Pasar al contenido principal
Martes, 07 Mayo 2019

María Isabel Rueda no dijo que líderes sociales “deben poner de su parte” para que no los maten

Por José Felipe Sarmiento

Una imagen viral cita una supuesta opinión de la periodista, que sí habló sobre el tema el pasado lunes en La W Radio, pero nunca pronunció esa frase.

Junto a una foto de la periodista María Isabel Rueda, aparece la frase entrecomillada: “los líderes sociales deben poner de su parte (para que no los maten)”. Según el mismo meme, la afirmación salió al aire en La W Radio el pasado lunes.

Meme con supuesta frase de María Isabel Rueda sobre líderes sociales

Entre quienes compartieron la imagen estuvo la senadora del partido Farc Sandra Ramírez.

Tuit de la senadora de la Farc Sandra Ramírez sobre María Isabel Rueda

En la página de la emisora está la intervención de la columnista sobre el tema. Allí afirma que el esquema de seguridad de la Unidad Nacional de Protección (UNP) fue el que le salvó la vida a la lideresa Francia Márquez en el atentado que ella y otros defensores del medio ambiente en el Cauca, pertenecientes a comunidades afrocolombianas del departamento, sufrieron el pasado fin de semana, con un saldo de dos escoltas heridos.

“El riesgo de las comunidades afros en el Cauca, entre otras comunidades vulnerables del país, sigue latente”, advirtió Rueda. En seguida, se preguntó “cómo garantizar la seguridad de las comunidades, colectivamente hablando”. Según ella, la respuesta plantea una polémica sobre “la autoprotección, entendida como el control social y del territorio ejercido por las propias comunidades, prácticamente con el modelo de la Guardia Indígena, que incluso cuenta con sistemas autónomos de justicia”.

Lo que señaló la columnista fue que se requiere mayor coordinación y solidez en la inteligencia estatal para enfrentar esta problemática. Su crítica iba a que, en un extremo, el Estado no ha logrado darles una protección integral a las comunidades pero, en el otro, tampoco les puede dejar esa responsabilidad a ellas solas y sus guardias, porque esto implicaría escindir su propia autoridad.

Hasta ahí llegó el pronunciamiento de Rueda sobre el tema del día en La W con Julio Sánchez Cristo, que fue hacia las 8:40 de la mañana. Luego, el programa siguió su curso con otras noticias. Así se puede corroborar en el audio completo de la cuarta hora del noticiero.

La otra intervención de su sección ‘¿Qué se estará preguntando María Isabel?’ el lunes fue más temprano y trató sobre la audiencia que le pidió la presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Patricia Linares, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Su columna en el diario El Tiempo tampoco ha tratado el tema de los líderes sociales recientemente. La del domingo pasado fue acerca del resultado de la votación sobre las objeciones presidenciales al proyecto de ley estatutaria de la JEP en el Senado, que quedó en manos de la Corte Constitucional. Ese mismo día salió una entrevista suya con el analista Moisés Naím sobre la crisis en Venezuela; de nuevo, nada sobre estos asesinatos.

El 28 de abril, publicó un diálogo con la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, en el que sí le preguntó por el asunto pero ninguna de las dos dijo lo que la imagen viral le achaca a Rueda. La búsqueda por su nombre en el portal del periódico no arroja más artículos recientes de su autoría en los que se hable de la matanza de estas personas, que ella calificó en La W como “la barbarie misma”.

Así, el meme es una falsa atribución a la periodista de unas declaraciones que, en realidad, nunca dio.

Viernes, 06 Julio 2018

#NosEstánMatando: Los orígenes de las cifras de líderes sociales asesinados

Por José Manuel Cuevas

Colombiacheck revisa las diferentes cifras sobre los asesinatos de líderes sociales.

Colombiacheck identificó las razones de las diferencias entre algunos datos e informes sobre asesinatos de líderes sociales que se han publicado en los últimos días

Con los asesinatos recientes de Luis Barrios en Varela (Atlántico), Felicinda Santamaría en Quibdó (Chocó), Margarita Estupiñán en Tumaco (Nariño) y Ana María Cortés en Cáceres (Antioquia), el foco mediático se ha volcado sobre esta ola de violencia contra los líderes sociales.

Sin embargo, se han divulgado cifras muy diferentes sobre la cantidad de asesinatos que se han registrado en los últimos meses. En Colombiacheck les contamos de dónde surgen estas diferencias.

Aunque no es un fenómeno nuevo en Colombia, el asesinato de líderes sociales en el país volvió a estar en la agenda mediática desde finales de 2016, último año de las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC y, en medio de un nuevo panorama de actores armados.

Desde entonces, los reportes oficiales y extraoficiales de líderes sociales asesinados han divergido.

Para el Gobierno, desde la firma del acuerdo de paz el 24 de noviembre de 2016, los líderes asesinados son 178 (33 de esos en 2018), cifra que dio esta mañana en una entrevista en Caracol Radio el coronel José Restrepo, director del cuerpo élite de la Policía para la protección de líderes sociales.

La cifra oficial, en la que también se apoya la Fiscalía General de la Nación, está basada en la verificación que hace la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la causa del asesinato y de la condición de líder social de la persona.

Por otra parte, la Defensoría del Pueblo ha reportado 311 líderes asesinados. Sin embargo, buena parte de la diferencia en estas dos cifras oficiales se debe a que la Defensoría del Pueblo está contando los asesinatos de líderes sociales entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de este año, como revela la leyenda de un mapa realizado por la entidad.

Por su parte, el Instituto de Estudios Sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) registra 385 entre el 1 de enero de 2016 y el 15 de mayo de 2018 que registra en su último informe.

Esta mañana, el periódico Publimetro usó las cifras de Indepaz para publicar su historia de portada en la que se dice que “si se toma el número de Indepaz y se suman los 14 asesinatos de líderes que se han reportado desde mayo a la fecha, llegaríamos a la alarmante cifra de 399 personas asesinadas en relación a su labor”. Sin embargo, la publicación no especifica de dónde toma el dato de las 14 víctimas adicionales.

Primera plana de Publimetro sobre asesinatos de líderes sociales

Por su parte, la ONG Somos Defensores, que habla no de líderes sociales sino de “defensores de derechos humanos”, registra 46 asesinatos en el primer trimestre de lo que va de año. Para su director, Carlos Guevara, las diferencias con las cifras del Gobierno radican en que Somos Defensores lleva más tiempo en la labor de registrar las víctimas. Además tienen distintas interpretaciones del concepto que se tiene de defensor de derechos humanos. Para la ONG, se trata de una persona que se preocupa por y defiende los derechos de su comunidad. También hay diferencias en cuestiones metodológicas, como considerar la condición de defensor y el papel activista de la persona más allá de su visibilidad, impacto o filiación política. Todo esto amplía el universo de defensores de derechos humanos para la ONG.

Pero al margen de las diferencias en los datos, según resalta Guevara, el informe de Somos Defensores de 2017 da cuenta de cómo “las causas, las zonas y los actores armados son los mismos y están provocando una verdadera matanza”.