Pasar al contenido principal
Domingo, 28 Agosto 2016

“A las Farc no se les va exigir el dinero del narcotráfico para reparar a las víctimas”, Zuluaga

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Una cascada de desafortunadas inexactitudes dejó grabadas en vídeo Óscar Iván Zuluaga, excandidato a la presidencia por el Centro Democrático, partido que se opone al proceso de paz entre el Gobierno y las Farc en Colombia.

Son varias las imprecisiones en que incurrió el líder opositor Óscar Iván Zuluaga en los dos minutos y diez segundos que dura un vídeo divulgado a través de su cuenta de Twitter, sobre las diez de la noche del pasado miércoles 24 de agosto, día en que se anunció el cierre de la negociación entre el Gobierno y las Farc.

 

 

Humberto de La Calle, jefe del equipo negociador del gobierno, ha explicado ampliamente que la reparación a las víctimas será material. De La Calle aclaró en la rueda de prensa (ver minuto 22) al día siguiente de la conclusión de las negociaciones que “el Estado no ha renunciado a perseguir los bienes de las Farc” y agregó que en el Acuerdo Final “no se han tocado los instrumentos que el Estado tiene para recuperar los bienes adquiridos ilegalmente” (ver desde el minuto 22).

A la par con las declaraciones del jefe del equipo negociador se pronunciaron Néstor Humberto Martínez, fiscal general de la Nación y el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo. El jefe del ente investigativo explicó que “la Fiscalía perseguirá los patrimonios ilegales surgidos del narcotráfico, surgidos del secuestro, surgidos de la extorsión y de la minería ilegal”. En la misma línea estuvo Cristo, quien en la emisión central del noticiero CM& del jueves 25 de agosto, explicó que “el Estado colombiano seguirá persiguiendo los recursos de las Farc”.

Más allá del buen número de declaraciones y promesas es necesario mencionar que el Acuerdo Final señala, en cuanto a los bienes de las Farc, en el apartado 5.1.3.7. que esta guerrilla, como organización insurgente, se compromete a “contribuir a la reparación material de las víctimas y en general a su reparación integral”.

Además, si algún integrante de las Farc no dice la verdad, por ejemplo ocultando el dinero proveniente de actividades ilícitas, el Acuerdo Final tiene dispuesto la Sección de Primera Instancia del Tribunal para la Paz donde se van a resolver los casos en los que el reconocimiento de verdad y responsabilidad no se cumplan.

Miércoles, 01 Junio 2016

"El dinero de Paz Colombia vendrá de los propios bolsillos de los colombianos"

Por Miriam Forero

Marta Lucía Ramírez: "Con el Plan Colombia el gobierno dio algo más de $100.000 millones de dólares, mientras que EE.UU. solo ha puesto unos $10.000 millones de dólares”.

La dirigente conservadora y excandidata presidencial, Marta Lucía Ramírez habló con la revista digital KienyKe en el marco de los 15 años del Plan Colombia y el anuncio del nuevo plan de apoyo del gobierno norteamericano, que ahora se llamará “Paz Colombia”, cuyo objetivo es ayudar a financiar el posconflicto. “Ese dinero vendrá de los colombianos. Con el Plan Colombia el gobierno dio algo más de $100.000 millones de dólares, mientras que EE.UU. ha puesto unos $10.000 millones de dólares”, aseguró Ramírez.

El medio hizo una interpretación de esa advertencia: “Esto significa que ese dinero para la lucha contra el narcotráfico vendría de los impuestos. Esto es justamente un problema teniendo en cuenta el déficit económico que se presenta por la baja del precio del petróleo”.

Por un lado, las cuentas de la exministra de defensa son reales. Según el especial multimedia que preparó la Presidencia de la República para la conmemoración, en la ejecución del Plan Colombia el gobierno nacional aportó $131.000 millones de dólares, equivalentes al 97% de los fondos totales usados, mientras que el gobierno del “Tío Sam” puso $10.000 millones de dólares, que significan el 3% de la inversión final.

Eso se explica por la naturaleza misma del plan: se trata de un acuerdo de cooperación en el que los dos países hacen inversiones para un propósito común. Así mismo, es muy probable que el renovado “Paz Colombia” mantenga el esquema con el que la alianza ha funcionado durante 15 años.

Aunque esto todavía no está establecido con precisión y el Congreso de Estados Unidos aún no ha aprobado la nueva ayuda, un grupo de congresistas de ese país emitió el 9 de febrero una resolución, en el marco del aniversario del Plan Colombia, en la que el Senado “reafirma su compromiso de continuar la alianza entre Estados Unidos y Colombia en asuntos de seguridad mutua, incluyendo cooperación antinarcóticos, combate trasnacional del crimen organizado y garantías de justicia para aquellos que han causado daños imborrables en nuestras poblaciones”.

En cuanto a la posibilidad de que parte del dinero para el posconflicto venga del bolsillo de los colombianos, Vicenc Fisas, director de la Escuela de Paz de la Universidad de Barcelona, que estudia conflictos y procesos de paz en todo el mundo, afirma que es lo normal e, incluso, recomienda que sea así. “Sería un agravio contra los países pobres y los que hoy están buscando refugio en Europa que Colombia sólo pidiera ayuda internacional para financiar la paz. Se debe acudir también a recursos propios a través de los ahorros que permite la reducción en la guerra, dinero de las élites colombianas y dinero de las Farc”.

De hecho, el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas le dijo a El Espectador que desde 2015 se ha destinado parte del presupuesto nacional ($13 billones) para financiar la implementación de puntos acordados en La Habana, como reparación de víctimas e inversión en el sector rural.

Sin embargo, el ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, aclaró en una entrevista con Colprensa que el gobierno no planea generar más impuestos sino incentivos. “Tenemos la mitad de lo que necesitamos para la acción inmediata. Lo que tiene que ver con los acuerdos de la mesa va en el presupuesto. Lo que tiene que ver con el ministerio del Posconflicto, hemos pensado que sean más bien incentivos tributarios y no nuevos impuestos”.