Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 30 Enero 2020

Es verdad que Transmilenio mueve muchos más pasajeros por kilómetro que el metro de Delhi

Por Isabel Caballero Samper

Peñalosa comparó la capacidad de Transmilenio con la de ese metro y, aunque se equivocó en el tamaño del sistema indio, sí acertó en que Transmilenio mueve a más pasajeros por kilómetro.

El exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa comparó en Twitter el metro de Delhi (que es como se le conoce al Territorio de la Capital Nacional y que contiene a Nueva Delhi, la capital de la India) con el sistema de transporte masivo de Bogotá Transmilenio.

“El Metro de Delhi tiene 252 km y moviliza 2,68 millones de pasajeros diarios. TransMilenio con 114 km de troncal, moviliza 2,3 millones pagos; incluyendo colados 2,65 millones. Es decir, TransMilenio moviliza más del doble de pasajeros / km que el Metro de Delhi.”

Efectivamente, Transmilenio tiene 114 kilómetros de troncales y, según las cifras que nos entregó la empresa de Transmilenio, moviliza a 2,3 millones de pasajeros diarios que han pagado su entrada al sistema. A esto se le puede sumar un 15,36 por ciento de colados según el cálculo de un estudio contratado por Transmilenio con la Universidad Nacional de Colombia, para un total de 2,65 millones de pasajeros diarios

Transmilenio moviliza entonces 23.245 pasajeros por kilómetro por día.

Pero Peñalosa se equivoca en la longitud total del metro de Delhi. Desde que se inauguró la Línea Gris en octubre de 2019, el sistema tiene 347 kilómetros de longitud (y no 252 kilómetros). Además, según la página de la Corporación Metro de Delhi, el sistema tiene 389 kilómetros operacionales, que incluirían no sólo las secciones utilizadas por los pasajeros sino también otras internas necesarias para la operación del sistema.

El número de pasajeros que transporta diariamente el sistema es difícil de encontrar porque la Corporación Metro de Delhi no calcula simplemente el número de personas que entran y salen del sistema sino algo que llama la “utilización de líneas”, que es el número de corredores del sistema que un pasajero usa para llegar a su destino. Las tarifas del metro son diferenciadas por lo largo del viaje, por lo tanto esta medición tiene sentido.

Un derecho de petición puesto por periodistas de The Indian Express mostró que a comienzos de 2019 (para cuando el sistema en total medía 342,7 kilómetros, pues no había sido inaugurada la Línea Gris, que sólo tiene 4.3 kilómetros) el número de pasajeros diarios era un poco más de 2,6 millones de personas. No hay ninguna referencia al posible número de colados que entran al sistema sin pagar.

Así, a comienzos del 2019 el metro de Delhi movilizaba a 7.587 pasajeros por kilómetro por día. Por lo que Transmilenio moviliza no sólo más del doble de pasajeros que Delhi como dijo Peñalosa sino más del triple.

Pero en Delhi ha habido mucha controversia por la baja utilización del sistema, especialmente después de dos rondas de aumento en las tarifas en 2017. La investigación de The Indian Express demostró que antes de la subida de las tarifas, el sistema de metro transportaba a 2,65 millones de pasajeros diarios en un sistema que en el momento tenía 210 kilómetros de longitud (es decir 12.600 pasajeros por kilómetro por día, una cifra aún inferior a la de Transmilenio).

El experto en movilidad Darío Hidalgo le explicó a Colombiacheck que el metro de Delhi es un sistema de transporte para la clase media porque el precio de los tiquetes lo hace inaccesible para las clases populares. Un estudio del Centro de Ciencia y Ambiente calculó que un trabajador no calificado tendrá que pagar el 22 por ciento de su salario diario para viajar en el metro de Delhi. Calculando sobre un salario mínimo diario en Colombia que es de 27.600 pesos más 3.250 de auxilio de transporte, esto sería equivalente a que el Transmilenio costara 3.400 pesos por viaje (actualmente cuesta cuesta 2.400 pesos). Hoy en Bogotá, un trabajador con salario mínimo y auxilio de transporte paga un 15,5 por ciento de su sueldo en viajar en Transmilenio.

Hidalgo dijo que Transmilenio es un sistema de altísima capacidad. “Transmilenio mueve lo que mueve un metro, pero ¿lo mueve mejor?”, preguntó el experto. De todas formas, es cierto que mueve más pasajeros que el metro de Delhi. Por esto y porque Peñalosa se equivocó en la longitud del sistema de transporte de Delhi, clasificamos su afirmación como “verdadera, pero”.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 06 Agosto 2021

“Iniciar la construcción del Metro de Bogotá”

Por Laura Rodríguez Salamanca

Este chequeo hace parte del especial sobre el discurso del presidente, Iván Duque, en la instalación de las sesiones ordinarias del Congreso el 20 de julio de 2021.

Durante su discurso en la instalación del último periodo legislativo del actual Congreso, Iván Duque hizo un recuento de los que a su parecer son los logros de su gobierno. En una de sus afirmaciones señaló: “marcamos un hito de la ingeniería (...) al iniciar la construcción del Metro de Bogotá”.

En Colombiacheck calificamos esta frase como cuestionable. Las razones: si bien es cierto que en su gobierno se firmó el acta de inicio de contrato de concesión para las obras del Metro de Bogotá, se ha avanzado en los estudios de ingeniería del detalle del proyecto y en su fase previa, no es sino hasta 2023 que se iniciaría formalmente la fase de construcción

Además, aunque, según los expertos a los que consultamos, el gobierno Duque tiene mérito en la continuación del proyecto, la financiación de la primera línea del Metro de Bogotá quedó asegurada en el gobierno Santos. 

Vamos por partes. El pasado 20 de octubre de 2020 la Empresa Metro de Bogotá (EMB) y el consorcio Metro Línea 1 S.A.S firmaron el acta de inicio del contrato de concesión de la primera línea del metro de la capital. Duque se encontraba en el Chocó, pero dio un discurso a través de videollamada en el evento.

 

En el comunicado de prensa que publicó ese día la Empresas Metro de Bogotá se indica que el evento marcaba el comienzo oficial de las obras del proyecto y que el contrato de concesión se desarrollaría en tres etapas. “La primera, que tendrá una duración de 27 meses, incluye la realización de los diseños de detalle”, se “comenzará a construir el patio taller, en la localidad de Bosa” y “un paso deprimido en la calle 72 con avenida Caracas”, dice el documento.

De acuerdo con el comunicado, “durante la segunda etapa, que tomará cinco años, se construirá el viaducto y las 16 estaciones, se reconfigurará la estructura vial, incluyendo la construcción del urbanismo para TransMilenio, vehículos particulares y ciclorrutas, y se creará nuevo espacio público y mobiliario urbano; adicionalmente, se construirán nuevos puentes en la avenida 68 y un deprimido peatonal en la calle 13”. Esta fase se iniciará en 2023. 

Y en la tercera fase, “se realizarán las pruebas de todo el sistema, que deberá comenzar su operación comercial en el segundo semestre de 2028”. 

Como le explicó a Colombiacheck el experto en movilidad Darío Hidalgo, ingeniero civil con maestría y doctorado en Ingeniería de Transporte de la Universidad Estatal de Ohio, “el proyecto ya está en marcha, con financiación y contratos con actas de iniciación. La EMB ya ha realizado directamente varios procesos de relocalización de redes, la compra de predios va muy avanzada e incluso demolición de estructuras en varios de esos predios”. 

Además, de acuerdo con un comunicado de la EMB, debido a las restricciones por la pandemia y las dificultades de movilidad por el Paro Nacional, el 16 de junio de 2021 se hizo una modificación en el contrato. Con esto se cambió el inicio de las obras de adecuación de los terrenos del patio taller, en el sector de El Corzo, en la localidad de Bosa, del 17 de junio de 2021, fecha en la que se tenía contemplada inicialmente, para el 17 de agosto del mismo año. También se acordó que los trabajos de construcción del deprimido de la calle 72 con avenida Caracas, en Chapinero, se iniciarán el 17 de septiembre de 2021. 

Sin embargo, aunque estos procesos hacen parte del contrato de la obra, no lo son de la fase de construcción que, de hecho, se iniciará en 2023, de acuerdo con el calendario del proyecto. 

En palabras de Juana Afanador, líder de la Veeduría al Metro de Bogotá, “lo que se inició cuando se firmó el acta de inicio del proyecto fueron hacer los estudios de ingeniería de detalle [y] sin esos estudios no puede empezar la obra civil, la construcción como tal”. 

Así mismo, de acuerdo el ingeniero mecánico Santiago Silvera, máster en Urbanismo y Movilidad Urbana, quien le ha hecho seguimiento al proyecto Metro, “las obras como tal, según el cronograma, están para iniciarse 27 meses después de la firma del acta de inicio”. 

En sus palabras, “lo que actualmente está ejecutándose, es la Fase Previa, que no son obras del metro como tal, sino alistamientos. Es decir, compra de predios, traslado de redes, demoler el puente de la Av. 1 de Mayo con Carrera 68, alistamiento del terreno donde se construirá el Patio-Taller en Bosa, etc. Y una vez termine la fase previa, se comenzarán las obras del Metro: cimentaciones, talleres, estaciones, viaducto, etc.” 

Para Oróstegui “técnicamente construcción haría referencia a la primera piedra, pero para llegar allí se necesitó avanzar en otros frentes administrativos y financieros”. Y desde su perspectiva, "desde que se inició la adquisición de predios y se otorga a consorcio ganador la responsabilidad de la construcción, importación de maquinaria y puesta en marcha de la operación se marcó el inicio del proyecto”. 

Además de esto, consultamos sobre el mérito que tiene el gobierno del presidente Duque en el proyecto. Afanador nos dijo que los recursos con los que se comprometió el Gobierno Nacional (el 70 % de la financiación le corresponde a la Nación y el 30 % a Bogotá) quedaron asegurados en el gobierno de Juan Manuel Santos, y lo que se ha hecho en el mandato de Duque es continuar los compromisos que el gobierno había heredado.

Con esta visión coincide Silvera: “en lo que respecta al "espaldarazo", recursos y garantía, por lo que se lee en los CONPES, viene de Juan Manuel Santos”. 

Es que en el documento CONPES 3900 del 25 de septiembre de 2017 el gobierno de Santos declaró al proyecto de la primera línea del Metro como de importancia estratégica. Además, en el CONPES 3923 del 8 de mayo de 2018, del mismo gobierno, la Empresa Metro de Bogotá obtuvo la garantía de la Nación para contratar operaciones de crédito público interno o externo para financiar la primera línea del metro. Y a esto hay que sumarle que el 6 de agosto de 2018, el último día del mandato de Santos, se firmaron los créditos con la Banca Multilateral, que requerían de la garantía de la Nación.

Sin embargo, aunque otros expertos consultados coinciden en que la plata quedó asegurada en el gobierno Santos, consideran que el gobierno Duque también ha tenido méritos. “La diferencia está en los hitos. Si bien el gobierno Santos comprometió recursos, los principales avances se dieron con el gobierno Duque. Se realizan estudios y diseños a detalle y  se adjudica la obra”, nos dijo Omar Oróstegui, exdirector de Bogotá Cómo Vamos.

Por su parte, Darío Hidalgo le dijo a Colombiacheck que “si bien la aprobación definitiva vía CONPES se dio en la administración nacional de Juan  Manuel Santos, varias aprobaciones son en el actual gobierno”.

“Durante este gobierno nacional se desarrollaron los procesos de contratación de la concesión y de la interventoría, a cargo de la EMB. El gobierno Nacional es parte de la junta directiva de la EMB [junto con la alcaldía de Bogotá] y supervisa los procesos a través de representantes del DNP [Departamento Nacional de Planeación], los ministerios de Hacienda y Transporte. Sin el acompañamiento del Gobierno Nacional a los procesos de contratación, el proyecto estaría estancado”, explicó. 

Entonces, desde su perspectiva, lo que ha hecho posible el avance del proyecto es “la continuidad a pesar de los cambios de administración”. 

Así, reiteramos que calificamos como cuestionable la frase en la que el presidente de la República, Iván Duque, presentó como un logro de su gobierno el inicio de “la construcción del Metro de Bogotá”. 

En resumen, el proyecto Metro de Bogotá ha avanzado por la continuidad del gobierno de Duque, sobre la financiación asegurada que dejó el de Santos. Además, aunque durante el mandato de Duque se firmó el acta de inicio de contrato de concesión para las obras del Metro, este documento contempla que hasta el 2023 empieza formalmente la etapa de construcción. 

Ya se está avanzando en los estudios al detalle, la relocalización de la red eléctrica y las demoliciones. El 17 de agosto de 2021 se iniciarán las obras de adecuación de los terrenos del patio taller en Bosa, y el 17 de septiembre se iniciarán los trabajos de construcción del deprimido de la calle 72 con avenida Caracas. Pero estos trabajos hacen parte de la fase previa del proyecto.