Pasar al contenido principal

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Sábado, 07 Agosto 2021

Camilo Romero acertó en su afirmación sobre la menor participación de Colombia en Tokio frente a Río 2016

Por Mónica Ospino Orozco

El precandidato a la Presidencia por el Partido Verde, Camilo Romero, criticó en un trino la baja participación de Colombia en la olimpiada en Japón frente a otras “prioridades como el gasto militar, aviones de guerra y camionetas”.

Cuando solo faltan unas pocas jornadas para el cierre de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, han empezado a aparecer los balances sobre la participación de la delegación colombiana, buscando explicaciones al retroceso frente a los resultados obtenidos en Londres 2012 (8 medallas) y Río 2016 (9 medallas), pues hasta el 6 de agosto solo se habían conseguido 5 preseas: cuatro de plata y una de bronce.

Y en ese contexto, el pasado 26 de julio, el ex gobernador de Nariño y pre candidato a la Presidencia por el Partido Verde, Camilo Romero, aseguró en su cuenta de Twitter que: “71 deportistas llevó Colombia a Tokio a diferencia de los 147 que participaron en Río. Para este desgobierno las prioridades son otras: el gasto militar, aviones de guerra, camionetas, entre otros. ¡Tenemos que hacer del deporte una gran prioridad! #UnaMedallaPara 

 

En Colombiacheck decidimos ponerle la lupa a estas afirmaciones, dada la polémica desatada por los resultados obtenidos, hasta el momento, en Tokio 2020.  

Verdadero: Colombia pasó de 147 a 71 deportistas en los JJ.OO.

Romero tiene razón, pues es cierto que la delegación colombiana en Tokio se redujo a poco menos de la mitad (71 atletas. Al final fueron 69, una ausencia por Covid positivo y otro por lesión) frente a Río 2016 (147 atletas) e incluso frente a Londres 2012 (104 deportistas).

Pero detrás de los números absolutos hay algunas consideraciones que explican esta menor participación, en medio de un ciclo olímpico marcado por la pandemia a causa del virus del SARS- Cov2, causante de la enfermedad del Covid-19, y también la transición institucional de Coldeportes al Ministerio del Deporte, que nació a mediados de 2019.

En Colombiacheck hablamos con el clavadista Víctor Ortega, quien estuvo en tres olimpiadas, y aseguró que “los resultados de Tokio son en parte porque mientras en otros países no pararon, aquí fue imposible entrenar muchos meses, sin contar con que hay un cambio generacional y muchos deportistas no tuvieron la oportunidad de clasificarse”.

La afirmación de Ortega ratifica cómo la pandemia afectó gravemente el entrenamiento y competiciones a todos los niveles. En Colombia todas las actividades se suspendieron el 24 marzo de 2020, tras el anuncio del presidente Duque de cuarentena total (Aislamiento preventivo obligatorio) por un primer periodo de 19 días, que se fue extendiendo a lo largo de varios meses. Solo tres meses después, el 17 de junio de 2020, el Ministerio de Salud autorizó, bajo estrictos protocolos, el regreso a las actividades de entrenamiento para deportistas de alto rendimiento, profesionales y recreativos.

Otro de los elementos de análisis tiene que ver con la transición institucional que supuso pasar de Coldeportes al Ministerio del Deporte, que nació a mediados del 2019, y entre otras cosas, ocasionó algunas distorsiones en las relaciones con el Comité Olímpico Colombiano y algunas federaciones, según lo afirma el diario El Tiempo, en este informe titulado: Colombia: razones de la reducción en los juegos Olímpicos de Tokio.

“Los resultados se presentan con Ernesto Lucena como ministro del Deporte. Es el ciclo olímpico con el peor resultado de los últimos nueve años, pues no se vio progreso, no se cumplieron las expectativas ni en Tokio, ni en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, ni en los Panamericanos de Lima, cuando se habla del conteo de medallas y ubicación en la tabla de medallería”, precisa el mencionado artículo de El Tiempo.

Agrega, en su análisis el diario capitalino, que “El cambio de las administraciones en Coldeportes, ahora Mindeporte, siempre deja grietas, pues cada director llega con una idea distinta y cambia los objetivos sobre la marcha. Los planes que se llevaban a cabo quedan en el olvido, no se les da continuidad y arrancó otro proceso que no ha dado los frutos esperados”.

“No hay continuidad en las políticas, se rediseñó el trabajo y se arrancó casi que de cero, algo que rompió el proceso que se traía. Las relaciones de Mindeporte y el Comité Olímpico Colombiano fueron tirantes, no hubo cordialidad, trabajo en equipo y eso se ve reflejado en los resultados”, precisa el informe de El Tiempo.

Las cifras detrás de la menor participación
 

  1. Las selecciones Colombia de fútbol femenino y masculino no clasificaron, eso significó 36 deportistas menos. Los hombres perdieron la posibilidad en el preolímpico realizado en febrero de 2020, lo mismo ocurrió con el equipo femenino de fútbol, que no clasificó pues quedó en el cuarto lugar en la Copa América de 2018, que otorgaba dos cupos y que al final fueron para Brasil y Chile. Otro de los deportes que generó una importante baja en la representación colombiana en Tokio 2020 fue el equipo de rugby femenino, conocido como Las Tucanes, que estuvo en Río 2016 pero que en el preolímpico realizado en Mónaco en junio pasado no logró clasificar, lo que significó 12 deportistas menos. Estas bajas sumadas significaron en total 48 cupos menos para Colombia en Tokio 2020.
  2. Otro de los inconvenientes que tuvo la representación colombiana y en uno de los deportes más exitosos del país en los olímpicos fue el de la halterofilia, pues tres de los más importantes pesistas del país, Ana Iris Segura, Yenny Sinisterra y Juan Solís fueron sancionados por la Federación Internacional de Halterofilia, al haber sido probado el dopaje con la sustancia boldenona. Por esta razón, la Federación Colombiana de Levantamiento de Pesas debió reducir su representación de 8 deportistas a solo 3 competidores: Luis Javier Mosquera, quien trajo medalla de plata, Mercedes Pérez quien quedó en 4 lugar en su categoría y Santiago Rodallegas quien obtuvo un quinto lugar.   Esta baja en los cupos de pesas se suman entonces a los ya 48 de los deportes de conjunto y deja un saldo 51 atletas menos, frente a las justas de Río 2016.
  3. Las lesiones de algunos deportistas que aspiraban a llegar a Tokio también afectaron la participación colombiana, como en el caso del gimnasta Jossimar Calvo, quien pese a superar una grave lesión de cadera que lo marginó varios meses de entrenamientos y competencias, no logró clasificar a Tokio 2020, al quedar en el noveno lugar en el Panamericano de mayores que se realizó en junio pasado en Río de Janeiro.
  4. Ya con la delegación llegando a Tokio, en ciclismo, Colombia perdió a Daniel Felipe Martínez, quien era parte del equipo de ciclismo de ruta, pero debió renunciar a su participación por estar marcando positivo para Covid-19, aunque ya había superado la fase sintomática. Y en atletismo, en pleno desarrollo de los Juegos Olímpicos, se confirmó la lesión de rodilla de Bernardo Baloyes quien estaba inscrito para competir en los 200 metros.

 

Aunque en números netos el ex gobernador Romero tiene razón acerca de la menor participación en las olimpiadas de Tokio, las razones por las que la delegación colombiana se vio diezmada frente a las dos olimpiadas previas, Londres 2012 y Río 2016, son entre otras cosas la transición institucional por el cambio de Gobierno, por la creación del Ministerio del Deporte y la desaparición de Coldeportes, lesiones, la no clasificación de los deportes de conjunto, sanciones por dopaje y claro, la pandemia por el Covid -19, que en mayor o menor medida afectó a todo el deporte mundial.

Verdadero: prioridades gasto militar, aviones de guerra, camionetas

En la segunda parte de su trino Romero asegura que “las prioridades son otras: el gasto militar, aviones de guerra, camionetas, entre otros”.

Y en este sentido encontramos, por ejemplo que Colombia en el 2020 fue uno de los 30 países con mayor gasto militar, y de acuerdo con este informe de El Espectador, “el gobierno de Iván Duque invirtió el año pasado 9.200 millones de dólares, lo que convierte a Colombia en el segundo país de América Latina que más invirtió en gasto militar, solo superado por Brasil. Estados Unidos consolidó aún más su liderazgo mundial con un gasto de 778.000 millones de dólares, un 4,4% más, lo que le permite subir un punto porcentual su cuota de la inversión militar global hasta el 39%”.

Los datos del artículo de El Espectador, publicado el 26 de abril de 2021, fueron tomados de este informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), en el que Colombia queda ranqueado en el puesto 26 entre los países con mayor gasto militar en el mundo, durante 2020, con un gasto de $9.200 millones de dólares, incluso por encima de países como México y Ucrania.

En contraste, el presupuesto del Ministerio de Deportes para el 2020 fue de $567.141 millones de pesos, equivalente a US$151,63 millones de dólares (con un cambio de 3.740,25 COP/dólar para el 6 de agosto de 2020) y para el 2021 aunque el presupuesto de deportes aumentó a $696.262 millones, en dólares son $175,62 millones (con un cambio de 3.966,82 COP/dólar del 6 de agosto de 2021). 

Es decir, aunque el monto en pesos fue 22,8% mayor en 2021, en dólares el aumento fue sólo de 15,8%.

Y aunque frente al gobierno anterior el presupuesto para el deporte aumentó, pues por ejemplo en el 2018 fue el rubro destinado al desaparecido Coldeportes fue de 319 mil millones, de los cuales 282 mil millones fueron destinados a inversión, los resultados esperados en Tokio, no se dieron, pese a la mayor disponibilidad de dinero en el Ministerio del Deporte.

De acuerdo con el análisis hecho por el Tiempo, “es loable que Lucena hubiera conseguido aumentar el presupuesto para el deporte en estos momentos tan difíciles para la economía nacional. En el 2020, Mindeporte contó con una asignación de $567.141 millones y para el 2021 fue de $696.262 millones de pesos, pero si bien el dinero es importante, no lo es todo”. 

Respecto al presupuesto, en el caso del sector Defensa, este se fue en el 2020 de $35 billones y de acuerdo con este análisis de los economistas Luis Jorge Garay y Jorge Enrique Espitia para la Corporación Viva la ciudadanía, “el 96% del Presupuesto del sector se concentra en Funcionamiento… la inversión, la cual representa el restante 4% del presupuesto sectorial, asciende a $1.4 billones concentrada en el Ministerio de Defensa (76%) y la Policía Nacional (19%), destinados al fortalecimiento operacional de las capacidades de las Fuerzas Militares como de la Policía Nacional”.

Acerca de los aviones de los que habla Romero en su trino, vale decir que la proyección inicial de compra de aviones F-16 para renovar la flota de aeronaves de guerra Kfir que datan de 1989, que se había presupuestado por 14 billones de pesos, y que causó una gran polémica cuando se anunció en marzo pasado, fue cancelada.

El 4 de mayo de 2021, el recién estrenado ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, anunció, en medio del Paro Nacional por causa de la reforma tributaria, que dicha compra no se haría. "Lo primero que le pedí al equipo de Hacienda es que empecemos a revisar, rubro por rubro, el presupuesto de la Nación. ¿Qué es prioritario y qué no? Hemos hecho una buena parte del ejercicio y les digo abiertamente a los colombianos: para esos aviones no hay plata, no son prioritarios", precisa Restrepo en esta nota del diario El Tiempo.

Sin embargo, frente a lo afirmado por Romero, sobre la compra de camionetas, ésta sí se dio, y en abril del 2020, en plena crisis por la aparición del virus causante del Covid-19, se reveló que la Policía Nacional había comprado 23 camionetas blindadas por un valor de $9.640 millones, de acuerdo con el detalle de esta nota del diario El País.

Finalmente, contactamos a la oficina de prensa del Ministerio del Deporte para consultarle acerca de las apreciaciones hechas por Romero, sin embargo, no obtuvimos respuesta. Y también contactamos al ex gobernador nariñense para conocer sus fuentes de su información frente a lo manifestado en el trino, objeto de este chequeo, pero tampoco nos respondió.

Así es que tras este análisis y las evidencias presentadas concluimos que las afirmaciones hechas por el gobernador de Nariño y precandidato a la Presidencia por el Partido Verde, Camilo Romero, acerca de la participación de Colombia en las olimpiadas de Tokio 2020 y las prioridades en gastos de defensa del Gobierno Nacional, se ajustan a la verdad.

 

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 26 Julio 2021

Trino de María Fernanda Cabal acerca de bandera de Colombia al revés en los Olímpicos es un montaje

Por Laura Rodríguez Salamanca

En redes se le adjudica falsamente una publicación en la que parece que la senadora acusa a la delegación colombiana y se confunde con la bandera de Armenia, que es similar a la de nuestro país, pero lleva el color rojo arriba.

Desde el pasado viernes 23 de julio circula en redes sociales una captura de pantalla de un trino en el que parece que la senadora María Fernanda Cabal acusa falsamente a la delegación colombiana en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 de voltear la bandera de Colombia para que el color rojo quedara arriba, tal como se usó en señal de protesta durante el Paro Nacional 2021.

Trino_Cabal_Falso_Bandera_Olimpicos

En la imagen parece que la congresista del Centro Democrático confunde a los deportistas colombianos con una imagen de la delegación de Armenia en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018. Este país euroasiático tiene una bandera con los mismos colores que la colombiana, pero invertidos, y las franjas son de las mismas proporciones.

Armenia_Olimpicos_Invierno_2018

Armenia_Olimpicos_Invierno_2018

Debido a que la captura con el supuesto trino de Cabal se viralizó en redes sociales y varios de nuestros lectores nos solicitaron verificarla, le pusimos la lupa y encontramos que es falsa. Se trata de un montaje con fines humorísticos que se salió de control y muchos usuarios de redes sociales tomaron como real. Incluso, acusaron a la senadora de haber borrado el trino. 
 
Esta información ha tenido más de 43.000 interacciones en Facebook, de acuerdo con datos de CrowTangle, una herramienta de monitoreo de redes sociales que analiza información de grupos públicos. También ha sido difundida ampliamente en Twitter

Algunos usuarios han reaccionado a las publicaciones con comentarios como: “La candidata presidencial del centro democrático María Fernanda cabal nos salió con esta perla confundió la bandera de Armenia con la de Colombia. PILAS 2022.” y “La inculta propietaria de hatos y tierras despojadas borró el trino pero ya era tarde”. 

Sin embargo, hay varias señales en la imagen que evidencian la falsedad del trino. Primero, en las capturas de pantalla se ve el logotipo de Movimiento Naranja News, una página de Facebook que se define como “de humor negro dirigida por estudiantes” y suele publicar memes sobre políticos y personajes de derecha. 

De hecho, al hacer una búsqueda inversa en Google con la imagen, se encuentra que esta página publicó por primera vez el material, que se ha viralizado en redes sociales, el 23 de julio de 2021 a las 02:03 de la tarde. 

Segundo, el montaje tiene un par de errores. El trino está escrito con mala ortografía (le faltan tildes, signos de interrogación y mayúsculas al inicio de las frases), error que no suelen presentar las publicaciones de la senadora. En la imagen parece que la publicación hubiera sido hecha desde Twitter para Android, pero la congresista suele trinar desde un iPhone.

Además, Helman Beltrán, nuestro diseñador, encontró que aunque la fuente que emplearon para el montaje se parece a la de los trinos de Twitter, no es la misma. En la letra ‘s’ se nota que es otra.
Trino Trino_falso

Pantallazo de un trino original / Pantallazo del montaje de Movimiento Naranja.

Finalmente, hicimos varias búsquedas avanzadas en Google y en Twitter con términos clave para revisar si había rastros del trino. Pero no encontramos nada. Si fuera real, aunque hubiese sido borrado, como han publicado algunos usuarios, debería haber registros de que se publicó porque en el pantallazo parece como si hubiera sido citado trece veces. 

Así, calificamos como falsos los pantallazos en los que parece que la senadora María Fernanda Cabal hubiera asumido equivocadamente que los deportistas colombianos llevaron la bandera de Colombia al revés en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos 2020.