La Rejoya: el lugar donde no muere la esperanza

La pacífica población de La Rejoya vio de frente la guerra el 15 de enero de 2001, cuando diez campesinos fueron asesinados por grupos paramilitares. 18 años después los rejoyanos se preguntan ¿por qué se produjo la masacre? Esta investigación reconstruye el trágico acontecimiento y da un vistazo a la capacidad resiliente de esta comunidad caucana.

investigación: Verónica Curátola, Karen Torres. Ilustración: Daniel Feru.

La pacífica población de La Rejoya vio de frente la guerra el 15 de enero de 2001, cuando diez campesinos fueron asesinados por grupos paramilitares. 18 años después los rejoyanos se preguntan ¿por qué se produjo la masacre? Esta investigación reconstruye el trágico acontecimiento y da un vistazo a la capacidad resiliente de esta comunidad caucana.

La utopía de armar el rompecabezas completo del conflicto armado de Colombia requeriría narrar cada una de las historias de violencia a las cuales fueron sometidas las casi 9 millones de víctimas en el país que a noviembre de 2019 se encuentran registradas en la Unidad para las Víctimas. Para el caso del departamento del Cauca se cuenta con 257.234 personas afectadas en el marco del conflicto, región suroccidental del país que no pudo escapar de las manos de la guerra

Tal es el caso de la comunidad de la vereda de La Rejoya, una región ubicada al nororiente del municipio de Popayán, a 20 minutos del casco urbano, y que en enero del 2001 vivió el peor hecho de su historia a manos del Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en complicidad con las Autodefensas Campesinas de Ortega (ACO) y las Fuerzas Militares. ¿Cómo ocurrieron los hechos y qué pasó con las personas después de la masacre?