Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Viernes, 19 Julio 2019

10 exintegrantes de Farc han devuelto esquemas de seguridad

Por Sania Salazar

Según la UNP, son 10 los exguerrilleros de las Farc que han abandonado sus esquemas de seguridad, uno menos de lo que asegura el senador Álvaro Uribe. No hay pruebas de que todos estén delinquiendo.

El senador Álvaro Uribe Vélez aseguró en su cuenta de Twitter que “al menos 11 exjefes guerrilleros han abandonado sus esquemas de seguridad”.

 

Colombiacheck califica la frase como “verdadera, pero”, porque actualmente los exjefes guerrilleros que han abandonado esquemas de seguridad son 10 y no 11, como dice Uribe, pero también porque no hay información sobre su paradero ni pruebas de que todas estas personas hayan abandonado el proceso de reincorporación o de que estén delinquiendo, por lo que no es necesariamente algo negativo en todos los casos que hayan devuelto los esquemas de seguridad. 

El equipo de prensa de Uribe Vélez le dijo a Colombiacheck que la información se la proporcionaron directamente al senador, pero ns dijeron que preguntáramos en el Ministerio de Defensa.

Consultamos a dos personas del equipo de prensa de Mindefensa, pero hasta la publicación de esta nota no han respondido.

La Unidad Nacional de Protección, UNP, le envió a Colombiacheck una lista de 10 exintegrantes de Farc que han abandonado esquemas de seguridad:

 

-Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”.

-Élmer Caviedes, alias “Albeiro Córdoba.

-Nelson Enrique Díaz Osorio, alias “Iván Alí”.

-Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “Óscar Montero” o “el Paisa”.

-José Aldinever Sierra Sabogal, alias “Aldinever Morantes”.

-Iván Olivo Merchán Gómez, alias “Iván Merchán”.

-Henry Castellanos Garzón, alias “Édison Romaña”.

-Alberto Cruz Lobo, alias “Enrique Marulanda”.

-Hedier Espinosa Feria, alias “Juan Carlos Ospina” o “Mariscal”.

-Seuxis José Hernández Solarte, alias “Jesús Santrich”.

El Partido Farc le confirmó a Colombiacheck que todos los integrantes de la lista eran comandantes de la guerrilla, por lo que tenían esquemas de seguridad. Además, reconocieron que no saben el paradero de esas personas y que no asistieron al Cuarto Consejo Nacional de los Comunes que se realizó el pasado 13 de julio. Sin embargo, el partido Farc también nos dijo que esto no quiere decir que esas personas estén delinquiendo o que se hayan aparato del proceso de reinserción, pues los exguerrilleros no tienen restricciones para salir de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, y muchos han vuelto a sus casas.

Hay que recordar que Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, abrió incidentes de verificación de incumplimiento en los casos de Henry Castellanos, más conocido como Romaña, y de Iván Márquez “con el fin de establecer su compromiso de aportar a la verdad, la reparación de las víctimas y atender los llamados de la justicia, entre otros”, porque han incumplido los llamados de la JEP para comparecer. En ambos casos está por establecerse si han incumplido los compromisos que adquirieron con esa jurisdicción. 

El Gobierno cree que algunos de estos exguerrilleros están en Venezuela. El presidente Iván Duque dijo: “creo que Santrich está en este momento protegido en Venezuela” en Noticias RCN. “Allá en Venezuela está Iván Márquez, está Romaña y ellos no están allá jugando muñecas, están protegidos por la dictadura de Nicolás Maduro. Nosotros tenemos claro que ellos allá están retomando conversaciones posiblemente vinculadas a actos criminales”, complementó el mandatario, que no respondió directamente a la pregunta de si había información de inteligencia que probara sus aseveraciones.

Hay que recordar que en mayo pasado mataron al excomandante de esa guerrilla, Jorge Enrique Corredor, conocido como “Wilson Saavedra”, quien se había acogido al acuerdo de paz y trabajaba en un proyecto productivo. Corredor había renunciado a su esquema de seguridad en agosto de 2018.

En agosto de 2017 Édgar Mesías Salgado Aragón, conocido como Rodrigo Cadete, excomandante del frente 27, huyó de su esquema de seguridad y se unió a las disidencias,  pero posteriormente el Ejército lo mató en una operación militar en el Caquetá.

Así que es cierto que hay 10 (y no 11, como dijo Uribe) casos documentados de exguerrilleros que han abandonado sus esquemas de seguridad. Aunque esto no necesariamente implica que hayan vuelto a delinquir.

*Foto tomada de la página de Facebook de la Unidad Nacional de Protección.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Lunes, 08 Julio 2019

Romaña sí escribió un libro, pero no es verdad que con él ‘responderá ante la JEP’

Por Sania Salazar

Romaña sí escribió un libro, pero no es verdad que con él ‘responderá ante la JEP’

Un portal asegura que el exjefe de las Farc responderá ante la JEP con un libro. Aunque el libro sí existe, la JEP exige que la verdad sea aportada dentro de procesos judiciales.

Sin hacer mención a la fuente de la información el portal web El Nodo aseguró en una nota que Henry Castellanos Garzón, alias Romaña, exjefe de las Farc “responderá ante la JEP con un libro”.

En efecto Romaña escribió un libro sobre su participación en el conflicto armado. Sin embargo, entre las condiciones de la JEP a quienes se someten a ella está aportar verdad sobre lo sucedido en el conflicto armado, pero no a través de libros, sino en audiencias propias de un proceso judicial, por lo que calificamos como “Verdadero, pero” la información difundida por El Nodo.

Pantallazo

Sandra Ramírez, senadora del Partido Farc, le confirmó a Colombiacheck la existencia del libro y el equipo de prensa de Santrich envió la foto de la portada.

En la JEP informaron que no han recibido el libro y recordaron que la comparecencia personal de los convocados ante esa jurisdicción es obligatoria.

Hay que recordar que el paradero de Romaña se desconoce desde agosto de 2018, cuando devolvió el esquema de seguridad de la Unidad Nacional de Protección, UNP, que tenía asignado. Por tal motivo es difícil establecer si es verdad que busca responder ante la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, con ese libro.

Según el Acuerdo Final, para acceder al tratamiento especial previsto por la JEP es necesario aportar verdad plena, reparar a las víctimas y garantizar la no repetición. “Aportar verdad plena significa relatar, cuando se disponga de los elementos para ello, de manera exhaustiva y detallada las conductas cometidas y las circunstancias de su comisión, así como las informaciones necesarias y suficientes para atribuir responsabilidades, para así garantizar la satisfacción de los derechos de las víctimas a la reparación y a la no repetición”.

Las sanciones acordadas para los exguerrilleros que se sometan a la JEP dependerán del grado de verdad aportada y del momento de revelarla, así:

Sanciones propias: se impondrán a quienes reconozcan verdad y responsabilidad ante la Sala de Reconocimiento (es decir, en la primera etapa del proceso), respecto a determinadas infracciones muy graves, tendrán un mínimo de duración de cumplimiento de las funciones reparadoras y restauradoras de la sanción de cinco años y un máximo de ocho años. Comprenderán restricciones efectivas de libertades y derechos, tales como la libertad de residencia y movimiento, que sean necesarias para su ejecución, y además deberán garantizar la no repetición.

Sanciones alternativas: se impondrán a quienes reconozcan verdad y responsabilidad ante la Sección de enjuiciamiento, antes de Sentencia, tendrán una función esencialmente retributiva de pena privativa de la libertad de cinco a ocho años.

Sanciones ordinarias: es decir, de la justicia ordinaria, se impondrán cuando no exista reconocimiento de verdad y responsabilidad,  en todo caso la privación efectiva de libertad no será inferior a 15 años ni superior a 20 en el caso de conductas muy graves.

“Las denominadas sanciones alternativas y ordinarias, sí incluirán privaciones efectivas de la libertad como cárcel o prisión y/o cualquier medida de aseguramiento”, advierte el Acuerdo.

Pero como la JEP abrió un incidente de verificación de cumplimiento a Romaña para establecer si "está cumpliendo las condiciones del sistema y persiste en su permanencia dentro del proceso de paz, y darle la oportunidad para ejercer su defensa ante los hechos que indican el incumplimiento de sus obligaciones" habrá que esperar el resultado de ese proceso de verificación para saber si Romaña continúa o no en la JEP.

Romaña incumplió una cita en la JEP y postergó otra, en ambas debía responder por el Caso 001 (secuestro) ante esa jurisdicción. Según la JEP, Romaña no ha aportado las pruebas que justifiquen su desacato a las órdenes judiciales ni ha permitido hacer el estudio de riesgo que comprobaría su situación de seguridad.

En conclusión, el libro puede ayudar a establecer verdades y al proceso construcción de memoria, pero las exigencias judiciales de la JEP a los comparecientes son más amplias y strictas, por lo que no es posible que un exguerrillero pueda saldar sus cuentas con esa justicia transicional con un libro.