Pasar al contenido principal
Lunes, 26 Noviembre 2018

Es verdad que más del 90% de los endeudados con Icetex son estratos 1, 2 y 3

Por Sania Salazar

Las cifras del Icetex confirman un porcentaje cercano al dado por Pedraza, pero el debate por la utilidad de la entidad continúa.

Jennifer Pedraza, líder estudiantil de la Universidad Nacional, dijo en RCN Radio que “el 90% de las personas endeudadas con el Icetex son estratos 1, 2 y 3”.

Pedraza añadió que las personas de esos estratos suelen presentarse a las universidades públicas y que, ya que esas universidades no pueden aumentar la cobertura, la última opción de estas personas es endeudarse. Es decir que, al no lograr cupo en las públicas, estas personas optan por las privadas, para lo que tienen que pedir créditos.

La líder estudiantil le dijo a Colombiacheck que se basó en el informe de gestión de 2017 del Icetex.

Allí, se precisa que ese año “se desembolsaron 45.924 nuevos créditos en las líneas pregrado por valor de $209.246 millones. El 94% de estos créditos se destinaron a estratos 1, 2 y 3”.

Pedraza dio esta declaración durante una entrevista en la que habló sobre el paro nacional de universidades públicas que completa alrededor de 40 días y durante el que los líderes estudiantiles han propuesto, entre otras alternativas, trasladar dinero del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior, Icetex, a las universidades públicas.

Uno de los argumentos de los líderes es que trasladar recursos del Icetex a las universidades públicas, sería una forma de subsidiar esos estudiantes sin que se endeuden. De todas maneras hay que aclarar que en las públicas tendrán que pagar algo, así sea mínimo, de matrícula.

En su página web, el Icetex dice que entre sus objetivos está “el fomento social de la educación superior, priorizando la población de bajos recursos económicos”. Y en un documento del Centro de Investigación Económica y Social, Fedesarrollo, sobre la financiación de la educación superior a través del Icetex, se dice: 

“El ICETEX ha cumplido con su misión de concentrarse en la población de menores ingresos hacia donde se ha dirigido más del 90% del monto de los créditos. Esta proporción ha aumentado en los últimos años, comportamiento que coincidió con la significativa flexibilización de los créditos para estudiantes de estratos 1, 2 y 3 en materia de tasas de interés en 2012, lo cual a su vez ha elevado el costo fiscal del programa”.

Para Isabel Segovia, experta en educación, la política del Icetex está bien, pero el problema empezó cuando la forma de  financiación de las universidades públicas empezó a fallar y la política se concentró en ayudarles a los estudiantes de estratos bajos y no a las universidades públicas. Inyectarle plata al Icetex fue una manera de ayudarles a esos estudiantes.

Según Segovia, el problema está en que hubo una mala distribución de los recursos que salían de la Ley 30, por lo tanto hay que apostarle a varias políticas complementarias, pero bien hechas. “Hay que armar una estrategia que considere todas las aristas, que beneficie a todo el sistema, incluidas las universidades públicas. Se necesita una distribución integral de los recursos”, pues le parece peligroso pensar en una sola solución, concluyó.
 

Viernes, 27 Abril 2018

Lo complejo de bajar el IVA

Por Carlos González

Que bajen el IVA es el deseo de la mayoría de electores. De la Calle y Petro prometen hacerlo. Duque dice que lo eliminaría seis días al año. Revisamos qué tan factible es reducirlo.

Humberto de La Calle, candidato del partido Liberal, y Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, han coincidido en la necesidad de reducir la tarifa del IVA de 19% a 16%. Sin embargo, según varios expertos consultados por Colombiacheck.com, esta propuesta no es viable por el momento fiscal que atraviesa el país: habría una diferencia negativa mayor entre los ingresos y los gastos de la Nación.

Ambos candidatos proponen reducir el gravamen y reemplazar estos ingresos luchando contra la evasión y la elusión tributaria con instrumentos como la factura electrónica y fortaleciendo y reestructurando la Dian. Sin embargo, estas medidas no impactarían de inmediato en el recaudo y tendrían que pasar varios años antes de ver sus frutos, por lo que estos recursos no podrían ser sustituibles en el corto plazo.

La evasión consiste en no pagar impuestos, mientras que la elusión en pagar menos a través de figuras jurídicas legales.

Otro componente que dificulta reducir el IVA y que no depende solamente de la voluntad del nuevo Presidente, es que debe hacerse a través de una reforma tributaria en el Congreso. Para Carlos Arias, analista político de la Universidad Externado, va a ser muy difícil que el legislativo apruebe una propuesta de este tipo, sin contar que ninguno de los candidatos tiene aseguradas mayorías parlamentarias, más si se tiene en cuenta que cerca de 50% del Senado será controlado por el uribismo y los conservadores, estos últimos divididos.

Por su parte, los candidatos Iván Duque, Sergio Fajardo y Germán Vargas proponen, con un poco más de conciencia, mantener la tarifa, aunque con algunos incentivos para movilizar el consumo.

Fajardo ha dicho que sería irresponsable reducir el impuesto, ya que el Estado necesita estos ingresos. Duque se arriesga un poco prometiendo eliminar el IVA por un día cada dos meses, con el fin de apoyar el consumo interno. Y Vargas Lleras ofrece quitarle el impuesto a los bienes de capital.

(Consulte cuáles son los bienes exentos de IVA)

Para nadie es un secreto que la reforma tributaria de 2016, la quinta en menos de siete años, impactó negativamente en el comercio. Según estadísticas del Dane, a septiembre del año pasado, 9 de las 11 categorías del comercio minoristas tuvieron contracción, mientras que el total del indicador solo tuvo un avance de 0,2%.

Sin embargo, Nicolás Carrero, socio fundador de la firma Carrero & Asociados, no cree prudente volver a la tarifa de 16%, porque se generaría un hueco fiscal muy alto. Si bien es cierto que la subida contrajo el comercio y resintió el bolsillo de los colombianos, “un año después ya hemos superado este incremento, como lo demuestra el crecimiento del consumo y la economía en general”, dice.

Para Carrero, el recaudo fiscal se vería seriamente afectado de llegar a bajar la tarifa, pues a finales del año pasado el gobierno obtuvo más de $136 billones de pesos a través de la Dian, de los cuales el IVA aportó $31,9 billones.

Si se compara la cifra con la de 2016, tuvo un incremento de 24%; cobrando el 16%, el recaudo fue de $25,7 billones.

Para dimensionar lo que significa el IVA para el recaudo nacional, podría compararse con el presupuesto de Defensa, que es el segundo rubro al que el Estado destina más recursos.

No cabe duda de que bajar el IVA es una propuesta popular, pero más allá de proponer reducir impuestos, los candidatos tendrán que explicar y demostrar cómo van a recuperar los recursos que dejarían de ingresar. Aunque el IVA es un impuesto regresivo que afecta a las personas con menor poder adquisitivo y alto para el nivel de ingreso per cápita, son recursos que necesita la Nación para hacer inversión.

Vale mencionar que, en el panorama regional, Colombia tiene el cuarto IVA más alto de la región, después de Uruguay (22%), Argentina (21%) y Chile (19%).

Nota: En la plataforma Change.org circula una petición, “Justa Incorrupta” con más de 3.000 firmas que propone reducir el IVA a través de la lucha contra la evasión.