Pasar al contenido principal
Miércoles, 06 Febrero 2019

No hay cifras oficiales de colados en Transmilenio

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Samuel Hoyos, precandidato a la alcaldía de Bogotá, dijo que Bogotá pierde 200.000 millones de pesos al año por este problema. Pero no es posible determinarlo porque no hay cifras oficiales al respecto.

El pasado 2 de febrero se realizó el Segundo Foro Democrático por Bogotá, organizado por el Centro Democrático, en el que los precandidatos a la alcaldía por este partido dieron a conocer sus propuestas para mejorar la movilidad de la capital.

Durante su intervención, Samuel Hoyos, uno de los participantes, se refirió al tema de los colados en el sistema Transmilenio. Dijo que anualmente la capital pierde 200.000 millones de pesos por este problema y que, si se resuelve, la tarifa del pasaje podría disminuir. Así quedó consignado también en su cuenta de Twitter:
 

Colombiacheck consultó al precandidato para conocer en qué fuente de información se basó.

Lo que nos dijo es que “probablemente son más de 200.000 millones” de pesos, pues “en esto no hay cifras exactas”. “Hay fuentes de prensa y algunos estudios que se han hecho en Transmilenio, pero cerca del 10% de los usuarios se cuelan y el sistema mueve 2,2 millones de personas al día”, señaló. Además, explicó a Colombiacheck que sus cuentas vienen de multiplicar 200.0000 colados, por los 2.400 que vale el pasaje de Transmilenio.

Cuando le contrapreguntamos al precandidato de dónde venían las estimaciones de que el 10% de los usuarios se cuelan en el sistema, nos respondió enviándonos el enlace de un artículo de El Tiempo publicado el 23 de septiembre del año pasado.

Contactamos al equipo de comunicaciones de Transmilenio, quienes nos confirmaron “TransMilenio tiene datos generales de estaciones, portales y zonas de la ciudad más afectados por la problemática de los colados. Sin embargo, actualmente carecemos de una línea de base integral de medición de la evasión”. Es decir, hasta este momento no hay datos oficiales sobre cuántos son los colados en el sistema, ni se ha realizado ningún otro estudio por parte de Transmilenio, contrario a lo dicho por Hoyos.

La empresa reveló, además, que están adelantando los estudios correspondientes para determinar la gravedad del problema, pero estos no se conocerán sino hasta el segundo semestre de 2019.

Dario Hidalgo, experto en movilidad y exsubgerente de Transmilenio, reafirmó lo dicho por la empresa y señaló que entre expertos “se ha manejado la cifra de alrededor del 10%” de colados frente al total de viajes que se hacen al día en el sistema de transporte. Es decir, el mismo estimado de Hoyos, aunque no se cuente con cifras oficiales.

Por otra parte, de acuerdo con Transmilenio, diariamente se hacen 2’500.000 validaciones en el servicio troncal (cada vez que un usuario pasa su tarjeta para ingresar al sistema, se cuenta una validación). Y el valor del pasaje para este mismo rubro es de 2.400 pesos.

De modo que el número de pasajes no validados podría ser de aproximadamente 250.000 (10% de 2,5 millones); que al multiplicarlo por el valor del pasaje (2.400), por los 365 días del año da un valor de 219.000 millones.

Es decir, que posiblemente, pero no oficialmente, al año el sistema estaría dejando de ganar 210.000 millones de pesos. Una cifra que aunque es cercana a la dada por Hoyos, no se puede asumir como oficial pues, como ya señaló Transmilenio, aún no se ha determinado cuántos son realmente los colados en el sistema.

¿Disminución en la tarifa?

De acuerdo con Hidalgo, decir que al controlar la evasión del pago se puede bajar la tarifa de Transmilenio podría ser parcialmente válido, aunque, en todo caso, habría que tener en cuenta muchos factores.

En primer lugar, porque controlar la evasión tiene un costo. Requiere mejorar infraestructura (torniquetes que hagan difícil colarse, barreras en puntos donde circulan los colados); realizar campañas publicitarias (‘Todos pagamos el pato’), y aumentar el control policial (más policías en las estaciones, sitios a dónde llevar a los colados, mecanismos para el pago de multas).

De hecho, así mismo lo constata Transmilenio en el comunicado que envió a Colombiacheck, en el que señala: “Con el propósito de prevenir y controlar la evasión del pago, Transmilenio viene liderando el Plan Anti - Evasión (...) que actúa a través de tres líneas de acción: Fiscalización, Infraestructura y Cultura Ciudadana”.

En segundo lugar, según Hidalgo, controlar a los colados no se traduce en que los 219.000 millones de pesos van a entrar al sistema. “Porque muchas de las personas que se cuelan, simplemente no usan el servicio. Hoy se están colando, si se les cobra, no necesariamente lo usarán”, concluye el experto.

Transmilenio tendría, entonces, que entrar a revisar el costo que le genera luchar contra la evasión, si el dinero invertido tendría como resultado un mayor ingreso por cuenta de los pasajes y si ese aumento en el ingreso efectivamente le haría posible rebajar la tarifa para los ciudadanos.

Mientras tanto, afirmarlo como un hecho, es desinformar.

Domingo, 20 Agosto 2017

Rifirrafe por cantidad de víctimas del conflicto que se quedó a vivir en Bogotá

Por Paula Vásquez

Judith Maldonado de Voces de Paz, replicó unas cifras sobre este fenómeno, pero la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, las rectificó por imprecisas.

Judith Maldonado, integrante de Voces de Paz, la iniciativa ciudadana cuyo objetivo es impulsar la creación del partido político de las Farc, trinó el pasado 16 de julio respecto a las víctimas del conflicto que han llegado a Bogotá.

 

 

Colombiacheck se contactó con Maldonado quien dijo haber basado su afirmación en la nota del Espectador titulada: La capital en deuda con las víctimas.

Después de leer el artículo, revisar datos de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, comparar con las cifras del Registro Único de Víctimas, RUV, calificamos esta afirmación como ligera.

Lo primero que hicimos fue revisar la publicación de El Espectador donde afirman, “Bogotá es la ciudad que más ha recibido víctimas del conflicto en el país. En total, según cifras de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, desde 1985 se han reportado alrededor de 639.000, de las cuales 351.187 se quedaron a vivir en la capital.”

Además, dan la definición de víctima, “oficialmente, una víctima en Colombia es aquella que ha sufrido un daño por hechos ocurridos desde el 1 de enero de 1985, como consecuencia de infracciones al derecho internacional humanitario, en medio del conflicto armado interno. Es decir, todas aquellas afectadas por la desaparición forzada, el secuestro, el despojo de tierras, delitos contra la integridad sexual, el desplazamiento, la explosión de minas antipersona, actos terroristas, reclutamiento ilícito, homicidios y masacres.”

Dos días después, el 18 de julio, el mismo medio de comunicación publicó una columna de la Alta Consejera para los derechos de las víctimas, Angela Anzola, en la que pide al medio la rectificación de ciertos puntos de la nota.

A pesar de que no rectifica la cifra que trinó Judith Maldonado, según datos de la Alta Consejería, hasta el 1 de julio de 2017 fueron 666.345 las víctimas del conflicto armado que declararon hechos en Bogotá de las cuales 350.652 residen actualmente en la ciudad.

Según los datos aportados por la Alta Consejera en su carta al medio de comunicación, Maldonado fue ligera al replicar la información publicada sin verificar las cifras por su propia cuenta. La diferencia entre los datos reales y los que tuiteó la integrante de Voces de Paz fue de 27.354 en cuanto las víctimas que declararon en Bogotá y 535 sobre las que residen en Bogotá.

Además de esto, Colombiacheck revisó la página del RUV en la que se muestra el número de víctimas que han declarado en los diferentes departamentos (incluida Bogotá), en el Registro Nacional de Información, (RNI), nos explicaron que para saber el total de las víctimas por departamento había que sumar tanto el total de declaraciones de víctimas del conflicto armado, con la declaración de víctimas con sentencia como lo muestra la siguiente tabla:

En efecto, Bogotá es la ciudad que recibe más víctimas del conflicto, pero hay que tener en cuenta que es la única ciudad que se contabiliza, ya que es considerada como distrito especial por su papel administrativo y geográfico en el país.

También buscamos la cifra desagregada de los hechos victimizantes de las personas que han declarado en la capital:

Según la página del RUV, este reporte muestra el número de personas por hecho victimizante, la suma de los valores de la tabla no refleja el total de víctimas únicas debido a que una persona puede reportar varios hechos victimizantes.

¿Cómo recibe a una víctima el distrito?

Según información de la Alta Consejería desde la llegada de las víctimas del conflicto a la ciudad, la entidad ofrece ayuda humanitaria inmediata a través de medidas de alojamiento transitorio, alimentación, elementos de aseo, asistencia funeraria y traslados de emergencia. Dicha ayuda se brinda, aproximadamente, durante tres meses y gracias al marco jurídico que creó la Ley 1448 de 2011.

De igual manera, la Alta Consejería dispone, para la asistencia, un modelo de atención que se despliega en siete Centros Locales de Atención a Víctimas, Clav, ubicados en Suba, Chapinero, Rafael Uribe, Kennedy-Sevillana, Kennedy- Patio Bonito, Bosa, Ciudad Bolívar y en la Terminal de transporte.

Para este cuatrienio el presupuesto para el funcionamiento de la Alta Consejería es de $1.6 billones. Según la entidad, en Bogotá vive el 4.1% total de la población de víctimas del país, que es su responsabilidad atender.