Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 20 Enero 2021

Duque no irá a posesión de Biden porque EE.UU. no invita a mandatarios extranjeros a esa ceremonia

Por Mónica Ospino Orozco

La tradición diplomática dicta que los presidentes entrantes del país norteamericano no invitan a mandatarios extranjeros a las ceremonias inaugurales. Colombia será representada por el embajador Francisco Santos.

Una avalancha de tuits y publicaciones en otras redes sociales, en los últimos días, han sugerido que al presidente Iván Duque no lo invitaron a la posesión del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y lo cierto es que en efecto no ha sido invitado, pero es porque ese país no tiene tradición de invitar mandatarios extranjeros a la inauguración que ocurre cada cuatro años, el 20 de enero.

En Colombiacheck decidimos verificar estas publicaciones que han circulado en páginas de Facebook como NJS Journal. En esta publicación de la mencionada página que divulga noticias del departamento de Sucre se indica: “Joe Biden invita a su posesión como presidente de EE.UU. a Juan Manuel Santos. Y No a Ivan Duque. Comienzan a comentar la invitación que hace el presidente electo de los Estados Unidos de América, Joe Biden quien no ha invitado al actual presidente de Colombia Iván Duque para su posesión como presidencial de EE.UU., sin embargo desde ya invito al ex presidente de Colombia, Juan Manuel Santos” (sic). 

La breve publicación ya tiene más de 96 compartidos y 22 comentarios. Este otro tuit con el mensaje: “Joe Biden no invita a Duque a su posesión, pero sí a @JuanManSantos. El uribismo se hunde solo en su propia podredumbre”, también se hizo viral y ya tiene más de 1.100 retrinos y 129 comentarios.

Al hacer una búsqueda en Twitter con las palabras Biden, Duque y posesión encontramos varios trinos que hacen alusión a la no invitación.

Sin embargo, las afirmaciones que circulan en redes son cuestionables. 

La profesora Lara Brown, directora de la escuela de graduados de Gestión Política en la Universidad de George Washington en la ciudad de Washington (Estados Unidos), aseguró en una charla del Departamento de Estado para el centro de prensa extranjera de esa entidad que “los dignatarios extranjeros, por lo general son invitados a los eventos oficiales, pero no necesariamente a la ceremonia”. 

“Parte de eso tiene que ver con la creencia de larga data de Estados Unidos y con el discurso de despedida de George Washington que sugiere que realmente Estados Unidos no debería tener ningún tipo de aliados u oponentes permanentes; que al final del día, queremos que nuestro presidente empiece su mandato como una especie de libro abierto y un jugador neutral que va a entrar y participar en la política exterior como mejor le parezca”, agregó.

Brown, explicó que “en realidad, se trata, en cierto modo, de proteger el carácter sagrado de esas relaciones diplomáticas y de garantizar que no haya percepciones políticas o partidistas asociadas a eso. Por ejemplo, ¿qué significaría si fulano de tal asistiera y fulano de tal no?”.

Sin embargo, el gobierno colombiano sí estará representado en el evento en el que tomará juramento el demócrata Joe Biden y su fórmula vicepresidencial, Kamala Harris, pues el embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, confirmó que asistirá a la ceremonia con su esposa, de acuerdo con este artículo que fue publicado por el diario El Espectador.

El embajador Santos también le respondió a El Espectador sobre la pregunta que ha venido rondando en el país y así lo describe en la nota ya relacionada: “¿Por qué no va el presidente Iván Duque? Resulta que la tradición en Estados Unidos es que a la ceremonia de posesión del presidente asisten los embajadores acreditados en Washington y no los jefes de Estado. La invitación a otros presidentes de la región para asistir a una posesión ha sido característica, sobre todo, en América Latina”.

Es que las suspicacias en torno a la invitación de Duque se han suscitado debido al abierto apoyo que algunos miembros del partido del Centro Democrático dieron a Donald Trump durante la campaña en la que buscaba su reelección.

Lo que tampoco se ha confirmado es que el ex presidente Juan Manuel Santos haya sido invitado a la ceremonia y si, en últimas, asistirá. Santos es amigo personal de Biden y por eso se ha rumorado que él sí fue invitado al evento de este 20 de enero, pero el ex mandatario no se ha pronunciado al respecto, ni en medios de comunicación, ni en sus redes sociales

Aunque este martes en sus notas confidenciales de Caracol Radio, la periodista Diana Calderón aseguró que Santos sí había recibido invitación para dicho evento.

Y lo que sí se sabe es que el expresidente sí fue invitado a los conversatorios que se realizaron en el marco de la celebración del día de Martin Luther King, que fue este lunes 18 de enero, como lo confirma esta entrevista que la cadena CNN en español le hizo a Juan Manuel Santos

 De igual manera, la pregunta ha estado rondando en otros países de la región como México, en donde también se ha cuestionado por qué el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, tampoco fue invitado al evento inaugural de Joe Biden. Ante esa pregunta esta nota de la agencia Reuters ratificó que “tradicionalmente Estados Unidos no invita a mandatarios extranjeros a la inauguración presidencial”.

López Obrador, quien fue directamente cuestionado en una de sus tradicionales ruedas de prensa, aseguró que no irá a la posesión de Biden porque no ha sido invitado y que prefiere no salir del país en las actuales circunstancias, tal como lo recoge la mencionada nota de Reuters.

Una ceremonia diferente

Por otra parte, esta vez la inauguración presidencial será muy diferente a la de la mayoría de los predecesores de Biden, pues la actuales condiciones de la pandemia del COVID-19 en Estados Unidos, además de las amenazas de grupos de extrema derecha, obligan a la restricción de eventos masivos. Por eso el comité organizador del traspaso de poder y el mismo Biden han optado por una ceremonia casi a “puerta cerrada”.

Así lo confirma el sitio web oficial de la inauguración de Biden, bideninaugural.org, en el que el texto de presentación de cronograma invita a seguir los eventos desde casa y evitar viajar a la capital con motivo de la ceremonia.

Finalmente, tal y como lo relata este informe del diario El País de España: “Los eventos públicos han sido limitados. No se llevará a cabo el tradicional desfile por la Avenida Constitución. Tampoco el baile inaugural, pues el centro de convenciones que lo acoge está convertido en un hospital de campaña para atender la pandemia. El número de invitados que presenciarán el juramento ha sido reducido”.

Por esta razones es que calificamos como cuestionable la afirmación de que al presidente Duque no lo invitaron a la posesión de Joe Biden; pues toma una información que es cierta, pero modifica el contexto real en el que sucede.

 

 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 15 Junio 2021

La cuestionable candidatura a la Alcaldía de Cali que le endilgan en redes a la senadora Cabal

Por Mónica Ospino Orozco

Un meme que circula desde hace varios días en Cali, asegura que la senadora del Centro Democrático disputará las elecciones por el mandato de Cali, ante una eventual revocatoria del alcalde Jorge Iván Ospina. Cabal asegura que su aspiración es seguir en el Senado.

En medio de la crisis social que vive Cali a causa del Paro Nacional y los bloqueos que la afectan hace más de 45 días, ha tomado fuerza en la capital vallecaucana el proceso de revocatoria del mandato del alcalde Jorge Iván Ospina que lidera un grupo denominado Cali Primero que ya recoge firmas en diferentes puntos de la ciudad.

Y es en este contexto en el que han empezado a circular rumores y memes por las redes sociales de la ciudad con los posibles candidatos a suceder a Ospina, en el eventual caso de que la revocatoria se haga efectiva. 

Y el que ha cobrado más fuerza es el que asegura que “María Fernanda Cabal aspiraría a ser candidata a la Alcaldía de Cali si Uribismo logra conseguir firmas para la revocatoria” y que ha sido compartido a través de diversos perfiles de Facebook y que ya circula además a través de redes de mensajería como Whatsapp.

Sin embargo, consultamos con la oficina de prensa de la senadora María Fernanda Cabal que nos aseguró que “esto es falso, ella no está interesada en aspirar a la Alcaldía de Cali, pues aspira a continuar en el Senado y de hecho, ya está organizando la plataforma de su campaña y recogiendo las banderas y logros de lo que ha sido su recorrido tanto en la Cámara como el en el Senado de la República”.

En segundo lugar, agrega la vocería de la Senadora, “ella tiene metas muy claras frente a sus banderas que realmente son nacionales: la defensa de las fuerza pública, la defensa de las víctimas de restitución de tierras, la defensa de las víctimas de las Farc, entonces, por ser algo de resorte nacional, claramente, no estaríamos interesados en aspirar a la Alcaldía de Cali”.

De hecho la propia oficina de la Senadora, sobre la pieza gráfica, objeto de este chequeo, realizó su propio desmentido así:


¿Estaría inhabilitada?

Y pese a que la senadora Cabal, quien es caleña de nacimiento, asegura no estar interesada en la Alcaldía de Cali, una eventual candidatura suya no tendría impedimentos legales, incluso en un periodo atípico, que es el escenario que quedaría planteado ante la posibilidad de una revocatoria al alcalde Jorge Iván Ospina.

Y es que de acuerdo con el artículo 86 de la Ley 136 de 1994 para ser alcalde o alcaldesa municipal,  solo se necesitan dos requisitos: ser ciudadano colombiano en ejercicio (lo que que de acuerdo con el concepto 70511 de 2015 del Departamento de Función Pública,  quiere decir, entonces, que la persona puede y debe ejercer una serie de derechos y obligaciones reconocidos por la Constitución, a partir de los 18 años de edad).

El otro requisito es haber nacido o ser residente en el respectivo municipio o de la correspondiente área metropolitana durante un (1) año anterior a la fecha de la inscripción de la candidatura o durante un período mínimo de tres (3) años consecutivos en cualquier época.

Tampoco estaría inhabilitada por ser actual senadora de la República pues de acuerdo con  el régimen de inhabilidades para cargos de elección popular, publicado en 2018 por el Departamento de Función Pública, “De acuerdo a los artículos 123 de la Constitución Política, los Congresistas son servidores de elección popular directa. Por lo tanto, la causal de inelegibilidad de los Alcaldes que consagra el numeral 2° del artículo 37 de la Ley 617 de 2000, que modificó el artículo 95 de la Ley 136 de 1994, no se refiere a los Congresistas sino a los servidores que son empleados públicos”.

Agrega, dicha publicación, que compendia la normativa al respecto (página 77), que “Los Congresistas que deseen aspirar a ser elegidos Alcaldes y Gobernadores deben presentar renuncia a la Corporación respectiva y la misma debe ser aceptada antes de la fecha de inscripción para el nuevo cargo a que se aspire, así los períodos establecidos por la Constitución y la Ley coincidan parcialmente, para no incurrir en la inhabilidad consagrada en el numeral 8 del Artículo 179 de la Carta Política”. 

Las motivaciones detrás de estos rumores

Para Alejandro Becker, profesional en Gobierno y Relaciones Públicas de la Universidad Externado, con maestría en Gerencia Pública de la Universidad de Potsdam, Alemania, “más allá de que la senadora Cabal esté o no interesada en la Alcaldía de Cali, ante lo cual no tiene impedimento alguno, la revocatoria no solucionará esta crisis de incapacidad del alcalde para hacerle frente a las circunstancias. El proceso de revocatoria acentuaría más la deslegitimación de las instituciones y, además, en este país macondiano, Ospina saldría como mártir y se victimizaría como un perseguido por las fuerzas del mal”.

Becker, agrega que solucionar “una crisis como la que atraviesa Cali pasa por una recomposición del gobierno, que el alcalde se rodee de un equipo de trabajo que le ayude a tomar decisiones contundentes, prácticas y que lo respalde el Concejo. Lo de vender humo, me parece que esto de la revocatoria porque mientras que Ospina se está preocupando porque lo revoquen, la crisis continúa sin solución”.

Entre tanto, para el politólogo y docente de la Universidad del Valle, Alonso Moreno, “lo que se busca con estrategias como la de poner a sonar a la senadora Cabal como posible candidata a la Alcaldía de Cali es meterle miedo a la gente que reconoce en ella al sector más duro de la ultraderecha, en una ciudad en la que el uribismo no ha logrado triunfos en las últimas elecciones locales ni siquiera en las presidenciales. Ella no tendría inhabilidades evidentes para ser candidata a la Alcaldía, pero creo que sus aspiraciones son otras”.

Finalmente, en el eventual caso de una revocatoria al Alcalde de Cali,  de acuerdo con la ley y como lo recoge este apartado de preguntas y respuestas de la Registraduría Nacional del Estado Civil sobre la revocatoria, “Durante el período que transcurra entre la fecha de la revocatoria y la posesión del nuevo mandatario, será designado en calidad de encargado por el Presidente de la República o el Gobernador, según el caso, un ciudadano del mismo grupo, partido o movimiento político del mandatario revocado”.

De tal manera, que tras todas la evidencias calificamos como cuestionable el meme que se ha popularizado en Cali anunciando una candidatura de María Fernanda Cabal a la Alcaldía, pues ella no está interesada en serlo, aunque tampoco nada le impide llegar a presentarse como aspirante.