Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 15 Enero 2019

La historia falsa de la cuenta de Santos en el banco del Vaticano

Por Ana María Saavedra

El portal El Expediente publicó una nota asegurando que Juan Manuel Santos y otros presidentes y expresidentes de Latinoamérica tenían cuentas en el “banco Vaticano”. Sin embargo, esta información es falsa.

El director del portal El Expediente, Gustavo Rugeles, firmó una nota en la que aseguró que el expresidente Juan Manuel Santos, así como varios “presidentes y expresidentes, la mayoría con ideas de izquierda” habrían “utilizado al Estado del Vaticano como su caja fuerte”.

En particular, la denuncia se basa en la supuesta existencia de millonarias cuentas de políticos en el Istituto per le Opere di Religione (o Instituto para las Obras de Religión, IOR), a veces llamado coloquialmente el “Banco del Vaticano” pues es una entidad financiera de ese país. 

Tanto el Vaticano, como varios periodistas en Italia y en otros países desmintieron esta información. Aquí les contamos paso a paso y enlazamos los links para explicar por qué la supuesta noticia es Falsa.

El IOR

El IOR es un banco privado de la Ciudad del Vaticano gobernado por una junta que le reporta a una comisión conformada por varios cardenales y por el papa, que es el jefe de estado del Vaticano y a la vez el líder de la Iglesia Católica.

Al ser parte del Vaticano, el IOR no es un banco normal. Según su página, su misión es “custodiar y administrar los bienes transferidos o encargados al Instituto, por personas naturales o legales, destinados al trabajo religioso o a la caridad”.

Además, según aclara el IOR en la misma página, “el Instituto puede aceptar depósitos de activos de entidades o personas de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano”.

Sin embargo, en Italia el IOR se ha ganado fama de ser una entidad corrupta gracias a sus continuos escándalos que lo relacionaron con la mafia y otros grupos criminales. El IOR también se había ganado fama en ese país por su secretismo, que despertaba sospechas de ser utilizado por el crimen organizado o como medio para mover dinero a paraísos fiscales. 

Tras un informe de 2012, realizado por el Consejo Europeo, que encontró que el IOR estaba lejos de ser transparente, el Instituto ha intentado cambiar sus prácticas y su imagen. En 2013 estrenaron una página web y desde ese mismo año han estado publicando allí reportes financieros anuales.

La denuncia

El texto de El Expediente asegura que “el expresidente de Colombia Juan Manuel Santos figura como titular de la cuenta 001-3-16764 con un saldo de 390 millones de Dólares, asociados a Inc Global Tuition & Education Insurance Corporation, la misma firma que apareció en el informe conocido como ‘Papeles del paraíso’ que señalaba dineros ocultos en Barbados”.

Dos días después de esta nota, el Vaticano, a través de su sistema de información Vatican News, emitió un comunicado en el que desmentía la información de El Expediente. “Ningún Presidente y ex Presidente Latinoamericano, ha tenido jamás una cuenta bancaria en el IOR, negando así, la noticia que apareció en el artículo del medio colombiano, El Expediente”, indicó el medio de la Santa Sede.

Las evidencias

La investigación de El Expediente, publicada en dos entregas, se basa en unas pruebas entregadas por el supuesto diácono argentino Jorge Sonnante.

En las notas, los únicos documentos que se anexan para soportar la denuncia son una supuesta carta del IOR en la que se le notifica a Santos que tiene 390 millones de dólares en su cuenta, otro documento con unos números de cuenta y los nombres de los expresidentes y un papel escrito a mano con los nombres de los políticos y con la supuesta trama del Papa Francisco y Cristina Kirchner en el IOR.

 

Al analizar la primer carta, encontramos varias inconsistencias. Por un lado, el Vaticano en su comunicado indica que “los documentos presentados como prueba son falsos” y que el IOR podría emprender acciones legales. 

Pero no se trata simplemente de versiones encontradas. En la carta se encuentran otras inconsistencias. Primero, la firma que aparece no viene acompañada de un cargo.  

En un trino, Rugeles asegura que se trata de la firma de Jean-Baptiste de Franssu, quien es en efecto el presidente del IOR. Pero, al hacer zoom en la imagen, se observa que esta firma parece sobrepuesta en la carta, como si la hubieran recortado. El color del fondo de la firma no coincide con el blanco de la carta.

firma

Esteban Santos, hijo del expresidente, demostró en un trino que “cualquiera” podría crear un documento como este en Word.

 

En las redes sociales, usuarios como el economista Alberto Bernal evidenciaron otros problemas de la información citada por Rugeles. 

 

Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, le explicó a Colombiacheck que “una tasa del 9% anual en un banco europeo es imposible. En Europa la tasa de referencia está cercana al 0. Una tasa del 9% está fuera de cualquier mercado. La tasa a la que está el Banco Central Europeo, a partir de la que se construyen las tasas en euros, es muy cercana a 0, puede llegar al 1%. La inflación del euro es cercana al 2%”.

El idioma

Otra de las lagunas de este documento es que está escrito en español y no en italiano, el idioma oficial de la Ciudad del Vaticano. 

Precisamente, los errores del idioma son otra de las lagunas que tienen los documentos presentados como prueba. Esto es notable en particular en el documento, titulado “Prueba reina” que aparece en el segundo artículo publicado por Rugeles y que muestra supuestamente el último depósito de Santos en el Banco Vaticano.

El medio de comunicación italiano La Stampa, en su artículo “La gran estafa de las ‘cuentas secretas’ de los expresidentes en el ‘banco Vaticano’” evidencia varios de los errores en este documento. También ratifica que las comunicaciones de esta entidad todas son en italiano.

Según La Stampa: “en una de sus columnas el módulo pide el ‘numero banconote’ (es decir, el ‘número de los billetes’, en idioma italiano). Pero el autor del documento confunde ese apartado con el espacio donde colocar el número de cuenta que tendría a su nombre Santos en el instituto vaticano (001-3-16764). Un muy básico error de traducción. La Stampa agrega: “el supuesto depósito se repite hasta 12 veces”.

el expediente

 

Banconote

No todo en la nota es falso. Aunque no hay pruebas de que esa cuenta de Santos exista, Santos sí tuvo relación con la compañía que se menciona en El Expediente. En los dos artículos se hace referencia a que el saldo de 390 millones de dólares está asociado a Inc Global Tuition & Education Insurance Corporation. Esta firma, que sí apareció en la investigación de los Paradise Papers (una filtración de documentos de 2017), tuvo relación con Santos hasta 2001. 

En efecto, un informe de Connectas, organización que hace parte del consorcio periodístico que llevó a cabo la investigación de los Paradise Papers, explica que Santos fue “integrante de la junta directiva de Global Tuition entre el 12 de abril de 1999 y el 17 de mayo del 2001”. 

En 2017, el entonces presidente le contestó a la alianza periodística, que “me invitaron a ser parte de la junta de Global Global y participé hasta antes de asumir como Ministro de Hacienda en el gobierno de Andrés Pastrana”. A la pregunta de si fue o no accionista de Global Tuition, manifestó: “por ayudar como miembro de la junta me ofrecieron la posibilidad de adquirir una participación minoritaria, a la cual renuncié en 2000. Nunca invertí un solo peso y nunca fui socio de esa compañía. En dicha iniciativa también participaron algunos amigos conocidos colombianos y norteamericanos como Gabriel Silva, Morris Busby y Luis Guinot”.

El diácono Jorge Sonnante

La fuente principal de la denuncia de El Expediente es el diácono argentino Jorge Sonnante, quien aseguró haber presenciado las irregularidades en el IOR. Sonnante ha denunciado una operación denominada “Ruta del dinero K”, “un mecanismo de blanqueo de dinero producto de la corrupción en la que la expresidenta argentina Cristina Fernández fue pionera de la mano de su paisano el papa Jorge Mario Bergoglio”.

Pero la credibilidad de Sonnante y de sus denuncias ha sido puesta a prueba en más de una ocasión. En el periódico argentino Tribuna, donde se había publicado una carta de Sonnante con las denuncias, se publicaron, por parte del Defensor del Lector, los informes: Refutando la ruta del dinero K hacia el Vaticano y Seguimos destapando la mentira de la ruta del dinero K al Vaticano desmintiendo las informaciones dadas por Sonnante.

Por otra parte, hay varios indicios que muestran que Sonnante ha mentido sobre su rol en el Vaticano. Sonnante trinó un documento que, según él, comprobaba que había trabajado “en la Curia Romana” entre 2013 y 2015.

Pero ese documento también dejó varios interrogantes. Por ejemplo, el sello al final del comunicado dice “SECRETARIA DI STATO” y no el correcto “SEGRETERIA DI STATO” en italiano. 

Además, según reporta Tribuna, el documento “está firmado por una autoridad de una Congregación eclesiástica en este caso: João Braz de Aviz cardenal brasileño, actual Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. Y por Rodriguez Carballo arzobispo titular de Belcastro y secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, nombrado en 2013 por Bergoglio, con una salvedad, en el momento que se emite ese documento Abril de 2013 él aún no había asumido, lo hace un mes después”.

En Colombiacheck verificamos que, en efecto, la ordenación de Carballo se dio el 18 de mayo de 2013. 

Los cofres con dinero

Sonnante aseguró en Twitter que en el Vaticano vio cofres de la Cruz Roja con dinero, que era enviado por el gobierno de Cristina Fernández. Ese trino lo acompaña con una foto del supuesto dinero.

 

Sin embargo, la foto es un pantallazo de un video que ha circulado en redes para refererise a supuestos decomisos en diferentes países, como lo aclaró la propia Cruz Roja en un comunicado.

Incluso, en Colombia el periódico El Tiempo y el portal Pulzo publicaron aclaraciones sobre este video, que había sido difundido por el senador del Centro Democrático Daniel Cabrales con el mensaje “Denuncia de la comunidad, dineros de las Farc producto del narcotrafico en cajas De la Cruz Roja. Ojo rios de dineros de la coca”. (sic)

Asimismo, en Brasil se usó ese video para denunciar un dinero que supuestamente iba dirigido para la izquierda en las elecciones presidenciales. Y en otra nota se señala que el dinero es del Frente Nushra en Libia.

Cuando Sonnante fue recriminado en redes por el uso de esa imagen, aclaró en otro trino que la usó porque era similar a lo que él vio estando en el Vaticano.

Para finalizar, otra de las inconsistencias en la historia de Sonnante es su ordenación como Diácono Permanente. En un trino asegura que fue ordenando en Italia en 2015 (cuando ya supuestamente había sido sacado del Vaticano por no compartir las ideas del Papa) y lo acompaña con varias fotos. 

Pero una de esas fotos ha sido publicada en varias páginas de internet desde el 2009, como se evidencia al hacer búsqueda inversa en google.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 21 Octubre 2020

Contratos que ‘Santos le entregó a la Minga por la falsa paz’ son en realidad de apoyo a la Mesa Permanente de Concertación

Por Laura Rodríguez Salamanca

Una cuenta de Twitter sacó de contexto contratos que deben hacer todos los gobiernos para fortalecer mecanismos como la consulta previa. Esto con el objetivo de deslegitimar las movilizaciones sociales de los últimos días.

El usuario de Twitter @DenunciaJulio, con más de 6.000 seguidores, suele publicar contratos públicos fuera de contexto para generar confusión en la opinión pública sobre supuestos conflictos de interés entre actores involucrados en temas coyunturales. 

Hace unos días, por ejemplo, desmentimos una publicación en la que acusaba a algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, encargados en su momento del proceso contra el expresidente Uribe, de recibir “sobornos del gobierno Santos a través de sus familiares”. Pero la información resultó ser falsa porque varios de los contratos se celebraron años antes de que los magistrados ocuparan el cargo. 

Por estos días, la cuenta ha estado haciendo el mismo ejercicio de desinformación, pero sobre la Minga del Suroccidente, que llegó el pasado 18 de octubre a Bogotá. El 12 de octubre publicó un trino en el que sostenía: “La Organizacion Nacional Indígena de Colombia (ONIC), hace lloraton y bloqueo de vías cada vez que quiere, durante la [paz] Aunaron 34 Contratos por $24.530.857.165  (sic)”.  Y se adjuntaron como pruebas los pantallazos de tres contratos celebrados entre esta organización y el Ministerio del Interior. 

Trino falso minga indígena

Pese a que esta publicación por sí misma no tuvo mayor alcance [269 retweets y 19 trinos citados], el portal Oiga Noticias, al que hemos desmentido en varias oportunidades [1, 2 y 3], replicó la información en un artículo titulado ‘Revelan los multimillonarios contratos que le regaló Santos a la Minga Indígena’, en el que se agrega que los contratos son la razón por la que “a Santos no le bloqueaban el país”. 

Pantallazo noticia falsa Oiga Noticias

En la nota, que solo tiene dos párrafos y un trino, se asegura: “Resulta que a Santos no le bloqueaban el país porque recibieron 34 contratos de la falsa pa$ por $ 24.530.857.165”.

Esta versión de la desinformación, de acuerdo con la herramienta de monitoreo de redes sociales CrowdTangle, ha tenido 871 interacciones y ha sido compartido en grupos de Facebook como ‘Bogotá Uribista’, ‘Centro Democrático Bogotá’ y ‘Uribe Senado’.

Pero en Colombiacheck calificamos las aseveraciones del trino y del artículo como falsos. La razón: se valen de tipos de contratos que celebran periódicamente los gobiernos para fortalecer la Mesa Permanente de Concertación para desinformar y deslegitimar la Minga de Suroccidente. 

Primero, buscamos en el SECOP los tres contratos con los que se sustenta la desinformación [1, 2 y 3]. Todos eran contratos directos [celebrados por convenios interadministrativos, lo cual justifica legalmente que no se haya hecho a través de una licitación pública] entre la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, y el Ministerio del Interior. Todos habían sido firmados en el gobierno de Juan Manuel Santos. 

Sin embargo, en los mismos contratos se especifica, contrario a lo que dice la desinformación, que no están asociados al proceso paz. 

Contrato MinInterior y ONIC

Contrato MinInterior y ONIC 2

Contrato MinInterior y ONIC 3

En los detalles del primero de los contratos se dice que fue celebrado para “aunar esfuerzos con la Organización Nacional Indígena de Colombia, para fortalecer y desarrollar las competencias institucionales de la Mesa Permanente de Concertación, su Secretaria Operativa y los miembros indígenas de la misma, mediante procesos formativos, acompañamiento técnico, administración de recursos financieros y la adopción de procesos de planeación, vigilancia y control”.

En el segundo se describe el contrato para “aunar esfuerzos para garantizar el derecho fundamental a la consulta previa, libre e informada a través de la implementación de la Ruta Metodológica para la Consulta Previa de las Iniciativas Normativas para la Implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en el marco del mecanismo abreviado del Procedimiento Legislativo especial para la Paz, con los afiliados de la Organización Indígena Nacional de Colombia - ONIC”. 

En el tercero se dice que es para  “aunar esfuerzos entre la Dirección de Asuntos Indígenas, Rom y Minorías del Ministerio del Interior y la Organización Nacional Indígena de Colombia -ONIC, para el fortalecimiento de la Mesa Permanente de Concertación, mediante la implementación de las estrategias para garantizar la apropiación, el posicionamiento y el cumplimiento de los acuerdos y políticas públicas consultadas y concertadas en el marco de este escenario de diálogo en condiciones de igualdad con el Gobierno Nacional y la definición de acciones y estrategias conjuntas que le garanticen el cumplimiento de los mismos”. 

Entonces consultamos a Guillermo Rivera, abogado con especialización en Derecho Administrativo que se desempeñó como ministro y viceministro del Interior en el gobierno pasado, para pedirle datos sobre  los contratos. Nos explicó que ese tipo de convenios “tienen que ver con el apoyo a la mesa de concertación que es una figura permanente en el marco de un espacio de diálogo ininterrumpido entre gobierno e indígenas” y que “uno de los asuntos que se tramita en ella son las consultas previas”. 

A la pregunta de si todos los gobiernos destinan recursos para el fortalecimiento de este tipo de espacios, respondió: “claro. Esa mesa es esencial para las consultas previas y muchas obras y proyectos de ley requieren consultas previas”. 

Hay que señalar que la Mesa Permanente de Concertación fue creada a través del Decreto 1397 de 1996 para concertar entre los pueblos y organizaciones indígenas y el Estado, de acuerdo con la ONIC, “todas las decisiones administrativas y legislativas susceptibles de afectarlos, evaluar la ejecución de la política indígena del Estado, y hacerle seguimiento al cumplimiento de los acuerdos a que allí se lleguen”. Esta es resultado de los reclamos y la organización de los pueblos indígenas y se integra, además de los delegados del gobierno y de los indígenas, por veedores de la Organización Internacional del Trabajo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a la ConferenciaEpiscopal de Colombia.

De hecho, encontramos que, como ya nos había dicho el exministro, el gobierno de Santos no es el único que debía destinar recursos para contratos de fortalecimiento como estos. En el Plan Anual de Adquisiciones del Ministerio del Interior de 2019, ya en el gobierno Duque, se hace referencia a la planeación de adquisiciones por 2.000 millones de pesos para “Elaborar convenios que tienen por objeto Fortalecer y desarrollar las competencias institucionales de la Mesa Permanente de Concertación, su Secretaria Operativa y los miembros indígenas de la misma (...)”. 

Plan de Adquisiciones 2019 MinInterior

Además, encontramos varios contratos [1, 2, 3 y 4] que se han celebrado este año entre la ONIC y el Ministerio del Interior con el mismo objetivo de “fortalecer las competencias de la Mesa Permanente de Concertación con los Pueblos y Organizaciones Indígenas”. Aquí, un ejemplo.

Ejemplo contrato ONIC MinInterior Gobierno de Duque

Así mismo, hay que señalar otro de los errores del trino sujeto a verificación y del artículo que lo replicó: la minga no es una institución, sino que, como escribimos en un artículo reciente es un “trabajo y sentir comunitario para resolver un problema”; la ONIC no es la organización que la convocó y no solo los indígenas participaron de la movilización. 

Aunque la Minga del Suroccidente cuenta con el apoyo del la Organización Nacional de Indígenas de Colombia, no toda la organización, que según su página web está conformada a su vez por 50 organizaciones zonales y regionales, participa de la Minga, sino que fue convocada por “el Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC, el Consejo Regional indígena de Caldas CRIDEC y el Consejo Regional Indígena del Huila CRIHU” y contó con la participación de integrantes de “Fensuagro, Marcha Patriótica, la Comisión Nacional Agraria CNA, CIMA, Ciudad en movimiento, ACON, CUT Cauca y Valle y ASONAL Judicial”.

De hecho, encontramos varios videos en donde se evidencia, por ejemplo, la participación de organizaciones como Congreso de los Pueblos, el Coordinador Nacional Agrario y el Proceso de Comunidades Negras y el Proceso Campesino y Popular de La Vega, Cauca. 

Finalmente, hay que señalar que no es cierto, como se dice en la desinformación, que no se hayan realizado movilizaciones indígenas en el gobierno de Santos. Como escribimos en un artículo reciente: “El 26 de noviembre de 2015, alrededor de 2.000 miembros de distintos cabildos del departamento del Cauca, liderados por el CRIC, se desplazaron hacia Bogotá en el marco de una movilización que llamaron ‘Minga por la Defensa de la Vida, el Derecho a la Protesta Social y la Jurisdicción Especial Indígena’. 

Así como “el 11 de noviembre de 2018, cerca de 500 miembros de comunidades indígenas de Riosucio y Carmen del Darién, Chocó, se movilizaron desde sus territorios hasta Bogotá, en una minga que tuvo como objetivo reclamar atención por la incursión de grupos armados en esta región del país. En ese momento también pretendieron reunirse con el Presidente de la República (Juan Manuel Santos) pero no se dio el encuentro”. 

De hecho, encontramos registros de varios bloqueos a la vía Panamericana durante el gobierno de Santos. Entre estos se cuentan, por ejemplo, un cierre de siete días durante 2017 que hicieron indígenas del Cauca entre el municipio de Mondomo y Popayán, y otro de 17 días durante como apoyo al Paro Nacional Agrario

Con esta información, calificamos como falsos tanto el trino de @DenunciaJulio como el artículo del portal Oiga Noticias en los que se difunde que el gobierno Santos le dio millonarios contratos a la ‘Minga’ y por esa razón los indígenas no ‘le bloqueaban el país’. Por una parte, los contratos que se usan como evidencia para sostener esto son convenios que realizan todos los gobiernos con la Organización Nacional Indígena para fortalecer la Mesa Permanente de Concertación y que, por supuesto, también ha firmado el gobierno de Duque. Y por la otra parte, todas las organizaciones que conforman la ONIC no fueron las que convocaron la reciente movilización.