Pasar al contenido principal
Miércoles, 29 Junio 2016

Santos echa ‘tierrita’ a sus regulares resultados

Por Sania Salazar

El Presidente entregó cifras sueltas que no dicen mucho sobre cómo va la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, pero al indagar por las metas propuestas inicialmente, el balance no pinta tan bien.

La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras cumplió cinco años en junio de 2016 y el Presidente Santos presentó cifras y datos con los que intentó mostrar un balance favorable de su ejecución, pero ¿qué hay detrás de esos números y cómo va en realidad la implementación de esta Ley?

Pese a su esfuerzo por mostrar el avance de esta política social, considerada clave por ser un espejo de lo que puede venir en el posconflicto, las cifras que ofreció muestran una realidad contraria. Al escarbar a fondo, lo que aparece es un atraso en el cumplimiento de la meta en restitución de tierras pactada en su propio Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, “Todos por un nuevo país”.

 

 

Basados en el trino que se ve en la imagen, Colombiacheck indagó cómo van tanto la Unidad de Víctimas como la de Restitución de Tierras en la ejecución de las metas, concluyendo que la afirmación del Presidente es engañosa.

¿A qué se refiere Santos con beneficiados?

Los 600 mil beneficiados de los que habla el Presidente son víctimas a las que han indemnizado con una cifra cercana a los $4 billones, le explicó a Colombiacheck María Eugenia Morales, Directora Técnica de Reparación de la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Si bien la cifra de Santos es cierta, lo que no se dijo es que la Unidad de Víctimas solo atendió en estos años al 10% de quienes ostentan esa condición y son reclamantes. Según Morales, este déficit se debe a que la Ley de Víctimas se aprobó sin incluir el pago de indemnizaciones en dinero a la población desplazada, lo que hizo que se quedara corta en el cálculo de número de personas a las que se les debía pagar y, por obvias razones, en presupuesto.

En la Unidad de Víctimas estimaron que del total de víctimas registradas debían indemnizar alrededor de 1.3 millones que tenían derecho a ello, pero en 2013 la Corte Constitucional ordenó incluir a los desplazados entre los beneficiarios de la ley, sumándole 4.9 millones más, con lo que la cifra total de víctimas para atender llegó a 6.2 millones de personas.

La funcionaria aclaró que el registro actual de víctimas es de 8 millones de personas, pero que no todas son objeto de indemnización porque no cumplen con los requisitos contemplados en la ley para ello. Actualmente están depurando el registro para saber a cuántas personas deben indemnizar y saber qué dinero necesitan, pero no hay una fecha exacta para tener las cifras. Por ahora, con el dinero que tienen, están atendiendo también a los desplazados.

“Tal como fue concebida la ley, si hubiera permanecido así, iríamos en el 50% de indemnización”, aseguró Morales.

Consultada sobre el tema, Paula Gaviria, exdirectora de la Unidad de Víctimas, corroboró que inicialmente la Ley de Víctimas no consagraba la indemnización en dinero a los desplazados.

¿Restitución rezagada?

Por el lado de la Unidad de Restitución de Tierras, URT, aseguran, que en efecto, el proceso de devolución de tierras está a punto de alcanzar las 200 mil hectáreas devueltas a sus dueños.

Alcelis Coneo Barbosa, subdirectora general de la URT, explicó que para entender cómo se llegó a esta cifra, se debe comprender la magnitud de las reclamaciones que han recibido: 90.395 solicitudes de inclusión en el Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas Forzosamente, Rtdaf, de las cuales no a todas las cobija la Ley porque son hechos anteriores a 1991 o porque las debe resolver la justicia ordinaria, ya que no son producto de violaciones a los Derechos Humanos o al Derecho Internacional Humanitario.

El primer paso al recibir los casos es evaluar las condiciones de seguridad y retorno, además, priorizan las zonas con mayor afectación, todo esto para determinar si es viable devolver los predios.

Este proceso lo denominan microfocalización y es la bandera verde para que los casos inicien la etapa administrativa de indagación y documentación, luego pasan a manos de jueces de restitución de tierras, quienes tienen la última palabra.

Según la funcionaria, actualmente han microfocalizado 47.358 casos, más del 50% del total de solicitudes. Además, 33.382 casos agotaron la etapa administrativa. De esos, 17.763 no fueron incluidos en el Rtdaf por no cumplir los requisitos anteriormente descritos.

Coneo precisó que los 15.619 casos restantes sí se incluyeron y que alrededor de 12.000 se han trasladado a los jueces y magistrados para que resuelvan las demandas. Hasta ahora han fallado 1.812 sentencias en las que han ordenado devolver alrededor de 200 mil hectáreas.

La subdirectora de la URT resaltó que esas 1.812 sentencias restituyeron tierras a 3.670 personas, porque opera la figura de demanda colectiva, en la que una reclamación puede contener varios casos.

Gerardo Vega, director de La Fundación Forjando Futuros, que tiene un informe sobre la ejecución de la ley, critica el rezago en el cumplimiento de las metas.

Basándose en cifras publicadas en el libro “La cuestión agraria”, uno de cuyos autores es el exministro de agricultura, Juan Camilo Restrepo, Vega dice que el Gobierno calculó los casos en 360 mil para restituir aproximadamente 6.5 millones de hectáreas.

“Al 2016 deberían ir 72 mil sentencias. No van en el 0.3% de la meta planteada por ellos mismos”, recalca Vega.

Al revisar el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, “Todos por un nuevo país” (página 526), la meta para el 2018 son 50.000 solicitudes en trámite administrativo de restitución inscritas en el RTDAF, pero actualmente solo hay 15.619 inscritas.

Precisamente el exministro Restrepo aseguró en una columna de opinión publicada el 26 de mayo de este año que “la ejecución de la ley 1448 no tiene pues propiamente metas: se deben tramitar tantas cuantas solicitudes de restitución se presenten”, además aseguró que se ha gestionado el 22% de las solicitudes recibidas y no el 3,4% y se declaró en contra de quienes critican la ley con argumentos como los de Vega.

Ante este panorama, un gran interrogante queda en el aire: ¿Los 10 años para los cuales fue diseñada y aprobada la Ley alcanzarán para resarcir a todas las víctimas?

Jueves, 10 Mayo 2018

Pinzón se confunde con la Ley de Víctimas

Por Ana María Saavedra

Cuando le preguntaron por el asesinato de líderes sociales, el candidato a la Vicepresidencia aseguró que la Ley 1448 es insuficiente y que estamos más preocupados por “darle beneficios a los victimarios”. Es una afirmación Engañosa.

Durante el debate de vicepresidentes de la Universidad Javeriana, Juan Carlos Pinzón, fórmula de Germán Vargas Lleras, habló de la necesidad de renovar la Ley 1448 de víctimas.

“Nosotros estamos convencidos de renovar la ley 1448 de víctimas, ha sido una ley valiosa pero terminó siendo insuficiente. Hemos terminando más preocupados por darle beneficios a victimarios que por estar pendientes de las víctimas”.

Esa fue una de sus respuestas a la pregunta del profesor acerca de su opinión de ¿si los asesinatos de los líderes sociales eran líos de faldas o se trataba de una estrategia de terror y cómo el Gobierno enfrentaría esto?

Pinzón rechazó los asesinatos y dijo que la vida de cualquier colombiano debe ser defendida y no cabe el análisis de la condición en la que ocurrió el homicidio. “El centro de esta historia es la capacidad del Estado de proteger la vida y honra de los ciudadanos”, dijo.

Colombiacheck verificó su afirmación acerca de la Ley de Víctimas y de los beneficios a los victimarios y encontró que es Engañosa.

La Ley 1448 de 2011, Ley de Víctimas, no tiene nada que ver con los desmovilizados o miembros de grupos guerrilleros o paramilitares.

El abogado Elmer Montaña, quien fue coordinador de Comisión de Reparación del Valle y Cauca, explicó que Pinzón está equivocado pues esa ley “no contiene garantías ni medidas que beneficien a los victimarios. Está diseñada con el objeto de establecer toda una serie de medidas de carácter administrativo, judicial,, económicos, sociales, sicológicas, individuales y colectivas en beneficio fundamentalmente de las víctimas del conflicto armado. La Ley establece unos mecanismos de justicia transicional”.

Agregó que lo que le preocupan algunas personas es lo referente de la restitución de tierra, que “le preocupa a los grandes despojadores” para que las víctimas puedan recuperar sus tierras. “Esa es la preocupación de los enemigos de esa ley, que tiene como núcleo los derechos de las víctimas”, agregó.

Por su parte, Diana Guiza, investigadora de Dejusticia, que no entiende la referencia de cómo esta ley beneficie a los victimarios. En ese caso hay “normas de judicialización como la Ley 975 de 2005 y sus reformas o las normas de reintegración”.

Además, está la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), que espera la revisión de la Corte Constitucional.

Colombiacheck revisó La Ley de Víctimas en sus 207 artículos y encontró que en ninguno de ellos se establecen beneficios para los victimarios, sean guerrilleros o paramilitares.

A la fecha, la Unidad de Víctimas, creada con esta ley, ha recibido 8.666.577 solicitudes de reparación.

En este tiempo, ha realizado 795.139 giros y entregado en dinero $5.022.007 millones en indemnizaciones y ayudas por $4.362.619 millones, según cifras de la entidad.

En un balance, entregado en diciembre pasado, la unidad explicó sus funciones y todos se relacionan con el apoyo a las víctimas y no a los victimarios. Los únicos exintegrantes de grupos guerrilleros o paras que se incluyen como población víctima son los menores de edad.

La Ley de Víctimas sí ha tenido críticas y recomendaciones, pero no relacionadas con los victimarios. Un informe de la Procuraduría explicó que a partir de la expedición de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, el Gobierno Nacional ha realizado un “esfuerzo presupuestal importante”, entre el año 2012 y el 2017, de $61 billones.

Pero el informe critica varios puntos, como la falta de acciones en materia de rehabilitación psicosocial, que había requerido la Corte Constitucional. “Aún más, cuando esta medida es fundamental en el proceso de reparación integral, especialmente en el caso de las víctimas de delitos contra la libertad e integridad sexual”.

Otra de las críticas en la aplicación de la Ley, que habla de darle garantías de no repetición a las víctimas, fue el asesinato de líderes sociales, a la fecha del informe iban 186 homicidios.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: “Nosotros estamos convencidos de renovar la ley 1448 de víctimas, ha sido una ley valiosa pero terminó siendo insuficiente. Hemos terminando más preocupados por darle beneficios a victimarios que por estar pendientes de las víctimas”.

    2. Autor de la frase: Juan Carlos Pinzón

    3. Fuentes consultadas y expertos: Ley 1448 de 2011, Unidad de Víctimas y los analistas Elmer Montaña, excordinador de Comisión de Reparación del Valle, y Diana Guiza, investigadora de Dejusticia.

    4. Contexto: Lo dijo durante el debate realizado por la Universidad Javeriana a la pregunta sobre el asesinato de los líderes sociales.

    5. Calificar la afirmación: Engañosa