Pasar al contenido principal
Domingo, 29 Abril 2018

Carlos Areiza sabía que lo iban a matar

Por César Molinares Dueñas

El nombre y la muerte de este delincuente ha generado controversia y agitado la campaña presidencial. Su historia se relaciona con la mafia, la política y los paramilitares en Antioquia. En esta entrevista inédita, VerdadAbierta.com y Colombiacheck.com revelan su testimonio.

Carlos Areiza sabía que lo iban a matar. Ese era uno de los motivos para ir ventilando la información que tenía como si fuera un gotero. Se medía porque creía que era su seguro de vida. Pero también usaba lo que sabía para su provecho. Cuando le concedió esta entrevista, hasta ahora inédita, a Juan Diego Restrepo y César Molinares, editores en ese momento de VerdadAbierta.com, purgaba una condena de nueve años, diez meses y un día por extorsión agravada en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, Antioquia.

La entrevista, realizada el 31 de octubre de 2013, no fue publicada antes porque se esperó que terminara de testificar ante la Corte Suprema de Justicia contra varios políticos implicados en el escándalo de nexos con el paramilitarismo en Antioquia. También, que hiciera llegar a VerdadAbierta.com un video en el que, según afirmaba, registraba varias reuniones del exgobernador Luis Alfredo Ramos, en su calidad de congresista, con varios jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), entre ellos Vicente Castaño.

Dos años atrás, el 13 de diciembre de 2011, este pistolero, que se forjó bajo la sombra del empresario del transporte Hugo Albeiro Quintero, conocido como ‘el patrón de Bello’, había escapado de unos guardas del Inpec que lo custodiaban durante una cita médica. Dos días después regresó a la cárcel, acompañado por el congresista Iván Cepeda, a quien pidió como garante, y explicó que su fuga se produjo porque, según él, dos sicarios lo iban a asesinar. Luego de ello, siguió colaborando con la justicia, pero continuaron los devaneos sobre sus versiones ante los magistrados.

En esta entrevista, Areiza justifica la forma en la que testificó por miedo. Dice que no sólo atentaron contra su vida en varias oportunidades, sino también contra su familia. Según su versión, sicarios fueron a la casa de sus parientes para amenazarlo y a raíz de esa visita su padre, quien los atendió, enfermó y murió varios días después.

Por esas razones se quedó un año sin declarar. “Me mandaron una carta que le entregué a la Fiscalía que decía: ‘Quédese así, que así está muy bien. Así no le pasa nada’”, aseguró.

El testimonio de Areiza siempre generó controversia. Durante el juicio en la Corte Suprema contra Ramos se retractó varias veces, por lo que fue procesado y condenado por falso testimonio.

Este hombre adquirió relevancia en el expediente que se le abrió a Cepeda tras ser denunciado por el senador Álvaro Uribe Vélez por manipulación de testigos, ya que parte de sus confesiones fueron utilizadas como prueba en un debate en el Congreso de la República sobre parapolítica en Antioquia, realizado el 14 de septiembre de 2014. (Leer más en: Debate Cepeda-Uribe: polarización a fondo)

Al final, como un bumerán, la denuncia contra Cepeda fue desestimada por la Corte y determinó que quien debía ser investigado era Uribe Vélez, pues las pesquisas del alto tribunal, que incluyeron interceptaciones telefónicas, evidenciaron que el senador antioqueño estaría presionando, a través de viejos amigos suyos, a algunos testigos que debían comparecer al juicio de Santiago Uribe Vélez, quien es juzgado por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado y conformación de grupos paramilitares. (Leer más en: ‘Los Doce Apóstoles’: la sombra de Santiago Uribe)

El uribismo siempre ha cuestionado el testimonio de Areiza. Una de las razones más fuertes es que sus señalamientos apuntaron contra Ramos, uno de los alfiles más importantes del Centro Democrático y quien, si no fuera por su proceso por parapolítica, se perfilaba como uno de sus más seguros candidatos a la Presidencia de la República. Y otro motivo es que su hijo, Luis Alfredo Ramos Maya, es senador por esa colectividad, lo que le imprime un alto grado de sensibilidad al tema.

Pero esos cuestionamientos quedaron en duda luego de que la Corte revelara que una ficha del Uribismo contactó a Areiza en la cárcel de Itagüí a través de Jaime Restrepo Restrepo. Se trata de un abogado, acérrimo defensor del senador y expresidente Uribe, quien admite que visitó al testigo cuatro veces, entre febrero y marzo de 2014.

En diálogo con VerdadAbierta.com, Restrepo explicó que estos encuentros se dieron luego de que Areiza llamara a la sede en Bogotá de la Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, fortín ideológico del Uribismo, en busca de José Obdulio Gaviria.

“Me llamó Fernando Alameda, director de la Fundación, el 21 de febrero de 2014, un viernes, y me dijo que a la oficina había llamado un personaje, que se identificó como Carlos Enrique Areiza Arango, y dijo que necesitaba hablar con José Obdulio, que tenía una información muy importante y a pie juntillas dijeron que no le iban a poner a José Obdulio a hablar con él, entonces que si me podía comunicar con el hombre para ir a entrevistarme con él. Y dije que con mucho gusto”, narra Restrepo.

El primer encuentro se dio el 27 de febrero. De acuerdo con este abogado, en esas conversaciones Areiza hizo referencia a un cartel de falsos testigos del congresista Cepeda contra el Uribismo. “Y me entrega unos documentos donde él hace alusión a ese tema precisamente”, recuerda y, además, le dijo que “estaba muy arrepentido de haber declarado contra Luis Alfredo Ramos”.

Areiza luego le diría a la Corte que de esas reuniones surgieron pruebas falsas, entre ellas un documento de varias páginas que, según él, firmó en blanco, y que luego convirtieron en una supuesta carta que incriminaba al congresista Cepeda, pues en ella decía que le había ofrecido 100 millones de pesos para testificar contra Ramos, los hermanos Uribe Vélez y Gaviria.

Restrepo se defiende y asegura que el detenido sí le entregó un documento y una memoria. Al respecto, se pregunta: “¿por qué no le hacen un experticio grafológico a esos documentos que dan fe que están hechos a puño y letra de Carlos Enrique Areiza, firmados por él y con sus huellas?”.

Camino a la Corte

La explicación que dio en esta entrevista refleja una doble condición, de testigo y de extorsionista. Inicialmente aceptó que buscó a Ramos y le pidió dinero a cambio de un video que lo incriminaba con exjefes paramilitares de las Auc, pero también aprovechó ese encuentro para documentar que Ramos lo quiso callar.

Esta puede considerarse la versión inicial de Areiza sobre lo que él vio durante una reunión de la que aseguró participaron Vicente Castaño y Hugo Albeiro Quintero para entregarle “800 millones de pesos” a Ramos. El testigo también asegura que ese no fue el único encuentro de Ramos con excomandantes de las Auc.

Ramos siempre ha cuestionado y tildado de falso el testimonio de Areiza, aunque también ha reconocido que la reunión con 'Ernesto Báez' sí se dió, pero como parte del proceso de desmovilización y sometimiento a la justicia por parte del gobierno de Uribe Vélez, justo cuando se discutía la Ley de Justicia y Paz, mediante la cual se juzgaría a los desmovilizados de las Auc que dejaron sus armas bajo los acuerdos con el gobierno nacional.

Pero, ¿cómo llegó Areiza a la Corte? La frustración de no poder obtener nada a cambio por las pruebas y un atentado que le hicieron cuando se dirigía a Urabá lo llevaron a buscar ayuda para que le allanaran el camino a las autoridades en Bogotá para exponerles lo que con tanto celo guardó y que, al parecer, en últimas le costó la vida.

En la entrevista Areiza da un dato revelador: después de que se reúnen Ramos y los jefes paramilitares, recurrió al entonces gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria para que le hiciera puente con la Fiscalía General para denunciar la financiación que le estaban dando al entonces candidato a la gobernación de Antioquia.

Según dijo, contactó al mandatario departamental porque creyó que era la única persona en Antioquia a la que “Albeiro no le podía llegar”, refiriéndose a que no tenía vínculos con ilegales. Gaviria entonces delegó esa gestión en su secretario de Gobierno, Jorge Mejía, quien confirmó esta versión a VerdadAbierta.com.

Tras esa reunión es que Areiza empieza a declarar ante fiscales delegados por la Corte Suprema y aseguró en esta entrevista que la fiscal Martha Luz Hurtado fue quien le filtró a Ramos sus declaraciones ante la justicia.

“Llevaba este señor dos, tres meses de posesionado, cuando el escándalo de la revista Semana... que les habían filtrado una información de que se habían reunido (Ramos) con paramilitares, entonces todos los fiscales delegados ante la Corte presentaron la renuncia. La única a la que le aceptaron fue a esta señora Martha Luz Hurtado. Y resulta que nosotros investigando nos dimos cuenta de que yo apenas terminé de hablar con esta señora ella comenzó a contarle todo a Luis Alfredo Ramos”, dijo.

Areiza también aseguró que en una reunión en el Urabá antioqueño los jefes paramilitares le ordenaron seguir al entonces magistrado auxiliar Iván Velásquez, quien fungía como investigador principal de la parapolítica en su calidad de magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia.

Para aquellos años se había desatado una persecución contra Velásquez con la que se pretendía socavar su autoridad y evitar que continuara afectando a congresistas y excongresistas que tuvieron nexos con las Auc. No obstante, Areiza dijo que aprovechó la oportunidad para acercarse a él y empezar a colaborar con la justicia. (Leer más en: El gran complot)

Sus otras historias

Areiza, como él mismo cuenta, tenía otras historias, más allá de lo que había dicho contra Ramos; de acuerdo a lo narrado en esta entrevista, conocía a fondo la relación entre las bandas que controlaban Bello, sus nexos con paramilitares, sectores de la fuerza pública, políticos antioqueños y el narcotráfico. Y, asimismo, la forma en la que a través de la empresa Bellanita de Transportes se hacía el puente entre unos y otros.

Fue justo en la calles de este municipio, considerado uno de los más peligrosos de Antioquia y del país, donde fue asesinado Areiza el pasado 14 de abril, un testigo al que la Corte Suprema de Justicia había solicitado proteger, pero como él mismo lo reconoció en esta entrevista, sabía que tarde o temprano lo iban a asesinar por todo lo que sabía.

Lunes, 08 Agosto 2016

En Twitter Uribe y las Farc hablan más de la paz que Santos

Por Miriam Forero

Colombiacheck analizó durante dos meses las cuentas de Twitter de cinco figuras públicas relevantes para el proceso de paz y encontró que el líder de la oposición y las Farc le dedican mucho más espacio al tema que el propio Presidente.

Es bastante conocido que el expresidente Álvaro Uribe es muy activo en la red social Twitter. Basta comparar su línea de tiempo con la de otras figuras públicas para notarlo: entre mayo y junio pasados, por ejemplo, el líder del Centro Democrático publicó 1.161 trinos, mientras la cuenta del presidente posteó 422 y la de las Farc 267.

Sin embargo, cuando se estudia en detalle el contenido, resulta que en proporción, las Farc fueron las que más espacio le dedicaron al tema de los diálogos en La Habana, los acuerdos y el posconflicto. Así se desprende de un análisis de datos que realizó Colombiacheck en el que, durante mayo y junio, se hizo un monitoreo de cinco cuentas de Twitter, seleccionadas por su relevancia para la actualidad política del país: @AlvaroUribeVel, @FARC_Epaz, @JuanManSantos, @RoyBarreras y @Timochenko_FARC (de esta última sólo se recolectó información en junio).

En el ranking de estos cinco tuiteros, los primeros lugares los ocuparon la guerrilla y el senador de La U Roy Barreras, quienes le concedieron el 65% y el 57% de sus trinos a asuntos relacionados con el proceso de paz. Juan Manuel Santos está en el último lugar, con una dedicación al tema que apenas llega al 38%.

Además, las Farc fueron las que utilizaron más hashtags (cadena de caracteres formada por una o varias palabras concatenadas y precedidas por el símbolo # numeral) en torno a la paz: 14 en total, frente a un promedio de cinco usados por los otros personajes.

Los datos también reflejan la importancia que tiene la paz en medio del acontecer actual, pues esa coincidió como la palabra más frecuentada en las cinco cuentas, incluso y paradójicamente, en la de Álvaro Uribe, quien es el más representativo opositor del proceso que adelantan la guerrilla y el gobierno. Precisamente, su top de palabras más recurrentes lo encabezan paz, Santos y Farc.

Las siguientes gráficas muestran cómo se comportaron los cinco tuiteros en cuanto al tema del proceso de paz y a las palabras más usadas en todos sus trinos:

Otro aspecto llamativo que reflejaron los datos es la manera en que los personajes analizados interactúan en Twitter. La cuenta del presidente, por ser más institucional, tiende a mencionar más entidades del gobierno que personas en sus comentarios.

Por lo contrario, entre los usuarios que más mencionan las Farc están el equipo negociador del gobierno en La Habana y Álvaro Uribe. Este, por su parte, interactuó con varias cuentas externas, entre ellas la de Mitos y Realidades de la paz (ya cerrada) -que manejaba presidencia-, la más mencionada por el expresidente en mayo. Roy Barreras también tiene a Uribe en su top de palabras más usadas.

La metodología *

El ejercicio consistió en extraer la totalidad de tuits -más de 2 mil- de las cinco cuentas para contabilizar los que se referían de manera específica al proceso de paz y las coyunturas que lo rodearon durante mayo y junio.

Y es que en esos meses se dieron sucesos importantes como la audiencia ante la Corte Constitucional (26 de mayo), en la que opositores y defensores del plebiscito -incluido el presidente- intervinieron para presentar sus argumentos, la firmatón que promovió el Centro Democrático para convocar a una “resistencia civil” como mecanismo de oposición a los acuerdos y la firma del punto sobre fin del conflicto el 23 de junio, que estableció como funcionará la dejación de armas y el cese del fuego bilateral y definitivo.

Teniendo en cuenta estos hitos, analizamos el uso de palabras clave como: paz, acuerdos, plebiscito, Habana, cese al fuego, posconflicto, fin del conflicto, víctimas, resistencia civil, guerrilla, terrorismo, ELN (17 de los 2009 trinos analizados hicieron mención al posible proceso con esa guerrilla), etc. Además, miramos los hashtags más usados, las menciones más frecuentes hacia otros usuarios y los trinos que generaron más impacto.

Colombiacheck continuará aplicando este método de análisis de datos en redes sociales para tomarle el pulso a los temas y personajes que tienen mayor relevancia para el proceso de paz y la realidad del país.

Los más retuiteados

Estos son los tuits que más impacto generaron en los seguidores de cada uno:

Álvaro Uribe: su trino más popular tuvo que ver, precisamente, con la resistencia civil que promueve en contra de los acuerdos.


Farc: el trino con el que despertaron más interés se dio con ocasión de la firma del fin del conflicto, uno de los últimos puntos negociados en La Habana.


Juan Manuel Santos: el trino que más retuits generó estaba relacionado con el partido entre Colombia y Chile, en la semifinal de la Copa América.

En cuanto a sus trinos sobre el proceso de paz, el más atractivo para el público fue este que lanzó previo a la firma del punto sobre el fin del conflicto.


Roy Barreras: en su trino más popular, el senador denunció una amenaza.

Y de sus trinos sobre la paz, el más llamativo fue uno que buscaba contrarrestar la resistencia civil promovida por Uribe. Sin embargo, este no logró ni la décima parte de los retuits que alcanzó el popular trino del expresidente.

Timochenko: en su caso, sólo analizamos el mes de junio, en el que su tuit con mayor impacto anunciaba la cercanía de una firma final.

* Desarrollo y extracción de datos en Python: Esteban Ponce de León.