Pasar al contenido principal
Martes, 20 Agosto 2019

No, el color que aparece en el tubo de la crema de dientes no indica la toxicidad del producto

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Medios de fact-checking publicaron que los colores en los envases sirven para identificar dónde se debe cortar o plegar el embalaje del producto.

En Facebook se hizo viral una imagen que dice “que el color que aparece en el tubo de la crema es de vital importancia”, pues dependiendo de este color es posible determinar los componentes y su nocividad para los consumidores. Según la publicación el color rojo indica “90% químicos y 10% natural”; azul “65% químico y 15% natural”, negro “50% químico y 50% natural” y verde “100% natural”. 

Esta información, sin embargo, lleva circulando en redes sociales desde hace varios años y en distintos países.

En 2016 el portal Pulzo publicó un artículo en el que cuenta que “en internet circulaba una publicación relacionada con la calidad del producto, sin embargo la leyenda ha sido desmentida”.

En agosto de 2017 la edición digital del diario La Verdad de España informó que “según un mensaje difundido en WhatsApp y que invade Facebook, el color de estos cuadraditos de las pastas de dientes está relacionado con la procedencia de los ingredientes de la misma”, pero, explica, “el objetivo de este mensaje es hacer llegar a la población una información que poco que tiene que ver con la realidad. Se trata de los cuadrados de colores que hay en los envases de las pastas de dientes”.

Y hace unos meses, el 11 de abril de este año, el portal Maldita, también de España, publicó su desmentido:

“Es un bulo que circula por internet desde hace años, pero en realidad, esas señales significan otra cosa completamente diferente: son lo que se llama marcas de ojo o guías de registro, y sirven para que el sistema automatizado de producción y relleno de esos tubos detecten donde deben cortarlos y sellarlos. No tienen relación con lo que hay dentro”.

Maldita agrega el enlace para ver la verificación que realizó en 2013 el portal de fact-checking Snopes, que señala que las marcas de colores “son un artefacto del proceso de fabricación conocido como ‘marcas de ojo’ o ‘marcas de color’, marcas impresas que pueden leerse con sensores de haz de luz y generalmente identifican dónde se debe cortar o plegar el embalaje del producto a medida que las unidades conectadas fluyen a través de la maquinaria en alta velocidad”.

Asimismo, Snopes explica que los colores de los registros de marcas de ojos no se limitan a los mencionados en la publicación (y pueden no ser necesariamente visibles en el producto terminado), sino que simplemente significan diferentes tipos de envases o diferentes tipos de sensores. “La mejor manera de determinar la composición de una marca determinada de pasta de dientes es leyendo la información de ingredientes impresa en la caja y / o tubo de la pasta de dientes”, concluye el portal de verificación.

Lunes, 28 Enero 2019

Foto compartida en redes no es de hombre “envenenado” por sus tatuajes

Por Ana María Saavedra

Una foto que ronda en redes sociales de América Latina asegura que los tatuajes pueden causar enfermedades graves. Realmente se trata de una foto de Vietnam sobre el uso de heroína.

Una publicación compartida en grupos y usuarios de Facebook de México, Colombia, Brasil y Paraguay, entre otros países, dice: “Para aquellos amantes de los tatuajes. Esta persona tiene una enfermedad que se está consumiendo hasta los huesos por culpa de la tinta que es venenosa”, 

xox

Esta imagen puede herir la sensibilidad de algunas personas

Ver imagen

Supuesto envenenado por tinta de tatuajes

Al hacer una búsqueda inversa de la foto que acompaña el mensaje en los buscadores Google, Tineye y Yandex [advertencia: los resultados de esta búsqueda de imágenes pueden herir susceptibilidades] encontramos que ya había sido usada en otras ocasiones y que fue recortada de su versión original. En la imagen original aparecía una mujer, acompañada por un texto escrito en vietnamita.

Con la ayuda del profesor de ciencias sociales del colegio Marsella Hernán López, líder del proyecto AulaLink1, Colombiacheck contactó a las profesoras vietnamitas Durong Diêu y Nguyễn Trà Ly para preguntarles sobre esta foto y la información que se ha publicado en los portales y redes de su país.

La profesora Diêu nos explicó que esa foto había circulado en su país con mensajes relacionados con las drogas, en particular con el uso de heroína, y no con tatuajes. La docente Nguyễn Trà Ly agregó que el artículo original en el que se publicó la foto advierte a las personas que no deben jugar con la vida cuando están jóvenes, pues recibirán las consecuencias cuando envejezcan y su madre los cuidará.

Entre las páginas en las que aparecía la foto se encuentra el portal vietnamita Vitalk.vn. La imagen también rotó entre el Facebook y algunos blogs de este país.

Asimismo, en Brasil el portal de verificación E-Farsas había escrito una nota desmintiendo esa información sobre este caso del hombre que supuestamente estaba “envenenado por su tatuajes”.

Los tatuajes

Consultamos a un dermatólogo y a un toxicólogo para que analizaran la información que acompañaba la foto, en la que se asegura que esta “persona tiene una enfermedad que se está consumiendo hasta los huesos por culpa de la tinta que es venenosa”.

El dermatólogo Pedro Castro nos explicó que las tintas de los tatuajes profesionales son aprobadas por el Invima y los negocios son regulados por las secretarías de salud de cada municipio. “No es correcto decir que una persona se muera o se esté consumiendo por la toxicidad de una tinta, lo que puede generar son alergias de piel”, aseguró.

Lo que sí se debe tener cuidado es con los tatuajes artesanales, que se hacen las personas ellas mismas y usan cualquier tipo de tinta. “Como cuando se graban unas iniciales, con una aguja y una tinta de marcador. Esas tintas pueden contener plomo o metales que son tóxicos”, agregó.

Por su parte, Jorge Quiñones, quien fue el jefe de la Línea Toxicológica de Cali, explica que los riesgos de los tatuajes están más asociados a los usos de las agujas. Un riesgo que Quiñones describe como de un “potencial millonesimal”. Además, según Quiñones, es más probable que, la “falta de control en las agujas” resulte en “una enfermedad tipo sida o hepatopatía (VIH o Hepatitis)”.