiremos luchando por su libertad y la de los compañeros que aún están presos”, respondió Sonia cuando le preguntaron qué pensaba de la extradición luego de haber pasado 13 años presa en Estados Unidos.

Ricardo Palmera, el verdadero nombre de “Simón Trinidad”, es un miembro de la exguerrilla de las Farc que fue extraditado a Estados Unidos, donde paga una pena de 60 años de prisión señalado del secuestro en Colombia de tres contratistas estadounidenses.

Colombiacheck trató de contactar a Rojas Cabrera, pero en el equipo de prensa del Partido Farc informaron que está de viaje e incomunicada.

Colombiacheck califica la afirmación de Rojas Cabrera como falsa, pues si bien el grupo negociador de las Farc en La Habana solicitó con insistencia la presencia de Palmera en la mesa como uno de los plenipotenciarios, en el Acuerdo Final firmado entre Gobierno y Farc no se pactó nada relacionado con su libertad ni con la situación de los miembros de ese grupo extraditados a Estados Unidos.

“Jamás aceptamos que ese era tema de la mesa. Ellos (Farc) reclamaron repetidamente. Nuestro argumento fue que no podíamos negociar asuntos concernientes a un Estado extranjero”, le explicó Humberto De La Calle, exjefe del equipo negociador del Gobierno en La Habana, a Colombiacheck.

Mark Burton, abogado de Palmera, le dijo al programa Claves para entendernos, de la Red de Prensa Alternativa Zur, que el gobierno estadounidense había dado señales favorables para la liberación pero, según él, el gobierno colombiano no había luchado lo necesario para hacerla realidad. Para Burton, esa liberación depende de una decisión política y diplomática.

En el artículo “También merecías el indulto”, Farc a Simón Trinidad, la revista Semana recuerda que los jefes de esa exguerrilla también cuestionaron al gobierno colombiano e incluso al entonces presidente Juan Manuel Santos por su “nula” disposición para gestionar la libertad del guerrillero. La nota habla de una carta abierta que los líderes de Farc le escribieron a Simón Trinidad debido a que el Gobierno de Barack Obama no lo indultó.

Si bien Palmera podría someterse a la Justicia Especial para la Paz, JEP, si regresara a Colombia, esa es una decisión que está en manos del gobierno norteamericano.