Pasar al contenido principal
Jueves, 14 Febrero 2019

Es muy probable que cerca de 13.000 árboles sean destruidos cada hora en la Amazonia

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Aún no hay cifras oficiales que permitan asegurarlo, pero el dato no está lejos de la realidad y debería ser suficiente para prender las alarmas e impulsar acciones más contundentes contra la deforestación.

La deforestación en la región de la Amazonia colombiana, que integra a los departamentos de Guaviare, Caquetá y Amazonas, sigue siendo un tema controversial en el país.

Manuel Rodríguez Becerra, ex Ministro de Ambiente y profesor emérito de la Universidad de los Andes, publicó un trino en el que señala que “en la Amazonia colombiana se están destruyendo aproximadamente 13.000 árboles por hora”. Lo que, según él, “es el más grave problema ambiental de Colombia, pues el país está perdiendo en forma irreversible una de las selvas más ricas del Planeta”.

Colombiacheck le consultó de dónde provenía el cálculo o cómo era posible determinarlo. Nos dijo que la respuesta había sido publicada en otro trino:

Para hacer más clara la ecuación de Rodríguez Becerra, realizamos esta imagen:

Imagen ecuación

Y verificamos qué tan ciertos son los números que suministra.

1. Árboles por hectárea

Rodríguez Becerra le dijo a Colombiacheck que la cita que está entre paréntesis en el segundo trino corresponde a un artículo de la revista Science. No nos suministró el documento pero logramos hallarlo.

Se trata de “Hyperdominance in the Amazonian Tree Flora” (“‘Hiperdominancia’ en la flora arbórea amazónica”), publicado por varios autores en octubre de 2013 en Science (revista científica de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, AAAS por sus siglas en inglés).

Los hallazgos publicados en este documento determinaron una “densidad de árboles mediana de 565 árboles por hectárea”, tal y como mencionó Rodríguez Becerra en su segundo trino.

2. Hectáreas deforestadas

Para el segundo punto abordado por Rodríguez Becerra (las hectáreas deforestadas en 2018), consultamos a Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (Fcds), quien nos dijo que hasta el momento no ha salido de manera oficial un dato de deforestación en Colombia para el año pasado.

Esta información es respaldada por Ederson Cabrera, quien hace parte de la subdirección de ecosistemas y apoya el monitoreo de bosques y carbono del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Según Cabrera, “la generación de los datos que suministra el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono (Smbyc) se basa en imágenes satelitales de todo el año, y toma cuatro meses procesar los 114 millones de hectáreas de todo el país”. Por lo cual, se espera que los datos de deforestación de 2018 salgan en abril de este año.

Por otro lado, el Ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, en una visita a San José del Guaviare, dijo que se prevé que la cifra de deforestación a nivel nacional pase de 220.000 en 2017, a entre 260.000 y 270.000 hectáreas en 2018.

Para Botero, sin embargo, esta cifra resulta conservadora, pues muchos expertos creen que la deforestación realmente llegará a las 300.000 hectáreas siguiendo la tendencia de crecimiento que ha venido presentando este fenómeno en los últimos años.

Ahora bien, de acuerdo con los resultados del monitoreo de deforestación de 2017 del Smbyc, en 2017 fueron deforestadas en total 219.937 hectáreas. De ellas, el 65,5% ocurrió en la región Amazonia.

Rodrigo Botero señala que es posible que para el año pasado el porcentaje llegue al 70%. Y si tomamos las cifras que él y otros expertos suponen (300.000 hectáreas deforestadas en total, 70% en la Amazonia), serían 210.000 hectáreas deforestadas.

Tomando el dato del Ministro de Ambiente (270.000), llegaríamos un aproximado de 189.000 hectáreas deforestadas en la región Amazonia.

Es decir, ambos datos están medianamente cercanos a las 200.000 hectáreas deforestadas señaladas por Manuel Rodríguez Becerra.

3. Árboles destruidos

Volviendo al trino principal, sería posible que aproximadamente 13.000 árboles hayan sido destruidos cada hora durante el 2018, suponiendo que la deforestación haya sido constante durante los 365 días del año. Y, según Rodrigo Botero, esto no es así.

De acuerdo con investigaciones realizadas por la corporación que él lidera, la Fcds, “hay una época en donde se concentra estacionalmente la tumba del bosque”, en los meses de enero, febrero y marzo.

En los meses de septiembre, octubre y noviembre, luego de la temporada de lluvia, por el contrario, se deja que la madera de los árboles se seque para continuar el “ciclo de deforestación” al comenzar un nuevo año.

Así es como se ha manifestado el fenómeno. Sin embargo, según Botero, el patrón ha comenzado a variar y hay tumbas que se hacen después del verano (abril, mayo, junio); en septiembre (por un verano pequeño que está generando el calentamiento global), y también en octubre.

Esto lo que quiere decir es que el patrón de tumba y quema mencionado al comienzo, está cambiando y es posible que comience uno más continuo, de acuerdo con el director del Fcds.

En conclusión, es posible que se hayan deforestado 200.000 hectáreas y se hayan destruido 13.000 árboles cada hora durante 2018 en la Amazonia. Como los datos oficiales no han salido, aún no se puede asegurar, pero sin duda alguna es una posibilidad alarmante, que debería impulsar la toma de acciones más contundentes contra la deforestación en esta región.

Miércoles, 31 Enero 2018

“El año pasado se deforestó el equivalente a un departamento como el Quindío”: Sergio Fajardo

Por Sania Salazar

El candidato presidencial por Coalición Colombia estuvo cerca, pero se “peló” por casi seis mil hectáreas.

En el foro “¿Cómo responder a los retos ambientales y del desarrollo sostenible de Colombia?”, realizado el martes pasado en Bogotá, en el que participaron cuatro candidatos presidenciales, se cuestionó a los aspirantes sobre cómo diagnostican la deforestación en Colombia. “El año pasado, de acuerdo con la información, se deforestó el equivalente a un departamento como el Quindío”, respondió Sergio Fajardo, candidato de Coalición Colombia (su movimiento, Compromiso Ciudadano, Alianza Verde y el Polo Democrático).

Según su equipo de prensa, Fajardo se basó en información del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam; esta entidad reportó que en 2016 se deforestaron en el país 178.597 hectáreas.

Según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y la Gobernación del Quindío, el departamento tiene 1.845 km2, lo que equivale a 184.500 hectáreas; es decir, 5.903 hectáreas más de lo que se deforestó en 2016. Por esto, Colombiacheck califica la afirmación como Aproximada. En el Foro Ambiental Fajardo no supo responderle a una periodista de RCN Radio cuál es el páramo más grande del mundo ni dónde está ubicado, pero casi le atina al área deforestada en Colombia en 2016.

Para el chequeo ¿Simón Gaviria sigue teniendo problemas de lectura?, que publicamos en junio de 2016, el doctor en biología Orlando Rangel, investigador y profesor del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional, aseguró que varios grupos de investigación del país han coincidido en que la deforestación anual en Colombia está entre 400.000 y 450.000 hectáreas. Lo consultamos de nuevo para este chequeo y nos dijo que la situación sigue igual. Según él, las entidades gubernamentales presentan cifras endebles y faltas de rigor.

La deforestación, el dolor de cabeza del Minambiente

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, confesó, en entrevista con El Colombiano, que la deforestación es su principal dolor de cabeza. Explicó que esta aumentó en 44% con respecto a 2015, cuando se deforestaron 124.035 hectáreas, y que la meta para 2018 es reducirla a 90.000.

Sobre las causas de este fenómeno, el funcionario indicó que “la más significativa ha sido el acaparamiento de tierras que representa un 45 %, los cultivos de uso ilícito con un 22 % y la ejecución de obras de infraestructura 10 %”.

Para Rangel, las principales causas de la deforestación siguen siendo, en su orden, la ampliación de la frontera agrícola y el consumo de madera en el país. Según él, los cultivos ilícitos están en el último lugar, a pesar de su considerable crecimiento en los últimos años.

Según el Ideam, los departamentos con mayor deforestación en 2016 fueron: Caqueta (26.544 hectáreas), Chocó (24.025 ha), Meta (22.925 ha), Antioquia (20.494), Norte de Santander (14.764 ha), Guaviare (11.456 ha) y Putumayo (11.117 ha).

En el artículo titulado Los ocho retos ambientales de Colombia en 2018, Rodrigo Botero, director de la Fundación para la conservación y el desarrollo sostenible, señala que el primer reto es detener la deforestación.

¿Por qué es tan importante? “En pocas palabras, la resistencia de los ecosistemas a eventos climáticos como las sequías y las épocas lluviosas está íntimamente ligada al mantenimiento de coberturas boscosas, ya sean estas transformadas o naturales”, explicó Botero.

Para el investigador, el país apenas está entendiendo lo que ha significado la salida de las Farc de territorios que se encuentran en las zonas de mayor deforestación en el país.

“´¡Corran, hay tierras para agarrar!´ pareciera ser el lema de quienes impulsan hoy día “hacer finca y patria” deforestando, trayendo ganado y abriendo nuevas zonas para la atención del Estado. El modelo de “control y vigilancia” del Estado es fallido, y urge que encuentre una manera más efectiva de enfrentar este desastre ambiental”, alertó Botero.