Pasar al contenido principal
Jueves, 14 Febrero 2019

Es muy probable que cerca de 13.000 árboles sean destruidos cada hora en la Amazonia

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Aún no hay cifras oficiales que permitan asegurarlo, pero el dato no está lejos de la realidad y debería ser suficiente para prender las alarmas e impulsar acciones más contundentes contra la deforestación.

La deforestación en la región de la Amazonia colombiana, que integra a los departamentos de Guaviare, Caquetá y Amazonas, sigue siendo un tema controversial en el país.

Manuel Rodríguez Becerra, ex Ministro de Ambiente y profesor emérito de la Universidad de los Andes, publicó un trino en el que señala que “en la Amazonia colombiana se están destruyendo aproximadamente 13.000 árboles por hora”. Lo que, según él, “es el más grave problema ambiental de Colombia, pues el país está perdiendo en forma irreversible una de las selvas más ricas del Planeta”.

Colombiacheck le consultó de dónde provenía el cálculo o cómo era posible determinarlo. Nos dijo que la respuesta había sido publicada en otro trino:

Para hacer más clara la ecuación de Rodríguez Becerra, realizamos esta imagen:

Imagen ecuación

Y verificamos qué tan ciertos son los números que suministra.

1. Árboles por hectárea

Rodríguez Becerra le dijo a Colombiacheck que la cita que está entre paréntesis en el segundo trino corresponde a un artículo de la revista Science. No nos suministró el documento pero logramos hallarlo.

Se trata de “Hyperdominance in the Amazonian Tree Flora” (“‘Hiperdominancia’ en la flora arbórea amazónica”), publicado por varios autores en octubre de 2013 en Science (revista científica de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, AAAS por sus siglas en inglés).

Los hallazgos publicados en este documento determinaron una “densidad de árboles mediana de 565 árboles por hectárea”, tal y como mencionó Rodríguez Becerra en su segundo trino.

2. Hectáreas deforestadas

Para el segundo punto abordado por Rodríguez Becerra (las hectáreas deforestadas en 2018), consultamos a Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (Fcds), quien nos dijo que hasta el momento no ha salido de manera oficial un dato de deforestación en Colombia para el año pasado.

Esta información es respaldada por Ederson Cabrera, quien hace parte de la subdirección de ecosistemas y apoya el monitoreo de bosques y carbono del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Según Cabrera, “la generación de los datos que suministra el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono (Smbyc) se basa en imágenes satelitales de todo el año, y toma cuatro meses procesar los 114 millones de hectáreas de todo el país”. Por lo cual, se espera que los datos de deforestación de 2018 salgan en abril de este año.

Por otro lado, el Ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, en una visita a San José del Guaviare, dijo que se prevé que la cifra de deforestación a nivel nacional pase de 220.000 en 2017, a entre 260.000 y 270.000 hectáreas en 2018.

Para Botero, sin embargo, esta cifra resulta conservadora, pues muchos expertos creen que la deforestación realmente llegará a las 300.000 hectáreas siguiendo la tendencia de crecimiento que ha venido presentando este fenómeno en los últimos años.

Ahora bien, de acuerdo con los resultados del monitoreo de deforestación de 2017 del Smbyc, en 2017 fueron deforestadas en total 219.937 hectáreas. De ellas, el 65,5% ocurrió en la región Amazonia.

Rodrigo Botero señala que es posible que para el año pasado el porcentaje llegue al 70%. Y si tomamos las cifras que él y otros expertos suponen (300.000 hectáreas deforestadas en total, 70% en la Amazonia), serían 210.000 hectáreas deforestadas.

Tomando el dato del Ministro de Ambiente (270.000), llegaríamos un aproximado de 189.000 hectáreas deforestadas en la región Amazonia.

Es decir, ambos datos están medianamente cercanos a las 200.000 hectáreas deforestadas señaladas por Manuel Rodríguez Becerra.

3. Árboles destruidos

Volviendo al trino principal, sería posible que aproximadamente 13.000 árboles hayan sido destruidos cada hora durante el 2018, suponiendo que la deforestación haya sido constante durante los 365 días del año. Y, según Rodrigo Botero, esto no es así.

De acuerdo con investigaciones realizadas por la corporación que él lidera, la Fcds, “hay una época en donde se concentra estacionalmente la tumba del bosque”, en los meses de enero, febrero y marzo.

En los meses de septiembre, octubre y noviembre, luego de la temporada de lluvia, por el contrario, se deja que la madera de los árboles se seque para continuar el “ciclo de deforestación” al comenzar un nuevo año.

Así es como se ha manifestado el fenómeno. Sin embargo, según Botero, el patrón ha comenzado a variar y hay tumbas que se hacen después del verano (abril, mayo, junio); en septiembre (por un verano pequeño que está generando el calentamiento global), y también en octubre.

Esto lo que quiere decir es que el patrón de tumba y quema mencionado al comienzo, está cambiando y es posible que comience uno más continuo, de acuerdo con el director del Fcds.

En conclusión, es posible que se hayan deforestado 200.000 hectáreas y se hayan destruido 13.000 árboles cada hora durante 2018 en la Amazonia. Como los datos oficiales no han salido, aún no se puede asegurar, pero sin duda alguna es una posibilidad alarmante, que debería impulsar la toma de acciones más contundentes contra la deforestación en esta región.

Viernes, 08 Marzo 2019

En Manizales sembraron 12.000 árboles. . . perdón, 10.000. . . no, 21.000

Por Sania Salazar

No solo hay diferencias en el número de árboles donados y sembrados, sino que a la Secretaría de Ambiente se le olvida decir que los árboles fueron donados por varias instituciones. Además, no hubo un estudio técnico previo y no está claro en manos de quién está el cuidado de los árboles.

La administración del alcalde de Manizales, Octavio Cardona León, dice estar comprometida con la reforestación de la ciudad, pero parece que no tienen claro cuántos árboles han sembrado.

En un trino publicado en la cuenta de la Secretaría de Medio Ambiente de Manizales el 12 de octubre de 2018, fecha del cumpleaños de la ciudad, se asegura que con motivo de la celebración esa dependencia lideró la siembra de 12 mil árboles.

Pero el periódico La Patria preguntó por medio de un derecho de petición enviado a la Secretaría de Medio Ambiente cuántos árboles se sembraron en la ciudad con motivo del cumpleaños 169 (en 2018). La respuesta fue: “el total de siembra alcanzado en el reto del cumpleaños de Manizales 10.426”.

Sin embargo, el secretario de Medio Ambiente de esa ciudad, Ricardo Germán Gallo, le dijo a W Radio en enero de 2019 que esa dependencia sembró “más de 27 mil especies arbóreas en el mes de octubre de 2018”.

Después de una investigación realizada en conjunto con el periódico La Patria, de Manizales, Colombiacheck califica la afirmación como cuestionable por las siguientes razones: la Secretaría de Ambiente admite que no se sembraron los 12 mil árboles que aseguraron inicialmente, sino 10.426. En los mensajes de Twitter revisados no se les da el crédito a las instituciones, en su mayoría privadas, que donaron los árboles,  y se presenta como una gestión exclusiva de la Administración Municipal, además hay diferencias entre el número de árboles que dicen haber donado algunas entidades y lo que dice haber recibido la Secretaría.

Además, en la respuesta al derecho de petición la Secretaría de Ambiente reconoce que no gastó un peso en compra de semillas o árboles para la reforestación ni en la logística para tal actividad, sino que el material vegetal sembrado lo donaron: la Central Hidroeléctrica de Caldas, Chec, (8.000 individuos); la Corporación Autónoma Regional de Caldas, Corpocaldas, (1.000 individuos); CDA Canguro, (2000 individuos); Visión Norte (700 individuos) y Vivero Paraíso (300 individuos). Las donaciones suman 12 mil árboles.

Es decir, el gasto lo hicieron, en gran parte, privados y el mérito se lo lleva la Secretaría, que ni siquiera hizo un estudio técnico para sembrar adecuadamente los árboles y tampoco hubo un convenio formal para la donación, ni ningún tipo de interventoría para determinar si se estaban sembrando las especies indicadas en lugares adecuados, como también lo reconoce la Secretaría en la respuesta del derecho de petición.

José Humberto Gallego, quien coordinó el Manual de Silvicultura de la ciudad, duda de que se haya sembrado los 12.000 árboles de los que habla la Administración Municipal y menos en tan corto tiempo "porque es muy complejo lograr una meta tan grande cuando, para plantar un solo árbol se requieren 8 minutos si la persona es experta", explicó. 

Diferencias en cifras de donantes

Hernando Betancourt, propietario del Vivero el Paraíso, dice que donó 600 árboles y no 300, como asegura la Secretaría. "Hace parte de una filosofía de vida de regresarle a la tierra un poco de lo que nos ha dado", explicó Betancourt al preguntarle por la razón de la donación de su vivero, ubicado en Santander de Quilichao, Cauca.

Juan David Arango Gartner, director de la Corporación Autónoma Regional de Caldas, Corpocaldas, le dijo a La Patria que donaron entre 200 y 300 árboles, pero la Secretaría de Ambiente dice que esa entidad aportó mil. Además, aseguró que sembraron el material en las quebradas Olivares y El Guamo, en Monteleón y bosques Los Alcázares y Los Caracoles. De esa lista solo Monteleón coincide con los lugares donde la Secretaría de Ambiente dice haber realizado la reforestación.

Julián López Palacio, líder del equipo socioambiental del área de generación de energía de Chec, indicó que aportaron “aproximadamente” 8.000 árboles, cifra que coincide con la oficial, pero de las siete especies que dice que donaron solo tres aparecen en la lista que la Secretaría de Ambiente aseguró haber sembrado.

López Palacio agregó que la jornada de siembra la citaron para el 12 de octubre, y que adicionalmente se hicieron otras siembras de menor proporción en áreas rurales en fechas cercanas.

Según López Palacio, la Fundación Ecológica Cafetera “brindó los criterios técnicos y la asesoría para la implantación del material” y concluyó que la Secretaría de Ambiente es la encargada del mantenimiento de los árboles.

Mario Edison Alzate,  representante legal de Visión Norte, indicó que donaron 700 árboles, cifra que coincide con la suministrada por la Secretaría, además de maquinaria para hacer los huecos para las siembra. Alzate comentó, que en la primera jornada de siembra el tiempo solo les alcanzó para plantar aproximadamente 7.000 árboles.

Pablo Felipe Gómez, propietario del centro de diagnóstico automotor  CDA Canguro, indicó que ellos donaron 2.000 árboles para la jornada de siembra de octubre de 2018, lo que coincide con la información oficial y que verificaron que todo el material se sembrara. Además, aseguró que son la Secretaría de Ambiente y Visión Norte los encargados del mantenimiento de esos árboles.

Diferencias en la cantidad sembrada

En la respuesta al derecho de petición la Secretaría de ambiente indica que los árboles se sembraron así: 

Respuesta a derecho de petición.

Resulta llamativo que mientras la Secretaría de Ambiente asegura que en el Ecoparque Los Yarumos se sembraron 2.700 árboles, en la cuenta de Twitter de la Quinta División del Ejército informaron el 13 de octubre de 2018 que en ese sitio se sembraron solo mil árboles. En la misma cuenta informaron el 12 de octubre que habían participado en la siembra de 1.000 árboles en el Bosque Popular El Prado, cifra que sí coincide con la de la Secretaría.

La Secretaría de Ambiente concluye en la respuesta al derecho de petición: “los árboles aún no se encuentran consolidados en el terreno y son sujetos a diferentes afectaciones, las cuales pueden comprometer su estado fitosanitario. Hasta tanto  posean un tamaño considerable no pueden ser valorados como tal e incluidos al inventario arbóreo de la ciudad”.

El director de Corpocaldas explicó que un grupo de esa entidad, en conjunto con la Secretaría de Ambiente, monitorea las zonas donde se sembraron los árboles y repone los necesarios porque es normal que haya un porcentaje de mortandad.

La Patria hizo un recorrido por los lugares donde la Secretaría de Ambiente dijo haber sembrado los árboles. En sectores como la Ladera de Santos y Montelón los líderes comunales explican que la jornada de siembra se realizó. "El problema que tenemos es que los dejan a la deriva. Es un trabajo que se hace con esfuerzo, pero no hay veeduría", afirmó Jhon Jairo Muñoz, líder comunal del barrio el Caribe, donde se ubica Monteleón. Esto mismo sostuvieron habitantes del barrio Santos y vecinos del bulevar de Fátima.

Tanto en la Ladera de Santos y en Fátima la cifras de los árboles plantados difiere de los aún vivos. En la Ladera se observan 8 de los 100 iniciales y en el bulevar de Fátima hay 17 de los 50 plantados.

Fotos:Cortesía La Patria