Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 22 Agosto 2019

Gobernador del Casanare sí saneó las finanzas del departamento, pero no fue el primero de la historia

Por El Nuevo Oriente

La Gobernación del Casanare tiene razón al afirmar que dejó a su departamento sin deudas, pero hay por lo menos otros dos casos de gobernadores que lo lograron.

El pasado 8 de agosto la cuenta de Facebook de la Gobernación de Casanare y la del mismo gobernador, Josué Alirio Barrera, anunciaron que “por primera vez en la historia de Casanare” un gobernador entregaba las finanzas del departamento saneadas. En el post aclararon que esto se refería a que "Por primera vez un Departamento queda a cierre de gobierno sin ninguna deuda".

Casanare

Según los datos que consultamos, es verdad que Barrera entregó las finanzas de Casanare "saneadas" y, aunque los datos disponibles también le dan la razón en que es el primer gobernador de este departamento en hacerlo, estos datos sólo van hasta 2012. Además, otros dos gobernadores del país han conseguido lo mismo.

Verdadero pero

Para chequear estas afirmaciones, consultamos al secretario de hacienda del departamento, Julio Molano, quien señaló que el departamento tenía un préstamo con el Banco Agrario desde el año 2015 para proyectos de inversión, específicamente en temas de vías.

Además, dijo Molano, el cupo de endeudamiento fue de 127.000 millones de pesos, de los cuales se emplearon 124.000 millones.

Joana Chala, directora de presupuesto de la Secretaría de Hacienda del Casanare, explicó que “el cupo de crédito aprobado por el Banco Agrario fue de 127.000'000.000, con los cuales la administración departamental suscribió compromisos por valor de 125.377'912.483,00 y terminó cancelado de acuerdo a la ejecución de los contratos la suma de 124.723'575.005 por concepto de capital y 18.606'637.867.00 por concepto de intereses”.

Es decir, que se cancelaron 143.000 millones de pesos, lo que la administración departamental corrobora en su portal web.

Además, tanto el Banco Agrario como la Tesorería del Casanare nos enviaron documentos confirmando que la deuda fue saldada.

Por otra parte, la historia del Casanare como departamento es relativamente corta. La región fue una intendencia desde el 28 de noviembre de 1973, fecha en que se separó del departamento de Boyacá, y hasta el 4 de julio de 1991, cuando entró en efecto la nueva Constitución. Tras esa fecha, por primera vez el Casanare se convirtió en un departamento administrativamente independiente.

Sin embargo, solo logramos encontrar datos de las finanzas departamentales desde 2011. Desde ese año, el departamento ha tenido siete gobernadores. Pudimos constatar que todos sus periodos fiscales pasaron con deudas por varios conceptos. 

Por lo tanto es cierto, según los datos disponibles, la afirmación de Barrera de que “esta administración sería la primera que en ceros en impuestos y deuda pública”, por lo menos en referencia al Casanare.

A nivel nacional solo encontramos dos casos similares: en 2015 en el gobierno de Richard Aguilar en Santander y en la actual administración del departamento de Nariño, a cargo de Camilo Romero. “Hoy el Departamento de Nariño es de los pocos departamentos que tiene cero pesos de deuda con el sistema bancario de este país, un tema que  es histórico”, dijo Romero.

Por todo esto, calificamos la afirmación de Barrera como "verdadera, pero".

Por: Johan Solano

RedCheq

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 24 Septiembre 2019

La demanda educativa de los colegios públicos en Bogotá sí se ubica en el occidente, como dice Morris

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

También es cierto que la oferta universitaria se concentra principalmente en el centro de la ciudad, pero hace falta precisión.

Hollman Morris, candidato a la Alcaldía de Bogotá por los movimientos Colombia Humana y MAIS, tiene entre sus propuestas fortalecer la Universidad Distrital con la construcción del “Campus Universitario Distrital”, como uno de los mecanismos para lograrlo.

En días pasados, publicamos la verificación que hizo Colombiacheck a las cifras de déficit en educación superior que aparecen en el programa de gobierno del candidato (y que calificamos como falsas). 

En esta ocasión, decidimos revisar la afirmación hecha, en el párrafo siguiente del mismo documento, con la cual sustenta su propuesta de crear el campus universitario pues, según dice,“si tenemos en cuenta que el 58% de la demanda educativa de los egresados de colegios públicos se ubica en las localidades periféricas, mayoritariamente en las localidades del occidente de la ciudad, y actualmente la oferta [universitaria] se concentra en el centro de la ciudad, es en occidente donde debemos generar esta nueva oferta educativa para nuestros jóvenes”.

No es muy preciso el programa de Morris al decir cuáles son esas localidades periféricas del occidente de la capital, pero, asumiendo que se refiere a Suba, Engativá, Fontibón, Kennedy y Bosa, de acuerdo con cifras que la Secretaría Distrital de Educación le dio a Colombiacheck, estas suman el 57,5 por ciento de la demanda educativa. Cifra muy cercana al 58 por ciento que afirma en el documento.

Programa de Gobierno de Hollman Morris

58%

Secretaría Distrital de Educación

57,5%

También es correcta la afirmación de que la oferta universitaria se concentra mayoritariamente en el centro de la ciudad, específicamente en las localidades de La Candelaria y Chapinero, de acuerdo con Isabel Segovia, exviceministra de educación, y Camilo Fonseca, especialista en gerencia de proyectos y maestrante en gobierno y políticas públicas. Le hicimos esta consulta al equipo de prensa del Ministerio de Educación, pero hasta el momento de publicar esta nota no obtuvimos respuesta de su parte.

Sin embargo, por la falta de precisión en las localidades a las cuales se refería el programa de Morris, calificamos la afirmación como ‘Verdadero, pero’ pues, de acuerdo con las calificaciones de Colombiacheck, la información sí se ciñe a los datos disponibles pero hacen falta elementos de contexto.

Por otro lado, en lo que no acierta el candidato es en sugerir que el déficit educativo de los jóvenes en la capital se debe a la falta de cupos en educación superior. Segovia y Fonseca coinciden en que Bogotá es la ciudad con el mayor número de instituciones de educación superior, y las cifras del ministerio les dan la razón.

Según el Sistema Nacional de la Información de Educación Superior (SNIES), en Bogotá hay 128 instituciones universitarias (esto incluye, instituciones técnicas y tecnológicas,  profesionales, instituciones universitarias o escuelas tecnológicas y universidades); en Medellín hay 34; en Cali, 27; en Barranquilla, 17, y en Cartagena, 13, siendo estas las ciudades con mayor población de Colombia.

Para Segovia el problema no es de oferta sino tiene que ver con la calidad en la educación impartida en los colegios públicos. Es cierto que muchos de los cupos en educación superior que ofrece la capital, son tomados por jóvenes que provienen de otras partes del país, pero “si todos los graduados salieran mejor preparados, no tendríamos los problemas de cobertura”, sostiene. 

Fonseca, por su parte, coincide con lo afirmado por Segovia y agrega el tema económico. Según el último censo del DANE, el 80 por ciento de la población en Colombia se encuentra en los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3, por lo cual, de acuerdo con Fonseca, el costo también es un factor que incide en que los jóvenes no logren acceder a la educación superior.

En conclusión, de acuerdo con los expertos, una mayor oferta educativa no resuelve el problema de la demanda si no va acompañada de estrategias que incidan en la calidad de la educación media y la financiación de la superior para las clases bajas.

RedCheq