Pasar al contenido principal
Jueves, 01 Agosto 2019

Los precios de los alimentos en Pereira no aumentaron más del 100 por ciento

Por Colombiacheck Regional

Tras un derrumbe cerca a Pereira, una nota aseguró que los precios de los alimentos en esa ciudad se duplicaron. Pero los datos disponibles indican que, aunque algunos precios aumentaron, ninguno se duplicó y otros varios disminuyeron.

El pasado 26 de julio, Caracol Radio publicó una nota titulada "Más de 100 % aumentaron los precios de alimentos en Pereira" en la que se asegura, precisamente, que los alimentos en la capital de Risaralda aumentaron más del 100 por ciento a causa de algunos derrumbes en la vía que conecta la ciudad con el municipio de Dosquebradas, conocida como Variante la Romelia-El Pollo.

Caracol Radio

Aunque Caracol Radio hace la aclaración de que solo algunos de los precios presentaron un aumento “significativo”, encontramos que las afirmaciones de la publicación no se adhieren por completo a la realidad, porque aunque sí ha habido aumento en algunos alimentos, no ha sido del 100 por ciento en todos e incluso algunos han bajado de precio.

Cuestionable

Lo concluimos tras revisar el Sistema de Información de Precios del Sector Agropecuario – Sipsa del Dane, donde se pueden encontrar los precios por ciudad de varios alimentos (que se registran en varios mercados de cada municipio), que contradice algunas de las cifras reportadas por Caracol Radio.

Por ejemplo, según el artículo de Caracol Radio, "la sandía y el melón han pasado de 1.500 pesos el kilogramo a 3.200 pesos". Esto sería un aumento del 113,3 por ciento. 

Sin embargo, de acuerdo con el Sipsa, el precio reciente más alto del kilogramo de patilla en Pereira fue el 4 de julio, cuando se registró a 1.200 pesos en el mercado de La 41, mientras que el 26 de julio ese precio había bajado a 1.150 pesos. Es decir, una reducción del 4,1 por ciento.

Por su parte, de nuevo según datos del Sipsa, el kilogramo de melón cantalup estaba a 3.550 pesos en Mercasa el 4 de julio y había bajado a 2.700 pesos el 26 de julio. Es decir, tuvo una reducción del 23,9 por ciento.

Caracol Radio también dice que "la papaya antes se compraba a 1.400 y hoy se debe pagar 2.000 pesos".  Esto sería un aumento del 42 por ciento. En esta cifra, en cambio, se quedan cortos, aunque de todas maneras no llega a un aumento del 100 por ciento.

En el Sipsa constatamos que la última vez que un kilogramo de papaya estuvo por debajo de los 1.400 pesos fue el 7 de junio, cuando estaba a 1.367 en Mercasa (el 4 de junio el precio había llegado a 1.333 en La 41). Para el 26 de julio esos precios habían aumentado a 2.200 en Mercasa y 2.425 en La 41. Esto representó un aumento del 60,9 por ciento en Mercasa y del 81,9 por ciento en La 41.

También usamos los datos del boletín del Sipsa para comparar los precios de varios otros alimentos y grupos de alimentos y, contrario a la aseveración del artículo de que solamente la papa ha presentado disminución en su precio, varios otros lo hicieron. Tomamos en cuenta algunos productos de la canasta familiar como la ahuyama y el arroz de primera y segunda y encontramos que sus precios no han aumentado sino que han tenido una reducción.

 

Variaciones en los precios de loa alimento en pereira por josereymol73

Así que la publicación de Caracol Radio, además de no ser exacta a las cifras, no es clara frente a la franja de tiempo que tuvieron en cuenta para decir que los alimentos aumentaron, por ello calificamos la publicación como cuestionable.

Por:

José Reynaldo Morera

John William Hurtado

Martha Liliana Herrera

Este chequeo fue el trabajo ganador del taller "¿Cómo chequear mentiras y verdades electorales?" realizado en Ibagué, Tolima, el 27 y 28 de julio de 2019.

RedCheq

Martes, 03 Diciembre 2019

Los pastelitos del video no provocan parálisis cerebral y no entraron a Colombia por el Urabá

Por Juan Camilo Morales, Nicolás Rodríguez e Isabel Caballero Samper

Una campaña kurda de boicot a productos turcos en el norte de Irak llegó hasta Colombia a través de un video viral que dice, erróneamente, que unos pastelitos de coco tienen por dentro pastillas tóxicas.

Desde el mes pasado circula en cadenas de WhatsApp un video en el que se ven unas manos que abren un paquete de pastelitos marca Luppo sabor a coco. Luego se ve como la persona saca un pastelito cubierto de chocolate y al desmenuzarlo encuentra dos pastillas blancas. Al final la persona dice algo en un idioma que en RedCheq no comprendimos. El video es compartido con un texto que dice: “Que viene de Turquía a Estados Unidos pero llegó a México y Colombia entro por uraba antioqueño provoca parálisis cerebral ojo: Compartanlo” (sic). 

Cadena de la Tía Luisa

Esta información es falsa: ni los pastelitos Luppo se venden en Colombia ni es verdad que contengan pastillas tóxicas. RedCheq encontró que la falsa alarma ya había sido compartida y desmentida en otros países: Perú, México, Estados Unidos, Israel, Italia, España y Turquía.

En primer lugar analizamos cuidadosamente el video utilizando la extensión “Frame by Frame for YouTube” para poder mirarlo cuadro por cuadro.

Justo después de abrir el paquete, el hombre saca sus manos y el pastelito fuera del cuadro del video: en este momento podría haber cambiado el pastelito que sacó del paquete por otro alterado. Al volver a entrar al cuadro, se puede ver que el recubrimiento de chocolate tiene unas marcas por donde pudieron haber sido introducidas las pastillas (antes el dedo del hombre tapaba esta parte así que no sabemos si estaban o no). Además nunca se ve la parte de abajo del pastelito así que también pudieron haber sido introducidas por ahí. Esto nos lleva a concluir que el video no es confiable.


Marquita en el chocolate

Por otro lado consultamos a Alexandra Aponte, secretaria de salud del distrito de Turbo, para preguntarle si es verdad que estos pastelitos entraron por el Urabá antioqueño y nos dijo que ni en su entidad, ni en la seccional de salud de Antioquia tenían conocimiento sobre la existencia de los pastelitos en Colombia ni sobre el hecho de que pudieran estar contaminados.

Hablamos también con Carlos Robles, director de bebidas y alimentos del Invima, y nos dijo que los pastelillos marca Luppo no tienen registro sanitario en Colombia y que “tampoco se registra la inspección en algún puerto de entrada de algún producto con esas características”.

Contactamos directamente a la marca Luppo, que pertenece a la empresa turca Şölen, a través de su página de Facebook y nos respondieron que se trata de una campaña de difamación en su contra que es “falsa y engañosa”. Además nos remitieron a un artículo de Snopes.com, chequeadores que como nosotros pertenecen al International Fact-Checking Network, a quienes la compañía entregó documentos que muestran que sus procesos de producción y certificaciones de seguridad cumplen con todos los requisitos internacionales.

Esin Bakirkaya Isik, gerente de comunicaciones de Şölen, le dijo a la agencia Associated Press (AP) que los pastelitos Luppo sabor a coco sólo se venden en Irak. La AP además corroboró que el idioma en el que el hombre habla al final del video es sorani, uno de los dialectos kurdos de Irak, y que lo que dice es: “Esto es para boicotear los productos turcos”.

France 24 identificó este video como parte de una campaña de boicot a productos turcos que activistas locales impulsaron en la región kurda del norte de Irak como protesta en contra del ataque de Turquía a las fuerzas kurdas en Siria de octubre de 2019.

Con todos estos elementos concluimos que no es verdad que en Colombia, ni en ninguna otra parte, estén vendiendo pastelitos Luppo con pastillas tóxicas que causan parálisis cerebral.