Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 04 Julio 2019

Árboles incendiados no se quemaron en Dubái ni por calentamiento global

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Es falso que Dubái haya llegado a 62 grados centígrados y por eso se hubiesen ocasionado incendios en diferentes zonas. El video que asegura esto ni siquiera fue grabado en esta ciudad.

A través de WhatsApp nos llegó una cadena que ha estado rotando por esa red social en Colombia y otros países, acompañada de un video. 

La cadena dice que “Dubái llegó a 63 grados centígrados la temperatura más alta registrada. Los arboles se queman solos. Se siente el cambio climático” (sic). Y el video consta de dos partes: la primera, de varios arbustos incendiándose en medio de una avenida; y la segunda, de una palmera consumida por las llamas.

Esta misma información, a su vez, ha sido ampliamente difundida en Twitter. Un usuario de esta red social, @GuzmanBogota, la compartió. Aunque luego rectificó y eliminó el trino, la información se siguió difundiendo a través de pantallazos.

Captura de pantalla

Pero esta información es falsa, pues el video no fue grabado en Dubai y la palmera no se está quemando por el calentamiento global.

Según The Weather Channel (una cadena estadounidense de pronóstico del tiempo), en el último mes, la temperatura más alta que alcanzó esta ciudad fue 45 grados centígrados (113 grados Fahreheit).

Pero además, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial, la temperatura más alta registrada en la Tierra en los últimos 76 años es de 56,7 grados y se dio en el Valle de la Muerte (Estados Unidos), el 10 de julio de 1913.

Por otro lado, el video que acompaña el mensaje no fue grabado en Dubái.

El diario La República de Perú revisó el mismo video y encontró que el fragmento de la palmera parte fue publicado en Twitter por primera vez el 1 de agosto de 2017, y que el árbol no se incendió por cuenta de las “altas temperaturas producidas por el calentamiento global”. De acuerdo al usuario que publicó el video hace dos años, “un rayo golpeó la palmera en la ciudad de Munawarah, Arabia Saudí, y no en Dubái, que pertenece a los Emiratos Árabes”, según informó el medio peruano.

Asimismo, el medio de fact-checking Snopes, publicó una verificación sobre el mismo video de la palmera el 7 de agosto de 2017. Entonces, se había hecho la misma afirmación, pero esta vez la situaban en Kuwait, otro país árabe.

El segundo video también fue verificado por Snopes y también fue situado en Kuwait. En este caso el video sí fue grabado en este país, pero informes de noticias locales de ese país señalaron que la causa del incendio era desconocida, de acuerdo con el medio de fact-checking.

De modo que aunque el calentamiento global sí está afectando al planeta Tierra, no fue esa la razón de los incendios que aparecen en los videos. Razón por la cual calificamos la cadena de WhatsApp como falsa.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 30 Abril 2019

Foto de carne con verrugas sí es de tuberculosis bovina, pero Colombia no está en alerta por contagios

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

En Facebook se ha hecho viral una foto que alerta sobre el consumo de carne infectada con tuberculosis animal. Sin embargo, la foto corresponde con un brote en Estados Unidos.

Esta imagen se ha compartido 2,4 millones de veces en Facebook y ha tenido más de 23.000 “me gusta”.

Esta imagen puede herir la sensibilidad de algunas personas

Ver imagen

Carne con verrugas

Sin embargo, contiene información que genera pánico poco fundamentado para el caso colombiano.

Colombiacheck consultó al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), al Instituto Agropecuario Colombiano (ICA) y a la Asociación Colombiana de Infectología (ACI) y las tres instituciones confirmaron que la foto sí se corresponde con tuberculosis bovina.

No obstante, al hacerle búsqueda inversa a la foto que aparece en la publicación, encontramos que la primera vez que fue utilizada fue para ilustrar un artículo del portal digital Noticias Ya (perteneciente a la empresa Entravision, una cadena de medios para la comunidad de habla hispana en Estados Unidos) el 10 de octubre de 2018.

También encontramos que, al día siguiente, la misma foto fue utilizada en otro artículo pero esta vez para el canal elnueve.com de Argentina.

Ambas noticias advierten sobre una brote de tuberculosis bovina en Estados Unidos por un contagio de vacas a venados. “Autoridades de salud advierten sobre la presencia de ‘burbujas’ en la carne de venado contaminada con bacterias. El Departamento de Recursos Naturales de Michigan (DNR, por sus siglas en inglés), advierte a los cazadores mantenerse alertas a ciervos infectados con tuberculosis bovina (TB)”, dice la nota de Noticias Ya.

La tuberculosis bovina, de acuerdo con el ICA, “es una enfermedad infectocontagiosa crónica, producida por bacterias de morfología bacilar pertenecientes al género Mycobacterium, incluyendo las especies bovis, tuberculosis (la de los humanos) y avium, que guardan una estrecha relación como las bacterias causantes de la tuberculosis humana y aviar”.

Es una enfermedad zoonótica (que se contagia fácilmente entre animales y personas) y se ha establecido que “puede afectar a todos los mamíferos, en los que provoca en términos generales un deterioro del estado general de salud”, según el ICA.

La vía más común de contagio al ser humano, de acuerdo con Ricardo Martínez, líder del comité de tuberculosis de la ACI, es la respiratoria, “por inhalación de goticas infectadas con la microbacteria que el animal expulsa al toser o estornudar”. Por eso es que el ICA señala que es “una enfermedad muy importante en salud pública y una zoonosis de alto riesgo de salud ocupacional”, pues “las personas que manipulan ganado, operarios, inspectores oficiales en plantas de beneficio y médicos veterinarios están en mayor riesgo de contraer la enfermedad”, de acuerdo con una comunicación que el Invima envió a Colombiacheck.

Pero también es posible que se contagie a través del consumo de leche (o productos lácteos) sin pasteurizar de animales infectados. En términos de ingesta, esta es la vía más común de contagio, de acuerdo con el ingeniero de alimentos Luis Carlos Suárez, pues “si una vaca llega al matadero con las condiciones que muestra la foto, todo el lote es decomisado”.

Según la comunicación del Invima, “durante el año 2018 realizó inspección a 3’309.165 bovinos sacrificados en plantas de beneficio animal, donde se decomisaron 225 canales (aproximadamente 60.750 kilogramos) que presentaron lesiones compatibles con tuberculosis de tipo granulomatoso”.

Y de acuerdo con Suárez “normalmente esas enfermedades tan graves nunca llegan a consumidor final”.

En cualquier caso, el porcentaje de contagios a humanos es mínimo. De acuerdo con Martínez (quien cita información del ICA que no pudimos contrastar porque hasta el momento de publicar este artículo no nos dieron respuesta), del total de pacientes con tuberculosis en Colombia, solo el 0,05 por ciento tiene tuberculosis bovina. “Sin embargo esa cifra puede ser un poco mayor, teniendo en cuenta que no en todas partes hay técnicas para establecer qué tipo de tuberculosis sufren las personas”.

La tuberculosis humana es una enfermedad muy común en nuestra especie. De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS), “se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo pero (aún) no han enfermado ni pueden transmitir la infección”. Y es muy difícil determinar si se trata de tuberculosis humana o bovina en caso de que alguien resulte contagiado a menos que se utilicen técnicas de diagnóstico molecular.

No obstante, es posible establecer que la cifra no está más allá del 1 o del 2 por ciento. Pues, de acuerdo con Martínez, “en países como Argentina, que tiene una producción ganadera mucho más grande que la de Colombia, se estima que puede ser hasta del 1,5 o 2 por ciento. En Brasil se tienen estadísticas del 1,7 a 2,5 por ciento, pero no es lo usual”.

Además, porque desde 2017 el ICA ha venido trabajando (de acuerdo con la Resolución 17463) en la erradicación total de la tuberculosis bovina en bovinos y búfalos de Colombia, y desde entonces, ya se cuenta con municipios libres de la enfermedad.