Pasar al contenido principal
Lunes, 11 Febrero 2019

El panfleto del ELN que alerta sobre un paro armado es de 2018

Por Ana María Saavedra

La imagen es del año pasado y para este año el ELN no ha anunciado paro armado.

En cadenas de Whatsapp y en redes sociales está circulando una información de un paro armado supuestamente anunciado por el ELN. Incluso, algunas notas muestran la imagen de un panfleto en el que el grupo guerrillero anuncia el paro entre el 10 y el 13 de febrero. 

Pero el documento tiene fecha de 2018 y, además, este año no se ha anunciado un paro armado del ELN.

El panfleto empezó a circular a finales del mes pasado en Facebook y en portales de noticias. Durante la semana pasada también fue reenviado en cadenas de Whatsapp.

docueln

En este panfleto se observa claramente que la fecha es el 8 de febrero de 2018 y se habla de las negativas del Gobierno de darle continuidad al Quinto Ciclo de Negociaciones en Quito, Ecuador.

Ese quinto ciclo fue suspendido en enero del 2018 por orden del entonces presidente Juan Manuel Santos. Además, las conversaciones entre el ELN y el Gobierno se trasladaron de Quito a Cuba en mayo pasado.

Ante las informaciones del falso paro la Policía, a través de su oficina de prensa, desmintió que se hubiera convocado a un paro armado este año. Asimismo, el comandantes de la Policía del Cauca el coronel Fabio Alexander Rojas García, dio declaraciones a los medios de comunicación para desmentir esa información.

En 2018 sí hubo un paro armado, que es al que hace referencia este panfleto. En ese entonces, el grupo guerrillero cometió 16 acciones, según un documento del Centro de Recursos para el Análisis de los Conflictos, Cerac. 

Incluso, en el portal oficial del ELN se desmintió el paro armado y se aclaró que es una versión del año pasado.

voces

 

Martes, 06 Noviembre 2018

Colombia no tiene en La Macarena “la fosa más grande de Latinoamérica” y la foto que lo asegura fue tomada en Bosnia

Por Ana María Saavedra

Una foto de una fosa común en Srebrenica, Bosnia está siendo usada para confundir a usuarios de redes sociales diciendo que se trata de una foto tomada en Colombia.

El 13 de octubre comenzó a rotar en Facebook una publicación que dice:

“Ahi tienen esta huaca (como ninguna otra) pa q se hagan ricos los defensores del PROCESO DE PAZ” (sic)

La nota es acompañada por una imagen en la que se ve un pantallazo de una nota de Radio Santa Fe titulada “Hallan la fosa común más grande de Latinoamérica en Colombia”, junto a la leyenda: “Escalofriante, triste y doloroso hallazgo. Dos mil cuerpos sepultados cerca a un campamento de las Farc”.

Publicación falsa sobre supuesta fosa común de las Farc

La misma noticia ha sido compartida en twitter, pero allí le cambiaron las palabras “campamento de las Farc” por “cuartel militar”.

Publicación falsa sobre supuesta fosa común en cuartel militar

 

En Colombiacheck verificamos estas cadenas y te explicamos por qué son falsas.

La foto

Esta fotografía, en efecto, fue usada por Radio Santa Fe (y otros portales) para ilustrar una noticia en 2010.

Pero la foto, en realidad, es de una fosa común hallada en 1996 en Srebrenica, Bosnia, tras una de las masacres más grandes de la historia moderna europea.

 

Tras hacer una búsqueda inversa de imagen, Colombiacheck encontró que la fotografía fue tomada en 1996 por Kevin Coombs, un fotógrafo de la agencia de noticias internacional Reuters.

En los resultados de esa búsqueda inversa, también encontramos que la foto ha sido usada decenas de veces para ilustrar noticias (tanto falsas como verdaderas) de otras fosas comunes encontradas en el mundo.

La fosa de La Macarena

La noticia de la fosa hallada en el municipio de La Macarena, Meta, fue publicada en julio de 2010 por diferentes medios de comunicación.

La información se daba por declaraciones de la entonces senadora Piedad Córdoba, quien asistió a una audiencia en esta población junto con una delegación de políticos de Europa y Estados Unidos, encabezada por seis eurodiputados.

 

 

 

 

Algunos medios, como Radio Santa Fe, publicaron que esta era la “fosa común más grande de Latinoamérica” y replicaron algunos comentarios de Córdoba en los que aseguraba que los cadáveres pertenecían a víctimas de ejecuciones extrajudiciales, también llamadas “falsos positivos”.

En realidad, no había una fosa común, sino una parte del cementerio de La Macarena en la que estaban algunos cadáveres enterrados sin identificar.

Luego de estas informaciones, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos realizó inspecciones en el cementerio y encontró “indicios de una gran cantidad de cadáveres no identificados enterrados individualmente en el cementerio municipal de La Macarena”.

Según esta misma entidad, “hasta la fecha, la Oficina no ha encontrado indicios de la existencia de una fosa común, ni de enterramientos clandestinos en la cabecera municipal, pero no descarta la posibilidad de recibir nuevas informaciones que puedan servir para precisar, enriquecer o ajustar su contenido”.

Según el informe, “la falta de transparencia sobre la procedencia, identidad y las circunstancias de la muerte de las personas enterradas como no identificadas en el cementerio de La Macarena son de particular preocupación frente a la práctica extendida de las ejecuciones extrajudiciales en el país reportada por la Oficina en sus informes anuales desde el año 2004”.