Pasar al contenido principal
Viernes, 08 Marzo 2019

En Manizales sembraron 12.000 árboles. . . perdón, 10.000. . . no, 21.000

Por Sania Salazar

No solo hay diferencias en el número de árboles donados y sembrados, sino que a la Secretaría de Ambiente se le olvida decir que los árboles fueron donados por varias instituciones. Además, no hubo un estudio técnico previo y no está claro en manos de quién está el cuidado de los árboles.

La administración del alcalde de Manizales, Octavio Cardona León, dice estar comprometida con la reforestación de la ciudad, pero parece que no tienen claro cuántos árboles han sembrado.

En un trino publicado en la cuenta de la Secretaría de Medio Ambiente de Manizales el 12 de octubre de 2018, fecha del cumpleaños de la ciudad, se asegura que con motivo de la celebración esa dependencia lideró la siembra de 12 mil árboles.

Pero el periódico La Patria preguntó por medio de un derecho de petición enviado a la Secretaría de Medio Ambiente cuántos árboles se sembraron en la ciudad con motivo del cumpleaños 169 (en 2018). La respuesta fue: “el total de siembra alcanzado en el reto del cumpleaños de Manizales 10.426”.

Sin embargo, el secretario de Medio Ambiente de esa ciudad, Ricardo Germán Gallo, le dijo a W Radio en enero de 2019 que esa dependencia sembró “más de 27 mil especies arbóreas en el mes de octubre de 2018”.

Después de una investigación realizada en conjunto con el periódico La Patria, de Manizales, Colombiacheck califica la afirmación como cuestionable por las siguientes razones: la Secretaría de Ambiente admite que no se sembraron los 12 mil árboles que aseguraron inicialmente, sino 10.426. En los mensajes de Twitter revisados no se les da el crédito a las instituciones, en su mayoría privadas, que donaron los árboles,  y se presenta como una gestión exclusiva de la Administración Municipal, además hay diferencias entre el número de árboles que dicen haber donado algunas entidades y lo que dice haber recibido la Secretaría.

Además, en la respuesta al derecho de petición la Secretaría de Ambiente reconoce que no gastó un peso en compra de semillas o árboles para la reforestación ni en la logística para tal actividad, sino que el material vegetal sembrado lo donaron: la Central Hidroeléctrica de Caldas, Chec, (8.000 individuos); la Corporación Autónoma Regional de Caldas, Corpocaldas, (1.000 individuos); CDA Canguro, (2000 individuos); Visión Norte (700 individuos) y Vivero Paraíso (300 individuos). Las donaciones suman 12 mil árboles.

Es decir, el gasto lo hicieron, en gran parte, privados y el mérito se lo lleva la Secretaría, que ni siquiera hizo un estudio técnico para sembrar adecuadamente los árboles y tampoco hubo un convenio formal para la donación, ni ningún tipo de interventoría para determinar si se estaban sembrando las especies indicadas en lugares adecuados, como también lo reconoce la Secretaría en la respuesta del derecho de petición.

José Humberto Gallego, quien coordinó el Manual de Silvicultura de la ciudad, duda de que se haya sembrado los 12.000 árboles de los que habla la Administración Municipal y menos en tan corto tiempo "porque es muy complejo lograr una meta tan grande cuando, para plantar un solo árbol se requieren 8 minutos si la persona es experta", explicó. 

Diferencias en cifras de donantes

Hernando Betancourt, propietario del Vivero el Paraíso, dice que donó 600 árboles y no 300, como asegura la Secretaría. "Hace parte de una filosofía de vida de regresarle a la tierra un poco de lo que nos ha dado", explicó Betancourt al preguntarle por la razón de la donación de su vivero, ubicado en Santander de Quilichao, Cauca.

Juan David Arango Gartner, director de la Corporación Autónoma Regional de Caldas, Corpocaldas, le dijo a La Patria que donaron entre 200 y 300 árboles, pero la Secretaría de Ambiente dice que esa entidad aportó mil. Además, aseguró que sembraron el material en las quebradas Olivares y El Guamo, en Monteleón y bosques Los Alcázares y Los Caracoles. De esa lista solo Monteleón coincide con los lugares donde la Secretaría de Ambiente dice haber realizado la reforestación.

Julián López Palacio, líder del equipo socioambiental del área de generación de energía de Chec, indicó que aportaron “aproximadamente” 8.000 árboles, cifra que coincide con la oficial, pero de las siete especies que dice que donaron solo tres aparecen en la lista que la Secretaría de Ambiente aseguró haber sembrado.

López Palacio agregó que la jornada de siembra la citaron para el 12 de octubre, y que adicionalmente se hicieron otras siembras de menor proporción en áreas rurales en fechas cercanas.

Según López Palacio, la Fundación Ecológica Cafetera “brindó los criterios técnicos y la asesoría para la implantación del material” y concluyó que la Secretaría de Ambiente es la encargada del mantenimiento de los árboles.

Mario Edison Alzate,  representante legal de Visión Norte, indicó que donaron 700 árboles, cifra que coincide con la suministrada por la Secretaría, además de maquinaria para hacer los huecos para las siembra. Alzate comentó, que en la primera jornada de siembra el tiempo solo les alcanzó para plantar aproximadamente 7.000 árboles.

Pablo Felipe Gómez, propietario del centro de diagnóstico automotor  CDA Canguro, indicó que ellos donaron 2.000 árboles para la jornada de siembra de octubre de 2018, lo que coincide con la información oficial y que verificaron que todo el material se sembrara. Además, aseguró que son la Secretaría de Ambiente y Visión Norte los encargados del mantenimiento de esos árboles.

Diferencias en la cantidad sembrada

En la respuesta al derecho de petición la Secretaría de ambiente indica que los árboles se sembraron así: 

Respuesta a derecho de petición.

Resulta llamativo que mientras la Secretaría de Ambiente asegura que en el Ecoparque Los Yarumos se sembraron 2.700 árboles, en la cuenta de Twitter de la Quinta División del Ejército informaron el 13 de octubre de 2018 que en ese sitio se sembraron solo mil árboles. En la misma cuenta informaron el 12 de octubre que habían participado en la siembra de 1.000 árboles en el Bosque Popular El Prado, cifra que sí coincide con la de la Secretaría.

La Secretaría de Ambiente concluye en la respuesta al derecho de petición: “los árboles aún no se encuentran consolidados en el terreno y son sujetos a diferentes afectaciones, las cuales pueden comprometer su estado fitosanitario. Hasta tanto  posean un tamaño considerable no pueden ser valorados como tal e incluidos al inventario arbóreo de la ciudad”.

El director de Corpocaldas explicó que un grupo de esa entidad, en conjunto con la Secretaría de Ambiente, monitorea las zonas donde se sembraron los árboles y repone los necesarios porque es normal que haya un porcentaje de mortandad.

La Patria hizo un recorrido por los lugares donde la Secretaría de Ambiente dijo haber sembrado los árboles. En sectores como la Ladera de Santos y Montelón los líderes comunales explican que la jornada de siembra se realizó. "El problema que tenemos es que los dejan a la deriva. Es un trabajo que se hace con esfuerzo, pero no hay veeduría", afirmó Jhon Jairo Muñoz, líder comunal del barrio el Caribe, donde se ubica Monteleón. Esto mismo sostuvieron habitantes del barrio Santos y vecinos del bulevar de Fátima.

Tanto en la Ladera de Santos y en Fátima la cifras de los árboles plantados difiere de los aún vivos. En la Ladera se observan 8 de los 100 iniciales y en el bulevar de Fátima hay 17 de los 50 plantados.

Fotos:Cortesía La Patria

Lunes, 11 Marzo 2019

No hay cifras para determinar que Peñalosa ha sembrado más que otros

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Según el mandatario, “como alcalde he sembrado más árboles que cualquier otro en la historia”, pero no existen cifras que permitan comparar, en todos los espacios de la ciudad, lo hecho por gobiernos anteriores. Y las cifras de Peñalosa tampoco coinciden entre sí.

La polémica por la siembra y tala de árboles en Bogotá no ha dejado de estar en el debate público. Hace más de un mes, Enrique Peñalosa, puso un trino en el que señalaba que ha sido el alcalde que más árboles ha sembrado en la capital del país.

En Colombiacheck ya habíamos revisado la segunda oración del trino (que Peñalosa creó una entidad encargada de la arborización) y pueden leer la verificación en la nota ‘Peñalosa dice verdades a medias sobre la arborización de Bogotá’.

Por otra parte, comenzamos a revisar la primera parte de la afirmación del alcalde el mismo día que la publicó en su cuenta de Twitte. Lo que encontramos, un mes y medio después, es que se trata de una frase Inchequeable, pues no hay datos que permitan comparar el total de árboles sembrados por cada alcaldía.

División del territorio

En el tema de la arborización, Bogotá se divide en áreas distintas ante las cuales se responsabilizan entidades diferentes.

La primera clasificación de esas áreas está en lo ‘urbano’ y lo ‘rural’. El área rural es intervenida por el Acueducto de Bogotá, la CAR, la Secretaría de Ambiente y la subdirección científica del Jardín Botánico. Esta intervención de arborización se hace con un ánimo de restauración ecológica, según Luis Olmedo Martínez, ex director del Jardín Botánico de Bogotá.

El área urbana, por su parte, se subdivide en otras: espacio privado y espacio público, aunque también integra zonas de restauración, como los cerros orientales y los humedales.

Finalmente, en el espacio público hay dos últimas subdivisiones: administrado y de uso público.

El espacio público administrado es aquel que tiene una entidad a su cargo, como por ejemplo los parques, que tienen al Instituto Distrital de Recreación y Deporte (Idrd) a cargo, o los parques zonales, responsabilidad de las alcaldías locales.

El espacio público de uso público es “todo aquel que no tiene un dueño a la vista”, de acuerdo con Martínez. Andenes, alamedas, corredores viales y separadores entran dentro de esta categoría y son administrados por el Jardín Botánico, de acuerdo con el decreto 984 de 1998.

Para entender un poco mejor la distribución de responsabilidades en el arbolado de la ciudad, el Jardín Botánico nos compartió este gráfico.

Cuadro Jardín Botánico

Las cifras

Ahora bien, para que Enrique Peñalosa diga que es el “alcalde que más árboles ha sembrado en la historia”, tendría que tener en cuenta en su conteo las cifras de todas las áreas en que se divide el territorio; pero también, las cifras de todos los alcaldes que ha tenido la ciudad y que estos, a su vez, tengan el conteo de las siembras en todas las áreas. Estas últimas cifras son las que, señalamos, no existen.

Como contamos en otro chequeo, antes de 1998 la siembra de árboles estaba a cargo de la Secretaría de Obras Públicas y no se hacía de manera responsable, por desconocimiento o ignorancia. Cuando Peñalosa llegó a la Alcaldía de Bogotá por primera vez (1998-2000), le quitó la responsabilidad a la Secretaría y se la dio al Jardín Botánico, que desde entonces es la entidad distrital encargada de todos los árboles que se siembran en el espacio público.

Pero también, de acuerdo con el decreto 531 de 2010, es la entidad encargada de registrar en el Sistema de Gestión del Arbolado Urbano (Sigau) todos los árboles que hay en la ciudad.

Por estas razones, el pasado 28 de enero acudimos al Jardín Botánico de Bogotá para consultar por las cifras históricas de árboles sembrados en la capital. Yamid Saldaña, vocero de la entidad, le dijo a Colombiacheck que las cifras solo existen desde la primera alcaldía de Enrique Peñalosa y nos envió la siguiente tabla, haciendo la salvedad de que como el Jardín no es la única entidad que siembra árboles, estas cifras solo contenían, aproximadamente, el 40% de la información total.

Tabla árboles sembrados JBB
 

Para obtener una información más completa, que segregara la información por gobiernos e incluyera el total de áreas de la ciudad, pusimos un derecho de petición al Jardín Botánico para que nos suministrara toda la información de la arborización de Bogotá registrada en el Sigau.

Sin embargo, la respuesta tuvo varios inconvenientes; el primero de ellos es que el Jardín Botánico no cumplió con los tiempos que estipula la Ley 1755 de 2015. Además, su respuesta contenía varios errores en la información.

Esta es la respuesta al derecho de petición:

Respuesta Jardín Botánico de Bogotá by Anonymous PlhYbUE on Scribd

En esta respuesta se evidencia que el punto de partida de la información es el año 2008 porque, de acuerdo con Saldaña, “el censo del arbolado urbano terminó en diciembre de 2007, por lo tanto solo se tiene información a partir del año siguiente”. Es decir, solo suministra información a partir del gobierno de Samuel Moreno (2008-2012).

Pero esta información que parte de 2008 solo aplica para la “plantación de árboles en espacio público de uso público” y “en espacio privado dentro del perímetro urbano”. No hay ninguna información sobre el espacio público administrado y las siembras en las Áreas Piloto de Investigación en Restauración Ecológica, o Apire (área rural y de reserva), solo están reseñadas desde el segundo semestre de 2016; es decir, desde que comenzó el gobierno de Enrique Peñalosa.

Por otro lado, la información del derecho de petición no coincide entre sí, ni con la tabla previamente enviada por Saldaña.

Frente a esto lo que le dijo a Colombiacheck Saldaña es que el Sigau es “una plataforma compleja de actualizar” y que presenta retrasos entre lo plantado y lo registrado. Por lo cual, señaló, el Jardín Botánico brinda a la prensa cifras de lo que registran internamente y no de lo que está dentro del Sigau. “Una cosa son los árboles plantados y otros los registrados en el Sigau”, dice Saldaña.

Herman Martínez, quien fue director del Jardín Botánico durante el gobierno de Samuel Moreno, dice, por el contrario, que “los árboles que no están registrados en las plataformas de control, como es el Sigau, no existen”. Y Martínez, quien fue director del Jardín Botánico durante la alcaldía de Gustavo Petro, señala que terminó su dirigencia con el sistema actualizado.

¿Quién ha sembrado más?

Quisimos hacer el conteo de árboles y la comparación entre alcaldes con la información que teníamos disponible, pero aquí encontramos otro problema: no hay acuerdo con cuál es la información considerada “oficial”.

Luis Olmedo y Herman Martínez dicen que debe ser el Sigau, porque es la plataforma que revisan los entes de control. Saldaña dice que debe ser la tabla del Jardín Botánico, porque se basa en lo que efectivamente se ha plantado y no en lo registrado. Además, porque puede presentarse que un ciudadano plante un árbol en espacio público y cuando se haga el levantamiento de la información, ese árbol quede registrado en un gobierno determinado.

En cualquier caso, ponemos la comparación que hicimos con ambas cifras.

Para el caso de la información contenida en el Sigau y entregada a Colombiacheck a través del derecho de petición, en el espacio público de uso público el alcalde que más árboles sembró fue Samuel Moreno, con un total de 66.149; lo sigue Gustavo Petro con 45.086, y en último lugar está Enrique Peñalosa con 26.811.

En la información de la tabla entregada por el Jardín Botánico, Enrique Peñalosa es el alcalde con el mayor número de siembras. Sumando su primer periodo y lo que va del segundo da un total de 130.774 árboles en el espacio público de uso público; seguido de Antanas Mockus que en tres años de gobierno (2000-2003) sembró 98.742, y en tercer lugar Samuel Moreno con 66.668 (insistimos en que las cifras no coinciden entre sí para los mismos valores).

Finalmente, las razones de la cantidad de árboles plantados en cada gobierno son varias y, en algunos casos, polémicas, según nos explicó Luis Olmedo Martínez. Pero quizá lo que no se ha tenido muy en cuenta al decir que uno ha plantado más que otro es una pregunta que se hace Luis Olmedo Martínez: ¿quién se va a hacer responsable de su cuidado?

Los árboles son seres vivos que requieren mantenimiento constante. Pero además, en el contexto de ciudad y gobierno, son bienes públicos que acarrean gastos. La carrera no debería ser por quién siembra más árboles, sino por quién está desarrollando acciones concretas por mantenerlos y cuidarlos.