Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Viernes, 19 Julio 2019

10 exintegrantes de Farc han devuelto esquemas de seguridad

Por Sania Salazar

Según la UNP, son 10 los exguerrilleros de las Farc que han abandonado sus esquemas de seguridad, uno menos de lo que asegura el senador Álvaro Uribe. No hay pruebas de que todos estén delinquiendo.

El senador Álvaro Uribe Vélez aseguró en su cuenta de Twitter que “al menos 11 exjefes guerrilleros han abandonado sus esquemas de seguridad”.

 

Colombiacheck califica la frase como “verdadera, pero”, porque actualmente los exjefes guerrilleros que han abandonado esquemas de seguridad son 10 y no 11, como dice Uribe, pero también porque no hay información sobre su paradero ni pruebas de que todas estas personas hayan abandonado el proceso de reincorporación o de que estén delinquiendo, por lo que no es necesariamente algo negativo en todos los casos que hayan devuelto los esquemas de seguridad. 

El equipo de prensa de Uribe Vélez le dijo a Colombiacheck que la información se la proporcionaron directamente al senador, pero ns dijeron que preguntáramos en el Ministerio de Defensa.

Consultamos a dos personas del equipo de prensa de Mindefensa, pero hasta la publicación de esta nota no han respondido.

La Unidad Nacional de Protección, UNP, le envió a Colombiacheck una lista de 10 exintegrantes de Farc que han abandonado esquemas de seguridad:

 

-Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”.

-Élmer Caviedes, alias “Albeiro Córdoba.

-Nelson Enrique Díaz Osorio, alias “Iván Alí”.

-Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “Óscar Montero” o “el Paisa”.

-José Aldinever Sierra Sabogal, alias “Aldinever Morantes”.

-Iván Olivo Merchán Gómez, alias “Iván Merchán”.

-Henry Castellanos Garzón, alias “Édison Romaña”.

-Alberto Cruz Lobo, alias “Enrique Marulanda”.

-Hedier Espinosa Feria, alias “Juan Carlos Ospina” o “Mariscal”.

-Seuxis José Hernández Solarte, alias “Jesús Santrich”.

El Partido Farc le confirmó a Colombiacheck que todos los integrantes de la lista eran comandantes de la guerrilla, por lo que tenían esquemas de seguridad. Además, reconocieron que no saben el paradero de esas personas y que no asistieron al Cuarto Consejo Nacional de los Comunes que se realizó el pasado 13 de julio. Sin embargo, el partido Farc también nos dijo que esto no quiere decir que esas personas estén delinquiendo o que se hayan aparato del proceso de reinserción, pues los exguerrilleros no tienen restricciones para salir de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, y muchos han vuelto a sus casas.

Hay que recordar que Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, abrió incidentes de verificación de incumplimiento en los casos de Henry Castellanos, más conocido como Romaña, y de Iván Márquez “con el fin de establecer su compromiso de aportar a la verdad, la reparación de las víctimas y atender los llamados de la justicia, entre otros”, porque han incumplido los llamados de la JEP para comparecer. En ambos casos está por establecerse si han incumplido los compromisos que adquirieron con esa jurisdicción. 

El Gobierno cree que algunos de estos exguerrilleros están en Venezuela. El presidente Iván Duque dijo: “creo que Santrich está en este momento protegido en Venezuela” en Noticias RCN. “Allá en Venezuela está Iván Márquez, está Romaña y ellos no están allá jugando muñecas, están protegidos por la dictadura de Nicolás Maduro. Nosotros tenemos claro que ellos allá están retomando conversaciones posiblemente vinculadas a actos criminales”, complementó el mandatario, que no respondió directamente a la pregunta de si había información de inteligencia que probara sus aseveraciones.

Hay que recordar que en mayo pasado mataron al excomandante de esa guerrilla, Jorge Enrique Corredor, conocido como “Wilson Saavedra”, quien se había acogido al acuerdo de paz y trabajaba en un proyecto productivo. Corredor había renunciado a su esquema de seguridad en agosto de 2018.

En agosto de 2017 Édgar Mesías Salgado Aragón, conocido como Rodrigo Cadete, excomandante del frente 27, huyó de su esquema de seguridad y se unió a las disidencias,  pero posteriormente el Ejército lo mató en una operación militar en el Caquetá.

Así que es cierto que hay 10 (y no 11, como dijo Uribe) casos documentados de exguerrilleros que han abandonado sus esquemas de seguridad. Aunque esto no necesariamente implica que hayan vuelto a delinquir.

*Foto tomada de la página de Facebook de la Unidad Nacional de Protección.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Sábado, 29 Julio 2017

¿Más asesinatos en la era Uribe que en la dictadura de Pinochet?

Por Paula Vásquez

Ariel Ávila comparó los falsos positivos con las ejecuciones extrajudiciales de la dictadura chilena, pero erró en la cifra de investigaciones de la Fiscalía y la que utilizó para el caso extranjero suma asesinatos y desapariciones.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), publicó en Semana una columna que tituló Marta Lucía y la JEP, donde aseguró que “en la dictadura de Pinochet se asesinaron 3.200 civiles. En los ocho años de gobierno Uribe, la Fiscalía investiga cerca de 4.000 ejecuciones extrajudiciales o mal llamados falsos positivos. Es decir, en ocho años de democracia se asesinaron más civiles por parte de agentes estatales que en 17 años de dictadura en Chile”.

Colombiacheck se comunicó con Ávila, quien dijo haber basado su afirmación en un reporte de la Fiscalía entidad que “tuvo ese dato a finales del año pasado, estaban haciendo investigaciones por 4.200 ejecuciones extrajudiciales o lo que se llama en Colombia falsos positivos”.

Después de hablar con Ávila, revisar los informes de Fiscalía y de Humans Rights Watch, HRW, calificamos esta afirmación como ligera.

Lo primero que hicimos fue revisar en estudios académicos la cifra de asesinatos durante la dictadura de Augusto José Ramón Pinochet, que fue desde el 11 de septiembre de 1973 hasta el 11 de marzo de 1990. Según el libro Making Sovereing Financing and Human Rights Work, en la página 313, “durante la dictadura chilena sucedieron aproximadamente 3.200 muertes y desapariciones y más de 27.000 presos políticos”, la misma cifra la mencionan en la publicación Estados Unidos y el golpe de Estado en Chile contra Salvador Allende.

Ávila afirma que son 3.200 muertes producto de la dictadura de Pinochet, pero en los estudios académicos que revisamos aluden a esa cifra como la suma de muertos y desaparecidos. Los dos estudios mencionados se basan en el informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, creada para esclarecer las violaciones de los derechos humanos durante esa época.

El segundo paso fue revisar el informe La Fiscalía del siglo XXI (2012-2016), en el que afirman, “existe un estimado de 2.760 procesos por homicidios asociados al actuar de la fuerza pública e investigados por la Dirección Nacional de la Fiscalía de Derechos Humanos, 2.297 casos corresponden a presuntos falsos positivos, que fueron cometidos en contra de 3.185 víctimas únicas y 645 víctimas clasificadas como personas no identificadas”.

Es decir, un total de 3.830 asesinados bajo el modo de operar bautizado por los medios de comunicación como falsos positivos. Según información de la Fiscalía, el 97% de esas víctimas fueron asesinadas entre 2004 y 2007.

Colombiacheck califica la afirmación de Ávila como ligera, principalmente porque en la información sobre la dictadura chilena no encontramos una cifra exclusiva de asesinatos. En cuanto a la información sobre las 4.000 ejecuciones extrajudiciales, las cifras de la Fiscalía indican que hasta el momento hay 3.830 víctimas. Sí de número se trata, el investigador se queda un poco corto, pero hay que aclarar que las cifras de la Fiscalía corresponden al 78% de los casos.

Además, revisamos el informe de HRW: El rol de los altos mandos en falsos positivos publicado en junio del 2015, el cual asegura que “la Fiscalía General de la Nación investiga actualmente más de 3.000 presuntos casos de falsos positivos atribuidos a militares. Más de 800 miembros del Ejército, en su mayoría soldados de rangos inferiores, han sido condenados por ejecuciones extrajudiciales perpetradas entre 2002 y 2008”.

¿Qué son los falsos positivos?

Fue una práctica ilegal que según el mismo informe “se volvió común y fue adoptada en Colombia” y se trata “de ejecutar a civiles por parte de brigadas del Ejército para demostrar resultados positivos y aumentar el número de guerrilleros dados de baja”.

Según HRW “se llevaban por la fuerza a sus víctimas o las citaban en parajes remotos con promesas falsas, como ofertas de empleo, para luego asesinarlas, colocar armas junto a los cuerpos e informar que se trataba de combatientes enemigos muertos en enfrentamientos”.

En el mismo documento publicado en el 2015, se asegura que altos generales del Ejército Nacional están siendo investigados por esta práctica, entre ellos, los generales Mario Montoya, Óscar González, Juan Pablo Rodríguez y Jaime Lasprilla, algunos de ellos en la actualidad se encuentran activos y conservan su mando sobre buena parte de las Fuerzas Militares.