Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 18 Agosto 2021

Esta foto no es de los talibanes en Afganistán sino de una puesta en escena contra el Estado Islámico en 2014

Por Ana María Saavedra

La imagen que se ha viralizado en redes, a propósito de la toma del poder de los talibanes en agosto de 2021, fue tomada en Londres en una obra en protesta contra el EI.

La llegada de los talibanes al poder en Afganistán, luego de la caída de Kabul, la capital afgana, y la huída del presidente, ha generado una ola de temor en el mundo por la situación de las mujeres y el retroceso de sus derechos. Pero esta indignación también ha traído consigo desinformación al usar imágenes no recientes o con un contexto diferente.

En redes sociales se ha viralizado una publicación en la que se se observa a un hombre llevando a varias mujeres, vestidas con niqab, con una cadena. La imagen ha sido compartida tanto en Facebook como en Twitter con mensajes como “La derrota de la humanidad... en una foto. Medieval - Afganistán” y  “Las feministas están calladas porque se están preparando para poner los senos al aire por las mujeres de Afganistán”. 

Una imagen que en Facebook ha sido compartida más de 7.600 veces y tiene 376.000 visualizaciones, según una herramienta a la que tenemos acceso por el programa 3PFC, una alianza en la lucha contra la desinformación.

Para verificar la historia de la foto, realizamos búsquedas inversas de la imagen en Google y Tineye, que arrojaron que esta imagen circula desde 2014. 

En esa búsqueda encontramos la publicación ‘Esta es una imagen de una escena representativa en una manifestación contra el Estado Islámico en Londres en 2014’ de AFP Factual, en árabe. La nota, con fecha de mayo de 2020, verificaba una publicación de Facebook en la que se aseguraba que el Estado Islámico estaba “vendiendo mujeres sirias e iraquíes en el mercado de esclavos”.

Sin embargo, la foto es de Londrés en 2014, como lo explica la nota de AFP, que menciona una publicación de Twitter (que ya no aparece) y un artículo de BBC.

En Colombiacheck buscamos  el artículo ‘#BBCtrending: The mock Islamic State slave auction in London’ (#BBCtendencia: El simulacro de subasta de esclavos del Estado Islámico en Londres), publicado el 20 de octubre de 2014.

En la publicación, en la que se observa una foto similar, se explica que se trató de una campaña de los activistas kurdos en las redes sociales contra el Estado Islámico con un video de un simulacro de "mercado de esclavos sexuales del Estado Islámico" en el corazón de Londres, visto más de un cuarto de millón de veces en YouTube.

El video muestra al supuesto cabecilla del grupo gritando por un micrófono. Detrás de él hay un grupo de mujeres, todas ellas actrices, completamente cubiertas y encadenadas. "Tenemos cuatro mujeres para usted hoy aquí", anuncia el hombre, "y estamos aquí para venderlas por cortesía del Estado Islámico".

También encontramos la nota ‘El mercado de esclavos sexuales del Estado Islámico organizado en Londres por activistas kurdos’, publicada el 16 de octubre de 2014 por The Huffington Post. En esta nota se indica que la puesta en escena fue organizada por el grupo  Compassion 4 Kurdistan.

Al realizar una búsqueda en Google con las palabras Isis london slave 2014 Compassion 4 Kurdistan, encontramos múltiples publicaciones del acto, realizado luego de las denuncias de esclavitud sexual por parte del Estado Islámico a Mujeres kurdas en Iraq y Siria.

En esa búsqueda encontramos que nuestros colegas verificadores de India Today también publicaron una verificación de un video similar a la foto compartida en Colombia. “Un video que muestra a mujeres aparentemente vendidas en una calle abierta se ha vuelto viral con la afirmación de que las mujeres afganas están siendo subastadas como esclavas sexuales. La AFWA de India Today investigó esta afirmación y descubrió que era falsa”, indicaron.

En el video se observan las mismas personas que aparecen en la foto publicada en Facebook y Twitter, pero en ambos casos son imágenes de la puesta en escena en Londres.

Así que calificamos como falsos los mensajes en redes sociales que atribuyen esta imagen a hechos ocurridos en Afganistán con la llegada de los talibanes al poder. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 15 Septiembre 2020

La azitromicina no se encuentra de manera natural en las plantas

Por Jose Reinaldo Morera Molina – RedCheq

Este medicamento es un compuesto sintético que no se puede extraer del ajo, el eucalipto o la cebolla. Además, es peligroso tomar antibióticos sin orden médica.

En Facebook ha circulado en repetidas ocasiones (1, 2, 3) una cadena afirmando que el antibiótico conocido como azitromicina se encuentra de manera natural en diferentes alimentos y plantas, como el eucalipto, el ajo, la cebolla y el limón. 

Desinformación

Pero esta información es falsa.

La azitromicina, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estado Unidos, suele formularse para tratar infecciones bacterianas como la bronquitis, neumonía o incluso enfermedades de transmisión sexual.

Durante el primer semestre del año, este medicamento se empleaba para tratar las infecciones pulmonares en pacientes COVID-19. Sin embargo, por el estudio “Antibiotics for community-acquired pneumonia in adult outpatients”, la OMS decidió retirarlo del tratamiento por los efectos contraproducentes para el sistema cardiovascular que produce su consumo en pacientes con comorbilidades.    

De acuerdo con la American Society for Microbiology, la azitromicina es un derivado de la eritromicina, un antibiótico producido a partir de la bacteria streptomyces erythreus que se encuentra en el suelo fértil. Por otra parte, Claudia Patricia Vaca González, farmacóloga docente de la Universidad Nacional, alerta sobre el peligro del consumo de antibióticos sin orden médica.

“La gente considera que tomar azitromicina puede ser el preventivo o mejorar los síntomas (de la COVID-19) y la verdad es que no. Estamos ante una gran crisis mundial por la resistencia a los antibióticos. Cualquier uso fuera de la indicación médica puede contribuir a que este problema sea más grave”, asegura Claudia Vaca.

La farmacóloga también explicó en un chequeo previo que el uso de azitromicina sin la supervisión de un profesional puede ocasionar efectos contraproducentes como arritmia cardiaca o daños en el hígado. Es por eso que la recomendación de la OMS a la población es “tomar antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional sanitario certificado”, pues “las bacterias mutan hasta adquirir resistencia a este fármaco”.

Azitromicina y COVID-19

Como Colombiacheck lo ha mencionado en una ocasión  anterior, no se ha comprobado que los antibióticos sean la cura para el nuevo coronavirus.  Es verdad que la OMS alerta sobre la infección pulmonar bacteriana secundaria por el SARS-CoV-2 (virus que transmite la COVID-19) y que emplean antibióticos para tratarla. Sin embargo, recientemente se ha regulado el uso de estos medicamentos. 

El 10 de agosto de 2020 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) retiró a la azitromicina de su “Lista de medicamentos esenciales para el manejo de pacientes que ingresan a unidades de cuidados intensivos con sospecha o diagnóstico confirmado de COVID-19”. 

Los argumentos explicados en este documento que sustenta esta decisión son siguientes:    

  1. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) advirtió sobre eventos cardiovasculares mortales (arritmias) por el consumo de azitromicina.

  2. La azitromicina, de acuerdo con el estudio “Antibiotics for community-acquired pneumonia in adult outpatients” presenta significativamente más efectos adversos que otros antibióticos como la levofloxacina, la eritromicina y la claritromicina en pacientes con comorbilidades.

Siendo así, la OMS decidió retirar la azitromicina de La Lista Modelo de Medicamentos Esenciales y en su lugar se emplea la claritromicina para el tratamiento de la neumonía grave en adultos y niños mayores de cinco años.

Calificamos como falsas todas las cadenas que aseguran que la Azitromicina se encuentra de manera natural en las plantas. Este es un medicamento de origen sintético que no cura el COVID-19. Aunque a inicios de de año se utilizó para tratar afecciones pulmonares, a la fecha, tanto la OPS como la OMS no recomiendan su uso.