Pasar al contenido principal
Domingo, 12 Noviembre 2017

Alias Romaña, de la Farc, exagera cifras de homicidios en Tumaco

Por Sania Salazar

Si bien algunas de las fuentes consultadas indican un aumento de los asesinatos en Tumaco ninguna de las cifras se acerca a la que mencionó el exguerrillero.

Henry Castellanos Garzón, más conocido en la exguerrilla de las Farc como Romaña, dijo en una entrevista publicada el pasado 21 de octubre en Colombia2020 que “el índice de asesinatos este año es de 420”, refiriéndose a la situación de orden público en Tumaco.

Romaña es el líder de la Farc en el Espacio Territorial de capacitación y reincorporación de la Variante, en Nariño, por lo que en la entrevista llamó la atención sobre los homicidios que se han registrado últimamente en ese departamento. Intentamos ubicarlo a través del grupo de prensa de la Farc para preguntarle cuál es la fuente de esa cifra, pero hasta el momento no hemos podido hablar con él.

Entonces Colombiacheck consultó varias fuentes y califica la afirmación como inflada.

Las cifras del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses indican que entre enero y septiembre de 2017 se registraron 122 homicidios en ese municipio. La entidad publicará las cifras correspondientes a octubre en las próximas semanas.

Según la misma entidad, en ese mismo periodo del 2016 asesinaron a 93 personas.

El Centro de Investigación y Educación Popular / Programa por la Paz (Cinep/PPP) publicó una cifra más reciente en el informe Tumaco ¿víctima de quién?. La documento indica que entre enero y el 20 de octubre de este año se han registrado 150 asesinatos, según la alcaldía del municipio.

Consultamos también a la Fundación Ideas para la Paz, FIP. La entidad se basa en cifras de la Dijín, de la Policía, publicadas en el portal de Datos abiertos abiertos del Gobierno colombiano. Esos datos indican que entre enero y agosto de 2017 se registraron 119 asesinatos en Tumaco. Según los datos de la FIP, en el mismo periodo del año pasado asesinaron a 94 personas. Las cifras indican un aumento del 27% con respecto al año pasado. Según la FIP en el 2016 hubo 147 homicidios en ese municipio.

Para Oswaldo Zapata, investigador del Área de seguridad y política criminal de la FIP, si el comportamiento de los homicidios durante los últimos cuatro meses de 2017 sigue la tendencia de los primeros ocho meses, el año podría terminar con un incremento del 22% en el número de casos y del 20% en la tasa de homicidios con respecto a 2016.

En conclusión, ninguna de las cifras, en número de casos o en tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes, se acerca a la denunciada por Romaña, por lo que no parece haber salido de una fuente oficial. Si bien es importante llamar la atención sobre los asesinatos en Tumaco y sobre la situación de seguridad allí, es importante también tener cuidado con las cifras para no desinformar.

S.O.S permanente por Tumaco

“Las Farc cumplieron y se replegaron con el proceso de paz, esto causó un vacío de poder que trajo consigo una disputa que va incrementándose. Con ello, el homicidio, contrario a la tendencia nacional aumentó”, indica la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, sobre Tumaco en el informe La guerra por Tumaco.

Pares asegura además, que en Tumaco operan 11 grupos criminales que se pelean “metro a metro” el poder del puerto con el agravante de que “el botín es inmenso y la ausencia institucional también”.

No se puede olvidar que Tumaco es el municipio colombiano con mayor número de hectáreas de coca. Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Unodc, el año pasado había 23.148 hectáreas, que representan el 16% de los cultivos de coca que hay en el país.

“La grave situación que padecen se explica por el histórico abandono estatal y por la presencia y accionar de diversos grupos armados que se disputan el control territorial”, es el diagnóstico del informe del Cinep sobre la actual situación del municipio.

Además, el informe recuerda que las comunidades que viven en el Pacífico nariñense han sido históricamente excluidas en lo social y que en las últimas tres décadas han sido afectadas por la violencia política, las violaciones a los derechos humanos y las infracciones al Derecho Internacional Humanitario, DIH.

Jueves, 20 Junio 2019

No hay cómo saber si la mitad de los homicidios en Bogotá los cometen personas drogadas

Por Sania Salazar

La información oficial sobre homicidios contiene más datos sobre la víctima que sobre el victimario, por lo que es muy difícil establecer si el homicida actuó bajo los efectos de alguna sustancia.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, aseguró en su cuenta de Twitter que aproximadamente la mitad de los 1.000 homicidios que se registran al año en Bogotá no son cometidos por delincuentes, “sino por personas que haciendo uso del derecho al libre desarrollo de su personalidad consumen psicoactivos, pelean y matan a otros...hieren a miles más”.

Colombiacheck califica la afirmación como inchequeable, pues no hay fuentes de información que permitan concluir en cuántos de los homicidios el agresor actuó bajo los efectos de sustancias psicoactivas.

Según datos que nos envió el equipo de prensa de la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, haciendo referencia a cifras de la Policía, en 2018 el 51% de los homicidios fueron iniciados por una riña y se produjeron en vía pública y en el mismo año el 68% de las lesiones fueron iniciadas por una riña y se produjeron en vía pública.

El equipo de prensa de esa Secretaría no especificó en qué documento o estudio de la Policía estaban esos datos, por lo que Colombiacheck revisó las cifras de homicidios y de lesiones personales de 2018, en las que hay información sobre si los hechos se cometieron en espacio público, pero no si fueron iniciados por riñas. En todo caso, ninguno de esos datos respalda la aseveración de Peñalosa con respecto al consumo de psicoactivos y su relación con los homicidios.

En la Secretaría también nos dijeron que, según el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, “el consumo de alcohol, y demás sustancias psicoactivas (SPA) es el primer factor de vulnerabilidad asociado a ser víctima de homicidio o lesiones personales”. Efectivamente, en el Forensis 2016, un análisis del comportamiento de los homicidios que hace Medicina Legal cada año,  los consumidores de sustancias psicoactivas ocupan el primer lugar de los factores de vulnerabilidad de homicidios, pero “según el factor de vulnerabilidad de la víctima” y no del victimario, que es al que se refiere Peñalosa.

Las cifras de Medicina Legal  muestran que, efectivamente, en los últimos tres años, los asesinatos en la capital han sobrepasado los 1.000 casos cada año. En 2016 se registraron 1.302 casos; en 2017, 1.150; y las cifras preliminares de 2018 indican que ocurrieron 1.050 homicidios.

Pero la información de Medicina Legal sobre cada homicidio tiene más datos sobre la víctima que sobre el victimario, pues no en todos los casos se detiene al presunto agresor. Por ejemplo, en 796 de los 1.050 homicidios registrados en 2018 no se tiene información del presunto agresor, es decir, en el 75% de los casos. Y en todo caso Medicina Legal no tiene en sus informes datos que indiquen si el agresor estaba bajo los efectos de sustancias psicoactivas.

Hugo Acero, sociólogo, experto en seguridad urbana y subsecretario de Seguridad de Bogotá durante nueve años, indicó que según la Fiscalía, en 2018 en Bogotá solo el 32% de los homicidios han sido esclarecidos, y que por ende esos son los casos en los que se podría tener alguna información por lo que es muy difícil sacar la conclusión a la que llega Peñalosa. “Ni aún así porque si alguna persona mata a alguien y varios días o meses después es detenido, pues ya no se sabe si lo hizo bajo el efecto de alguna sustancia”, resaltó Acero.

*Foto tomada de la cuenta de Twitter de la Alcaldía de Bogotá.