Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 16 Junio 2016

El cuentazo de Uribe

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Álvaro Uribe es el autor de uno de los más grandes mitos sobre el proceso de paz: “Mantener a los guerrilleros rasos con un auxilio de $1.8 millones durante cinco años mientras se preparan profesionalmente”. Luego de la culminación de los acuerdos de paz, su cuento quedó totalmente desmitificado. Los guerrilleros recibirán el 90% de un salario mínimo y solo durante dos años.

El cuentazo del auxilio por $1.8 millones que el gobierno nacional le pagaría a los guerrilleros desmovilizados de las Farc, nació en diciembre de 2014, época en la que el proceso de paz vivió una de sus tantas crisis.

En esa temporada decembrina, las Farc tomaron como rehén al general del Ejército, Rubén Darío Alzate, quien cayó en manos del grupo armado en el departamento de Chocó, donde según explicó, se encontraba adelantando una labor social, vestido de civil y sin su esquema de seguridad.

Su retención, que ocasionó que los diálogos en La Habana fueran suspendidos por decisión del presidente Juan Manuel Santos, finalizó luego de 14 días cuando el jefe guerrillero, ‘Pastor Alape’, lo regresó a la libertad, no sin antes tomarse una foto en la que salen abrazados y que según el alto oficial, “fue un ‘show’ en el que me obligaron a participar”.

Es justo luego de esa liberación cuando el senador Álvaro Uribe emite un comunicado, publicado por el diario El Espectador, en el que señala ocho exigencias que supuestamente habrían hecho las Farc para reanudar el proceso de paz.

Aunque la información nunca fue confirmada oficialmente, el exmandatario aseguró en su momento que era auténtica. Luego de verificar la información, Colombiacheck encontró que no había sustento que respalde la afirmación de que las Farc recibirán $1.8 millones de manutención.

Luego, el 24 de agosto de 2016, cuando finalizó la negociación, se pudo establecer que realmente el estipendio para los integrantes de las Farc que se acojan al proceso de paz, corresponderá a un 90% del salario mínimo, unos $620.508 pesos al día de hoy.

Como el mito de los $1.8 millones hizo carrera en redes sociales y mucha gente lo creyó, el jefe del equipo negociador del gobierno, Humberto de la Calle, salió a desmentir el rumor en la revista Semana.

Ese fue el origen del mito de los sueldos para los guerrilleros que, luego de 20 meses con el cierre de las negociaciones, se cayó del todo. El cuentazo de Uribe se comentó en los pasillos, en las oficinas, por las redes sociales, en el campo y en cualquier sitio de la geografía nacional. Durante el tiempo que el mito estuvo vigente y a pesar de que fue desmentido, Uribe Vélez nunca reveló su fuente o la forma cómo obtuvo dicha información.

El Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en el numeral (3.2.2.7) “Garantías para una reincorporación económica y social sostenible” en la parte concerniente a la Renta Básica establece que será el 90% de un mínimo lo que recibirán los miembros de las Farc luego de que salgan de las zonas de concentración. Este estipendio será sólo por dos años y desde que no tengan “un vínculo contractual que les genere ingresos”, concluye el documento.

Un poco de contexto

Con el acuerdo final quedó en evidencia que el gobierno tenía razón cuando en varias oportunidades, por medio de sus canales de comunicación, reiteró que la ayuda a los guerrilleros que se acojan al proceso de paz, nunca sobre pasaría lo que recibe cualquier desmovilizado en Colombia.

En la actualidad, según datos de la ACR, los excombatientes que pertenecieron a un grupo armado ilegal y se desmovilizaron pueden recibir mensualmente un subsidio que oscila entre $160.000, $320.000 y $480.000 pesos, todo depende del nivel de cumplimiento frente a los compromisos pactados. Si no cumple con nada, no recibe nada.

Además de ese beneficio mensual, los excombatientes pueden recibir otra ayuda denominada inserción económica, la cual se da por una sola vez durante todo el proceso de reintegración. Algo que también se les dará a los integrantes desmovilizados de las Farc del proceso de paz negociado en La Habana.

Ese beneficio puede ser invertido en vivienda, educación, creación de unidad de negocio o fortalecimiento de la misma. Los excombatientes de las Autodefensas Unidas de Colombia pueden recibir hasta $2 millones y los desmovilizados de otros grupos armados (ELN y EPL) hasta $8 millones.

Los desmovilizados de las Farc, según el acuerdo final, recibirán dos millones (por una única vez) luego de que culminen los 180 días dentro de las zonas de concentración en las cuales se dará el proceso de dejación de armas; por otra parte recibirán ocho millones, también por una única vez, para el emprendimiento de un proyecto productivo que puede ser individual o colectivo.

Adicional a lo anterior, los participantes de las Farc que se acojan a los acuerdos tendrán pago de seguridad social por un periodo determinado y tendrán acceso a programas de educación, vivienda, recreación y deporte, de la misma forma como sucede con los demás desmovilizados de otros grupos armados que han dejado las armas.

Es importante aclarar que el acuerdo final en el apartado 3.2.2.7 en el que se aborda el tema de la Renta Básica deja claro que la asignación mensual se dará “cuando el benefiario acredite que ha continuado con su ruta educativa”, nada novedoso respecto a las demás personas que han participado en los programas de reincorporación controlados por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR). Sino cumplen con el programa de reincorporación no se les otorgan los beneficios, así son los lineamientos de la ACR.

Actualización

El Gobierno nacional logró la aprobación del Acuerdo Final en el Congreso pese a haber perdido el plebiscito y de esta manera inició la implementación de lo acordado. Una de las medidas que más indignó a los uribistas fue el hecho que a la Unidad Nacional de Protección podrían llegar hasta 1.200 farianos (de manera gradual) con un sueldo de $1.825.843 mensuales para servir de escoltas a los mismos líderes de las Farc, así quedó establecido en el decreto presidencial 302 de 2017.

Este decreto le dio cuerda a los uribistas para sostener que lo del $1.8 millones para los guerrilleros no era cuento chino sino toda una realidad, sin embargo, como lo contó Colombiacheck en "Centro Democrático se alarma por programa de escoltas para las Farc" este beneficio solo podría ser hasta máximo el 17% de los integrantes del grupo en proceso de dejación de armas y no de manera generalizada, como en su momento lo contó el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe. “Mantener a los guerrilleros rasos con un auxilio de $1.8 millones durante cinco años mientras se preparan profesionalmente”, dijo.

Debido a que lo del asunto del $1.8 millones para los farianos no fue del todo una mentira y actualmente hasta el 17% de integrantes de las Farc se podrían hacer con ese sueldo, Colombiacheck cambia la calificación de este chequeo. De "Falsa" a "Inflada" teniendo en cuenta que si habrá un porcentaje de guerrilleros con ese beneficio pero no serán todos como en su momento sostuvo el exmandatario Uribe.

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Miércoles, 03 Mayo 2017

Los 'chicharrones' que revisará el Consejo de Seguridad de la ONU

Por Óscar Felipe Agudelo B.

El Consejo de Seguridad de la ONU visita por primera vez el país con sus quince delegaciones para respaldar el proceso de paz y verificar algunos aspectos de la implementación del Acuerdo Final. Colombiacheck presenta una recopilación de los temas del proceso de paz que estarán bajo la lupa. Algunos se han cumplido y en otros la ejecución de los acuerdos está en veremos.

Días históricos hay varios y hoy es uno de ellos. Por primera vez en la historia de Colombia y de América del Sur llegó el Consejo de Seguridad de la ONU en pleno, esto quiere decir que las quince delegaciones de los países que conforman dicho organismo arribaron a nuestro país para ver cómo va el proceso de paz y de paso dar un buen espaldarazo a la implementación. Al país aterrizaron los embajadores de China, Francia y el Reino Unido de Gran Bretaña, el de Estados Unidos por temas de agenda no pudo venir y el de Rusia tampoco debido a que falleció, de ambos llegó representación. Los anteriores cinco países tienen escaño permanente en el organismo. Por su parte los otros diez embajadores de los países no permanentes también llegaron: Bolivia, Egipto, Etiopía, Japón, Italia, Kazajistán, Senegal, Ucrania, Uruguay y Suecia.

La visita es histórica porque generalmente el Consejo solo viaja a países donde hay misiones de la ONU autorizadas, en este caso Colombia. En otras partes de Latinoamérica el Consejo de Seguridad ha estado en Haití y Centroamérica, zonas en la que ha habido misiones autorizadas.

El arribo de los diplomáticos no solo es un hecho histórico sino fundamental para el desarrollo de la implementación del Acuerdo Final. A continuación Colombiacheck expone algunos chequeos en los que se evidencian temáticas que tendrían que ser objeto de verificación del Consejo por cuanto se han denunciado posibles violaciones al Acuerdo Final. Colombiacheck ofrece un recuento de los puntos que le parece más primordiales aunque hay que tener en cuenta que podría haber otros incumplimientos al pacto firmado en La Habana.

Entrega de menores: ¿Un desacuerdo de fechas entre Gobierno y Farc?

Las Farc han ido entregando menores de edad de manera escalonada pero nunca han revelado de manera oficial y formal cuántos tienen y cuándo terminarán de entregar los menores de edad que están en su poder. En este punto hay un hecho importante y es que en la revisión que Colombiacheck hizo al Acuerdo Final nunca se encontró que esta organización en proceso de dejación de armas se haya comprometido con una fecha específica para entregar todos los menores de edad, por tal motivo calificamos la afirmación de Sergio Jaramillo como ligera por cuanto éste manifestó que las Farc estaba incumpliendo con la entrega de los menores. La calificamos como ligera porque no se puede exigir algo que no quedó explicito en el Acuerdo Final. Lo seguro frente al caso es que hasta abril 28 fueron entregados 76 menores al Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, encargado de la recepción de los menores. En un comunicado dicho organismo manifestó que "continuará facilitando estas operaciones humanitarias de conformidad con lo solicitado por el Gobierno colombiano y las FARC-EP", es decir, faltan más menores por entregar.

Visitas a zonas veredales, otro rifirrafe entre el Gobierno y las Farc

Carlos Antonio Lozada, miembro de las Farc, ha mostrado su inconformidad por un aspecto que a su juicio se constituye una violación al Acuerdo Final. Según el líder guerrillero, la Policía y el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) de la ONU han obstaculizado la entrada para que visitantes lleguen a las zonas en donde están concentrados los farianos. ¿En verdad las Farc tienen obstáculos para que los visiten?, esa pregunta la podría responder el Consejo, por ahora en la indagación de Colombiacheck pudimos establecer que sus palabras son engañosas.

Incertidumbre por cifra de armas que dejarán las Farc y Pifia del Presidente revela incumplimiento en dejación de armas

La dejación de armas ha sido un tema polémico y más que polémico objeto de incumplimiento por parte de las Farc. Se fijaron tres plazos para una dejación escalonada de las armas pero no se han cumplido. De unas 7.000 armas (aproximadamente) que tenían que ser dejadas van unas 1.140. El presidente Juan Manuel Santos en una ocasión metió la pata y anunció que el MM&V ya tenía 14.000 armas de esa organización pero todo resultó siendo una mentira. En la misma línea de falacias estuvo el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, quien sostuvo que el número de armas de las Farc era de 14.000. De inmediato el MM&V anunció que el inventario que tiene de armas rodea las 7.000. Respecto al enredo en la dejación de armas (tema en el que también han sido imprecisos los senadores Roy Barreras y Paloma Valencia) lo cierto es que no se ha cumplido con lo estipulado en el Acuerdo Final. Según lo pactado, todas las armas debían estar en poder de la ONU el pasado 1 de mayo.

Carta de las Farc a los alcaldes de La Guajira ¿violación del cese al fuego?

El señalamiento lo hizo el alto comisionado para la paz Sergio Jaramillo, luego de una carta que las Farc envió a los alcaldes de La Guajira para “adelantar de manera conjunta” acciones en “función de la implementación”. De acuerdo a la inspección de Colombiacheck y el Cerac, la carta sí se constituyó una violación al Acuerdo Final porque según lo pactado las Farc se comprometieron a no “interferir en el normal desarrollo de las funciones de las autoridades civiles, militares y de policía, así quedó explicito en acuerdo pactado en La Habana.

Por “decreto” se suspenden investigaciones a las Farc

Otra de las violaciones al Acuerdo Final fue anunciado por medio de José Miguel Vivanco, una voz internacional que dirige Human Right Watch. El funcionario internacional sostuvo que por medio de un decreto presidencial se ordenó suspender las investigaciones sobre delitos atroces a miembros de las Farc. En la comprobación de Colombiacheck se pudo establecer que la denuncia hecha por Vivanco es cierta.