Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 19 Mayo 2022

Chile aprobó proyecto de salud menstrual, no cambio del término ‘mujer’ por ‘personas menstruantes’

Por Maritza Palma Lozano / La Cola de Rata

En un portal católico y redes sociales sacaron de contexto una iniciativa de ley sobre acceso y garantías para la salud menstrual.

Medios de comunicación, como el portal infoCatólica, y varios perfiles y páginas de Facebook e Instagram, viralizaron la información que “el Congreso chileno aprueba nuevo proyecto que reemplaza la palabra «mujer» por «persona menstruante»”.

Pantallazo de infocatolica

Esta captura de pantalla ha sido compartida en Colombia con mensajes como: “Eres la mujer que ocupa mi corazón o eres la persona menstruante que ocupa mi corazón, ¿Cómo sería ese halago?. Chile con Boric y su supuesto lenguaje inclusivo, está terminando de llevar a ese país a un colapso neuronal y psiquiátrico y un segundo éxodo latinoamericano” (sic) y “Adiós a la palabra mujer en Chile. En Chile se elimina la palabra ‘mujer’ para reemplazarla por persona menstruante. Según el gobierno de Boric y diputados término de «mujer» sería manipulado en favor de hombres trans, personas no binarias, queer, u otras variantes de género, quienes biológicamente han nacido con sexo femenino, pero no se identifican con él” (sic).

En otros comentarios, también se dijo que si el senador Gustavo Petro, quien aspira a la Presidencia de Colombia por la coalición Pacto Histórico, queda electo, impondría el término y promovería el borramiento de las mujeres, por lo cual para ellos es la motivación para no votar por él.

Sin embargo, estas interpretaciones son engañosas.  No es cierto que exista un proyecto de ley para reemplazar un término por otro, lo que se aprobó fue un “Proyecto de ley para la promoción, resguardo y garantía de los derechos menstruales de las personas”.

En el  proyecto se usa el término ‘personas menstruantes’. Esto generó incluso críticas en el Congreso, ya que algunos de los y las diputadas plantearon su desacuerdo, argumentando que el proyecto se trataba de una imposición ideológica y no de salud menstrual. A lo cual, diputadas como Marisela Santibáñez Novoa, Carolina Tello Rojas y Lorena Pizarro Sierra explicaron que se incorporó el término para incluir no solo a las mujeres sino también a las personas que se identifican dentro de las diversidades de género.

 

Erika Olivera detalló durante la sesión: “si bien somos las mujeres las que menstruamos, hoy día hay una gran cantidad de personas –que son las personas transgénero–  a quienes debemos respetar y por su puesto considerar dentro de cada legislación. [...] Cuando hacemos una ley debemos pensar en la generalidad, en todas aquellas personas que eventualmente puedan encontrarse en la situación que regulará la ley”. Carolina Tello complementó en su momento que también es una ley que debe cobijar a las personas no binarias y que en últimas se trata de garantizar un derecho a la salud, mas no de imponer ninguna ideología.

Sobre el proyecto de ley

El boletín 14.577 que detalla el proyecto de ley define la necesidad de crear un marco para blindar de condiciones dignas el acceso a la salud menstrual, alegando que la ausencia o invisibilización de este marco permite la continuidad de desigualdades y discriminaciones, como la “existencia de impuestos sexistas”.

El proyecto, en consecuencia, plantea asegurar “el acceso a agua limpia, a instalaciones sanitarias adecuadas, acceso a elementos de gestión menstrual (toallas sanitarias, tampones, copas, etc.)”, fomento de educación sobre salud y gestión menstrual; y una modificación del código sanitario para incluir los productos de gestión menstrual en el libro 4 sobre productos farmacéuticos, alimenticios, cosméticos y artículos de uso médico.

Es importante tener claro que el proyecto de ley ya había sido aprobado parcialmente durante una sesión anterior. La última sesión solo tuvo por objeto aprobar el artículo 1 del proyecto, ya que el 2 y 3 no estuvieron sujetos ni a discusiones ni a modificaciones, como lo explicó el presidente de la cámara Raúl Humberto Soto. 

La sesión concluyó como aprobado también el artículo 1 con 108 votos a favor, 22 en contra y 7 abstenciones. Una parte del artículo discutido quedó así: “el Estado de Chile reconoce que todas las personas con capacidad para menstruar, independiente de su condición, son titulares de una serie de derechos asociados a dicha condición biológica”.

 

La publicación del medio Infocatólica fue chequeada por nuestros colegas verificadores  del diario La República de Perú, que indicaron que la publicación era imprecisa. “El titular tergiversa la información, ya que la ley recientemente aprobada por el Congreso de Chile trata específicamente sobre gestión menstrual, por lo que se utiliza la palabra “persona menstruante” para incluir a todas las personas con capacidad de menstruar”, indicaron en su nota. 

Tras la verificación, Infocatólica insistió en la información anterior y agregaron que “con este proyecto se quiere imponer en el parlamento la «neolengua progre»”.  “Días después de publicada la noticia, una agencia autodenominada de verificación, larepublica.pe, ha intentado demostrar que era falsa (dicen que 'imprecisa') y han terminado confirmando todos los términos de la noticia”, publicaron.

En Colombiacheck calificamos como cuestionable la publicación, tanto de Infocatólica, como los post de redes sociales. En ambos casos tergiversan una información real, una ley acerca de un proyecto de salud menstrual en la que usa el término ‘personas menstruantes’, para concluir que el Congreso chileno aprueba un proyecto que reemplaza la palabra ‘mujer’ por ‘personas menstruantes’, lo que es engañoso.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 06 Septiembre 2021

Alejandro Gaviria nunca ha sido directivo de Corficolombiana, contrario a lo que dice Wilson Arias

Por José Felipe Sarmiento

El senador del Polo Democrático acusó al exministro de haber estado en el gobierno al mismo tiempo que en la junta de la empresa mientras esta acumulaba baldíos de forma irregular en 2012.

“Alejandro Gaviria fue [miembro de la] Junta Directiva de Corficolombiana, nos recuerda la Contraloría al dar razón a mis denuncias sobre acumulación irregular de baldíos por Sarmiento Angulo, favorecido por Juan Manuel Santos. @agaviriau era su Ministro de Salud”, escribió el senador Wilson Arias en un trino del 26 de agosto de 2021.

La publicación incluye dos imágenes. Una es de un artículo de dos párrafos publicado el 20 de junio de 2013 por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz). Este no menciona al exministro y precandidato presidencial pero  está basado en una investigación realizada el mismo congresista del Polo Democrático y en la que se acusa al “actual ministro de salud”, que en ese entonces era Gaviria, de haber estado “recientemente” en la junta directiva de la compañía, perteneciente al grupo empresarial de Luis Carlos Sarmiento Angulo.

"Corficolombiana, grupo económico que ha tenido en su junta directiva (recientemente) a actuales funcionarios e investigadores en política pública como son los casos del actual ministro de salud, y José Leibovich, encargado de dirigir el CONPES de la Altillanura", dice el informe que fue enviado a la Contralora, Sandra Morelli.

El texto al respecto coincide casi exactamente con el de la otra captura de pantalla. Esta es de un párrafo de la página 178 de un informe del órgano de control, enlazado en la publicación, en donde se señala la supuesta relación entre Alejandro Gaviria y la sociedad, señalada de acumular baldíos de forma irregular a través de diferentes personas jurídicas. El informe de la Contraloría tiene fecha de febrero de 2014.

Pantallazo trino de Wilson Arias contra Alejandro Gaviria con acusación falsa sobre su supuesta relación con Corficolombiana y acumulación de baldíos

El mensaje compartido actualmente por el senador Arias fue retrinado 933 veces en seis días, por lo que Colombiacheck decidió verificar su contenido. Este resultó falso, pues la evidencia en la que se basa Arias está errada en la mención de Gaviria y hay suficiente información pública para demostrarlo en los registros de la Cámara de Comercio de Bogotá y la Superintendencia Financiera.

Como primer paso del chequeo, este portal contactó al jefe de prensa del senador para preguntar si había algún otro respaldo para el señalamiento o alguna aclaración que hacer de su parte al respecto. La respuesta fue que “eso es materia de indagación en este momento por parte del equipo, para seguir revelando más detalles” y otro documento de la Contraloría General de la República (CGR).

Los dos informes de esta institución datan del periodo de Sandra Morelli Rico al frente de la entidad, de 2010 a 2014, y se refieren a hechos e información de 2012. Ambos textos, casi idénticos, cuentan que un grupo de seis empresas agroindustriales pertenecientes a la Corporación Financiera Colombiana (Corficolombiana o Coficol) adquirieron baldíos de la Nación en la Altillanura en extensiones que, sumadas, violaban los límites de área adjudicable a una sola entidad en esa zona y, además, recibieron otros incentivos económicos del Estado.

Los informes dicen que la sociedad había “tenido en su Junta Directiva (recientemente) a actuales funcionarios e investigadores en política pública como son los casos del actual ministro de salud, Alejandro Gaviria, y José Leibovich, encargado de dirigir el CONPES [documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social] de la Altillanura” (páginas 178 y 122, respectivamente). No hay más menciones al actual precandidato. Esa es la cita en la que se basa Arias.

El senador del Polo incluso insistió el 29 de agosto de 2021 con un nuevo hilo de trinos en donde escribió, con base en los mismos documentos ya citados, que “ni se trata de ‘fake news’ de este congresista ni de la Contraloría”. Gaviria le respondió negando el supuesto vínculo con la corporación de Sarmiento Angulo y le pidió rectificar. Arias se negó a retractarse.

Hilo en Twitter de Wilson Arias en el que insiste sobre falsa relación entre Alejandro Gaviria y Corficolombiana

Trino en el que Wilson Arias se niega a retractarse ante respuesta de Alejandro Gaviria

Sin embargo, la mención que hizo la Contraloría del entonces ministro como supuesto integrante reciente del órgano decisorio de Corficolombiana está errada. En los registros de la Superfinanciera sobre “cambios de junta directiva” para esa empresa no aparece su nombre en ninguno de los periodos desde 2011, como también lo verificó el portal La Silla Vacía.

Los miembros principales en 2012 eran Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, hijo del magnate; Carlos Arcesio Paz Bautista, Alejandro Figueroa Jaramillo, Efraín Otero Álvarez, José Hernán Rincón Gómez, Guillermo Fernández de Soto Valderrama y Leibovich Goldenberg, con quien sí acertó la Contraloría. Sarmiento, Figueroa y Paz han permanecido hasta 2021 y Otero pasó a ser suplente.

Los sustitutos en la época del informe eran José Fernando Isaza Delgado, Jorge Iván Villegas Montoya, Juan María Robledo Uribe, Gerardo Silva Castro, Álvaro Velásquez Cock, Santiago Madriñán de la Torre y Rodrigo Llorente Martínez. Villegas, Velásquez y Madriñán también han conservado sus sillas desde entonces.

Colombiacheck, además, obtuvo un certificado histórico de nombramientos en la junta directiva de Corficol desde que la sociedad fue constituida ante la Cámara de Comercio de Bogotá, el 30 de diciembre de 2005, hasta 2021. El nombre de Gaviria no aparece ni una sola vez en estos 16 años.

Certificado histórico de ju... by José Felipe Sarmiento

Esto confirma la versión del exministro y precandidato presidencial y desmiente los trinos del senador Arias, que se basan en parte en un error de un documento de la Contraloría, con sus falsas acusaciones. Es decir que Gaviria nunca hizo parte de la junta directiva de Corficolombiana y en realidad no tiene nada que ver con el escándalo de acumulación de baldíos que salpica a esa empresa.

Actualización 7 de septiembre de 2021, 2:00 p. m.

Tras la publicación de este chequeo, el jefe de prensa de Arias se comunicó con Colombiacheck para pedir una rectificación. “Por la manera en la que el titular apunta, se debe rectificar. Arias replicó una información de un organismo estatal, y es sobre ese organismo que emite la información que se debería hablar en el titular. Porque la Contraloría es la que emitió la información en un principio”, argumentó.

El senador también publicó un trino en el que se quejó de la verificación. “Amigos @Colcheck, siento como una ofensa que me traten de mentiroso por haber usado una información dada por un ente oficial: la Contraloría. ¡La Contraloría es órgano del Estado, admitida como fuente primaria! Le tocaría a ella rectificar, que no a mí”, escribió.

Sin embargo, como se explica en el texto original, los informes de la CGR se basan, justamente, en una investigación que el congresista le envió a la entonces contralora, Sandra Morelli. El párrafo sobre la relación entre el ministro de Salud de la época con Corficolombiana es casi idéntico, excepto porque el ente de control añadió el nombre propio de Gaviria. Es decir, la acusación original de todas formas remite a Arias.

En todo caso, Colombiacheck deja claro en su metodología que no califica a personas como “mentirosas” sino afirmaciones específicas. En particular, la que hizo el senador sobre el exministro Gaviria, es falsa con independencia de cuál fue su fuente. Por tanto, este portal mantiene la calificación, el título y el contenido del chequeo.

Actualización 9 de septiembre de 2021, 4:15 p.m.

A las 2:02 p. m., el senador Wilson Arias publicó un trino en el que se retractó de la acusación contra Gaviria y le ofreció disculpas. Además, adjuntó un oficio dirigido al actual contralor general, Carlos Felipe Córdoba, en el que le solicita corregir la equivocación del ente de control inducida por el congresista en 2013.