Pasar al contenido principal
Miércoles, 16 Enero 2019

“Uribe nunca ha ganado en Bogotá”: Gustavo Bolívar

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Es cierto que los movimientos políticos liderados por Álvaro Uribe Vélez no han logrado la alcaldía ni el concejo, pero en las presidenciales y legislativas la historia ha sido otra.

En octubre de este año se convocará a los ciudadanos a las urnas para elegir las cabezas de los entes locales y territoriales, pero desde ya comenzó la puja por la Alcaldía de Bogotá, el segundo cargo más importante del país.

En el marco de esa disputa, el congresista por el movimiento Decentes, Gustavo Bolívar, escribió en su cuenta de Twitter que en Bogotá jamás ganaría un candidato puesto por Uribe:

Colombiacheck contactó a Bolívar para entender a qué elecciones hacía referencia en específico y partir de ahí el chequeo. Esto fue lo que nos respondió:

“El trino fue realizado haciendo referencia a una tendencia en Twitter que impulsaba a Samuel Hoyos como alcalde y se traduce en que [el partido] Centro Democrático ha perdido todas las elecciones en Bogotá, por ejemplo, en el 2015 con Pacho Santos, el plebiscito y en la campaña a la presidencia con Duque.

Adicionalmente, en Bogotá el 45,7% de la población votó la consulta anticorrupción, mucho más de lo que saca un alcalde, una derrota para Uribe porque él llamó a la abstención”.

Ante su respuesta, le contra-preguntamos por las elecciones presidenciales y legislativas, en las que el uribismo, o el mismo Álvaro Uribe, se ha impuesto en Bogotá, pero hasta el momento de publicar esta nota no hemos tenido respuesta. Por esta razón, nuestro chequeo está basado en el trino y la única respuesta dada a Colombiacheck por Bolívar.

La conclusión a la que llegamos, después de consultar datos y expertos, es que lo dicho por el congresista es cuestionable, pues aunque tiene razón en lo local, al dejar abierta la puerta de “todas las elecciones”, no acierta por completo en lo nacional.

La Alcaldía y el Concejo de Bogotá

De acuerdo con Yann Basset, director del observatorio de procesos electorales de la Universidad del Rosario, desde la llegada de Antanas Mockus a la alcaldía de Bogotá, la capital ha tenido una tendencia a votar en lo local de manera muy distinta al resto del país.

Primero al favorecer a candidatos independientes, como lo fueron en su momento Mockus (1995-1997 y 2001-2003) y Enrique Peñalosa (1998-2000); y más adelante, al elegir políticos de izquierda o que en su momento se plantearon de izquierda, como Luis Eduardo Garzón (2004-2007), Samuel Moreno (2008-2011) y Gustavo Petro (2012-2015).

La única excepción, según Basset, ha sido la última elección de Peñalosa, actual alcalde, quien “podía haber sido independiente en 1990 en el contexto del bipartidismo, pero ya no tanto en 2018”, dice Basset. Además, porque Peñalosa, aunque se lanzó por firmas, “logró posicionarse como un candidato que no venía de la tradición de izquierda, ni de la tradición del partido Liberal”, de acuerdo con Andrei Gómez-Suárez, analista político e investigador asociado de la Universidad de Oxford, pero igual resultó elegido con el apoyo del partido Cambio Radical.

Volviendo al chequeo, es cierto que desde que Álvaro Uribe llegó a la presidencia por primera vez, en 2002, en Bogotá nunca ha ganado la alcaldía un candidato impulsado por él.

Resultados elecciones alcaldía de Bogotá

Lo mismo ha sucedido en el Concejo de Bogotá. Aunque, como señala Gómez-Suárez, “en el imaginario político la lucha no es por el Concejo, es por la Alcaldía”, no obstante, ni siquiera en ese escenario se ha impuesto el uribismo, primero reflejado en el Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U) y después de 2014 en el Centro Democrático.

Resultados elecciones concejo de Bogotá

Otras elecciones

Ahora bien, Gustavo Bolívar se refirió también a las elecciones del plebiscito por la paz, realizado en 2016; la consulta anticorrupción, de agosto de 2018, y las últimas elecciones presidenciales, en mayo y junio del año pasado.

Nuevamente sus afirmaciones son ciertas, pues de acuerdo con los datos de la Registraduría, en Bogotá el ‘Sí’ se impuso en el plebiscito con el 56% de los votos y en la Consulta Anticorrupción con el 98%. Asimismo, es verdad que esta última fue votada por el 45,7% de los bogotanos, que el expresidente llamó a no votarla, y que impulsó la campaña del ‘No’ en 2016.

De igual manera, en la primera vuelta presidencial de las elecciones pasadas el ganador fue Sergio Fajardo, con el 22% de los votos; y en la segunda, fue Gustavo Petro, con el 53%. En ninguno de los dos casos se impuso el candidato del uribismo y actual presidente de Colombia, Iván Duque.

Mirando más hacia atrás ya las cuentas no le dan a Bolívar, pues en las elecciones presidenciales de 2014, Óscar Iván Zuluaga, candidato por el Centro Democrático, ganó la primera vuelta en Bogotá con el 22% de los votos.

En 2010, 2006 y 2002 siempre ganó Álvaro Uribe (2002 y 2006) o el entonces candidato del uribismo, Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia (2010-2018).

Resultados elecciones presidenciales

Finalmente, en el Congreso, de acuerdo con los datos que pudo revisar Colombiacheck en el Histórico de resultados electorales de la Registraduría Nacional del Estado Civil, desde 2010 el uribismo se ha impuesto en la Cámara de Bogotá, primero con La U y luego con el Centro Democrático. Este último partido ganó también el Senado en 2014, con el 20% de los votos.

Ahora bien, de acuerdo con Basset, la tendencia de Bogotá en las elecciones locales comienza a reflejarse también en las nacionales. Lo que seguirá es ver si la capital seguirá manteniendo esta tendencia o si, después de alcanzar la presidencia con Duque, el uribismo logra hacerse también a la alcaldía de Bogotá  con alguno de sus tres candidatos: Ángela Garzón, Samuel Hoyos y Diego Molano.

Miércoles, 06 Marzo 2019

El Ubérrimo no es tan grande como lo pintan en Twitter

Por José Felipe Sarmiento

Un mapa le adjudicó todo San Carlos y gran parte de otros municipios de Córdoba a la finca de Álvaro Uribe. Él y su familia son dueños solo del 1 por ciento del área demarcada.

Un usuario de Twitter publicó un mensaje con una imagen en la que comparte un mapa donde compara la supuesta extensión de la hacienda El Ubérrimo, la famosa finca del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez y su familia en Córdoba, con los tamaños de Montería y Bogotá como un argumento sobre la desigualdad en Colombia:

“Sí no sabe que tan grande es la finca de Uribe Velez le cuento que mide: 123 mil hectáreas = 1.230 Km2 y Bogotá mide 1.587 Km2” (sic), dice el mensaje. En la imagen, un gran círculo amarillo rodea lo que supuestamente es el terreno y uno rojo señala la capital departamental. “En el área roja viven 657.000 personas. En el área amarilla, una familia”, indican las convenciones.

Tuit y mapa falsos sobre la extensión de El Ubérrimo

El senador Gustavo Petro retuiteó otra publicación que llevaba exactamente el mismo contenido. Además, el congresista de Colombia Humana añadió una crítica en contra del “gran latifundio improductivo, camuflado como ganadería extensiva”, al que acusó de generar desempleo y desindustrialización.

La verdad es que El Ubérrimo sí está ubicado dentro del círculo amarillo pero su área no es de 123.000 hectáreas, es muchísimo más pequeña. 

En una entrevista con Blu Radio en 2017, el exmandatario afirmó que su familia tiene “una explotación agropecuaria de alrededor de 1.500 hectáreas”. Es decir que, según él, la suma de sus tierras y las de sus parientes equivale solo a 1,2 por ciento de lo que dice el trino.

Tres años antes el senador Iván Cepeda y el exrepresentante –en ese entonces candidato– Alirio Uribe, dos acérrimos opositores del líder del Centro Democrático, hicieron cuentas incluso más bajas en su libro Por las sendas de El Ubérrimo (Ediciones B, 2014). En las páginas 99 a 103 presentan un listado de 61 predios de los Uribe Moreno en Córdoba, que suman 1.311,2 hectáreas.

La investigación de los autores arrojó que, según los certificados de libertad y tradición, 38 de los terrenos (752,8 Ha) estaban a nombre de Agropecuaria El Ubérrimo S.A.S., empresa familiar que gerencia la ex primera dama Lina Moreno de Uribe. Otros 17 predios (que suman 341,3 Ha) aparecieron con el propio expresidente como titular; dos lotes más (de 130,6 Ha) eran directamente de su esposa y los cuatro restantes (86,5 Ha) pertenecían a sus dos hijos, Tomás y Jerónimo.

El área demarcada en el mapa como si fuera la hacienda, no obstante, sí tiene cerca de 1.230 kilómetros cuadrados. Esto es 163 veces más grande que las tierras de la sociedad y 94 veces más que el área total que poseía la familia en 2014, según los datos obtenidos y publicados por los mencionados políticos del Polo Democrático.

El área demarcada en el mapa del trino también equivale casi a la cuarta parte (23,7 por ciento) de toda la subregión Sinú Medio, que es la tercera más grande del departamento con 5.178 kilómetros cuadrados, según la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y el San Jorge. Montería ocupa 60,7 por ciento de esa provincia con sus 3.141 kilómetros cuadrados; el resto lo componen Cereté, Ciénaga de Oro, San Carlos y San Pelayo.

De hecho, solo cinco de los 30 municipios en que se divide el departamento superan la extensión que el mapa falsamente les atribuye a los Uribe. Además de la capital, son Tierralta (5.025 km2), Ayapel (2.098 km2), Puerto Libertador (2.062 km2) y Montelíbano (1.820 km2).

Entonces, ¿qué queda ahí?

Colombiacheck ubicó la zona buscando la finca en Google Maps y en el portal de consulta catastral del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac). Luego midió en ambas plataformas el área demarcada en el mapa de Twitter, tomando como guía las carreteras cercanas al perímetro del círculo amarillo. El circuito es Montería-Cereté-Ciénaga de Oro-La Ye (Sahagún)-El Viajano (Sahagún)-Pueblo Nuevo-Planeta Rica-Montería.

Medición aproximada del área demarcada por el círculo amarillo en el Igac

Medición aproximada del área del el círculo amarillo en Google Maps

Como lo indican las vías, al interior de la figura hay territorios de siete municipios que se extienden mucho más allá de las propiedades de los Uribe Moreno; poblaciones enteras, que cuentan con infraestructura pública, y hasta una ciénaga. Para empezar, está casi todo San Carlos, incluída su cabecera. Según su plan de desarrollo actual, tiene un área de 502 kilómetros cuadrados, menos de la mitad de la que le atribuye el mapa a la hacienda, y más de 27.000 habitantes.

El círculo también encierra gran parte de Ciénaga de Oro. En el falso Ubérrimo quedaron sus dos principales centros poblados: la cabecera, habitada por más de 25.000 personas según Planeación Nacional, y Berástegui, donde incluso hay una sede de la Universidad de Córdoba; así como otros pueblos en el sur de su jurisdicción (Las Palmitas, Rosa Vieja, Santiago Pobre, San Antonio de Táchira, entre otros) y la ciénaga Charco Grande.

Otros sectores presentados como falsos dominios de la finca corresponden a partes más pequeñas de Cereté, Sahagún, Pueblo Nuevo, Planeta Rica y Montería. En el caso de la capital cordobesa, hasta el aeropuerto Los Garzones entró parcialmente en la demarcación del mapa mentiroso.