Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 27 Agosto 2020

Las falsas fotos que acompañaron una noticia sobre masacre en Nariño

Por Mónica Ospino Orozco

La muerte violenta de tres jóvenes indígenas en Ricaurte, Nariño, el pasado 18 de agosto, fue reportada por una página de Facebook que usó fotos de un hecho diferente ocurrido en Tumaco en 2017.

El pasado 18 de agosto el país conoció de una nueva masacre, esta vez en el resguardo de Pialambí, zona rural de Ricaurte, Nariño, en donde tres jóvenes indígenas de la comunidad awá fueron asesinados por un grupo al margen de la ley.

El resguardo en donde ocurrió la tragedia queda a siete horas del casco urbano y el acceso es solo posible a pie, por lo que la información que llegó del caso fue escasa. Sin embargo, esta página de Facebook subió una publicación el 19 de agosto, reportando la noticia que acompañó con varias fotografías que no correspondían al evento mencionado.

El post de la página, denominada ‘Pasto Denuncias el original’, se titulaba “Se conocen las primeras imágenes de la masacre y se hallan 7 muertos en Camawari Ricaurte Nariño” (sic), pero aún en ese momento la información era precaria y el alcalde de ese municipio nariñense, Gilmar Eder Burgos, confirmaba tres muertes, por lo que también hay inexactitudes en las muertes reportadas.

Adicionalmente, las fotos de dicha publicación corresponden en realidad a la muerte de siete campesinos en medio de enfrentamientos con el Ejército y la Policía a causa de una protesta contra la erradicación de cultivos en Llorente, corregimiento de Tumaco, Nariño, el 5 de octubre de 2017.

De acuerdo con esta nota del diario El Tiempo, “el caso llevó a que la Policía suspendiera a cuatro uniformados señalados de disparar contra los civiles”. 

En Colombiacheck hicimos la búsqueda inversa en Google de las dos fotos de la publicación hecha en Facebook y encontramos que una de estas se publicó para acompañar esta nota de radio Macondo, y que al parecer fue tomada por miembros de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de los Ríos Mira, Nulpe y Mataje – ASOMINUMA.

La otra fotografía aparece en varias publicaciones, como por ejemplo esta del diario Vanguardia de Bucaramanga hecha el 7 de octubre del 2017 y cuyo crédito se adjudica a la agencia Colprensa y esta del diario La Opinión de Cúcuta, del 23 de diciembre de 2017 en la noticia titulada “Imputarán cargos a dos oficiales por la muerte de siete campesinos en Tumaco”.

La publicación de Facebook no aclara que las fotografías no corresponden al hecho reportado, pese a que en los comentarios varios usuarios les manifestaron el error. La nota con las fotos erradas ya ha sido compartida por más de 428 personas y tiene cerca de 200 comentarios.

Luego de este análisis concluimos que la publicación es falsa pues las fotos que la acompañan no son del hecho ocurrido en Ricaurte, Nariño y tampoco los datos ofrecidos en la noticia.

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Jueves, 24 Agosto 2017

En Tumaco la muerte violenta sigue acechando a su gente

Por Sania Salazar

Este municipio del pacífico nariñense tiene altas tasas de homicidios aseguró el ministro del Interior, Guillermo Rivera, a quien las cifras de la Policía y de Medicina Legal le dan la razón.

En una rueda de prensa en la que el tema central era el asesinato de líderes sociales en Colombia, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, dijo que “Tumaco es uno de los municipios que está registrando tasas de homicidios más altas”.

 

 

Colombiacheck contactó por teléfono y a través de mensajes de Whatsapp a funcionarios de la oficina de prensa del Mininterior para saber en qué cifras basaba Rivera su afirmación y para determinar a qué periodo específico se refería. Aunque solicitamos la información desde el pasado 18 de julio, hasta el momento de publicar esta información no hemos recibido respuesta.

Entonces para poder chequear la afirmación del Ministro revisamos las cifras del Forensis de 2016, el informe estadístico que cada año presenta el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Allí encontramos que en Tumaco mataron el año pasado a 153 personas. La tasa de homicidios fue de 74 por cada cien mil habitantes lo que lo ubica en el puesto 39 entre los municipios con la peor tasa de asesinatos.

Los datos de Tumaco muestran que este problema está incrementándose en vez de disminuir, ya que en 2015 mataron a 130 personas y la tasa de homicidios fue de 65 por cada cien mil personas.

El municipio con la tasa más alta, según las cifras del Forensis, es Puerto Rondón, Arauca, con 182 por cada cien mil habitantes.

Boris Ramírez, director del área de gestión del conocimiento de la Fundación Ideas para la Paz, FIP, explicó que según cifras de la Policía Nacional, Tumaco aparece en el puesto 70 en 2016 y en el puesto 50 en el acumulado de lo corrido de 2017 entre los municipios con las tasas más altas de homicidios por cien mil habitantes.

“No es el municipio con la tasa de homicidios más alta, pero está en el 6% de los municipios que tienen más del triple de la tasa promedio nacional. En 2016 la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes de Colombia fue de 22 casos y Tumaco tiene 72 (según cifras de la Policía). La tasa de Tumaco está tres veces por encima de la tasa nacional, Tumaco sí es un problema, pero no es el único, hay 70 municipios”, indicó Ramírez.

Según el Secretario de Gobierno de Nariño, Édgar Alonso Insandará Guerrero, la gran mayoría de esos homicidios se están presentando en el corregimiento de Llorente, ubicado en Tumaco. “De los 89 homicidios que tiene en este momento Tumaco (hasta el 19 de julio), más de 50 se han presentado en Llorente por causas relacionadas con el narcotráfico, microtráfico, sustitución de cultivos de uso ilícito”, confirmó.

¿Y los municipios en donde hay zonas veredales?

En el Forensis 2016 incluyen un análisis del comportamiento de los homicidios en los 25 municipios donde hay Zonas veredales transitorias de normalización. Una de esas está, precisamente, en la vereda La Variante, de Tumaco.

El análisis muestra que Tumaco, junto a Tibú (Norte de Santander) y San Vicente del Caguán (Caquetá) son los municipios en donde más se presentan homicidios no relacionados con el conflicto armado.

“Solo estos tres municipios representan el 66% de los homicidios asociados a otros tipos de violencia, siendo Tumaco el de mayor aporte con un 51% de estas muertes entre 2014 y 2016. En el resto de municipios el comportamiento es constante en este tipo de homicidios en los últimos años”, especifica el informe.

“El caso de Tumaco es el más crítico. Si bien se observa una disminución sustancial en los homicidios desde 2012, en 2016 se presenta un cambio en la tendencia de las muertes violentas al presentar un aumento pasando de 131 en 2015 a 153 en 2016. Según la información de Medicina Legal, este incremento está determinado por el aumento de otros tipos de violencia no asociados al conflicto (otros tipos de violencia agregadas), tendencia impulsada por violencia interpersonal. En este caso, al igual que en los anteriores, la violencia sociopolítica disminuye, pero la interpersonal presenta un aumento. Esta tendencia es jalonada, principalmente, por muertes relacionadas con venganzas y ajustes de cuentas. A su vez, son perpetrados principalmente por armas de fuego con el 84% de los casos relacionados”, reza el informe.

El análisis de la FIP indica que ese comportamiento de los homicidios está relacionado con la reconfiguración y disputa entre diferentes actores armados por el control de esta importante zona para el narcotráfico. Hay que recordar que por su condición de puerto, ese municipio es codiciado por los narcotraficantes para sacar la droga por el Pacífico hacia Centro y Norte América.

Además, según el más reciente informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito, UNODC, conocido el pasado 14 de julio, Tumaco sigue siendo el municipio con más tierra sembrada de coca en el país pues acumula 23.148 hectáreas, que representan un 16% del total del territorio sembrado en el país.

Según investigaciones realizadas por la FIP, desde finales de 2015, Tumaco vive un escenario de surgimiento, disputa y reacomodo de diferentes grupos armados, lo que se ha traducido en el incremento de los índices de violencia y homicidio.