Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 18 Septiembre 2019

Cdmb no le negó a Minesa la posibilidad de explotar minería en Soto Norte como dijo Fredy Anaya

Por Vanguardia

Si bien la Cdmb determinó que el proyecto minero Soto Norte no tiene un correcto uso y aprovechamiento de los recursos naturales, este concepto técnico no es vinculante, la decisión final de la explotación minera en cercanías del Páramo de Santurbán está en manos de la Anla.

El candidato a la Alcaldía de Bucaramanga Fredy Anaya aseguró en el debate del canal TRO realizado el 10 de septiembre que la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb (la autoridad ambiental regional), le “negó a Minesa la posibilidad de explotar la minería en Soto Norte”, al hacer referencia al concepto técnico que ese mismo día se hizo público.

Vanguardia volvió a consultarle a Anaya sobre el tema y el candidato se ratificó y dijo que la afirmación es cierta. 

Posteriormente, indicó: “Que la Anla (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) se la dé (otorgue la licencia para explotar minería) es otro problema. Lo que hizo la Cdmb fue dar un concepto y en el concepto se le negó la posibilidad a Minesa de explotar cerca al páramo de Santurbán”.

El concepto al que se refiere el candidato es el ‘Concepto técnico sobre el uso y aprovechamiento de los recursos naturales del Proyecto Soto Norte de explotación subterránea de minerales Auroagentíferos en el marco del Estudio de Impacto Ambiental presentado por Minesa S.A.S.’, emitido por la Cdmb.

En dicho documento, la entidad ambiental asegura que el proyecto minero Soto Norte de Minesa no tiene un correcto uso y aprovechamiento de los recursos naturales.

“Nosotros revisamos cada uno de los permisos y con la información que en este momento tiene el proyecto no hay viabilidad”, explicó Martín Camilo Carvajal, director de la Cdmb a RedCheq.

Esto, aseveró Carvajal, se refiere específicamente a concesiones aguas, permisos de vertimiento, ocupaciones de caudal, permiso de emisiones atmosféricas y aprovechamiento forestal.

“En el tema de recursos hídricos, los estudios que ellos (Minesa) presentan tienen muchas inconsistencias para una fuente hídrica, se presentan valores diferentes de caudales, entonces eso es una inconsistencia fuerte y especialmente hay un elemento crítico y es que los caudales de las fuentes hídricas no se mantienen constantes durante una época anual, hay una épocas de estiaje donde se presenta la condición crítica y es donde se vuelve el referente para poder determinar si la fuente hídrica cuenta con el recurso que le permita autorizar la captación y el uso del recurso para las necesidades del proyecto”, aseguró Carvajal.

Sin embargo, la Cdmb no es la entidad competente para negar el proyecto minero de Minesa.

Según Lilia Roa Fuentes, bióloga de la UIS y doctora en ciencias biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, por decreto único del sector ambiental y por el tamaño de la obra, la jurisdicción es de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

“La Anla solicita a la corporación (Cdmb) un concepto técnico. La autoridad tiene que tomar el concepto de la Cdmb y decidir sobre el futuro del proyecto. Y ese concepto no es vinculante, la decisión por decreto único del sector ambiental es de la Anla”, explicó la experta. 

En otras palabras, el concepto de la Cdmb sobre el proyecto de Minesa no es de obligatoria aplicación. La corporación ambiental regional cumplió con su papel al realizar los estudios que generaron el concepto técnico, pero la Anla puede tomar una decisión independiente a dichos resultados. 

Sobre el tema, la Anla aseguró que el concepto de la corporación hace parte del procedimiento normal de evaluación y se le dará un tratamiento similar al de todos los pronunciamientos que se reciben en cada trámite que evalúa la entidad.

El tire y afloje con la explotación minera en Soto Norte

El interés por las riquezas que esconde el páramo de Santurbán es un asunto de décadas atrás. De hecho, los habitantes de la provincia Soto Norte se definen como pueblos de tradición minera, pues por años esta ha sido la actividad principal de la región.

Durante los gobiernos de Juan Manuel Santos se impulsó la llamada 'locomotora minera energética' para favorecer el crecimiento económico del país. Esto facilitó que en Santander aumentara la asignación de títulos para la explotación de metales como el oro, para los mineros artesanales y las multinacionales.

En el departamento surgió la primera preocupación con la llegada de la canadiense Greystar, que pretendía ejecutar un proyecto de minero a gran escala y a cielo abierto que los ambientalistas advirtieron que afectaba el páramo de Santurbán y se pondría en riesgo el suministro de agua en zonas aledañas como en las áreas metropolitanas de Bucaramanga y Cúcuta. Por tal motivo, una multitud marchó en febrero de 2011 contra esta compañía, que luego se llamó Eco Oro.

Al tiempo de los procesos mineros, está la limitación del Páramo. Por lo que el 8 de enero de 2013, el Gobierno Nacional declaró que las 11.700 hectáreas del Parque Natural Regional del Páramo de Santurbán no eran suficientes para proteger el ecosistema estratégico.

En qué va la delimitación

Tras la presión social, en diciembre de 2014 el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible anunció una nueva delimitación del páramo. Se protegió el 76 por ciento de la zona, es decir, 98.954 hectáreas de las 129.743 existentes. Dentro de estas operaba gran parte del proyecto Angostura de Eco Oro.

Sumado a esto, en febrero de 2016, un fallo de la Corte Constitucional prohibió la actividad minera en los páramos, por lo que se imposibilitó la explotación por parte de la empresa canadiense, a la que la Agencia Nacional de Minera, ANM, le suspendió la licencia en 2016.

Entre tanto, la delimitación del Páramo de Santurbán sigue sin definirse. En 2017 la sentencia T-361 de la Corte Constitucional dejó sin efectos la Resolución 2090 de 2014, con la que el Gobierno había delimitado el páramo. 

Según el fallo, no se garantizó la participación ciudadana, por lo que ordenó que se adelantará una nueva delimitación, teniendo en cuenta la opinión de los habitantes de la región.

Aunque la nueva delimitación debió entregarse el 16 de noviembre de 2018, el Ministerio de Ambiente solicitó prórroga hasta diciembre próximo para realizar encuentros de socialización en diferentes poblaciones de Santander y Norte de Santander.

En junio pasado el Tribunal Administrativo de Santander le concedió un nuevo plazo para que el Gobierno entregue la nueva delimitación a más tardar el próximo 18 de diciembre.  

Compañías interesadas en explotar

Ante la negativa de realizar explotación de minerales en el área en donde Eco Oro adelantaba la fase exploratoria durante 20 años, la compañía presentó en marzo pasado su renuncia al contrato de concesión minera en el Páramo de Santurbán. 

La solicitud fue aceptada por la ANM y posteriormente el Estado fue demandado por 764 millones de dólares el año pasado, en medio de un proceso de arbitramiento internacional.

Otro de los títulos mineros en el área de influencia del páramo de Santurbán pertenecía a la compañía AUX, que pertenecía a Eike Batista, el exmultimillonario que fue condenado a 30 años de prisión por corrupción en Brasil.

Luego de que Batista quebrara en 2014, la minera pasó a manos al fondo Mubadala de Abu Dabi y se constituyó Minesa. En 2017 la compañía presentó un primer Estudio de Impacto Ambiental, que retiró en marzo de 2018. 

Tras realizar ajustes, en enero pasado presentó un nuevo estudio ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, que decidirá si avala o no el proyecto.

¿Cuáles empresas mineras están en la zona del páramo?

En el área de la resolución 2090 de 2014, es decir, dentro del Páramo de Santurbán y que tienen algún instrumento ambiental, hay siete empresas mineras: Sociedad Minera Reina de Oro, Sociedad Minera La Providencia, Sociedad Minera Trompetero, Sociedad Minera La Elsy, Sociedad Minera La Nueva Elsy, Minera Vetas y Eco Oro, según dio a conocer la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la meseta de Bucaramanga, Cdmb, en junio pasado.

En esta zona existen otras compañías como Aux Gold, Continental Gold de Colombia, Oro Barracuda, Galway, Empresa minera San Antonio de Yolombó, Sociedad minera La Esmeralda y Anglogold Ashanti Colombia, que aunque tienen títulos mineros, no tienen permisos ambientales.

En el caso de Minesa, ésta no se encuentra dentro de esta área, aclaró la corporación.

En cualquier caso, ya que la Cdmb no tiene la última palabra sobre Soto Norte, calificamos la afirmación de Anaya como cuestionable.

RedCheq

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 13 Septiembre 2019

El dato falso sobre 'bicis' en Cali que dio Michel Maya

Por El País

El candidato a la Alcaldía de esa ciudad se equivocó al dar un dato sobre dónde viven los usuarios de bicicleta en Cali.

El martes 13 de agosto, a las 11:50 de la mañana, el aspirante a la Alcaldía de Cali, Michel Maya, dijo en un mensaje en su cuenta de Twitter que “el 80% de los 180 mil biciusuarios vive en el oriente de Cali. La prioridad será servir a la gente del oriente de Cali que se mueve en bicicleta. Allí concentraremos la agenda de gobierno”.

¿Cuántos caleños usan habitualmente la bicicleta? ¿Dónde viven y por dónde se mueven? Verificar la información entregada por este aspirante al cargo máximo a nivel municipal en Santiago de Cali es importante ya que en el Plan de Ordenamiento Territorial con vigencia hasta el 2027, se plantea reforzar los modos alternativos de transporte, como la bicicleta, para  la implementación de la política de calidad ambiental.

En palabras de John Fredy Bustos, coordinador de proyectos de la fundación Integrados, si Cali se quiere convertir en una ciudad del siglo XXI, tiene que priorizar las redes de bicicleta y peatonales.

"Los datos son muy importantes para la planificación de la ciudad y la bicicleta ya es uno de los principales modos de transporte de los caleños. Ayuda a cumplir algunos compromisos que ha adquirido Colombia como la descontaminación, desde la perspectiva ambiental mejora condiciones del entorno y reduce el número de accidentes con víctimas fatales en las vías",  comenta Bustos.

Consultado sobre su afirmación, Michel Maya comenta que el tuit - que, confiesa, tiene un error de precisión cometido por su Community Manager - se basa en un estudio adelantado por la fundación Ciudad Humana al que tuvo acceso cuando estudiaba una maestría en la Universidad de los Andes.

Preguntamos a la fundación Ciudad Humana, quienes precisaron que el estudio no fue realizado por ellos sino por la consultora Geografía Urbana. Alejandro Rodríguez, colaborador de esta firma, apuntó que el documento generado se basó en la Encuesta de Movilidad de 2015, realizada por la unión temporal conformada por Steer Davies Gleave y el Centro Nacional de Consultoría para la Alcaldía de Cali a través de Metro Cali en 2015.

Dicho documento consiste en la elaboración de los estudios y diseños técnicos para el proyecto de ciclo infraestructura en Cali realizado por la Empresa Municipal de Renovación Urbana, Emru, y Geografía Urbana en 2017.

Para Rodríguez es importante destacar que “los estudios de transporte se basan en los viajes, no en cuánta gente hay” en la ciudad, de ahí que en la Encuesta de Movilidad se habla de un promedio diario de 237.418,02 viajes en bicicleta realizados, correspondiente al 5,4 por ciento de los 4'396.630 viajes que se realizan (en cualquier medio de transporte) a diario en el área de estudio de la Encuesta, es decir, Cali y su área metropolitana, además de los municipios de Palmira, Yumbo, Candelaria y Jamundí.

Cabe resaltar que, de acuerdo con Carlos González, asesor de movilidad para el Departamento Administrativo de Planeación Municipal, un mismo ciudadano puede hacer más de un viaje al día. Es decir, que los 237.418 viajes diarios en bicicleta en Cali no corresponden necesariamente al número de biciusuarios de la ciudad.

 

Tomando como base los datos de la Encuesta de Movilidad, desde el estudio de Geografía Urbana se propone el análisis de diversas variables para determinar el uso de la bicicleta en Santiago de Cali.

En la página 76-77 del documento se explica que “inicialmente se tuvo en cuenta para calcular el número de bici usuarios el primer viaje diario que hizo cada persona desde su hogar, por lo anterior, cabe anotar que los resultados no muestran a la comuna 22 [al sur de Cali], debido a que este sector de la ciudad se caracterizó por ser un sitio de destino y no de partida”.

La siguiente tabla muestra el número y porcentaje de usuarios que realizaron su primer viaje desde 21 comunas de Cali, “arrojando que, la comuna 13 [al oriente de Cali] fue la que presentó mayor número de bici usuarios, al igual que en viajes, lo cual representó unas 7.567 personas”.

usuarios de bicicleta

Como se evidencia en la tabla, el número de biciusuarios según este estudio es de 88.268, lo que contradice la cifra de 180.000 dicha por Maya en su trino. No obstante, tal y como lo resalta Alejando Rodríguez, esta cifra es sólo una aproximación.

En relación con el lugar de residencia de los usuarios de bicicleta en Cali, Rodríguez señala que como límites del oriente de la ciudad podrían considerarse la Calle 25 o Avenida Simón Bolívar, la Carrera 50 y la Carrera 8, incluyendo así las comunas 7, 8, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 21. El porcentaje de biciusuarios para ese sector, según la anterior tabla, sería del 56,09 por ciento, en contraposición al 80 por ciento descrito por el candidato en su mensaje.

“No hay un número claro, pero sí es evidente que los viajes se generan en su mayoría en el oriente, como se evidencia en el mapa sobre el origen de los viajes en bicicleta en las comunas de Cali”, afirma Rodríguez.
Mapa de Cali

Por otra parte, consultamos a la profesora Janeth Mosquera, directora del Observatorio del Ciclista y el Peatón, que hace parte de la Mesa de Transporte No Motorizado del Área de Salud Pública de la Universidad del Valle, a quien le preguntamos si había alguna manera de revisar datos de biciusuarios por estrato.

Mosquera destacó que “en Cali no hay una encuesta que clasifique a los usuarios de bicicleta por condición socioeconómica”, pero también nos dijo que se puede encontrar una aproximación en su tesis "Transformación socioespacial y espacio disputado a nivel de calle en Latinoamérica: el caso de Cali, Colombia" (“Socio-spatial Transformation and Contested Space at the Street Level in Latin America: The Case of Cali, Colombia” en su idioma original).

Según se evidencia en la encuesta realizada para la elaboración de este documento, de las 729 personas que usan bicicleta encuestadas en un primer momento (2011-2012), un total de 673 pertenecen a los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3, lo cual representa un 92,3 por ciento del total de encuestados. Para el segundo momento (2013), cuando 185 personas fueron consultadas, este porcentaje asciende a 97,8 por ciento.

Sin embargo, debido al tamaño de la muestra, estos estudios son una buena aproximación, como dice Mosquera, pero no son concluyentes. Además, el estrato socioeconómico no corresponde necesariamente al lugar donde habitan los biciusuarios.
Así que, dado que las cifras que existen solo son aproximaciones sobre el lugar de vivienda de los biciusuarios de Cali, pero estas cifras no le dan la razón a Maya en su afirmación, la calificamos como "falsa".

RedCheq