Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 06 Mayo 2021

Decreto de Estado de Conmoción Interior del 5 de mayo de 2021 que rota en redes es falso

Por José Felipe Sarmiento y Laura Rodríguez Salamanca

Circula un pantallazo del supuesto documento firmado por Iván Duque pero, además de que el gobierno lo desmintió, tiene varias señales para desconfiar de que sea real.

En la tarde del 5 de mayo de 2021 empezó a circular en redes sociales y cadenas de mensajería privada una captura de pantalla de un supuesto decreto con el que el presidente, Iván Duque, habría declarado Estado de Conmoción Interior por 30 días en todo el territorio nacional el mismo día. 

Estado_Conmocion_Interior_Falso

El Estado de Conmoción Interior es un tipo de Estado de Excepción que, de acuerdo con el artículo 213 de la Constitución Política, puede ser declarado “en caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado o la convivencia ciudadana”. Puede ser declarado en todo el territorio nacional o en un territorio específico. 

Y según explicó en Twitter el politólogo y magíster en Políticas Públicas en Alejandro Cortés Arbelaéz, su declaratoria implica que el presidente “puede expedir decretos legislativos que tienen el mismo peso normativo que las leyes”, las cuales son expedidas por el Congreso y condiciones normales tienen mayor peso que las decisiones del presidente.

Es decir, en palabras de Arbeláez: “el Presidente asume la facultad de expedir normas más poderosas que las que puede expedir en tiempos normales, sin Estado de Excepción. Así, el Presidente queda imbuido de “superpoderes” institucionales”. Es importante aclarar, sin embargo, que esas decisiones estarían sujetas a control de la Corte Constitucional y el Congreso y que en ningún caso estaría autorizado para, por ejemplo, suspender los derechos humanos.

Muchas personas dieron por cierto el documento, dado que el mismo 5 de mayo el presidente había declarado que no descartaba declarar el Estado de Conmoción y que varios miembros de su partido, el Centro Democrático, le habían solicitado que lo hiciera [1, 2 y 3]. 

Incluso el senador liberal Juan Manuel Galán publicó trinos al respecto, pero tuvo que borrarlos y ofrecer disculpas porque el pantallazo es falso.

En Colombiacheck verificamos el pantallazo del supuesto decreto difundido en redes y encontramos que es falso. Por una parte, la emisión de este fue desmentida por el Ejecutivo. “El Gobierno Nacional no ha expedido un decreto declarando Estado de Conmoción Interior. Invitamos a los colombianos a informarse a través de nuestras fuentes oficiales y evitar compartir #NoticiasFalsas”, publicó, por ejemplo,  la cuenta oficial de la Presidencia de la República. 

Por la otra parte, de acuerdo con varios abogados consultados por Colombiacheck, el pantallazo tiene varias señales para sospechar que el supuesto decreto es falso.

El pantallazo solo deja ver el articulado del decreto y la firma de Iván Duque. No permite visualizar si tiene un número de radicado asignado, la firma de todos los ministros, que se requieren para justificar este tipo de decisiones (según el artículo 213 de la Constitución) ni la exposición de motivos de la decisión completa o la paginación, que daría una idea de su extensión.

“Normalmente, el decreto debe tener la firma de todos los ministros, lo que no veo. Debe contener las razones por las cuáles se declara el Estado de Conmoción Interior y la duración del mismo. Aunque repito, no veo la totalidad del decreto; tal vez debería tener una exposición de motivos más completa”, señala la constitucionalista Luisa Fernanda García López, profesora de la Universidad del Rosario.

“El de declaratoria es escueto en el resuelve pero debe ser amplio en la justificación, en sus fundamentos”, explica Mario Cajas Sarria, jefe del Departamento de Estudios Jurídicos de la Universidad Icesi. Un ejemplo es el Decreto 1837 de 2002, conmoción declarada por Álvaro Uribe Vélez cuando recién se posesionó por primera vez en la Presidencia, con 25 párrafos de sustentación.

Es más, el supuesto decreto tiene errores ortográficos: las palabras “publíquese, comuníquese y cúmplase” no tienen tilde. Constitución Política está escrita “Constitución política” y Gobierno Nacional está escrito “Gobierno nacional”

Además de esto, en el artículo 2 del supuesto decreto dice: “El Gobierno Nacional ejercerá la facultades a las cuáles se refiere el artículo 213 de la Constitución política (sic), el artículo 1 del presente decreto y las demás disposiciones que requiera para conjurar la crisis de perturbación del orden público”. Pero el artículo 1 del decreto de Estado de Conmoción interior no explica las facultades extraordinarias que se le conferirían al presidente. 

Otra de las razones por las que inferimos la falsedad del decreto es que, según dicta el artículo 213 de la Constitución y la Ley 137 de 1994 (que reglamenta los Estados de Excepción en Colombia), el gobierno tiene que presentar unos informes al Congreso para que éste evalúe las medidas. Y al hacer una comparación del pantallazo con el citado decreto con el que el expresidente Uribe declaró de Estado de Conmoción Interna en 2002, encontramos que mientras en el supuesto decreto que se difunde en redes sociales no se hace mención a los informes que deberían ser presentados, en el de Uribe se mencionaban en el artículo 2 de su decreto.

Decreto_Uribe

 

Además, el exmagistrado José Gregorio Hernández destacó en Twitter que, según la jurisprudencia de la Corte Constitucional, “no es válido declarar el Estado de Conmoción Interior invocando motivos originados en actos, hechos o situaciones provocadas por actuaciones u omisiones del propio Gobierno o sus agentes”. En este caso, algunos juristas consultados advirtieron que esto podría ser un impedimento en la actual crisis, dado que las decisiones del gobierno han sido un factor fundamental.

Las fuentes también señalan con extrañeza que el pantallazo plantea un estado de conmoción por 30 días, cuando lo normal es que se declare por el máximo prorrogable de 90 días.

Por todas estas razones, calificamos como falsas las publicaciones en las que se comparten pantallazos con el supuesto decreto de declaratorio de Estado de Conmoción Interior en todo el territorio nacional a partir del 5 de mayo. De nuevo, el gobierno desmintió la existencia del decreto y la captura de pantalla tiene varias señales de falsedad. 

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Jueves, 27 Mayo 2021

Un camión cargado de mentiras y policías de civil

Por Colombiacheck, Vorágine y La Liga Contra el Silencio

Las protestas, la represión y las violencias registradas desde el 28 de abril en Cali han dejado hechos confusos, videos virales que circulan sin verificación o contexto y declaraciones que evidencian errores o simples mentiras. Este trabajo intenta esclarecer uno de los episodios que generó controversias.

El pasado 6 de mayo un camión de la Policía ocupado por unos treinta agentes de la Sijín fue detenido por civiles que bloqueaban la avenida 4 Oeste en Cali. Algunas organizaciones sociales y los manifestantes denunciaron que los policías sin uniforme les dispararon, pero el general Juan Carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana en esa ciudad, aseguró que sus hombres habían sido atacados.

Al día siguiente La FM publicó su propia versión: “Las noticias falsas siguen siendo el pan de cada día. El caso más significativo tiene eco esta mañana en Cali. Videos donde aparecen supuestamente policías abriendo fuego contra la población, cuando realmente son videos fabricados”, dijo Luis Carlos Vélez, director de la emisora. La corresponsal en Cali, Lina Cárdenas, describió los hechos de otra forma. “Videos viralizados en redes sociales denunciaron cómo 10 hombres armados disparaban sus pistolas al descender de un camión”, dijo la periodista. 

Durante el paro nacional buena parte de la atención ha estado en Cali. Allí la crisis de orden público ha dejado, hasta el 13 de mayo, 45 muertos y 451 heridos, según dijo el alcalde Jorge Iván Ospina cuando la Cámara de Representantes sesionó en la capital del Valle. Cali vivió disparos contra la Guardia Indígena que dejaron a 12 de sus miembros heridos, en un hecho condenado por la ONU. La renuncia del general Rodríguez, conocida el lunes 17 de mayo, es solo otro síntoma de la grave situación que padece la ciudad. 

Ante la confusión y las distintas versiones sobre el enfrentamiento entre policías y manifestantes, verificamos los hechos y reconstruimos lo ocurrido.

En un trabajo que incluyó búsquedas avanzadas en Twitter y Facebook, logramos analizar 10 videos de ese día junto a denuncias anteriores sobre peajes ilegales montados en el mismo lugar. Vecinos del sector aportaron contexto sobre los hechos, junto a testimonios de dos exintegrantes de la Sijín y un exfiscal. Además verificamos las declaraciones que el general Rodríguez dio a varios periodistas.

Pudimos establecer varios hechos. Al menos un policía vestido de civil disparó ese día. Aunque el general Rodríguez aseguró que los agentes fueron atacados con disparos de una multitud, las heridas de dos de ellos no fueron por proyectiles, sino por armas traumáticas que disparan bolas de goma. En efecto los policías no estaban uniformados; iban sin chalecos reflectivos y sin gorras con el logo de la institución. La afirmación de Luis Carlos Vélez es falsa, pues no se trató de “videos fabricados”.

Aunque los manifestantes han desmentido el cobro de peajes, la comunidad sí había denunciado días atrás esta irregularidad en algunos de los puntos de bloqueo, como en el Ancla, un monumento ubicado en la Avenida 4 Oeste, en el margen del río Cali,  y en la portada al mar, que conduce de Cali hacia Buenaventura.   

En este video, producido con material que grabaron personas en la zona y con ayuda de Google Earth, reconstruimos el episodio del camión. También analizamos en detalle cada una de las grabaciones.

Los videos

Video 1

Con una búsqueda en redes sociales encontramos que este video, difundido tanto en Twitter como en Facebook, muestra cuando los policías se alejan del camión. 

En el video se ven algunos policías junto al camión; otros intentan subirse, pero luego corren. Los agentes corren en sentido contrario al de la vía, mientras por el lado izquierdo se acercan otras personas que vienen del puente cercano.

Pantallazo 1 del camión

 

pantallazo 2 del camión

 

Video 2

Este otro video, tomado por una persona que cruza el puente a pie, muestra a varios de los policías de civil cuando corren en sentido hacia el sector del monumento del Gato del Río. Un hombre comenta lo que ocurre.
 

En el video se ven varias personas que corren vestidas con camisetas rojas. Un hombre de chaleco negro camina hacia atrás. Es un agente de la Sijín.

Video 3

En este video, tomado unos metros más adelante, un hombre de camiseta blanca, con chaleco negro y un morral, dispara con su pistola. Es el agente del video anterior.

Al comparar los videos 2 y 3 se puede identificar en ambos al policía que dispara.

Foto del video 2

Video de policía que dispara a lo lejos

Foto del video 3

Video de policía que dispara de cerca

Video 4

En este otro video, con voz agitada, alguien dice: “Había un furgón, un camión lleno de policía, estaban vestidos de civil y nos atacaron. Si no es por la PM (Policía Militar del Ejército) que reaccionó, nos ayudó (...)”. En las imágenes que el hombre muestra ya no se ven los policías, pero sí los jóvenes que rodean el furgón. 

Video 5

En este video tomado de una cámara de seguridad, del 6 de mayo a las 14:46:52, se ven varios policías de civil con armas en las manos.

El video fue tomado en este punto, por donde pasaron los policías corriendo. Se puede identificar uno de los edificios de balcones al otro lado del río, el poste, el tarro de basura y una palma, como se aprecia el punto en Google Earth.

Video 6

En este video, publicado por el senador Wilson Arias y otras personas, se ven varios policías que corren y se meten detrás del museo Casa Obeso Mejía. “Todos andan ‘enfierrados’, puros policías de civil, véalos armados”, dice la persona que graba, aunque en el audio no se escuchan disparos.

En las imágenes se observan varios policías de camiseta roja, como los que bajan del furgón en el video 1. Varios llevan las armas desenfundadas. 

pantallazo 6

pantallazo 7

 

Video 7

Este otro video, tomado desde otra dirección, se observa cuando los jóvenes lanzan piedras contra el camión. 

pantallazo de cuando los jóvenes llegan al camión

Las contradicciones del comandante de la Policía 

“Los uniformados descienden del vehículo en momentos en que se registran disparos provenientes de una multitud, situación que da como resultado dos policías heridos: uno en el pecho, otro en una mano. Las personas agreden a nuestros uniformados, quienes para salvaguardar su integridad se alejan del lugar, evitando hacer uso de las armas de fuego”, declaró el general Rodríguez en una rueda de prensa. Las afirmaciones del excomandante de la Policía Metropolitana de Cali tienen contradicciones.

Primero, los policías estaban de civil y sin ninguna identificación. Para el caso de la Policía Judicial (Sijín), estas son las identificaciones, según la página de ese cuerpo, que incluyen chaqueta y gorra: 

Uniforme de la Policía Judicial

| Crédito: www.policia.gov.co

El general Rodríguez, en sus declaraciones, dijo que “sus chaquetas se las colocan para formalizar en el momento del procedimiento. Se estaban bajando del vehículo cuando se presentó esta situación”.

El manual de Policía Judicial, publicado por la Fiscalía, dice que todas sus actuaciones se encuentran bajo la coordinación y dirección del Fiscal, conforme a lo establecido en el artículo 200 de la Ley 906 de 2004. 

Elmer Montaña, abogado y exfiscal, dijo que los miembros de la Sijín pueden realizar labores de inteligencia y recopilación de evidencias vestidos de civil, pero en este caso debían estar identificados al bajar del camión. “Es ilegal que la Policía actúe de la forma como lo hizo. En los procedimientos de captura tiene que llevar distintivos y máxime en una situación de esas, donde podrían ser confundidos con paramilitares o vándalos. Debían dejar claro que eran miembros de la Policía”, explicó. Si se trataba de un operativo planeado previamente, según Montaña, debieron contar con un fiscal de apoyo. “Que estableciera si había causa probable para hacer el operativo”, dijo.

No es del todo cierto, como dijo el general Rodríguez, que los agentes evitaron el uso de las armas. Un periodista le preguntó a Rodríguez si las heridas de los dos policías ocurrieron por armas traumáticas. El oficial se limitó a decir que hubo detonaciones y que los heridos estaban siendo “valorados”.

La oficina de prensa de la Policía Metropolitana de Cali informó que los agentes fueron dados de alta y que sí habían resultado heridos con armas traumáticas. 

Hubo otras afirmaciones del general Rodríguez. Según él, la Policía llegó al sector del Ancla para responder a una situación irregular. “Algunas personas venían realizando extorsiones, intimidaciones con armas de fuego y exigencias económicas ilegales a habitantes y propietarios de vehículos, motociclistas y peatones”, dijo. En la misma declaración indicó que los uniformados bajaron del vehículo cuando se registraron disparos provenientes de una multitud

Como se muestra en este mapa, el sitio donde bajan los policías de civil está ubicado a menos de 90 metros del Ancla.

Mapa del ancla

Es necesario aclarar que en este lugar, precisamente en la cancha, se encontraba uno de los bloqueos que los manifestantes instalaron desde el pasado 28 de abril.

Un vecino de la zona, que vio todo desde su balcón, explicó que entre el Ancla y el punto donde quedó el camión había otra barricada. “Los muchachos descubrieron a los policías de civil, que estaban con las puertas del furgón semiabiertas y salieron a correr hacia ellos”, dijo. En ese momento los policías huyeron hacia un negocio de vinos. “Entonces vi a personas disparando”, añadió.

Otro vecino contó que desde su ventana vio personas que corrían y se escucharon disparos. Cuestión Pública realizó una transmisión en vivo en Instagram, en la cual el fotorreportero Gerald Bermúdez habló desde el lugar de los hechos, momentos después de lo ocurrido.

El Consejo Regional Indígena, CRIC, sostuvo en un trino que uno de los líderes de la concentración del Ancla desmintió que los jóvenes hubieran atacado a la Policía. “Se bajaron cuatro personajes de ahí (señala el carro) y atacaron a los muchachos”.

Denuncias por cobro de peaje

Luego de los hechos, el general Rodríguez dijo que los policías actuaron frente a denuncias de que algunas personas cobraban por permitir el tránsito en el sector. En un grupo de WhatsApp de la Policía local compartieron un video como evidencia.

En efecto, los peajes ilegales existieron. El 7 de mayo el diario El País publicó un video con un mensaje: “Habitantes del oeste de Cali denuncian este viernes que se ha seguido presentando el cobro de 'peajes' ilegales en la zona, aprovechando la gran cantidad de vehículos que se dirige hacia la Portada al Mar para abastecerse de combustible”. En el audio del video alguien dice: 7 de mayo, 8 y 45 de la mañana.

El 6 de mayo, a las 8:14 de la noche, Mario Lince, periodista de la emisora Radio Reloj, publicó este video en Twitter:

Según el periodista, el video llegó a la emisora el miércoles 5 de mayo, y en la emisión del mediodía hablaron del tema. A la 1:24 p.m el reportero dijo que en el peaje pedían dinero a las personas para cruzar hacia la vía al mar. Dijo que esto ocurría incluso con las ambulancias. 

El audio del video dice: “El de rojo es el que recibe la plata, hasta la ambulancia tuvo que pagarles para que le den paso. Estamos en la portada al mar, avenida 4 Oeste. El de la ambulancia no les dio, entonces no lo dejan pasar”.

Las imágenes fueron grabadas en este punto, a 400 metros del Ancla.

 

a 400 metros del ancla

Dos vecinos que pasan frente al Ancla confirmaron que sí se presentaban esos cobros. “Si salimos a la tienda a comprar algo, tenemos que pasar por allí y nos piden dinero. Vemos cómo los ‘motorratones’ (mototaxistas) que suben hasta el Aguacatal se han sumado a esos retenes y cobran a la gente y mucho más arriba controlan el tráfico de drogas”, contó uno.

Esta reconstrucción demuestra que al menos un miembro de la Policía disparó. Los videos fabricados y las noticias falsas solo existen en la versión apresurada del periodista Luis Carlos Vélez.