Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 11 Noviembre 2021

Es falso que Colombia vaya a deportar venezolanos que “vivan rumbeando” y no envíen dinero a sus familias

Por Jhoandry Suárez*

En Facebook circula un post en el que se asegura que Migración Colombia anunció la medida. Desde la propia institución negaron tal información que no se ajusta a las causales vigentes en el país para una deportación. 

“Insólito: Colombia deportará a inmigrantes que "vivan rumbeando" y no les manden dinero a sus hijos”, reza el titular de una publicación difundida en Facebook por un usuario el 17 de octubre de 2021 y con más de 130 compartidos. 

El post, acompañado de dos fotos, ha sido compartido en varios grupos de migrantes venezolanos de esta red social, como Venezolanos en Bucaramanga (grupo cerrado) y Tucarro paralelo Venezuela. Además, al hacer una búsqueda en Facebook encontramos que ha sido publicado como captura de pantalla por varios usuarios (1,2,3,4).

A lo largo del texto se expone que Migración Colombia decidió aplicar una política para sacar del país a los venezolanos “que vivan de fiesta y se olviden de sus responsabilidades (con sus familias en Venezuela)”. En Colombiacheck decidimos comprobar esta información, como parte del proyecto Conectando Caminos por los Derechos, en el cual se hacen verificaciones de interés para la población migrante venezolana, colombiana retornada y para las comunidades de acogida. 

Al verificar lo publicado encontramos que este contenido es falso.

En primera instancia, la foto de personas detenidas no tiene relación con migrantes. Al realizar una búsqueda inversa se pudo verificar que la foto corresponde a la captura de 14 personas que violaron la cuarentena en Medellín celebrando una fiesta, tal como publicó el diario El Tiempo el 16 de mayo de 2020. 

Asimismo, el post incluye unas declaraciones del director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, las cuales se trataron de ubicar en una búsqueda en Google y Twitter pero no están registradas por ningún medio de comunicación o fuente oficial. En el Instagram del funcionario también se buscó dicho anuncio y no se encontró ninguna referencia. 

Adicionalmente, se atribuye como origen de la información a la fanpage El Inmigrante cuya descripción dice: “Página de contenido sarcástico basada en las vivencias reales de venezolanos en el extranjero”.

La parodia, mal entendida o usada con el fin de confundir, es uno de los siete tipos de desinformación caracterizada por First Draft, una iniciativa de verificación e investigación en Reino Unido, colegas de la International Fact Checking Network (IFCN). También Chequeado de Argentina ha encontrado que el humor es una herramienta usada para tratar de evadir la verificación de contenidos desinformadores.

Consultada por este medio, la Oficina de Prensa de Migración Colombia también negó este tipo de medidas. A propósito, aclara: “Aquellos migrantes que con su comportamiento afecten el orden, la tranquilidad y la seguridad ciudadana, serán sujeto de medidas administrativas sancionatorias, las cuales pueden llegar a generar una medida de expulsión, previo análisis del caso”. 

Las causales de deportaciones o expulsiones son especificadas en el decreto 1067 de 2015 del Ministerio de Relaciones Exteriores; no obstante, antes de proseguir se debe tomar en cuenta diferenciar estos dos términos tal como indica el Glosario sobre Migración de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La deportación es un acto del Estado que se hace contra un extranjero que viola la ley migratoria, cuando está en condición irregular o se rechaza su admisión, mientras que la expulsión se refiere a la salida de ese extranjero del territorio en contra de su voluntad. 

Los motivos en Colombia para una deportación pueden ser:

  1. Ingresar o salir del país sin el cumplimiento de las normas que reglamentan la materia, siempre y cuando no existan circunstancias especiales que ameriten la sanción de multa.
  2. Abstenerse de cancelar la sanción económica que le haya sido impuesta por la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia, o cuando transcurran más de dos meses desde la ejecución del acto sancionatorio sin que haya efectuado un abono a la obligación.
  3. Encontrarse en permanencia irregular.
  4. Obtener visa mediante fraude o simulación, formular declaración falsa en la solicitud de visa o en desarrollo de los procedimientos administrativos adelantados por las autoridades migratorias, así como presentar documentos que induzcan a error al Ministerio de Relaciones Exteriores o a la autoridad migratoria para su ingreso, salida, legalización, control y registro.
  5. Abstenerse de cambiar la visa o no solicitar la misma cuando estuviere en la obligación de hacerlo.
  6. Desarrollar una actividad para la cual no esté autorizado en el correspondiente permiso de ingreso.
  7. Incurrir en alguna de las causales de inadmisión o rechazo.
  8.  Ser objeto de quejas constantes que califiquen al extranjero como persona no grata para la convivencia social o tranquilidad pública.
  9. No abandonar el país dentro de los treinta (30) días calendario siguientes a la notificación del auto de cancelación de la visa.
  10. Mostrar renuncia al pago de obligaciones pecuniarias con cualquier persona natural o jurídica demostrando renuencia a su pago.
  11. Haber sido sancionado económicamente dos o más veces dentro del mismo año calendario por parte de una misma entidad pública.

Otro tema que ha levantado polémica a principios de este mes de noviembre es la “expulsión discrecional” contemplada también en el decreto 1067 de 2015. Esta es una medida que se aplica para echar a extranjeros que, a juicio de Migración Colombia, practican actividades o representan un riesgo que atenten contra la seguridad nacional, el orden público, la salud pública y la tranquilidad social. 

De acuerdo con la organización DeJusticia este tipo de acciones se ha triplicado entre 2019 y 2020 sin que exista claridad de las causas de dicha sanción y sin la debida garantía de los derechos al debido proceso y la unidad familiar. 

“Pasaron en 2015 de representar el 16% del total de las expulsiones al 94% en 2020. En otras palabras, en los últimos 5 años las expulsiones discrecionales aumentaron en un 728% pasando de ser 190 en 2015 a 1.573 en 2020”, precisa la ONG. 

Un reportaje de La Silla Vacía y ArmandoInfo se basó en estas estadísticas para hallar que durante el Paro Nacional de 2021 también hubo expulsiones de venezolanos acusados de vandalismo sin que procediera el debido proceso ni pruebas en contra.

Más allá de estas situaciones que se están presentando, la conclusión de nuestra investigación apunta a que no existe una deportación de venezolanos por no cumplir con el mantenimiento de sus familias en Venezuela. Por lo tanto, es falsa la información que circula. 

Este contenido se produce con el fin de ofrecer información verificada y pertinente, que apoye el desarrollo de mediano y largo plazo para migrantes venezolanos, colombianos retornados y comunidades receptoras en Colombia. Es realizado en el marco de Conectando Caminos por los Derechos, programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), e implementado por el consorcio integrado por Pact, ABA-ROLI, Freedom House e Internews, que promueve la cohesión comunitaria y la seguridad ciudadana para garantizar el derecho de todos los miembros de la sociedad a vivir libres de toda forma de crimen y violencia, independientemente de su estado legal en el país.

 

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Jueves, 17 Junio 2021

Venezolanos sí fueron víctimas de trato desigual en una tienda Carulla

Por Laura Castaño Giraldo

La cadena de supermercados de Grupo Éxito indicó que el hecho ocurrió el 5 de junio de 2021 y publicó un video a modo de excusa con la población venezolana y con los usuarios que manifestaron su indignación por lo sucedido a través de redes sociales.

Como parte del proyecto Conectando Caminos Por Los Derechos, en Colombiacheck verificamos la veracidad de un video que se viralizó en redes sociales. En el mismo se ve cómo dos personas venezolanas denuncian el trato desigual que les dio una vigilante en una sede del supermercado Carulla, en Bogotá, cuando iban a salir del establecimiento luego de haber realizado unas compras. 

Las imágenes fueron publicadas inicialmente en Instagram por la cuenta Informe24ve y desde el 7 de junio, día que subieron el video, hasta la fecha de publicación de este chequeo, ha tenido 9.117 reproducciones. 

En el mensaje que acompaña la publicación se asegura: “En redes sociales corre un vídeo con presunto caso de xenofobia denunciado por algunos domiciliarios de plataformas digitales @rappicolombia (a quienes respeto y admiro muchísimo). Hecho ocurrido en el almacén Carulla de la calle 140 en #bogotá y estuvo a cargo una funcionaria de la empresa de seguridad @miroseguridadltda”. 

En la grabación se escucha este diálogo: 

- “Cliente 1: Esta es la señorita de Carulla de la 140 revisándonos… porque se molesta porque le digo que…

- Vigilante: Tome el video.Tome el video. Tome el video. 

- Cliente 1: Se molesta porque le digo que porqué a los demás clientes no los revisan, solamente a…

- Vigilante: Ustedes tienen su historia. 

- Cliente 2: ¿Y los colombianos tienen historia? Sí, son los peores de la droga.

- Vigilante: Por eso. Si somos drogadictos, ¿qué haces aquí? ¿Por qué no te devuelves? ¿Por qué no te devuelves?

- Cliente 2: Ah, ¿y qué hacían ustedes en Venezuela cuando Colombia estaba mal?

- Vigilante: Gracias a dios yo no he salido de mi país. Pa’ ir a comer mierda a otra parte, prefiero quedarme comiendo mierda aquí. 

- Cliente 1: ¿Qué les parece, muchachos?

- Vigilante: Graba todo, que a mí no me interesa. Uno, dos, tres, cuatro. Uno, dos, tres, cuatro. Listo, ahí está. 

- Cliente 1: Vuélvalo a meter, por favor. 

- Cliente 2: Déjalo ahí, hermano, entonces. Porque si lo sacó lo tiene que volver a meter”.

Con el fin de evitar la proliferación de desinformaciones, en Colombiacheck decidimos someter el contenido de la publicación de Instagram a verificación. 

En ese sentido, lo primero que vale la pena precisar es que el video sí es reciente y no es material reencauchado de desinformaciones anteriores. Utilizamos la herramienta InVID para revisar el historial de este en Internet y nos dimos cuenta de que incluso varios medios de comunicación, como El Tiempo o Infobae, publicaron notas acerca de la denuncia. 

Los hechos sucedieron el pasado 5 de junio. Así se lo confirmó el Grupo Éxito, propietario de almacenes Carulla, a Infobae

“El incidente sucedió el sábado 5 de junio; a las siguientes horas nos comunicamos con la persona, le pedimos excusas, le aclaramos lo sucedido y le explicamos que se trataba de un error de una de las vigilantes contratada por medio de un servicio tercerizado, y por supuesto no de una política de la marca. Hemos iniciado un refuerzo de nuestro programa de seguridad con amabilidad para evitar que hechos como estos se vuelvan a presentar”.

Con respecto a la tienda donde se presentó la situación, la persona que grabó el video dice que fue en el Carulla de la 140 (calle 140 # 11-20). En Colombiacheck escribimos a la cadena de supermercados y al Grupo Éxito para que nos confirmaran la información, pero, hasta el momento de publicación de este chequeo, no hemos recibido ninguna respuesta.

Finalmente, en la publicación de Instagram que estamos verificando se afirma que la vigilante en cuestión hace parte de la empresa de seguridad Miro Seguridad LTDA. Con el fin de corroborar los datos, los contactamos por medio de sus redes sociales, pero, al igual que en el caso anterior, no se han comunicado con nosotros. 

Sin embargo, en Colombiacheck comparamos el uniforme de la vigilante con los que aparecen en la página web de la empresa y encontramos que son bastante similares. Tanto el color de la corbata como el de la camisa y el pantalón coinciden. Y la forma y ubicación del escudo también. 

Además, revisamos las fotos de Facebook de la compañía y pudimos observar algunos registros del personal en las instalaciones de tiendas Éxito. Y en Twitter encontramos una imagen de uno de sus empleados en tiendas Carulla.  

Para cerrar, revisamos un documento de diciembre de 2020 de la Superintencia de Industria y Comercio que indica que “MIRO SEGURIDAD únicamente presta un servicio de vigilancia privada a Almacenes Éxito S.A. -y en particular a los establecimientos de Comercio Carulla-, en la modalidad de operador de seguridad externo, con un alcance únicamente de operación y monitoreo en sitio”. 

Por otra parte, y luego de la viralización del contenido y de la presión social ejercida en redes sociales por cientos de usuarios, Carulla publicó un video en el que Sujey Montaño, vigilante del almacén, le pide disculpas a Everts Urbina, uno de los venezolanos que fue víctima del trato humillante en las instalaciones del mismo. 

La cadena de supermercados acompañó el video con el siguiente mensaje: 

“En Carulla creemos que escuchar y entender a los demás es el primer paso para la reconciliación. 

Así lo demostraron Everts Urbina, Rappitendero, y Sujey Montaño, vigilante. Un encuentro que es ejemplo de comprensión y empatía para todos”.

Por todo lo anterior, calificamos el contenido de la publicación como verdadero, pues la propia empresa reconoció los hechos, reportados por varios medios de comunicación.

 

Este contenido se produce con el fin de ofrecer información verificada y pertinente, que apoye el desarrollo de mediano y largo plazo para migrantes venezolanos, colombianos retornados y comunidades receptoras en Colombia. Es realizado en el marco de Conectando Caminos por los Derechos, programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), e implementado por el consorcio integrado por Pact, ABA-ROLI, Freedom House e Internews, que promueve la cohesión comunitaria y la seguridad ciudadana para garantizar el derecho de todos los miembros de la sociedad a vivir libres de toda forma de crimen y violencia, independientemente de su estado legal en el país.