Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 05 Febrero 2021

‘Changó, el gran putas’, no son “actos de santería” en el Metro de Medellín; es literatura

Por Mónica Ospino Orozco

El Metro de Medellín ‘vistió’ uno de sus trenes con un fragmento de la obra de Zapata Olivella que en Twitter fue calificado como “actos de santería”, desconociendo que se trata de una obra literaria.

Un fragmento de una de las obras cumbre de la literatura afrocolombiana, de autoría de Manuel Zapata Olivella, fue protagonista de una desinformación en Twitter hoy 5 de febrero.

Andrés Rodríguez, director de la corporación Medellín Cuenta Conmigo y uno de los promotores de la revocatoria del alcalde de esa ciudad, Daniel Quintero, cuestionó en un trino la decisión del Metro de Medellín de instalar un vinilo con un fragmento de Changó, el Gran Putas.

En el mencionado trino, Rodríguez asegura: “Yo no quiero parecer mojigato, tampoco un santo. Pero hay cosas que entiendo muy bien, temas que no mucha gente tiene el discernimiento de comprender, pero se como se presenta la maldad y la codicia, a través de actos de santería. Le parece a usted, esto normal? En el metro?”. 

El trino en cuestión ya tiene más de 192 me gusta, 135 retuits y 173 tuits citados.

Falso sobre trino

 

Entre los mensajes del trino encontramos publicaciones como estas:

Pantallazo de trinos acerca de Chango, el gran putas

El Metro de Medellín aclaró, en respuesta a uno de los tuiteros que cuestionaron directamente la imagen del metro publicada por Rodríguez, que “la foto que nos muestras hace referencia al tren conmemorativo de la @FiestaLibro y la Cultura 2020, denominado ‘Diáspora Africana en Colombia: un cantar traído por el mar’. En él hay 12 obras de escritores afrocolombianos”.

Y es que cabe recordar que el 2020 fue declarado por el Ministerio de Cultura como el Año del Centenario de Manuel Zapata Olivella y es por eso, entre otras cosas, que parte de su obra se usó en el tren conmemorativo que el Metro de Medellín “vistió” en octubre de 2020, como lo menciona en este trino del 2 de octubre de ese año.

Es que lo que aparece en el vinilo no son actos de santería sino un fragmento de la obra Changó, el gran putas, en el tren conmemorativo de la Fiesta del Libro 2020.

En su momento, la entonces ministra de Cultura, Carmén Inés Vásquez, dijo “durante 2020 vamos a tener actividades académicas en torno a la vida y obra de Zapata Olivella. También en la Feria del Libro de Bogotá -FILBo-; en la Feria del Libro de Madrid, en donde Colombia será país invitado de honor y, también, en las Ferias regionales del libro. Vamos, además, a movilizar la Red de Bibliotecas Públicas para que divulgue la obra y desarrollen actividades de promoción de lectura en torno a ella, y buscaremos que a la conmemoración se articulen las secretarías de Cultura del país".

La santería, término al cual se refirió también Rodríguez al calificar la obra de Zapata Olivella, según esta definición de la RAE, lejos está de ser satanismo, o promover maldad y codicia, pues es un “Sistema de creencias religiosas y cultos que tiene como elemento esencial la adoración de deidades surgidas del sincretismo entre creencias africanas y la religión católica”.


Changó, el gran putas

Es considerada la obra cumbre de Zapata Olivella, escrita tras más de 20 años de investigación y de acuerdo con decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad del Valle y uno de los principales conocedores e investigadores de la obra del mencionado autor, Darío Henao Restrepo, “está escrito en unos códigos de la mitología yorubana que no es común, algo que explico en mi libro ‘El código Changó’, para leerlo es necesario hacer un esfuerzo por comprender sus referentes. En esto llevo más de 20 años, estudiando la obra de Manuel, y he aprendido que lo primero que debemos hacer con el que no la conoce es enamorarlo de la obra, basándose en su fondo mitológico africano, para que entienda quién es Changó, Yemayá, Ogún, Eleguá”, dijo en esta entrevista que le concedió a El País el 2 de agosto de 2020.

En una reseña que hace de esta obra, la Biblioteca del Banco de la República describe que Manuel Zapata Olivella “durante veinte años investigó para su novela central ‘Changó, el gran putas', cuya solución poética encontró luego de pasar una noche desnudo en una de las oscuras y sofocantes bóvedas de la fortaleza de la isla Goré, prisión de Senegal en la cual eran recluidos los africanos cazados, antes de su traslado en barcos al Nuevo Mundo”. 

“Esta novela y gran epopeya es un inmenso fresco que cubre quinientos años de historia, para la cual Zapata recurrió a lo que denominó ‘realismo mítico’”, señala la reseña. 

Y agrega: “Da cuenta de los dioses tutelares y cosmovisión de la religión yoruba, incorpora proverbios, trabalenguas, cuentos de hadas y canciones de la tradición africana. Recorre las hazañas de los héroes negros en las revoluciones americanas. Zapata demuestra que los negros nunca impusieron nada a nadie, más bien contagiaron su baile, sensualidad, comida, lenguaje. El profesor Darío Henao Restrepo, en el prólogo, explica la concepción subyacente a esta obra: el principio filosófico del muntu, que rige su elaboración poética, implica una connotación del hombre que incluye a los vivos y difuntos, así como animales, vegetales, minerales y cosas que le sirven. Se trata de una fuerza espiritual que une en un solo nudo al hombre con su ascendencia y descendencia, inmersos en el universo presente, pasado y futuro".

Es por estas razones que calificamos como falsa la afirmación de que la obra de Zapata Olivella exhibida en un tren del Metro de Medellín sea “actos de santería” hecha por Andrés Rodríguez; pues se trata de una obra de la literatura.

Y como bien lo dijo Zapata Olivella en las primeras líneas de su obra cumbre: “Sube a bordo de esta novela como uno de los tantos millones de africanos prisioneros en las naos negreras; y siéntete libre aunque te aten las cadenas. ¡Desnúdate!”. 


 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 01 Diciembre 2020

No hay evidencias de que bancos chinos estén detrás del supuesto fraude en las elecciones de Estados Unidos

Por Mónica Ospino Orozco

En redes sociales circula un video en el que se asegura que presentarán las “pruebas del fraude” y mencionan que detrás de este se encuentran bancos chinos. En Colombiacheck le contamos que esto es falso.

En un video subido por en Facebook por el portal de noticias Social News Channel se asegura que “vamos a hablar no solo las pruebas del fraude en los Estados Unidos, en las votaciones, de las que ya hemos hablado en anteriores oportunidades. Están abarcando proporciones inimaginables, Hong Kong, Irán, Venezuela, sino que adicional, hay bancos involucrados en este hecho, es decir, el dinerito que ha salido para desarrollar el software con el que se roba millones de votos en Estados Unidos, viene de bancos que se encuentran en Hong Kong”.

Luego, la presentadora menciona que “ha sido involucrado con esta empresa Dominion”. Además, asegura que esta información está siendo ocultada y que eso es lo que pasa “cuando los tentáculos del comunismo crecen”. 

En el video, que dura 11 minutos, muestran una desinformación publicada por un portal y titulada ‘Bancos del régimen chino involucrados en el fraudulento sistema de votación “Dominion”’, en la que se indica que “Dominion Voting Systems está en el centro de un escándalo masivo que alega que se llevó a cabo un fraude electrónico generalizado en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2020. El equipo legal de la Campaña Trump afirma tener pruebas de técnicas y herramientas de guerra cibernética utilizadas para manipular el resultado de la elección. Durante años, políticos y expertos bipartidistas han cuestionado la integridad de los sistemas de votación electrónica de Dominion, Sequoia, Smartmatics y SCYTL”.

Este video ha sido compartido desde el pasado 24 de noviembre hasta la fecha más de 2.400 veces en Facebook y visto por más de 150.000 personas, según una herramienta a la que tenemos acceso por una alianza con esta red social en la lucha contra la desinformación.

Al verificar esta información difundida por el canal de noticias, que se identifica en la plataforma como “un servicio dedicado a entregar noticias políticas de américa latina, estados”, encontramos que se trata de información sin ningún sustento, que incluso ya ha sido desmentida por varios verificadores en Estados Unidos.  

Es que la empresa de origen canadiense que fabrica y opera máquinas de votación electrónica en Estados Unidos, Dominion Voting Systems, ha sido señalada en reiteradas ocasiones por el presidente Donald Trump y su abogado, Rudolph Giuliani, como una de las responsables del presunto fraude que llevó al triunfo al hoy presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

Sin embargo, no hay evidencia alguna de que a través de las máquinas que proveyó esta empresa o el manejo de los datos de parte de la misma, haya un fraude probado. Aún así ha sido puesta en decenas de teorías que se tejen en torno a la narrativa de unas elecciones corruptas.

Las acusaciones en contra de la mencionada empresa, fabricante y operadora de máquinas de votación, ya han sido desmentidas en numerosas ocasiones (1, 2, 3) e incluso la propia empresa en cuestión, ha publicado en su página web una compilación de las notas  en las que medios dedicados al fact checking desmintieron las teorías de conspiración. 

Además y de acuerdo con este comunicado de la Agencia Nacional de Ciberseguridad e Infraestructura de Seguridad de EE.UU., “las elecciones del 3 de noviembre fueron las más seguras en la historia de los Estados Unidos”.

En dicho comunicado, que es además firmado por una coalición de funcionarios federales de ciberseguridad, administradores electorales locales y empresas de tecnología de votación, agrega que “otras medidas de seguridad como las pruebas preelectorales, la certificación estatal de equipos de votación y la certificación de equipos de votación de la Comisión de Asistencia Electoral (EAC) de Estados Unidos, ayudan a generar confianza adicional en los sistemas de votación utilizados en 2020”.

“Si bien sabemos que hay muchas afirmaciones infundadas y oportunidades de desinformación sobre el proceso de nuestras elecciones, podemos asegurarles que tenemos la mayor confianza en la seguridad e integridad de nuestras elecciones, y usted también debería hacerlo. Cuando tenga preguntas, recurra a los funcionarios electorales como voces confiables mientras administran las elecciones ", finaliza la comunicación del ente oficial de Estados Unidos.

De los bancos chinos, tras el fraude

Pero han surgido nuevas nuevas acusaciones en contra de Dominion y la más reciente de ellas es la  teoría de que bancos chinos estarían detrás de esta compañía. Dicha hipótesis fue lanzada inicialmente por un portal noticioso llamado Repub.Li, y viralizada en Facebook, por páginas como la de CBS que en su publicación también aseguraba que “según los documentos que figuran en la lista pública de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos, varias patentes asociadas a Dominion Voting Systems tienen un banco chino como agente de garantía. 18 entidades de patentes específicas están listadas con el Banco HSBC de CANADÁ como el asignatario. HSBC es el Hong Kong Shanghai Bank of China y representa un conglomerado bancario internacional. La entidad actúa como ‘un brazo’ del Partido Comunista Chino para llevar a cabo los intereses del partido a nivel mundial”.

Sin embargo, y de acuerdo con esta nota del diario The New York Times, “Dominion, originalmente una empresa canadiense que ahora tiene su sede efectiva en Denver, fabrica máquinas para que los votantes emitan votos y los trabajadores electorales los cuenten, así como software que ayuda a los funcionarios del gobierno a organizar y realizar un seguimiento de los resultados de las elecciones”.

Dominion en su página web asegura además que “ esta es una empresa sin filiación política que no tiene relaciones de propiedad de la empresa con la familia Pelosi, la familia Feinstein, la Iniciativa Global Clinton, Smartmatic, Scytl ni ningún vínculo con Venezuela o Cuba. Dominion trabaja con todos los partidos políticos de Estados Unidos; nuestra base de clientes y nuestras prácticas de alcance gubernamental reflejan este enfoque no partidista”.

Y al realizar  búsquedas   de la presunta intrusión china en el supuesto fraude de Dominion Voting Systems tampoco encontramos evidencia de ello, sin embargo, sí es cierto que el banco HSBC, filial, Toronto, Canadá, actúa como agente colateral de dicha fabricante de máquinas de votación, de acuerdo con estos registros de la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos lo que sin embargo, no es evidencia de intervención en las elecciones ni fraude.

Es que un agente colateral o agente de garantías, de acuerdo con la legislación de Estados Unidos, es necesario “cuando hay multiplicidad de acreedores, y sus créditos cuentan con garantías, un agente de garantías es frecuentemente designado para unificar la representación de éstos frente al deudor común y hacer valer los derechos sobre las garantías en caso de que el deudor no cumpla con los términos del préstamo o los bonos corporativos emitidos”, según lo define en su página web TMF Group. Es similar al concepto de codeudor o fiador, más comúnmente usado en Colombia.

Tampoco es cierto que HSBC sea un brazo del Partido Comunista Chino, pues esta entidad financiera, de acuerdo con este reporte de Investopedia.  “HSBC Holdings PLC (HSBC) es un banco de inversión multinacional y una institución de servicios financieros. Tiene su sede en el Reino Unido. Su subsidiaria con sede en EE. UU., HSBC Bank USA, tiene su sede operativa en la ciudad de Nueva York, y su sede nominal se encuentra en McClean, Virginia. La compañía tiene operaciones en 64 países y territorios, incluidos Europa, Asia, América del Norte y América Latina, Oriente Medio y África del Norte. La empresa tiene más de 40 millones de clientes y hay un total de 235.000 empleados equivalentes a tiempo completo que trabajan para HSBC en todo el mundo”.

Sin embargo, su fuerte arraigo en Hong Kong, que estuvo bajo dominio británico hasta 1997, y hoy hace parte de la China comunista, ha puesto en la mira de muchas potencias al mencionado banco, por considerar que la entidad podría convertirse en una punta de lanza del dominio chino en los sistemas financieros del mundo, según lo reporta en este informe titulado HSBC, ciudadano de ninguna parte, publicado en el diario Financial Times.Pero al consultar cuáles son los principales inversionistas tras el poderoso banco, considerado uno de los 7 más grandes del mundo, los tres principales son empresas con sede en Estados Unidos como: Renaissance Technologies LLC, cuya sede está en Nueva York; J.P. Morgan Securities LLC (banca de inversión con sede en las principales ciudades de Estados Unidos) y Dimensional Fund Advisors (DFA) LP, cuya sede principal está en Austin, Texas.

Con todas estas evidencias podemos concluir que las afirmaciones hechas en algunos perfiles de Facebook y en varias páginas web de que bancos chinos estuvieron tras el presunto fraude en las elecciones de Estados son falsas.