Pasar al contenido principal
Jueves, 12 Octubre 2017

En siete años pasamos de 3 a 28 millones de hectáreas protegidas

Por Óscar Felipe Agudelo B.

La afirmación se publicó en la cuenta de Twitter del presidente Santos, pero luego eliminaron el trino. En realidad pasamos de 13 a 28 millones de hectáreas.

A quienes manejan la cuenta de Twitter del presidente Santos les faltó poner el número uno en un mensaje en el que destacaban el incremento de las áreas protegidas en el país. El mensaje aseguraba que en Colombia pasamos de 3 a 28 millones de hectáreas protegidas, cuando en realidad la cifra inicial es 13.

Tuit del presidente Santos sobre áreas protegidas

Según información de Parques Naturales, entidad dependiente del Gobierno nacional, en 2010 había 13.643.334 millones de hectáreas protegidas, lo que corrobora el error en el trino publicado el pasado 21 de septiembre y eliminado pocas horas después. El error en la digitación borra de tajo 10 millones de hectáreas, por lo que calificamos la información como falsa.

Colombiacheck consultó al equipo de prensa de la Presidencia de la República, donde explicaron que borraron el trino luego de que se dieron cuenta del error, el cual atribuyeron a un falla en la digitación.

Desde Bahía Málaga, uno de los parques naturales que tiene el Pacífico colombiano, Santos habló, siete días antes de que se publicara el trino, de las cifras correctas de áreas protegidas y aseguró que la meta de su gobierno era terminar con 26 millones de hectáreas protegidas, el doble de lo que encontraron, y destacó que ya habían superado ese objetivo.

El error en el trino generó una falsa información que hasta Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente, retwitteó en su cuenta personal. El trino erróneo se publicó el mismo día que la National Geographic Society le entregó un reconocimiento al primer mandatario por sus esfuerzos en la protección de la biodiversidad.

Basados en información obtenida del Registro Único Nacional de Áreas Protegidas (Runap) de Parques Naturales hicimos una gráfica que muestra el aumento de las áreas protegidas, que a septiembre de este año llegaban a 28.723.545 millones de hectáreas. Colombiacheck buscó otras fuentes sobre el número de hectáreas protegidas que hay en el país pero encontró que la fuente oficial que aborda este tipo de información es Parques Naturales.

La realidad del número de hectáreas de áreas protegidas

Incluso antes de firmar el Acuerdo Final con las Farc el Presidente ha destacado algunos de los que ha denominado dividendos de la paz en las áreas de turismo y medio ambiente.

En relación con el número de áreas protegidas, resulta fundamental tener claridad frente al fenómeno porque según Hernando García Martínez, director del Instituto Humboldt, estos son espacios donde se logra conservar la biodiversidad. Una definición de lo que son estas áreas la da Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza que las define como “espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados”.

De acuerdo con la oficina de comunicaciones del Ministerio de Ambiente, las áreas protegidas son fundamentales porque son ecosistemas estratégicos y ayudan con la oferta de servicios de este tipo. Según Minambiente, más áreas protegidas equivale a más agua, más especies protegidas, entre otros fenómenos.

De la entidad pública también explicaron que las áreas protegidas son terrestres y marinas. En relación a las áreas terrestres, según el Ministerio, hay dos tipos de zonas: las privadas (donde están las reservas de la sociedad civil) y las públicas en donde hay parques naturales, reservas forestales protectoras, distritos de manejo integrado, distritos de conservación de suelo y áreas de recreación.


En 2010 inició registro de las áreas protegidas

García Martínez aclaró que en 2010 el país ya tenía millones de hectáreas de áreas protegidas, pero no estaban registradas, por lo que ese año empezó el ese proceso, además destacó que 1977 fue uno de los años en los que más se crearon estas áreas.

García Martínez también le aclaró a Colombiacheck que estos resultados del gobierno colombiano se han dado porque el país tiene metas vinculantes a nivel externo, es decir, de carácter obligatorio. Por ejemplo: el Convenio de Diversidad Biológica, un tratado internacional de la Naciones Unidas del que Colombia es vinculante y que tiene tres objetivos primordiales. “La conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos. Su objetivo general es promover medidas que conduzcan a un futuro sostenible”, manifiesta el convenio.

Martes, 10 Abril 2018

La confusa respuesta de Vargas Lleras sobre la contaminación del aire

Por Colombiacheck

Al candidato le preguntaron por la contaminación en el país y contestó con una cifra inflada sobre deforestación. En su campaña anunciaron que presentarán la propuesta ambiental.

Durante el debate presidencial realizado por Teleantioquia y la revista Semana se les preguntó a los candidatos qué hacer con el tema ambiental y la contaminación en las ciudades capitales.

Mientras que los demás candidatos respondieron prometiendo, por ejemplo, promover el uso de vehículos eléctricos, utilizar energías renovables o que el desarrollo tenga un enfoque ambiental, Germán Vargas Lleras aseguró que el principal enemigo del medio ambiente es la ilegalidad y mencionó el reciente derrame de petróleo, en Barrancabermeja. Para redondear su respuesta también soltó esta cifra: “200 mil hectáreas se deforestan al año en este país”.

Colombiacheck contactó a los encargados de prensa de la campaña para averiguar en qué fuente basó el candidato la cifra. Nos indicaron que la fuente es el Ideam, que según la campaña, reportó en 2017 190.00 hectáreas deforestadas.

Pero según la última medición del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, publicada en 2016, en el país se deforestaron 178.597 hectáreas. Lo que quiere decir que en su respuesta en el debate Vargas Lleras aumentó el problema en 21.403 hectáreas, por lo que calificamos su afirmación de inflada.

Es más, aunque en la última medición se registró un aumento del problema en un 44%, en los registros de los últimos tres años las cifras no se han acercado a las 200 mil hectáreas. En 2015 fueron 124.035 y en 2014 el área deforestada se calculó en 140.365 hectáreas.

Lo ambiental no aparece dentro del plan de gobierno publicado en la página web de Vargas Lleras. En la oficina de prensa del candidato aseguraron que tienen una propuesta en esa materia, pero que no la han presentado, por lo cual no aparece todavía en la página.

La respuesta de Vargas Lleras sorprende si se tiene en cuenta que el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, fue nombrado en la administración de Juan Manuel Santos como cuota de Cambio Radical, el partido que creó Vargas Lleras y que hoy lo apoya en su aspiración presidencial.

A Murillo le ha tocado enfrentar los graves problemas que tiene el país para controlar la deforestación de bosques y cumplir con la meta que se planteó el gobierno Santos de reducir la tala en la Amazonía a cero en 2020.

Recientemente el funcionario confesó, en entrevista con El Colombiano, que la deforestación era su principal dolor de cabeza, y, en otra con El Espectador, reconoció que la meta real para acabarla (en la Amazonía) no sería en 2020 sino en 2022 o 2025.

En lo que sí atinó Vargas Lleras es en que el principal enemigo del medio ambiente son los actores ilegales. Según el último reporte del IDEAM los principales motores de deforestación están relacionados con el acaparamiento de tierras, los cultivos de uso ilícito, la minería y la tala ilegal.

En el ministerio de Ambiente le explicaron a Colombiacheck.com que ese acaparamiento de tierra es, por lo general, para la agricultura y la ganadería, que representa un 45%, seguida por los cultivos de uso ilícito con un 22% y la ejecución de obras de infraestructura 10%.