Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Miércoles, 28 Abril 2021

‘Covidiota’ sí está registrada en un diccionario de la RAE, pero no ha sido aceptada

Por Mónica Ospino Orozco

Varias palabras que han surgido derivadas de la actual pandemia han sido recogidas por la Real Academia de la Lengua Española, pero como una forma de registrar su uso actual. El proceso para incorporarlas en el diccionario oficial es lento y largo.

La lengua es un organismo vivo y son sus hablantes los que la mantienen viva y la transforman. La sentencia con uno u otro cambio y a la que ya es difícil rastrearle el autor o autora original, ha sido ya tan repetida que cada que surge una nueva palabra, la frase vuelve a tomar vigencia.

Así podríamos describir lo que ha pasado en el último año, tras la aparición del virus del Sars-Cov-2, causante de la enfermedad del COVID-19 y que ha derivado, entre otras miles de cosas, en el surgimiento de nuevas palabras.

Más recientemente, se ha hecho viral la aparición de la palabra “Covidiota” en el Diccionario histórico de la lengua española de la Real Academia Española que la registró recientemente y que esta publicación de Facebook popularizó, al asegurar que “según la Institución, se puede utilizar ‘Covidiota’ para definir a la persona que se niega a cumplir las normas sanitarias dictadas para evitar el contagio de la Covid".

La información de la supuesta aceptación de la RAE de la palabra covidiota también ha sido compartida en memes a propósito de las marchas del 28 de abril de 2021 contra la reforma laboral (1, 2, 3).

Y aunque si bien es parcialmente cierto lo que afirma la publicación en mención, el diccionario que registra la palabra “covidiota” cumple una “función de análisis descriptivo y sincrónico de la lengua, como una foto de la actualidad del idioma”, según explicó a Colombiacheck la profesora Lirian Astrid Ciro, docente del departamento de Lingüística y Filología de la Universidad del Valle, doctora en humanidades y con maestría en lexicografía hispánica.

De acuerdo con la docente, “este diccionario histórico registra palabras como ‘covidiota’ o ‘coronabebé’ porque ha encontrado su uso en la prensa, pero esto no quiere decir que sean palabras que terminen como por establecerse en el idioma y que efectivamente pasen al diccionario de la lengua española. De hecho en esta palabra en particular no parece estar extendida en todo el ámbito hispánico, pues los ejemplos que aparecen en la descripción del Diccionario histórico son más de la prensa de España que de América Latina”.

El Diccionario histórico de la lengua española es, de acuerdo con la RAE, “un diccionario nativo digital que persigue describir en su integridad (en el eje diatópico, diastrático y cronológico) la historia del léxico de la lengua española. Una característica definitoria de este repertorio radica en su voluntad de analizar la historia del léxico en una perspectiva relacional, atendiendo a los vínculos etimológicos, morfológicos y semánticos que se establecen entre las palabras”.

Por su parte, el Diccionario de la lengua española “es el resultado de la colaboración de todas las academias, cuyo propósito es recoger el léxico general utilizado en España y en los países hispánicos. Se dirige, fundamentalmente, a hablantes cuya lengua materna es el español, quienes encontrarán en él recursos suficientes para descifrar textos escritos y orales”, según describe la RAE en esta entrada en su página web.

Para Pablo González, doctor en lingüística de la Universidad de la Ciudad Nueva York (The City University of New York - CUNY), “la RAE es un ente prescriptivo, es decir, la persona que hace las reglas, en este caso, es la que permite que algo entre a la lengua. Pero la Academia dicta unas normas de lo que ella considera lo que es el español correcto, pero el español es el que hablamos todos”.

Agrega González que “si la palabra está siendo usada es parte del español, si no está siendo usada, pues no sería parte del idioma. Entender la lengua así, como la que la gente usa y no la que la academia dicta o la que está en los libros es una visión descriptiva de la lengua y entonces desde ese punto de vista si la palabra se está usando, existe. Y ya la otra parte descriptiva es entender en dónde se está usando y de dónde viene”.

En relación con la publicación objeto de este chequeo, asegura González que “lo que dice ese post de Facebook es que ‘se puede utilizar’  tal palabra para definir tal cosa y así no funciona la lengua. La gente usa primero las palabras y la RAE eventualmente dirá que la gente está usando esta palabra o se ha observado, en este caso, el uso de la misma”.

En este caso, el de la palabra “covidiota” el Diccionario histórico recoge su etimología como un ‘calco’, así: “Etim. Calco estructural del inglés covidiot, voz atestiguada en esta lengua desde 2020 en la prensa, y consignada ya en el Oxford Advanced Learner's Dictionary (2020); y esta, a su vez, de covid e idiot”.

Un “calco” se entiende como una palabra que se adapta de otro idioma, o como lo describe esta nota de BBC Mundo, “el calco también se basa en un extranjerismo, con la diferencia de que se descompone la palabra y se traducen sus componentes. Por ejemplo, el inglés interview se tradujo en entrevista, de entre: inter y vista: view. Aunque también sufrió un proceso de adaptación a interviú”.

Por otra parte, el proceso para que finalmente los neologismos sean incorporados al Diccionario de la lengua española es mucho más lento y largo, de acuerdo con la profesora Ciro.

“Puede que esta palabra ‘covidiota’ termine por no aceptarse como un término representativo de todo el ámbito hispánico y no llegue al Diccionario de la lengua española. Pero ese es un proceso bastante largo que pasa por el Instituto de Lexicografía de la RAE que recoge los usos de las palabras y luego eso pasa por el pleno de las 22 academias de la lengua española que hacen un estudio muy detallado de las palabra para decidir si aceptarla e incorporarla”.

El proceso que describe la profesora Ciro, en detalle lo explica este artículo de la RAE, en el que se relata que “el Pleno de los académicos es el órgano encargado de tomar las decisiones que afectan al Diccionario. Para poder mantener al día su repertorio, el Pleno académico cuenta con la ayuda del Instituto de Lexicografía y de diversas comisiones”.

Y finalmente, describe el artículo de la RAE: 

“Las comisiones académicas elaboran las propuestas de adición, supresión o enmienda que posteriormente examinará el Pleno para decidir sobre su aprobación. El Instituto de Lexicografía prepara los materiales que se discuten en comisión y documenta las propuestas. Una vez estudiadas por las comisiones y el Pleno, las propuestas pasan a consulta de las academias americanas que propondrán sus observaciones para que la modificación pueda ser aprobada definitivamente”.

Así que tras estas evidencias y consultas con expertos calificamos la publicación de Facebook relativa a la aprobación de la palabra ‘covidiota’ como verdadero, pero, pues aunque su acepción está registrada en el Diccionario histórico de la lengua española, le hace falta el contexto que explica el proceso para que finalmente una palabra se incorpore al Diccionario de la lengua española, lo que en este caso no ha ocurrido y puede que no llegue a ocurrir.

 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 07 Mayo 2021

Diosdado Cabello sí habló de una guerra en Colombia, pero no en el marco del Paro sino por violencia en Apure y Arauca

Por Mónica Ospino Orozco

Un fragmento del programa Con el mazo dando, conducido por Cabello, se ha hecho viral entre quienes aseguran que la protesta social de Colombia está respaldada por Venezuela. Verificamos el contexto en el que se hicieron las afirmaciones.

Por petición de nuestros lectores y seguidores de redes sociales en Colombiacheck decidimos verificar una publicación que se ha hecho viral en el país, en la que se usa un fragmento de 46 segundos del programa televisivo Con el mazo dando, del presidente de la Asamblea de Venezuela, Diosdado Cabello, en el que éste asegura que si hay una guerra con “Colombia, se la vamos a hacer en su territorio”.

El fragmento en cuestión fue extraído del programa No. 335 de Cabello y que fue emitido el pasado 8 de abril de 2021 y en dicho programa, de 3:30 horas de duración, es cuando Cabello hace las afirmaciones que hoy se usan para asegurar que las protestas en Colombia son financiadas y respaldadas por el régimen venezolano.

En este tuit que adjunta el video, por ejemplo se asegura que “¡En Venezuela @dcabellor el amigo de @petrogustavo lo dijo! ¡Que la guerra la iban a hacer en nuestro territorio y con la ayuda de los promotores del #ParoNacional lo están haciendo! ¡Le pagan 70,000 pesos a los vándalos y los llevan por toda Colombia en Buses!” (sic).

Este otro trino de la cuenta @LaPrensaLiberal publicó el mismo video y que fue retuiteado por la senadora María Fernanda Cabal, asegura “El narcocomunista Diosdado Cabello, lo advirtió... "La guerra será en Colombia". Declaración del 08 de abril de 202. #yanomas #SOSColombiaNosEstanMatando #Colombia #ColombiaEnAlertaRoja #TerrorismoUrbano #terroristas” (sic)

Y es que en el corto fragmento de dicho programa que se ha hecho viral, Cabello en un espacio de poco menos de un minuto, entre el minuto 1:54:26 y el 1:55:06 de la emisión de ese 8 de abril asegura que “...Perdónenme compañeros colombianos que no tiene nada que ver con esto, con Colombia se la vamos a hacer en su territorio, no será en territorio venezolano. Se la vamos a hacer en su territorio. No crean que eso va a ser así tan sencillo. Cometen un error, un error de cálculo creer que la guerra va a ser en territorio venezolano. Pónganse a creer que eso va a ser así. Nosotros vamos a defender nuestro territorio, pero la guerra se la vamos a hacer en el territorio de ustedes, para ver cómo es la cosa, pues…. Y utilizan a Colombia, a las Fuerzas Armadas de Colombia. En verdad, ¿ustedes quieren una pelea con nosotros, quieren una guerra?”

Sin embargo, hay que aclarar que las afirmaciones del también vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, las hizo en el marco de las escalada de violencia que se vivió entre finales del pasado mes de marzo e inicios del de abril en la frontera entre ambos países.

Dicha escalada tuvo lugar en las regiones de Arauca (Colombia) y Apure (Venezuela) y generó una ola de desplazados venezolanos que llegaron a la ciudad de Arauquita, Arauca.

Estas tensiones ocurrieron, de acuerdo con medios como BBC Mundo, por el enfrentamiento que dio inicio el 21 de marzo de 2021 en el municipio de La Victoria, Apure, debido a una recomposición de las estructuras ilegales que dominan en la zona, tras la llegada del Frente décimo de las Farc (una disidencia comandada por alias Ferley) y que se enfrentó con la Fuerza de Acciones Especiales, FAES, un grupo élite de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela, cuya disolución ha sido exigida por la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU por sus violaciones de derechos humanos en operativos de exterminio en barriadas populares.

Otras informaciones como la publicada en este artículo de France24 del pasado 4 de abril de 2021, aseguraban que, “los combates en el estado fronterizo de Apure ya cumplen quince días y la información todavía es difusa. Mientras las autoridades venezolanas hablan de enfrentamientos con grupos irregulares colombianos, algunos de los cerca de 5.000 desplazados que huyeron hacia Colombia sostienen que las autoridades le dispararon a civiles y los hicieron pasar por guerrilleros. La violencia continúa entre ambos países”.

Adicionalmente, France24 en el mismo reportaje asegura que “Algunos de los pocos detalles que se han conocido son los que dio el Ministerio de Defensa. En un comunicado, asegura que la fuerza pública ha detenido a 31 personas, ha destruido nueve campamentos y ha desactivado seis artefactos explosivos. También habla de nueve ‘terroristas neutralizados’, que haría alusión a los combatientes muertos. Además, cuatro militares venezolanos habrían perdido la vida”.

Además encontramos que el 8 de abril, también en el programa en cuestión, Cabello también habló de la situación de Apure y aseguró, “pido al PSUV -partido de gobierno- que esté en Apure atendiendo a nuestro pueblo, porque ha habido intimidación y terror. Ellos usan la propaganda y la guerra psicológica para ver si aquí hay confundidos, no. Independencia y soberanía de nuestro suelo patrio no se discute con nadie”.

Así que tras estas evidencias concluimos que las declaraciones de Cabello si bien son ciertas, en ese momento estaban relacionadas con la crisis de violencia en el estado de Apure y no con la situación social que hoy se vive en Colombia, por lo que calificamos de cuestionables las publicaciones que lo han afirmado.