Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 14 Mayo 2021

Encuesta que muestra que ‘el aborto no es una causa de las mujeres’ es cuestionable

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La encuesta en efecto existe pero no es lo suficientemente representativa como para afirmar lo que dicen en redes sociales.

El viernes 23 de abril de 2021, la representante Ángela María Robledo coordinó una audiencia pública sobre “Interrupción Voluntaria del Embarazo y Derechos Sexuales y Reproductivos en Colombia” en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes.

Durante cuatro horas, Robledo moderó la audiencia y estableció unas reglas sobre el tiempo de intervención de cada participante. Sin embargo, miembros de los grupos que se oponen al aborto protestaron alegando una supuesta falta de garantías.

A raíz de eso, algunas personas movieron en Twitter la etiqueta #RobledoCallaMujeres. En una de esas publicaciones, una usuaria compartió una imagen con unos resultados de una encuesta de “opinión sobre el aborto en Colombia”, que supuestamente mostraba que el 70 % de las mujeres estarían en desacuerdo con el aborto. La usuaria escribió: “Las mujeres colombianas no queremos aborto”, siguiendo con la afirmación de la imagen que señala que “el aborto no es una causa de las mujeres”.

Otra usuaria de Twitter mencionó a Colombiacheck en el trino inicial, por lo que decidimos verificar la veracidad de los datos puestos en la publicación.

La imagen compartida en el trino tiene, en la esquina superior derecha, el logo de “Nueva democracia”, que de acuerdo con su página web es “una plataforma cívica” que tiene entre sus principios “el derecho a la vida”.

Revisamos la cuenta de Twitter de Nueva Democracia y, en efecto, encontramos que todas las piezas que realizan tienen la misma imagen visual que la posteada en la publicación que fuimos mencionados. Nueva Democracia, además, compartió el hashtag:

“Si @angelamrobledo quiere hace una audiencia pública excluyendo a las mujeres provida, está excluyendo a la mayoría de las colombianas ¿ese es su feminismo? #RobledoCallaMujeres

Según la imagen realizada por esta organización, en la opinión sobre el aborto en Colombia, el 24 % de las mujeres están de acuerdo y el 70%, en desacuerdo. Los hombres estarían 34 % de acuerdo y 58%, en desacuerdo.

Calificamos la información de la imagen y los dos trinos que comparten el #RobledoCallaMujeres como Cuestionables porque aunque la encuesta sí existe, los datos que muestra no son los mismos que cita la imagen y además la encuesta no es lo suficientemente representativa como para afirmar que “el aborto no es una causa de las mujeres” o que “las mujeres colombianas no queremos aborto”, como citan los trinos. 

En respuesta al trino en el que fuimos mencionados, nos suministraron la fuente en la que se basan los datos de la imagen de Nueva Democracia: “Fuente: Encuesta Pulso País de Datexco para la W radio. Puede verla en el link: Consulte detalle de medición --> Sociedad y otros --> aborto”. De igual manera, nos compartieron un enlace de La W Radio.  

En el enlace, la emisora cuenta que “la más reciente encuesta de Pulso País, realizada por Datexco Company S.A. para W Radio del 20 al 29 de enero de 2021, recogió la opinión de los colombianos frente a diferentes temas de actualidad nacional”. “La encuesta, de carácter personal, fue realizada a través de línea telefónica a número de teléfono en línea fija en hogares a ciudadanos mayores de 18 años de edad en todos los niveles socioeconómicos, con cubrimiento de cabeceras municipales en las regiones del alcance del estudio”, dice La W Radio.

Al final de la nota, aparece embebida la encuesta. Y revisando la información allí suministrada, encontramos que en el Capítulo 8: Sociedad y Otros aparece el tema Aborto. El gráfico que aparece permite observar los datos según categoría: género, rango de edad, región y nivel socioeconómico. 

Revisando exclusivamente las categorías de género no encontramos las cifras que aparecen en la pieza de Nueva Democracia. 

Y haciendo un promedio de los valores, tampoco. Para los hombres daría 66,1 % en desacuerdo y 28 % de acuerdo; mientras que para las mujeres, 74,5 % en desacuerdo frente a 21,5 % de acuerdo. Es decir que según el promedio de los valores de Pulso País, la cifra de desacuerdo para las mujeres estaría cuatro puntos porcentuales por encima de lo dicho por Nueva Democracia.

Representatividad de la muestra

Revisamos, asimismo, la ficha técnica de la encuesta para analizar su confiabilidad y representatividad. Encontramos esta información:

Tamaño y distribución de la muestra: Se realizaron un total de 900 encuestas efectivas distribuidas de acuerdo con la "Distribución de la Muestra".

Margen de error y confiabilidad (Precisión): Se observa un margen de error estándar relativo para el total de la muestra de estimación del 3,3 % para proporciones con fenómeno de ocurrencia superior al 50 % y con un nivel de confianza del 95 %

Usando los consejos del curso de periodismo de datos del Centro Knight brindado por la periodista argentina Sandra Crucianelli sobre cobertura electoral, análisis de encuestas y chequeo de campañas encontramos que esta encuesta tiene una muestra insuficiente y un margen de error por encima del aceptable: 

Explica Crucianelli que para un estudio nacional, con una confiabilidad de más del 95 % y un error de no más del 3 %, el cual es el máximo admisible, cada pregunta de la encuesta debe ser respondida por al menos 1.067 personas. Esta encuesta se quedó corta en 167 personas.

Esto según la fórmula:

m = Z²*p*q/e²

 

En la que m es la muestra del universo a ser estudiado mediante la encuesta; Z es la constante estadística de valor 1,96; p y q la posibilidad de que algo ocurra (50 % de cada lado, puedes ganar o perder) y e sería el error esperado.

Así para un error de sólo 0,5 % se necesitan 38.416 encuestados mientras para un máximo de 5 % al menos 384 consultados.

Como aspecto positivo está la baja cantidad de indecisos. Sólo 5,9 % entre hombres y 4 % entre mujeres.

Andrea Mamprin, estadístico y docente de Investigación aplicada al entorno digital de la Universidad Autónoma de Occidente de Cali, usó otra fórmula para calcular la representatividad de la muestra. “Pulso País dice que la población es de cabeceras municipales con personas mayores de 18 años. Las proyecciones del Dane me dan 28’674.567 personas con estas características. Pulso País declara un nivel de confianza del 95% y el error es de 3,3%. Usando la fórmula, da un tamaño de muestra mínimo de 882. Ellos tienen 900 y eso cumple”.

Sin embargo, señala Mamprin, esos parámetros de representatividad funcionan solo cuando se aplican al total de los encuestados. “En cuanto entro a segmentar (por ejemplo, la opinión de hombres y mujeres o por edades y demás) estos parámetros ya no cumplen, porque necesitaría 900 mujeres más 900 hombres para que sí cumplieran”. Aunque advierte que es algo que “prácticamente toda encuestadora del mundo hace".

Por otro lado, señala la experta que en cuanto a la distribución territorial de los municipios muestreados “creo que sí hay una sobrerrepresentación de municipios capitales”, algo que no queda claro si es por elección o por necesidad dependiendo de donde tengan disponibilidad de números de teléfonos para contactar.

Y finalmente, menciona que un dato interesante que encuentra en la encuesta de Pulso País es que “cuando detallas el cuadro, aparece una evidente cuestión generacional. Las personas entre 18 y 24 años son la única franja con mayoría a favor [del aborto] pero solo desde enero”, posiblemente, señala Mamprin, por el efecto de la legalización del aborto en Argentina.

Por otro lado, revisamos las preguntas realizadas en la encuesta para saber con certeza a qué respondieron las personas encuestadas cuando fue consultada su opinión frente al aborto. Lo que encontramos es que se hizo una única pregunta:

Usted está de acuerdo o en desacuerdo con: “Legalización del aborto”.

Dice Mamprin que es muy posible que la palabra “legalización” introduzca un sesgo que se conoce como sesgo de pregunta inductiva, “porque esta palabra tiene una connotación parcialmente negativa en el imaginario público (legalizar drogas, legalizar dinero), es decir volver legal algo que no lo es y por ende tiene una connotación no del todo neutra. Sin embargo, no sabemos cuánto influye este sesgo en las respuestas de los encuestados”.

En 2017, La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres contrató a la encuestadora Cifras & Conceptos para realizar una Encuesta de percepción sobre la interrupción voluntaria del embarazo que arrojó unos resultados distintos:

Porcentaje de personas que están de acuerdo con la interrupción legal del embarazo en las siguientes situaciones: 

  • 56 % si la salud mental de la mujer está en riesgo.
  • 64 % si quedó en embarazo por una violación.
  • 67 % si su vida está en riesgo.
  • 69 % cuando el feto presenta malformaciones incompatibles con la vida fuera del útero.

La pregunta menos específica de la encuesta de La Mesa indica que el 65% de las personas encuestadas piensa que la interrupción voluntaria del embarazo debe ser legal en algunas circunstancias.

La ficha metodológica de esta otra encuesta indica que el tamaño de la muestra fue tomada en ocho capitales departamentales mediante “2.277 encuestas en hogares no institucionales a población de mujeres entre 18 y 44 años y hombres entre 18 y 55 años de todos los niveles socioeconómicos. La muestra del estudio representa a un total de 10,7 millones de personas”. 

Usando la fórmula de arriba podemos calcular el margen de error:

m = Z²*p*q/e²

Siendo  e = Z²*p*q

Así e = 1,962*50*50/ 2.277

= 2,05%

Significa que tiene un margen de error de 2,05%, mucho más bajo que el mínimo aceptable de 3 %, lo que la hace representativa. Pero vale la salvedad que fue realizada en mayo de 2017, por lo que los resultados están obsoletos. Aún así, desmiente que no se hayan consultado a las mujeres o que éstas no apoyen la causa de despenalización del aborto.

Sobre esta segunda encuesta, dice Mamprin que realiza preguntas con más detalle y que finalmente no le sorprende que el cuadro sea diferente en las dos, “aunque no teniendo la formulación y la secuencia exactas de las preguntas de esta segunda encuesta no puedo dar una indicación definitiva”.

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Lunes, 02 Abril 2018

Las mujeres del campo son las más pobres: Fajardo

Por Sania Salazar

Verificamos esta afirmación del candidato de la Coalición Colombia con cifras del DANE y encontramos que es correcta. Las campesinas son más vulnerables si son cabeza de familia.

Cuando le preguntaron a Sergio Fajardo cuál era su apuesta para desarrollar el sector agrario en Colombia, el aspirante a la presidencia por la Coalición Colombia respondió que se debía llegar y entender a las comunidades del campo y en especial a las mujeres. “Las personas más pobres de Colombia son las mujeres rurales. Las más pobres de la pobreza absoluta”, sentenció.

Esta frase la pronunció el candidato en una charla con el Diario La República en donde explicaba su propuesta económica.

Para lanzar esta afirmación, el equipo de Fajardo se basó en la Tasa de incidencia de pobreza según características del jefe del hogar del Departamento Administrativo Nacional de Estadística - DANE- en 2016 en la que el porcentaje de pobreza de las mujeres en zonas rurales es de 41,9% frente al 37,6% de los hombres. Lo que deja de conclusión que las mujeres son más pobres que los hombres con una diferencia de 4.3% puntos porcentaules.

Hay que aclarar que luego de que Fajardo llamara la atención sobre la pobreza de las mujeres en el campo el DANE publicó las cifras de pobreza correspondientes a 2017 que indican que en “Centros poblados y rural disperso las mujeres jefes de hogar tienen un 40,4% de incidencia de pobreza monetaria y los hombres un 34,7%. La diferencia es de 5,7 puntos porcentuales, más alta que en 2016.

Según el DANE, en Colombia hay dos metodologías para medir la pobreza: la Monetaria, que se refiere a la capacidad de adquirir los productos y servicios de una canasta básica, y la Pobreza Multidimensional que evalúa cinco dimensiones: condiciones educativas del hogar, condiciones de la niñez y la juventud, trabajo, salud y acceso a servicios públicos y condiciones de la vivienda.

Consultamos al Área de estudios económicos de la Cámara de Comercio de Manizales para saber si las cifras utilizadas por el equipo de Fajardo eran las más adecuadas para medir la pobreza de las mujeres en el campo colombiano. Ellos usaron los datos de una medición distinta, la Gran Encuesta Integrada de Hogares sobre pobreza monetaria del DANE (2017), para sacar conclusiones y encontraron que la mayor incidencia de pobreza monetaria se presenta para las mujeres en el campo, alcanzando un 37,63% de incidencia. “A pesar de esto, la diferencia no es muy alta entre la incidencia para los hombres y las mujeres en el área rural, siendo mayor en 3,15 puntos porcentuales para las mujeres”, indicaron.

Los economistas de la Cámara de Comercio de Manizales señalaron que las dos mediciones son válidas (la que usó el candidato y la que usó el equipo) y se pueden contrastar mientras correspondan al mismo año.

Aunque en las dos estadísticas la diferencia entre hombres y mujeres es poca, lo que es preocupante es que la condición de pobreza de la mujer aumenta en la medida en que sea la que mantiene el hogar y aún más si vive en el campo, como planteó el candidato Fajardo. “Ahí sí se ve una diferencia ligeramente mayor y preocupa porque son las responsables de llevar los ingresos a los hogares”, indicó el equipo de analistas consultado por Colombiacheck.

La pobreza de la mujer campesina que es cabeza de familia también se ve reflejada en que son las que menos tienen acceso a la tierra. Un estudio de Oxfam llama la atención que en el campo colombiano solo el 26% de las unidades productivas están a cargo de mujeres. A esto se le suma que cuando poseen predios son de menos de 5 hectáreas, “con menor acceso a maquinaria, crédito y asistencia técnica”, subraya el estudio de la oenegé británica.