Pasar al contenido principal
Viernes, 30 Noviembre 2018

En Colombia sí han bajado los homicidios, el secuestro y el desplazamiento

Por Sania Salazar

Las cifras generales muestran las reducciones, pero hay zonas del país que no se han visto beneficiadas con el desarme de la exguerrilla de las Farc y en los que estos delitos han aumentado, pues en esos territorios persisten otros grupos armados al margen de la ley.

A dos años de la firma del Acuerdo Final entre el Gobierno y la exguerrilla de las Farc, el exministro del Interior Guillermo Rivera, aseguró: “las cifras de homicidios han caído de manera dramática, las cifras de secuestro han caído de manera dramática y el desplazamiento forzado ha caído de manera dramática, este país es, indudablemente otro”, aseguró en el programa Semana en Vivo.

Rivera le dijo a Colombiacheck que se basó en las cifras oficiales que presentó el anterior gobierno al terminar el periodo, pero se excusó por no proporcionarlas, pues dijo no tenerlas a la mano. Además, aclaró que cuando califica de dramáticas las reducciones, quiere decir significativas. 

Colombiacheck revisó las cifras del Ministerio de Defensa y de la Unidad para las Víctimas y encontró que aunque Rivera tiene razón en que las cifras de esos delitos han caído, hay organizaciones como la Fundación Ideas para la Paz y la Fundación Paz y Reconciliación que han llamado la atención sobre el deterioro de la seguridad en algunas zonas del país, por lo que calificamos la frase del exministro con un Verdadero, pero.

Las cifras del Ministerio de Defensa indican que los homicidios y los secuestros vienen en una disminución continua desde 2012, año en el que se inició la fase pública de conversaciones entre el Gobierno y la exguerrilla de las Farc.

En 2012 se registraron en Colombia 15.551 homicidios de civiles. En 2017 los asesinatos fueron 11.847, es decir 3.704 muertos menos. La tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes bajó de 33,4 en 2012 a 24,0 en 2017.

Datos del Ministerio de Defensa

En 2012 se registraron en total 305 casos de secuestro en el país, mientras que en 2017 se reportaron 195, lo que indica una reducción de 110 casos. Ese delito bajó en un 36%.

Datos del Ministerio de Defensa

Según la Unidad de Víctimas, las cifras de desplazamiento empezaron a disminuir en 2014, cuando 248.791 personas fueron expulsadas de los territorios donde vivían. En 2017 hubo 87.340 desplazados. La reducción es de 161.451 casos, un 64%. A noviembre de 2018 se contabilizaban 63.772 desplazados.

Pero no todo es color de rosa

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, le dijo al programa radial Rompecabezas, del Centro de Investigación y Educación Popular, Cinep, que la acción militar y gubernamental se demoró mucho en llegar a zonas como Tumaco (Nariño) e Ituango (Antioquia), donde se sabía que la situación de orden público iba a empeorar cuando la antigua guerrilla de las Farc saliera de esos territorios, también dijo que los asesinatos de líderes sociales se deben a multiplicidad de causas pero concluyó: “es cierto que tenemos dificultades, pero si usted voltea a mirar hacia atrás esto es mucho mejor que antes”.

La Fundación Ideas para la Paz, FIP, también llamó la atención del Estado sobre la situación de algunos territorios del país a donde no han llegado los efectos del proceso de paz con las Farc, lo hizo a través del documento “La estabilización en la fase de transición ¿cómo responder a la situación de crisis y fragilidad estatal?”, publicado en octubre pasado.

“Mientras que en algunas regiones del país los niveles de violencia y afectación de la población han tenido una relativa mejora, en otras el Estado enfrenta una verdadera crisis. El aumento en la tasa de homicidios, el incremento del asesinato de líderes sociales y excombatientes, así como el alza en el número de desplazamientos forzados, son una señal clara del deterioro en las condiciones de seguridad”, indica el documento.

Según Ávila, los homicidios han aumentado en municipios como Convención (Norte de Santander), Ituango (Antioquia), Puerto Milán (Caquetá), Puerto Concordia (Meta), La Montañita (Caquetá), Tierra Alta (Córdoba), Tarazá (Antioquia) y San Andrés de Tumaco (Nariño).

Según la Defensoría del Pueblo, los departamentos en los que se han registrado desplazamientos en 2018 son Norte de Santander, Antioquia, Córdoba, Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Risaralda, Guaviare, Arauca y Meta.

Lunes, 03 Abril 2017

Incertidumbre por cifra de armas que dejarán las Farc

Por Óscar Felipe Agudelo B.

El Ministerio de Defensa manifestó que serían 14.000 las armas que dejarán las Farc, pero el Mecanismo de Monitoreo y Verificación de la ONU da una cifra bastante menor, “aproximadamente unas 7.000”, según su director, Jean Arnault. ¿Por qué la gran diferencia? ¿Qué está pasando? Colombiacheck verificó.

 

 

Respecto a la cifra dada a conocer por el Ministerio de Defensa, Luis Carlos Villegas puso la cara y explicó lo que podría ser el origen de esa información: “El general (Javier) Flórez del comando de transición me ha reportado que las Farc ya han puesto en manos de la ONU varios cientos de fusiles y el inventario bordea las 14 mil armas entre estas 11 mil fusiles", así lo manifestó en Blu Radio.

Colombiacheck indagó con Jean Arnault (minuto 41:48), quien dirige el Mecanismo de Monitoreo y Verificación, MM&V, sobre las diferencias de cifras entre Mindefensa y la Misión de la ONU: “Con respecto a la cifra del Gobierno vamos a ver. Ya tenemos una primera cifra de 7.000, que obviamente dista bastante de 14.000, pero nos quedan por los menos dos meses y medio de trabajo intenso para la recuperación de armas, vamos a tener que esperar un poquito antes de la formulación de cualquier juicio final sobre la recuperación del conjunto de las armas”.

Ante la ausencia de claridad en la cifra de armas que serán dejadas por las Farc, Colombiacheck califica la afirmación del Ministerio de Defensa como falsa.

Situación que genera incertidumbre y molestia entre los colombianos, sensación que fue puesta en evidencia por los opositores al proceso, como es el caso de Alfredo Rangel, uno de los alfiles del Uribismo que trinó.

 

 

La anterior crítica la realizó Rangel debido a que Carlos Antonio Lozada, integrante del secretariado de las Farc, sostuvo en una entrevista con el diario El Tiempo que “el número de armas no va a estar muy lejos del número de combatientes”, que según el propio Lozada está entre 6.900 y 7.000 guerrilleros. Algo que concuerda con las declaraciones de Arnault.

 

 

Los hechos tozudos revelan que solo las Farc han dejado 140 armas. El director de la Misión de la ONU en Colombia pidió paciencia y dijo, sin especificar las fechas, que en los próximos días el grupo en proceso de reintegración dejará unas mil armas más.

“La cifra de 1.000 armas corresponde a miembros de la Farc que tienen una serie de tareas por cumplir. Los que están en el MM&V, los de pedagogía de paz, 300 o un poco de más que van a la Unidad Nacional de Protección (UNP), los que participaran en el trabajo de desminado, de sustitución de cultivos”, explicó Arnault.

Por ahora no hay una cifra categórica del número de armas que dejarán los farianos. Existen los anuncios de las partes involucradas pero no hay documentos formales de seguimiento al cronograma de dejación que conozca la opinión pública, por lo menos hasta la fecha de publicación de este chequeo.

El principal argumento para el aplazamiento fue que las zonas en donde se están concentrando las Farc no estaban listas, pero sobre la disparidad en las cifras de armas que serán dejadas y el cruce de la información que ambas partes han entregado, solo hay una creciente incertidumbre entre los colombianos.

 

Actualización

En comunicado del 4 de mayo el MM&V anunció que el 5 de mayo ya tendría 1.000 armas más provenientes de las Farc, lo que sumaría unas 1.140 armas dejadas por los farianos. Sin embargo, el MM&V no se pronunció en lo absoluto sobre el incumplimiento en el Acuerdo Final referente a que el día D + 150 (1 de mayo) ya las Farc deberían haber dejado la totalidad de la armas. En entrevista con Red Más Noticias Iván Márquez, miembro de las Farc, sostuvo que la organización guerrillera solicitaría formalmente al MM&V una extensión para permanecer en las Zvtn y así poder culminar con la dejación de las armas. La extensión sería hasta el día D + 270, es decir, contrario a como se planteó en el Acuerdo Final en el que se estableció que los farianos estarían en las Zvtn hasta el D + 180 ó 29 de mayo.

Respecto al tema, el vicepresidente de los colombianos, Óscar Naranjo, sostuvo que "el plazo de dejación de armas no se va a modificar".