Pasar al contenido principal
Viernes, 21 Diciembre 2018

[Actualización] No hay consenso de que el de 2019 sea el aumento real más significativo del salario mínimo en 25 años

Por Sania Salazar

Expertos coinciden en que hay varias formas de hacer el cálculo y que solo la que usa el Gobierno da el resultado anunciado por Duque.

Al anunciar que el salario mínimo en Colombia para 2019 subirá un 6% el presidente Iván Duque aseguró que es “el aumento real del salario mínimo más significativo de los últimos 25 años”.

Calificamos esta afirmación como Cuestionable, pues no es posible saber el verdadero impacto sin las cifras completas de la inflación de 2018 y las de 2019.

 

Colombiacheck consultó a tres expertos que nos dieron diferentes visiones del asunto. El primero, Alejandro Barrera, de la Cámara de Comercio de Manizales, explicó que hay que diferenciar entre el aumento nominal (que es el incremento del salario mínimo de un año a otro) y el aumento real del que habla Duque (que es la diferencia entre el incremento del salario mínimo y la inflación, es decir qué tanto cambia el poder adquisitivo de quienes reciban un salario mínimo).

Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, le explicó a Colombiacheck que el Gobierno de Duque calculó la cifra del aumento salarial del 2019 con una proyección del IPC (Índice de Precios al Consumidor) al cierre del año en curso (2018), método con el cual las cifras cuadran. Con esta metodología, el aumento real del salario mínimo para 2019 se calculó en 2,64%, efectivamente el más alto en los últimos 25 años.

Pero Arias llamó la atención sobre este cálculo. Explicó que, a pesar de ser técnicamente correcto, el efecto concreto en los bolsillos de los colombianos puede dar sorpresas en 2019, especialmente con el número de reformas tributarias en curso, que pueden disminuir drásticamente el valor real del aumento del salario mínimo.

Esta metodología, que resulta en una proyección, es la que utilizan la mayoría de los países.

Aumento salario minimo real

 

Por otra parte, los datos de la inflación de 2018 no están completos (puesto que el año no ha terminado y no están los datos finales de diciembre), por lo que no se puede hacer una comparación directa con años anteriores. Si bien, por lo general, el cálculo se hace con el aumento del salario mínimo del año que se termina y la inflación del año siguiente, los dos economistas que consultamos nos aseguraron que “no es incorrecto hacerlo de esta manera, sobre todo en años, como en el actual, donde la expectativa de inflación para el próximo año es muy similar a la inflación del año que está concluyendo”, indicaron.

Así que decidimos explorar otra metodología válida, pero menos usada por los economistas, para ver el efecto práctico en los bolsillos de los colombianos de la inflación sobre el aumento del salario mínimo año a año.

Esta metodología compara el aumento nominal del salario mínimo de un año con el IPC del mismo año, para ver cómo fueron afectados cada año quienes reciben un salario mínimo por su aumento y por la inflación.

Miramos entre 2017, último año para el que hay cifras disponibles de inflación del año completo, y 1993 (los últimos 24 años). Encontramos que, con esta metodología, el aumento del salario mínimo real más alto se registró en 1999, con un 6,77%.

Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, le explicó a Colombiacheck que hay varias formas de hacer el cálculo, todas válidas, pero que la afirmación de Duque no es del todo cierta, porque no todas las fórmulas concluyen que es el salario mínimo real más alto de los últimos 25 años.

Jiménez nos recomendó otra fórmula, dividir el aumento del salario mínimo entre la inflación anual y restarle 1. Ese método arroja que el mayor incremento real de la tasa del salario mínimo fue de 2,84 veces y se dio en 2009. 

En los últimos 25 años los aumentos nominales más altos fueron de 25,00% para 1994 y 21,10% para 1995 (hay que recordar que en estos años la inflación también fue muy alta, por eso los incrementos altos también).

En 2016 y 2017, el aumento nominal fue de 7%. En 2018 de 5,9%

Hay que aclarar que en el análisis Colombiacheck no tuvo en cuenta el aumento del auxilio de transporte por la dificultad de acceder a datos históricos al respecto.

En la tabla a continuación se pueden ver los resultados de los cálculos relacionados en este artículo.

calculos salario

Actualización (diciembre 22 de 2018)

Este artículo originalmente calificó la afirmación de Iván Duque como “Falsa”. Sin embargo, tras mensajes de nuestros usuarios que nos hicieron ver fallas en nuestros cálculos originales, consultamos con Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, y con Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, para hacer varias aclaraciones. Actualizamos esta nota con otra metodología matemática para analizar la frase de Duque y con los nuevos resultados encontrados, cambiamos nuestra calificación. Ofrecemos disculpas a nuestros lectores por nuestra equivocación y les agradecemos por sus precisiones.

Lunes, 09 Julio 2018

¿Duque no ganó las elecciones presidenciales?

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Desde hace tres semanas circula en las redes sociales una noticia que afirma que las elecciones estuvieron arregladas para favorecer al candidato del Centro Democrático. Encontramos que es Falsa.

Después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el portal de noticias modonoticia.com publicó una información en la que señala que Iván Duque, el presidente electo, “no ganó las elecciones”, pues “todo estuvo arreglado”.

Noticia falsa sobre fraude en elecciones presidenciales

La noticia se difundió por las redes sociales y se ha seguido compartiendo después de tres semanas de entregados los resultados electorales.

Colombiacheck verificó la información publicada por este portal y encontró que es Falsa. En primer lugar, porque el título hace una afirmación tendenciosa que no se explica ni justifica en el cuerpo de la noticia.

Noticia falsa asegura que Duque no ganó la Presidencia
 

En el primer párrafo de la nota se señala que: “Se presentó una denuncia al Tribunal Superior de Justicia, para investigar el proceso de la primera vuelta y segunda vuelta en Colombia, donde se declaró como ganador a Ivan Duque”.

Lo primero que hay que aclarar es que en Colombia no existe un “Tribunal Superior de Justicia”, existen los Tribunales Superiores de Distrito Judicial que hacen parte de la jurisdicción ordinaria y se encargan de resolver los conflictos entre personas (naturales o jurídicas).

“Las instituciones que dirimen controversias electorales son el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Sección Quinta del Consejo de Estado”, explica Fabián Hernández de la Misión de Observación Electoral (MOE).

La primer instancia electoral para hacer denuncias es el CNE, que recibe las reclamaciones y es competente para decidir sobre estas, de acuerdo con el artículo 192 del Código Electoral.

Mientras que la Sección Quinta del Consejo de Estado es la última instancia en todos los temas del proceso electoral. “Es la rama de justicia electoral”, agrega Hernández.

Más adelante, el artículo de modonoticia.com asegura que la campaña de Gustavo Petro, excandidato presidencial de la Coalición Petro Presidente, presentó 27 reclamaciones ante el CNE “concernientes a 1.706 mesas de votación repartidas en 17 departamentos del país. Según las denuncias, se habrían presentado diferencias en los resultados inscritos en los formularios E14, es decir, las actas de escrutinio de mesa, y en los formatos E24, que corresponden las actas de las comisiones escrutadoras” (sic).

Las reclamaciones, supuestamente, harían parte de un alegato de fraude en las elecciones de primera vuelta por parte de la campaña progresista.

Sobre este asunto, el CNE expidió la resolución 1412 del 8 de junio de 2018, “por la cual se resuelven las reclamaciones y/o verificación de escrutinios presentadas por Luis Alfredo Escobar, apoderado sustituto del candidato Gustavo Francisco Petro Urrego, en el escrutinio nacional con ocasión a las votaciones celebradas el 27 de mayo de 2018”.

La resolución cuenta que el pasado 5 de junio se hizo la lectura de las actas de escrutinio de las Comisiones Escrutadoras Departamentales para los resultados de las elecciones de primera vuelta. Y que ese mismo día, y ante el CNE, el apoderado de Petro presentó reclamaciones respecto a 30 circunscripciones correspondientes a 29 departamentos y la ciudad de Bogotá.

Pero, de acuerdo con el ente electoral, “no se sustentaron las reclamaciones frente a las votaciones” de tres departamentos, por lo cual el CNE decidió evaluar únicamente 27 reclamaciones.

Según el documento del CNE, estas 27 reclamaciones alegaban inconsistencias entre los formularios E-14 de delegados y los formularios E-24 en 1.705 mesas examinadas por la campaña de Gustavo Petro. “Los reclamantes manifiestan a esta Corporación [el CNE] haber detectado diferencias no justificadas en algunos formularios E-24 municipales…, diferencia que resulta de su cotejo con los formularios E-14 con destino a los Delegados”.

De modo que la información presentada por el portal modonoticia.com es, en este punto, parcialmente acertada, en tanto que los números de las reclamaciones y los motivos para hacerlas coinciden con lo presentado por la campaña de Gustavo Petro.

El CNE, sin embargo, efectuó el proceso de verificación de los formularios interpelados por la campaña de Petro y encontró que los reclamantes tomaron como base los formularios E-14 elaborados con destino a los delegados, mientras que para los efectos de la verificación de los escrutinios, el CNE solo considera los datos consignados en el formulario E-14 de claveros. (En este video la Registraduría explica cuál es la diferencia entre los formularios).

Adicionalmente, el ente electoral, “atendiendo a las 27 reclamaciones presentadas… sobre un total de 1.705 mesas examinadas”, encontró que solo en 77 de ellas (correspondiente al 4,51% de las mesas reclamadas) hubo recuento de votos en las comisiones escrutadoras. “Luego entonces las diferencias entre los formularios E-14 de Claveros y E-24 se encuentran debidamente justificadas”, dice la resolución expedida por el CNE.

Otro de los hallazgos es que en 1.619 mesas (equivalentes al 94,05% de las reclamadas) no se encontró irregularidad alguna, “coincidiendo plenamente la votación consignada en los formularios E-14 de Claveros con los respectivos formularios E-24”.

Y, por último, solo se encontraron diferencias en un total de 84 mesas, las cuales corresponden solamente a un 4,9% del total de mesas reclamadas por la campaña de Gustavo Petro.

Estas diferencias determinan que se le debía sumar 238 votos a Gustavo Petro y restarle 257 a Iván Duque. Los números corresponden, según el CNE, al 0,0012% y 0.0013%, respectivamente, de la votación nacional.

Ante esto, la conclusión final del documento del CNE es que las diferencias encontradas no tienen la capacidad de variar el resultado de la decisión adoptada por el pueblo colombiano.

Por su parte, la MOE coincide con la conclusión dada por el CNE, pues considera que el orden en que quedaron los candidatos en la primera vuelta no está en entredicho. De modo que anunciar que las irregularidades encontradas en los formularios electorales constituyen un fraude masivo es falso.

“Sabemos que sí hubo errores en los resultados. Sabemos que hay cambios entre el E-14 y el E-24. Sabemos que esas conductas son irregulares y que deben ser sancionadas.

Pero eso no quiere decir que se cambió la voluntad popular y que se cambiaron los resultados electorales”, concluye Hernández.